Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Eres sincero porque te daría vergüenza que te pillaran mintiendo

Eres sincero porque te daría vergüenza que te pillaran mintiendoHace algún tiempo tratamos de cómo el ser humano es, en general, más honesto de lo que solemos creer.

Tenemos una tendencia que nos lleva a decir la verdad, incluso en situaciones en las que mentir nos podría proporcionar posibles beneficios económicos.

Pero, ¿por qué?

¿Qué es lo que nos empuja a ser sinceros?

Intentando responder a esa pregunta, la Universidad Autónoma de Madrid (España) y la Universidad de Quebec (Canadá), han llevado a cabo un experimento en el que participaron 258 voluntarios divididos en dos grupos aleatorios.

El primer grupo asumía el rol de mensajero, mientras que el otro ejercía de receptor de los mensajes.

Los mensajeros tenían delante una pantalla de ordenador en la que podía aparecer, de forma aleatoria, bien un círculo verde o bien un círculo azul.
Una vez vista la imagen, tenían que enviar un mensaje al receptor indicando qué círculo había aparecido (el verde o el azul) con total libertad para decir la verdad o para mentir, ya que el receptor no podía ver la pantalla del ordenador.

Pero, además, tanto los mensajeros como los receptores recibían un pago en metálico por cada mensaje emitido: el receptor siempre recibía 10 euros, mientras que el mensajero recibía 15 si enviaba el mensaje “verde” y 14 si enviaba “azul” (independientemente de lo que hubiera salido en el ordenador). Esto planteaba el dilema de mentir o no para ganar más dinero.

Hay que tener en cuenta que aunque la ganancia económica por cada mensaje fuese escasa, al finalizar el ejercicio la diferencia podía ser significativa.


Pues bien, el resultado fue que el 40% de los participantes decían siempre la verdad, aunque les supusiera un coste.

Al preguntarles por el motivo de su sinceridad, la respuesta fue unánime: mentir les producía culpa y vergüenza, aun cuando sabían que era imposible que el receptor detectara la mentira, y que por lo tanto nunca recibirían ningún castigo por ello (más bien al contrario).

Es lo que se conoce como aversión pura a la mentira. Estos resultados contradicen la teoría comúnmente extendida de que lo que realmente nos motiva es nuestro propio beneficio material, de forma que decimos la verdad o mentimos según nos convenga.

Además, los investigadores analizaron las expectativas de la gente según su tendencia a ser más o menos sincera, encontrando una correlación entre ser honesto y esperar que los demás también lo sean.

Por su parte, los que más mentían pensaban que los demás serían también poco fiables.

Cree el ladrón…

Ah, y otro dato cuando menos curioso.

Al poner en relación la sinceridad con otros factores como el sexo, las preferencias políticas o las creencias religiosas, no se encontró relación alguna.

Donde sí había una relación fue en los estudios: los licenciados en económicas y en empresariales mentían más.

Dejo que cada cual saque sus propias conclusiones.

Las vacas y sus extraños comportamientos | VCN

... ¿Tiene estrés? ¿Lo hace de forma voluntaria? No se sabe pero lo cierto es que ya ha habido varios casos de suicidios en masa de las vacas.


Ricitos de oro, tres osos y la termodinámica | VCN

... Ya sólo restaba el platito del osito pandita hijo de sabe quién. ¡Ajá! Éste sí que estaba a la temperatura adecuada. Se lo zampó en menos que ...


¿Líneas de Nazca ,Quiénes, cuándo y cómo? | VCN

... Sus constructores habrían sido los miembros de la cultura precolombina llamados Nazcas, sobre quienes muy poco se sabe, aunque iniciada ...

Publicado por : http://www.elefectogalatea.com/
Creative Commons. Gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.