Grasa y diabetes

 La grasa podría ayudar a resolver parte del problema de la diabetes
Crédito imagen: Dreamdesigns (Freedigitalphotos.net)
La grasa podría ayudar a resolver parte del problema de la diabetes.

El páncreas es un órgano que se envuelve alrededor de del intestino y produce la cantidad exacta de insulina que el cuerpo necesita cuando comemos – excepto cuando empezamos a desarrollar diabetes, y la producción de insulina disminuye.

Ahora, un equipo de científicos ha descrito la forma en que un sistema de reciclado de la grasa dentro de las células beta pancreáticas determina la cantidad de insulina que segregan, y por lo tanto puede proporcionar un objetivo para futuras terapias contra la diabetes.

Un sistema de reciclado de la grasa dentro de las células beta pancreáticas puede proporcionar un objetivo para futuras terapias contra la diabetes.

Una pequeña estructura dentro de la célula beta, conocida como lisosoma, se comporta como una unidad de reciclaje intracelular. Su función es descomponer las grasas y las proteínas no deseadas, de tal manera que puedan ser reutilizadas.

La estudiante de doctorado Gemma Pearson y el profesor Trevor Biden del Instituto Garvan de Investigación Médica de Sydney mostraron que cuando impidieron que los lisosomas descompusieran la grasa, las células beta secretaron más insulina.

Si bien esta es una etapa muy temprana, el descubrimiento es prometedor, y alienta a la comunidad científica a considerar las terapias contra la diabetes a través de una lente de grasa.

“Hay muchas maneras diferentes en que las grasas se pueden utilizar dentro de la célula beta – de manera que si uno no permite que se reciclen, se fuerza a que sean utilizadas de una manera distinta”, dijo Pearson, cuyo doctorado analiza el perfil de lípidos de las células beta.

“Las moléculas de grasa no son gotas inertes como uno podría pensar – se pueden unir a las proteínas y activarlas, provocando una serie de acontecimientos posteriores”.

“Lo bueno de esta vía en particular es que sólo la estimula la glucosa. Eso limita que la célula beta produzca un exceso de insulina sólo para hacer frente a los alimentos, en lugar de todo el tiempo.

El exceso de insulina en circulación en la sangre, o hiperinsulinemia, puede ser muy perjudicial para la salud en muchos aspectos”.

“Si en el futuro se desarrollara un fármaco para bloquear la degradación de la grasa en el lisosoma, tendría que ajustarse para que únicamente afecte a las células beta”, concluye la investigadora.


Menos grasa en la superficie pero más grasa en el interior | VCN
Menos grasa en la superficie pero más grasa en el interior ... –paradójicamente– el riesgo de enfermedad cardiovascular y de diabetes tipo 2.




Los desvelos ,la diabetes y la obesidad | VCN
Los desvelos pueden ser el detonante para la diabetes y la obesidad . ... hormona que regula el apetito y las reservas de grasa del cuerpo.




Combustion espontanea humana | VCN
Incluso envuelto en grasa mojada en alcohol, no ardía. ... una dieta alta en grasas y baja en carbohidratos, diabetes e incluso la salida de los ...

Publicado por : http://cienciaaldia.com/
Creative Commons.