Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

¿Dinosaurios alimentados con leche?

¿Dinosaurios alimentados con leche? ¿Podían los grandes dinosaurios alimentar sus crías con leche?

Profesor australiano cree que usaban el mismo sistema que las palomas, pingüinos emperador y flamencos

Podrían estos pollitos de Hadrosaurio haber sido alimentados con "leche"? (Fmpgoh - Flickr)

LGE/El profesor australiano Paul Else sostiene que seguramente los Tiranosaurius Rex alimentaban con leche a sus crías, de una manera similar que las palomas, los pingüinos emperador y los flamencos.

“Estarían implicadas las secreciones del tracto digestivo superior, que producen una sustancia similar a la leche”, dice Paul Else de la Universidad de Wollongong.

“Estas glándulas se encuentran en el esófago y dado que las aves y los dinosaurios tienen mucho en común propuse que algunos dinosaurios probablemente utilizaron esta estrategia de alimentación".

La mayor ventaja, según dice Else, es que esta leche alimenticia pudo contener aditivos, tales como anticuerpos, antioxidantes y la hormona del crecimiento.

“Todos estos son ejemplos de aditivos que se encuentran en la leche de las palomas que permiten a sus crías crecer a tasas fenomenales", dijo el profesor, añadiendo que su teoría podría ayudar a explicar cómo los dinosaurios crecieron tan rápidamente.

Él cree que en el caso de los Hadrosaurios, por ejemplo, en vez de alimentar a sus crías regurgitando, era utilizado este sistema de las secreciones glandulares.


Desde hace 15 años el profesor Else intenta aclarar este tema. Para corroborar esto deberá examinar tejidos blandos que no se conservan como fósiles.

"A pesar de que trabajo en el nivel molecular, soy básicamente un fisiólogo comparativo y una cosa que siempre me llamó la atención entre los casos no resueltos es acerca de cómo un padre dinosaurio de varias toneladas podría alimentar a un joven de tan sólo unos pocos kilogramos.

Parecía obvio, una forma de lactancia, similar a la presente en las aves”.

El profesor publicó su análisis en el último número de The Journal of Experimental Biology.

Gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita. Creative Commons.