Operación bikini ¿Qué vale más tu salud o tu físico?

  Operación bikini. ¿Qué vale más tu salud o tu físico?
Operación bikini. ¿Qué vale más tu salud o tu físico?

La “operación bikini” más conocida como.... una necesidad imperiosa por adelgazar lo más rápido posible antes de lucir el traje de baño en la época estival.

 ¿Quién no se lo ha propuesto alguna vez?

Hay muchas personas a las que les causa verdadera ansiedad mostrar su cuerpo y que se pasan la vida practicando diversos tipos de dietas que, aunque puedan parecer, y de hecho se han llamado, milagrosas, no lo son.

Estos tipos de “dietas milagro” , que ofrecen formas rápidas e infalibles de bajar de peso están continuamente expuestas al público, se publicitan libremente en todo tipo de prensa y se encuentran fácilmente en internet.

Ya no nos conformamos por tener un cuerpo saludable, sino que los cánones de belleza nos incitan, en muchos casos, a querer desear una delgadez, a veces extrema, que está fuera de las posibilidades de muchos.

Según la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), la mayoría de estas dietas se caracterizan por:

Prometer una pérdida de peso rápida: más de 5 kg por mes.
La afirmación de que pueden llevarse a cabo sin esfuerzo.
Anunciarse como completamente seguras, sin riesgos para la salud.

No es mi intención entrar en explicar todos los tipos de dietas milagro que existen por dos motivos: el primero es que seguramente todos las conozcan ya, y el segundo es que para aquéllos que no las hayan oído hablar de ellas, tan sólo tienen que buscar tipos de “dietas milagro” para encontrar muchos ejemplos.

En todos los casos se lleva a cabo la restricción de grupos de alimentos y la eliminación de otros tantos. La mayor parte de las dietas milagro consiste en el consumo de un mismo alimento durante un tiempo específico que varía según el tipo de dieta.

El mayor problema que presentan es el desequilibrio de nutrientes lo cual a la larga puede repercutir negativamente en nuestra salud, tanto física como mental.

Micronutrientes: la mayor parte de las vitaminas y todos los minerales deben ser consumidos con la dieta debido a que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlos.

Son, por lo tanto esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro cuerpo ya que están implicados en la mayor parte de reacciones metabólicas que en él se producen.

Macronutrientes: en condiciones normales, sin la glucosa el cerebro no es capaz de sobrevivir; es su combustible y la necesitamos para vivir.

Por su parte las proteínas tienen función estructural e intervienen en el crecimiento y desarrollo, mientras que los lípidos (grasas) son la principal fuente energética (son los nutrientes más calóricos, aportan 9 kcal/g).

Pero no sólo eso, los lípidos son aislantes térmicos, protegen órganos y tejidos y además son imprescindibles para las membranas celulares.

Es por esto que todos, en su correcta medida, son necesarios para nuestro bienestar corporal.

Por otro lado, las dietas milagro no ayudan a modificar positivamente nuestros hábitos alimenticios, no nos enseñan a comer bien, con lo cual, cuando las abandonas, se vuelve a engordar incluso más de cómo se estaba al inicio, lo que se conoce con el “efecto rebote” o “efecto yoyó”.

Las distintas OMIC, entre otras organizaciones, han denunciado que las dietas milagro son fraudulentas e ilegales debido a que principalmente están diseñadas sin un fundamento científico y lejos de ayudarnos,
pueden ser prejudiciales para la salud.

A veces, de forma irreversible como ocurre con las dietas hiperprotéicas que si se mantienen en el tiempo pueden llegar a producir fallos en el riñón por sobrecarga proteica.

Operación bikini comida saludable calorías proteínas hidratos carbonos

La fórmula tiene un fundamento bastante sencillo. Como todo en esta vida está basado en mantener un equilibrio. Todos necesitamos energía de los alimentos para vivir.

La cantidad dependerá del estado fisiológico de cada persona (niño, adolescente, adulto, mayor, embarazada, etc.) y de la actividad física que se realice (cuanto más activo seas, más necesitarás).

Todo se resume en:
Ingesta = Gasto → Te mantienes
Ingesta > Gasto → Engordas
Ingesta < Gasto → Adelgazas

Lo difícil es llevarlo a cabo y más cuando no se tienen los conocimientos básicos para hacerlo. Por ello os dejo algunos consejos para que puedan practicar aquello de comer sano:

Siempre hay que tener en cuenta el refrán: “Desayuna como un rey, come como un príncipe y cena como un mendigo”.

El desayuno es la comida más importante del día y debe estar compuesto de lácteos, cereales y fruta. Nos va a proporcionar energía para la mañana.

Almuerza a media mañana y merienda a media tarde, para evitar llegar “muerto de hambre” a la comida y la cena respectivamente.

Preferiblemente come fruta (sobre todo si no la tomas el resto del día), algún zumo (sin abusar), un vaso de leche, té, infusión o café con leche.

Recuerda: el consumo de grasas en la dieta debe suponer como máximo el 30% de la ingesta calórica diaria, las proteínas entre el 10 y el 15% de las calorías totales y los hidratos de carbono entre el 55 y el 60% de las calorías diarias.

Para llegar a más público, la AESAN diseñó la conocida pirámide de la alimentación saludable en la que nos muestra, de una manera sencilla, cómo deben ser nuestros hábitos alimenticios.

 Así:
A diario deberemos consumir frutas, verduras, hortalizas, cereales, productos lácteos, pan, aceite de oliva y alternar arroz y pasta.

Semanalmente deberemos introducir pescados, legumbres, carnes magras o frutos secos.
Únicamente en condiciones especiales podremos tomar chucherías, dulces, patatas fritas, etc.

Se ha publicado bastante al respecto de triptófano, un aminoácido esencial, es decir, que sólo puede ingerirse a través de la dieta y que es precursor de la serotonina, un neurotransmisor que básicamente se encarga de regular nuestro estado de ánimo.

Se encuentra principalmente en alimentos de origen animal como la leche o los huevos y en menor cantidad en carnes y pescados aunque también en alimentos de origen vegetal como los cereales integrales.

Por ello, estos alimentos podrían ser clave a la hora de controlar la ansiedad que pueda provocar el ponerse a dieta “con prisas”.

Y sobre todo, recuerda: para tener un buen físico hace falta tener una buena salud, si no… ¿De qué sirve?

Arte y cultura del período helenístico | VCN

 ... Los reyes helenísticos construyeron pórticos, bibliotecas, teatros y arcos de triunfo. arte y cultura. En el período helenístico se abrió paso a una ...


La Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp, Rembrandt van Rijn ...

 ... Rembrandt maestro de la composición triangular-piramidal dispone las cabezas en una serie de arcos insinuados en el fondo, los rostros ...


La esfinge y el príncipe y otros relatos cortos egipcios (Segunda Parte)

 ... Cuando el hijo del alcalde tensó su arco apuntando hacia el halcón, Nitocris gritó: - ¡No tires! El halcón es el animal sagrado del dios Horus, ...

Gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.