¿Y si los satélites dejaran de funcionar ?

¿Y si los satélites dejaran de funcionar repentinamente?
¿Qué pasaría si todos los satélites dejaran de funcionar repentinamente?

Increíblemente somos muy dependientes de esas cosas enormes que andan flotando en el espacio.

Sí, los satélites son parte de nuestras vidas y que dejaran de funcionar implicaría muchas cosas desagradables para nosotros aquí en la tierra, o al menos eso es lo que explica Richard Hollingam a la BBC, quien nos hace imaginar un escenario donde dichos objetos dejan de funcionar repentinamente y que queremos compartirte en esta publicación.

Primeramente comenzamos con la pérdida de las comunicaciones mundiales por satélite, lo cual significaría que por ejemplo, algún búnker en Estados Unidos quede incomunicado y que eso provoque que pierdan contacto con algún ejército de drones armados que estén sobrevolando sobre algún país enemigo, provocando así algún tipo de desastre por su caída repentina en alguna zona.

 Además, dejaría aislados a soldados, aviones y barcos.

Sin satélites sin lugar a dudas podría iniciar un conflicto armado a nivel mundial por la desorientación que existirá en los altos mandos de los diferentes ejércitos mundiales, lo cual como sociedad nos afectaría ya que podría comenzar una guerra mundial.

En cuanto a nosotros, hay muchos que dependen mucho de los GPS, por lo tanto, el que no exista señal satelital implicaría atascos de impresionantes cantidades en muchas ciudades, lo cual generaría caos y más aún porque éstas señales también ayudan a poder llevar el tiempo preciso a nivel mundial, que de fallar, implicaría que el hombre comenzará a perder la habilidad de contar las horas y los días por falta de exactitud.

El internet no dejaría de funcionar instantáneamente, pero con el correr de las horas las búsquedas y la navegación comenzaría a hacerse cada vez más lento hasta el punto en que se paralice totalmente.

Ésto desataría que comiencen a haber algunos cortes eléctricos a nivel mundial y que los sistemas comiencen a fallar en distintas áreas.

Por ejemplo, todos los semáforos se pondrían por defecto en color rojo, lo que sumado a las fallas con el GPS, agudizaría aún más el caos vehicular que sería prácticamente imposible de controlar.

Los sistemas ferroviarios poco a poco comenzarían a detenerse en las grandes ciudades y horas más tarde de que los satélites hayan dejado de funcionar, la telefonía móvil también se detendría por completo.

En la agricultura, podría comenzar a haber escasez gracias a que ahora muchos granjeros dependen de instrumentos para determinar el clima y así producir sus productos....

La aviación tendría que detenerse por completo por la falta de comunicación, de lo contrario podría ocurrir una serie de accidentes en los aeropuertos que podría asesinar a miles de personas en todo el mundo, y en el aire podría haber catástrofes gracias a que los pilotos no podrán esquivar peligros como grandes tormentas.

Las posibilidades de que eso suceda son muy bajas, sin embargo es una alerta para pensar en lo dependientes que somos de la tecnología incluso si piensas que no eres dependiente de ellas, y a la vez es un llamado de atención para analizar y estudiar estrategias de emergencia que no dependan tanto de las comunicaciones.

Un saludo a todos y gracias por visitarnos y compartir en red social favorita.
Obra y fuentes Creative Commons.