Un paso más hacia el reemplazo de los dientes biológicos

Un paso más hacia el reemplazo de los dientes biológicos
 Freedigitalphotos.net
Un paso más hacia el reemplazo de los dientes biológicos.

Los científicos han desarrollado un nuevo método para reemplazar los dientes perdidos, con un material producto de la biotecnología que se genera a partir de las células de la encía de la misma persona.

Los investigadores han logrado que las células epiteliales derivadas de tejido adulto humano de la encía puedan responder de una forma adecuada a las señales inductoras de formación de dientes.

El reto ahora es identificar una manera de cultivar células mesenquimales humanas adultas para inducir la formación de dientes, con lo que los biodientes humanos se harían una realidad.

Los métodos actuales en los que se implanta todo el diente, no producen una estructura natural de raíz, y como consecuencia de la fricción que se produce al comer y por otros movimientos de la mandíbula, se puede producir la pérdida de hueso alrededor del implante.

La investigación, cuyo objetivo es producir dientes por bioingeniería – biodientes – se ha centrado en gran medida en la generación de dientes inmaduros (primordios dentales) que imitan los embrionarios y se pueden trasplantar como “gránulos” celulares en la mandíbula adulta para desarrollarse en dientes funcionales.

Sorprendentemente, a pesar de los entornos muy diferentes, los primordios dentales embrionarios se pueden desarrollar normalmente en la boca de un adulto, y por tanto, si se logran identificar células adecuadas que se puedan combinar de tal manera que produzcan un diente inmaduro, existe una posibilidad real de que los biodientes se conviertan en una realidad clínica.

Los estudios posteriores se han centrado en gran medida en el uso de células embrionarias, y aunque está claro que las células embrionarias de primordios dentales fácilmente pueden formar dientes inmaduros tras la disociación en poblaciones celulares individuales, y la subsiguiente recombinación, esas fuentes celulares no son prácticas en la terapia general.

El profesor Paul Sharpe, experto en el desarrollo craneofacial y biología de células madre dijo que “lo que se necesita es la identificación de fuentes adultas de células epiteliales y mesenquimales que se puedan obtener en cantidades suficientes para que la formación de biodientes sea una alternativa viable para los implantes dentales”.

En este nuevo trabajo, los investigadores aislaron tejido adulto humano de la encía de pacientes del Instituto Dental del King College de Londres, y luego las cultivaron en el laboratorio.

A continuación las combinaron con células de ratón capaces de formar dientes. Mediante el trasplante de esta combinación de células en ratones, los investigadores lograron hacer crecer dientes híbridos humano/ratón que contienen dentina y esmalte, así como raíces viables.

El Prof. Sharpe dijo que las células epiteliales derivadas de tejido adulto humano de la encía pueden responder de una forma adecuada a las señales inductoras de formación de dientes dadas por los dientes embrionarios para contribuir a la corona del diente y la formación de raíces, y dan lugar a los tipos de células diferenciadas, tras el cultivo in vitro.

Esas células epiteliales son de fácil acceso, y por tanto un instrumento eficaz en la consideración de la formación de biodientes humanos.

Ahora, el principal reto consiste en identificar una manera de cultivar células mesenquimales humanas adultas para inducir la formación de dientes, ya que por el momento sólo se puede lograr a partir de células mesenquimales embrionarias.

¿Cómo suena una bacteria cuando se mueve ? | VCN

 ... Si en ese punto hay partículas y éstas pueden sufrir un momento dipolar inducido por la luz que hace que se quedan atrapadas por el campo ...


¿Quién es tu prójimo? | VCN

... Por Erin Gieschen La parábola del Buen Samaritano es muy conocida. Sin embargo, hay más en el mensaje de lo que solemos pensar.


Hay olas gigantes que no son tsunamis | VCN

... Hay olas gigantes que no son tsunamis El tsunami meteorológico que marcó un hito se registró en Mar del Plata, en marzo de 1970, con una ...

Fuente: http://cienciaaldia.com/
Saludos a todos y gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.
 Web CC : Creative Commons.