Nanopartícula podría llevar a una gran revolución

nanopartícula podría llevar a una revolución en la fabricación
Crédito : Queen Mary University of London
Una nanopartícula con forma de bola con puntas, con propiedades magnéticas, ha sido descubierta en un nuevo método de síntesis de nanotubos de carbono por físicos de las universidades Queen Mary de Londres y de Kent.

La imagen muestra una micrografía electrónica de barrido de una nanopartícula de erizo, compuesta por varios nanotubos de carbono que parten de una partícula central.

Podrían tener potencial en aplicaciones tales como baterías, imanes permanentes o partículas para la terapia del cáncer.

Los nanotubos de carbono son moléculas cilíndricas huecas, que se pueden manipular para darles propiedades útiles.

El descubrimiento de las nanopartículas se produjo de forma accidental sobre las superficies rugosas de un reactor diseñado para el crecimiento de nanotubos de carbono.

Sus descubridores han descrito a las nanopartículas como erizos de mar, debido a su característico aspecto espinoso.

Consisten en nanotubos de la misma longitud, llenos de hierro, que apuntan hacia afuera en todas las direcciones desde una partícula central.

La presencia de hierro y la forma inusual de las nanopartículas podría tener potencial en una serie de aplicaciones, tales como baterías que se pueden recargar a partir de calor residual, imanes permanentes hechos con una mezcla de dichas partículas con polímeros, o como partículas que utilizan calor para destruir células cancerosas.

Los investigadores encontraron que las superficies rugosas del reactor estaban cubiertas de un polvo grueso de las nuevas nanopartículas, y que la rugosidad intencional de las superficies producen grandes cantidades de las nanopartículas “erizo de mar”.

“La conclusión sorprendente es que las nanopartículas de erizo de mar crecen en vapor mediante un mecanismo que es similar a la formación de copos de nieve.

Al igual que la humedad del aire que fluye sobre una cordillera produce turbulencia que se traduce en caída de nieve, la superficie rugosa interrumpe el flujo para producir nanopartículas simétricas y ordenadas a partir de condiciones caóticas”, dice el Dr. Mark Baxendale de la Escuela de Física y Astronomía de Queen Mary.

En el análisis, los investigadores encontraron que una pequeña fracción del hierro en el interior de los nanotubos de carbono era de un tipo particular, que por lo general sólo se encuentra en condiciones de alta temperatura y presión.

El Dr. Baxendale concluye diciendo que se sorprendieron al ver ese tipo tan raro de hierro en el interior de los nanotubos, y que aunque no saben mucho acerca de su comportamiento, se puede observar que la presencia de esa pequeña fracción de hierro influye mucho en las propiedades magnéticas de las nanopartículas”.

Las islas de plástico flotante | VCN

... Es como cuando tiras por ejemplo la envoltura de un caramelo a la calle. La lluvia lo lleva a las alcantarillas y las alcantarillas a cualquier ...


De los placeres y simplicidades de la vida | VCN

... -Oír desde la comodidad de mi cama el sonido de la lluvia en la calle, y a la vez sentir en la cara y en los pulmones la brisa fresca que la ha ...


El caso del rascacielos que provocaba incendios a su alrededor | VCN

... Más de un incauto ha aparcado el coche en la calle para comprobar después de una hora que los neumáticos se han pinchado y derretido.

Publicado por Cienciaaldia
Creative Commons.