Aullido de los lobos , reflejo de interacción social

Aullido de los lobos , reflejo de interacción social
Crédito: Mazzini et al.
Muy poco se sabe acerca del significado de los aullidos de los lobos o qué información contienen.

Sabemos que aúllan en las lunas llenas y que eso debe ser algo importante, pero no sabemos por qué.

Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo por el Centro de Ciencias de los Lobos, en la Universidad de Viena,  podría haber encontrado algo interesante.

Los investigadores, tras algunos experimentos en que separaban a los lobos unos de otros por alrededor de 45 minutos, encontraron que los lobos aullaban con más frecuencia hacia miembros de la jauría con los que pasaban más tiempo.

Es decir, la fuerza de la relación entre lobos predecía cuántas veces iba a aullar uno de ellos. Como si aullaran por extrañamiento.

El aullido de los lobos puede ser un reflejo de interacción social.

Cuando un miembro de una manada de lobos deja el grupo, el aullido de los que se quedan no es un reflejo de estrés, sino de la calidad de sus relaciones.

Así lo dice un equipo de investigadores sobre la base de un estudio de nueve lobos, que forman parte de dos manadas que habitan en el Centro Científico para el estudio de los Lobos de Austria.

Cuando un miembro de una manada de lobos deja el grupo, el aullido de los que se quedan no es un reflejo de estrés, sino de la calidad de sus relaciones.

Los hallazgos arrojan luz sobre el grado en que la producción vocal de los animales se puede considerar como voluntaria, dicen los investigadores.

Friederike Range, del Instituto de Investigación Messerli, de la Universidad de Medicina Veterinaria de Viena, dice que los hallazgos sugieren que la relación social de los lobos puede explicar mejor la variación que se observa en los aullidos, que el estado emocional del lobo.

 “Esto sugiere que los lobos, en cierta medida, pueden utilizar sus vocalizaciones de una manera flexible”.

Los científicos saben muy poco acerca de por qué los animales producen sonidos. ¿Son respuestas emocionales incontrolables?

¿O es qué los animales tienen la capacidad de cambiar las vocalizaciones en base a su propia comprensión del contexto social?

En el Centro de estudios de los lobos, los manipuladores humanos suelen sacar a caminar individualmente a los lobos, tomados de una correa. En esas ocasiones, los demás lobos de la manada siempre aúllan.

Para entender mejor por qué, Range y sus colegas midieron los niveles de la hormona del estrés de los lobos. También recogieron información sobre el estatus del los lobos en la manada, y de sus compañeros preferidos.

Cuando sacaron a caminar individualmente a los lobos por bastante tiempo, registraron las reacciones de cada uno de sus compañeros.

Estas observaciones muestran que los lobos aúllan más cuando un lobo que tienen una mejor relación con los demás deja el grupo, y cuando el individuo tiene un rango social alto. La cantidad de aullidos no se relaciona con niveles más altos de la hormona cortisol del estrés.

“Nuestros datos sugieren que los aullidos no son una respuesta simple al estrés producto de la separación de los compañeros más cercanos, sino que los utilizan de manera más flexible para mantener el contacto, y tal vez para ayudar a reunirse con los aliados”, dice Range.

En las investigaciones que realizaron cayeron en cuenta de que el índice de aullidos estaba directamente relacionado con cuánta “calidad de tiempo” el aullador y el lobo removido habían pasado juntos.

El índice de aullidos también estaba relacionado con el estatus de cada lobo dentro de la jauría; los índices de aullido de la jauría eran mayores cuando animales más dominantes dejaban al grupo.

Así, la extraña melancolía que se traspasa en los aullidos de los lobos ha demostrado ser real y genuina.

Los lobos aúllan más cuando se les separa de alguien querido.

Gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.
 Fuente Ciencia al Día Creative Commons.