Habitabilidad futura de la Tierra


Habitabilidad futura de la TierraNada es para siempre, ni siquiera el propio Universo.

Todo es perecedero.

Parafraseando a Woody Allen podemos decir que todos nosotros vamos dando vueltas en busca del sentido de nuestras vidas y en el camino encontramos sueños y ambiciones, éxito y fracaso, amor y desamor…

Vamos chocando unos contra otros y hacemos daño a los demás y a nosotros mismos, cometemos errores y a veces conseguimos una pizca de sabiduría.

Estiman que la Tierra será habitable al menos durante otros 1750 millones de años. 

Pero al final, dentro de cien años, nosotros y los que nos rodean ya no estaremos aquí y todas esas ambiciones o lo que una vez fue trascendente ya no significarán nada.

Mientras tanto conseguiremos alimentar el caos cotidiano entre nuestra familia y amigos y, como colectividad, organizaremos guerras y cosas peores.

Al final conseguiremos extinguir a todos los rinocerontes por culpa de unos chinos impotentes de cultura nula que creen en la magia.

También nos llevaremos por delante a muchas otras especies hasta que induzcamos la sexta gran extinción masiva.

Cambiaremos el clima, destruiremos todas las selvas y arrecifes, derretiremos los hielos polares provocando la subida del nivel del mar, seguiremos contaminado nuestro la tierra, los ríos, los océanos y la atmósfera.

Además seguiremos reproduciéndonos como conejos.

Al final la especie humana también se extinguirá y desapareceremos por fin de este planeta.

Al cabo de unos pocos millones de años nuestras huellas sobre el planeta también habrán desaparecido, ya no habrá contaminación y el clima se habrá estabilizado.

Los continentes seguirán estando a la deriva y la erosión continuará.

Desaparecerán las montañas que conocemos y surgirán nuevas que ya nadie se molestará en escalar como reto definitivo que dé significado a algunas vidas.

Habrán quedado unas cuantas especies que se encontrarán con un planeta entero para ellas solas. Así que estas nuevas especies podrán evolucionar y en unas pocas decenas de millones de años la biodiversidad terrestre se habrá restablecido.

En esta nueva partida la evolución quizás tenga la oportunidad de dar con una especie verdaderamente inteligente que encuentre los fósiles de nuestros cuerpos y tecnología.

La pregunta es de cuánto tiempo se dispondrá para poder crear otra especie inteligente. O lo que es lo mismo, ¿durante cuanto tiempo se mantendrán las condiciones de habitabilidad en la Tierra?

Según un estudio reciente habrá unos mínimos 1750 millones de años más.

El estudio ha sido realizado por astrobiólogos de la Universidad de East Anglia liderados por Andrew Rushby y se basa en la evolución futura del Sol y en las condiciones a las que el agua puede permanecer en estado líquido.

Además también han usado algunos ejemplos de exoplanetas como objetos de su estudio.
La zona habitable depende de las características del planeta y de su estrella.

Aunque el planeta no cambie sí lo hará la estrella, por lo que las zonas habitables no son estáticas.

Así por ejemplo, una estrella como el Sol se hará cada día más caliente hasta que la Tierra salga de la zona habitable y la temperatura sea demasiado alta como para sustentar la vida.

Toda el agua se evaporará y la vida no será posible a partir de ese momento.

Estos investigadores usaron un modelo de evolución estelar que aplicaron al Sol y descubrieron que la Tierra dejará de ser habitable en 1750-3250 millones de años.

Es una horquilla muy amplia, pero al menos nos da una cota inferior.

Según afirman los investigadores implicados las condiciones para la vida compleja habrán desaparecido antes de esa fecha. La última vida será microbiana.

Para hacernos una idea de la escala temporal recordemos que se estima que la vida apareció aquí hace unos 3000 millones de años.

La vida compleja lo hizo hace unos 550 millones de años.

Los dinosaurios aparecieron hace unos 300 millones de años, las plantas con flores hace 130 millones de años y los humanos anatómicamente modernos hace 200.000 años.

El tiempo que un planeta se mantiene habitable es importante porque nos dice el potencial de la evolución para crear vida compleja.

Si el patrón que se dio en la Tierra se da en otros lugares con estrellas de vida más corta entonces es muy posible que no surja la vida compleja o una civilización avanzada.

Hay un factor contingente en todo esto, pues, la vida inteligente pudo haber surgido antes sobre la Tierra, pero de todos modos una vida compleja como la humana no puede surgir al poco de darse la aparición de la vida por primera vez.

El problema de siempre es que sólo tenemos un ejemplo de vida.

Estos científicos creen que en otros planetas se puede haber dado un patrón similar y que se haya necesitado el 75% del tiempo en el que un planeta es habitable para que aparezca la vida inteligente.

Estudiando otros casos, como los exoplanetas conocidos, llegan a la conclusión de que las estrellas de baja masa mantienen las condiciones para la vida durante más tiempo.

Así por ejemplo, para Kepler 22b estiman una habitabilidad de entre 4300 y 6100 millones de años.

Pero es más sorprendente el caso de Gliese 581d, que mantiene la habitabilidad durante 42.400 o 54.700 millones de años.

Es decir, este planeta podrá ser habitable durante un tiempo que es 10 veces la edad actual de nuestro sistema solar.

Si la vida ha aparecido en ese planeta, ¿qué formas vivas podrán evolucionar en un lapso de tiempo tan grande?

En un acción de gran hiperoptimismo estos investigadores sugieren que los humanos no emigren a otros exoplanetas una vez las condiciones para la vida en la Tierra sean difíciles, principalmente debido a las grandes distancias implicadas, sino que lo hagamos a Marte.

Creen que allí la vida se podrá perpetuar hasta que el Sol se convierta en gigante roja, algo que sucederá en unos 6000 millones de años.

Estos científicos sugieren que la búsqueda de vida se centre en planetas que hayan ocupado la zona habitable tanto tiempo como la Tierra o más, como el exoplaneta HD40307g, que se encuentra 42 años luz de la Tierra.

Obviamente el factor que estos investigadores han pasado por alto son las condiciones de la propia Tierra para mantener la vida, independientes de la cantidad de energía que recibe del Sol.

Sin incluir en el cálculo la dinámica atmosférica esta estimación no es fiable.

Puestos a especular se puede diseñar un planeta habitable en la posición actual de Venus o un planeta muerto en el lugar ocupado por la Tierra.

Además, la capacidad de mantener un campo magnético y una tectónica son factores importantes.

La cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera es otro factor, pues es necesario para la fotosíntesis.

Sin la protección del campo magnético terrestre el viento solar erosionaría la atmósfera terrestre y disociaría las moléculas de agua.

Sin tectónica algunos ciclos geológicos se paran y no se reciclan ciertos elementos como el carbono.

Es de suponer que estos límites geológicos sean menos restrictivos en la supertierras, pues su mayor tamaño permite mantener durante más tiempo su interior caliente y, por tanto, tener campo magnético y tectónica.

 Así que habrá oportunidades para que la vida se siga perpetuando, pues esta siempre quiere seguir existiendo.

Si al final desaparece, todo habrá sido una historia llena de estruendo y furia, que nada significa.

Quizás la vida pueda alcanzar formas impensables en planetas que mantengan las condiciones de habitabilidad durante 50.000 millones de años, una vez que sólo quede Lactómeda en el horizonte observacional y el resto del Universo se haya escapado.

Pero nosotros no lo veremos...

¿Por cuanto puede La Tierra albergar vida? 


Copyleft:  http://neofronteras.com/?p=4203