Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Sincronía Social en los seres humanos

Sincronía Social
Imagen: California Institute of Technology.
Sincronía Social: los seres humanos nos sincronizamos.

Los seres humanos tienden a sincronizar sus movimientos espontáneamente.

Por ejemplo, los pasos de dos amigos que caminan juntos se suelen sincronizar, a pesar de que ninguno de los dos esté consciente de ello.

Del mismo modo, de forma natural, los aplausos entran en sincronía. Aunque este tipo de movimiento sincrónico ya se ha observado ampliamente, su mecanismo neurológico y su papel en las interacciones sociales siguen siendo oscuro.

El estudio sugiere que nuestra capacidad de sincronizar los movimientos del cuerpo es un indicador medible de la interacción social.

En un nuevo estudio, liderado por neurocientíficos cognitivos del Instituto de Tecnología de California (Caltech), los investigadores encontraron que los movimientos de sincronización entre dos participantes aumenta después de una breve sesión de capacitación cooperativa, lo que sugiere que nuestra capacidad de sincronizar los movimientos del cuerpo es un indicador medible de la interacción social.

“Nuestros hallazgos pueden proporcionar una herramienta poderosa para la identificación de las bases neuronales, tanto de las interacciones sociales normales, como de las interacciones sociales deterioradas, tales como las que se observan a menudo, asociadas con el autismo”, dijo Shinsuke Shimojo, profesor de Psicología Experimental en Caltech y autor principal del estudio.

Para su estudio, el equipo evaluó la hipótesis de que el movimiento sincrónico del cuerpo es la base para una interacción social más explícita, mediante la medición de la cantidad de movimiento de los dedos entre dos participantes.

“El resultado más llamativo de nuestro estudio es que no sólo la sincronía entre los cuerpos de los participantes aumentó tras un corto período de interacción social, sino también la sincronía de sus cerebros”, dijo Kyongsik Yun, uno de los autores del estudio.

“Esto puede abrir nuevas perspectivas para estudiar la interfaz cerebro-cerebro.

Parece que cuando existe una relación de cooperación, dos cerebros forman un sistema dinámico libre”.

El equipo dice que esta información puede ser potencialmente útil para la selección de pareja romántica o de socios comerciales.

“Ya que podemos cuantificar la unión social implícita entre dos personas que utilizan nuestro paradigma experimental, podemos sugerir una pareja o un socio que sean socialmente más compatibles, con el fin de maximizar las tasas de éxito de las relaciones, al examinar previamente la sincronía entre los cuerpos, y su aumento durante una sesión corta de cooperación”, explica Yun.

Como parte del estudio, el equipo también encuestó a los participantes para clasificar ciertos rasgos de la personalidad social, que luego compararon con las tasas individuales de sincronía corporal.

Por ejemplo, encontraron que los participantes que expresaron sufrir de mayor ansiedad social, mostraron el menor incremento en la sincronía tras la sesión de capacitación cooperativa, mientras que los que reportaron los niveles bajos de ansiedad presentaron los mayores incrementos en sincronía.

Los investigadores planean evaluar más a fondo la naturaleza de la relación de causalidad directa entre el movimiento sincrónico del cuerpo y su vinculación social.

Los estudios adicionales podrían explorar si una interacción social más compleja, como cantar juntos o participar en un juego como parte de un equipo, aumenta los movimientos corporales sincronizados entre los participantes.

“También podemos aplicar nuestro protocolo experimental para comprender mejor la naturaleza y las correlaciones neurales de deterioro social en trastornos en los que el déficit social es un síntoma común, como en la esquizofrenia o en el autismo”, dijo Shimojo.

El hallazgo se ha publicado en la revista Scientific Reports.

¿Fotosíntesis infrarroja? | VCN

 ... Un artículo publicado por tres científicos cubanos explora la posible vida fotosintética infrarroja incluso en ausencia total de luz solar.


Thomas Samuel Kuhn ,sus paradigmas | VCN

 ... Por ejemplo, Ptolomeo popularizó la noción de que el sol gira alrededor de la tierra, y esta opinión fue defendida durante siglos, incluso en ...


Cómo el cerebro controla nuestros hábitos | VCN

 ... roto, las ratas pronto formaron un nuevo hábito de girar a la derecha todo el tiempo, incluso cuando oían el tono de girar a la izquierda.

Saludos a todos y gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.
 Web Creative Commons Fuente en este sitio : www.cienciaaldia.com