Comida chatarra en el embarazo crea adicción en los bebés

Comida chatarra en el embarazo crea adicción en los bebés

La adicción de un niño a la comida basura, una de las causas principales de obesidad en la infancia, puede comenzar en el útero materno, según un estudio publicado por el British Journal of Nutrition.

Los hábitos nutricionales de los pequeños pueden estar condicionados por lo que comieron sus madres durante el embarazo, señala el estudio, según el cual las madres que comen ese tipo de alimentos malsanos mientras dan pecho pueden influir negativamente en el peso de sus hijos.

Según Stephanie Bayol, del Royal Veterinary College londinense, que ha dirigido el estudio, "consumir grandes cantidades de comida basura durante el embarazo o la lactancia puede afectar al control normal del apetito y fomentar una afición excesiva a ese tipo de comida en los hijos".

Un estudio científico evidenció que los niños que nacen de madres adictas a una dieta dominada por la comida chatarra tienden a comer más grasa y azúcar para obtener la misma buena sensación, y los alienta a comer en exceso, informó hoy la Universidad de Adelaide.

De acuerdo al informe, al comer desequilibradamente, una persona puede generar su propia adicción y la de su bebé con consecuencias para la salud.

En muestras de laboratorio, los investigadores evidenciaron que la dieta chatarra de las madres durante el embarazo y la lactancia desensibiliza el sistema de recompensas normal en el cuerpo, y para “sentirse bien”, exigen más alimentos.

"Las madres que comen una gran cantidad de comida chatarra durante el embarazo crean en sus hijos la adicción”, dice la Dra. Beverly Mühlhäusler, del Centro de Investigación FoodPLUS de la Universidad de Adelaide.

Según la doctora, quien lidera el estudio, el cuerpo humano genera la producción de opioides como una respuesta de recompensa, incluso ante la ingesta de grasa y azúcar. Estos opiáceos, con la hormona dopamina, estimulan la producción del "sentirse bien".

En las muestras que se realizaron en los bebés, Mühlhäusler, destaca que “hemos encontrado que la vía de señalización del opioide (el circuito de recompensa) en estos hijos fue menos sensible que aquellos cuyas madres estaban comiendo una dieta estándar”.

De la misma manera que una persona adicta a las drogas opioides tiende a consumir más de la droga a través del tiempo para lograr los resultados del inicio, las madres alimentadas con la dieta chatarra producen exceso de sus propios opioides.

Como resultado, a los bebés, se les produce la necesidad de consumir más alimentos ricos en grasa y azúcar, para obtener la misma sensación de placer, dice la Dra. Mühlhäusler, del Centro de Investigación FoodPLUS de la Universidad de Adelaide.

Las consecuencias que predice la especialista son predisposiciones a largo plazo, para los pequeños, y si no se evitan a tiempo, ellos permanecerán con “la preferencia para estos alimentos, que a la larga tienen efectos negativos sobre su salud", dice la Dra. Mühlhäusler.


La gran importancia de una buena dieta materna

El equipo dirigido por la doctora Bayol descubrió que las ratas a las que se administró una dieta rica en patatas fritas y otros alimentos ricos en grasa, sal y azúcar durante esas fases parieron crías que abusaban igualmente de los alimentos malsanos.

Las ratas expuestas en el cuerpo de sus madres a ese tipo de comida nacieron con un peso inferior a la media, pero al cabo de 10 semanas después del destete, su masa corporal era un 32% superior a la normal en el caso de las hembras y de un 22%, en el de los machos.

Sue Macdonald, del Colegio Real de Comadronas, ha declarado al diario The Times que muchas madres embarazadas ignoran lo que constituye una dieta sana, pero ha añadido que es un mito el que las mujeres coman automáticamente por dos cuando están embarazadas pues hay también muchas que tienen miedo justamente a engordar durante esa fase.

Adam Balen, profesor de medicina reproductiva en los hospitales de Leeds (Inglaterra), ha explicado al mismo periódico que el estudio refuerza el mensaje sobre la importancia de la dieta materna durante el embarazo para la salud futura de su descendencia.

ARTÍCULOS INTERESANTES:

Nazis , armas y Estrellas de la muerte | VCN

... En una extensión enclavada en los bosques sobre las colinas, un contingente de 150 ingenieros y físicos desarrolló y evaluó toda tipo de ...



Las Guerras Médicas ...Historia de XVII | VCN

... Pero el enemigo era imponente con un contingente de más de tres mil hombres y una inmensa flota. Las polis griegas debían unirse contra los ...



Los vikingos no llevaban cuernos en sus cascos | VCN

... El constante aumento de los contingentes humanos de los invasores iba reduciendo la extraordinaria movilidad que había logrado los éxitos ...

Comida chatarra y depresión
Comida chatarra y los endeconabinoides