Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

¿ Vemos en 2 dimensiones y un ¼ ? ( parte 2 )

Los seres humanos vemos en 2 dimensiones y un ¼ primera parte...

Chiste grafico

 Entonces...

Desde un sitio con X dimensiones, sólo es posible ver en X-1 dimensiones. Para poder ver todo lo que hay en una línea, uno debe alejarse de ella perpendicularmente y esto es precisamente imposible si solo podemos movernos dentro de la línea.

Estamos haciendo uso de la 2 dimensión para ver toda la línea.

Por lo tanto para poder observar un espacio de X dimensiones, tenemos que vivir en uno de X+1 dimensiones. Efectivamente vivimos en un mundo tridimensional, pero solo percibimos en 2D.

Lo que nos llegan son imágenes enfocadas en nuestra retina y nuestra retina es plana. Vemos nuestro mundo proyectado en 2D.

Porque de lo contrario seríamos capaces de decir que hay detrás de un árbol, pero cómo esa información es imposible de retener en una fotografía, simplemente no podemos.

Y de aquí a que mediante fotografías o películas uno puede retener lo visual de este mundo. De vivir en un mundo 4D donde poder movernos libremente, entonces SÍ podríamos ver en 3D reales.

Y ahora la última de las preguntas que uno puede tener: ¿Entonces que es el cine Imax?¿Efecto placebo?

¿Una experiencia parafísica?

Nada de esto, al menos para un individuo normal. Lo que ocurre es que tenemos dos ojos, o sea dos cámaras, y por lo tanto nos dedicamos a tomar fotografías duales continuamente.

Como tenemos la nariz de por medio que no es despreciable, sobretodo en el hombre europeo, sucede que hay una distancia entre estos dos capturadores de imágenes que la naturaleza nos ha dado.

Esto nos permite añadir a nuestras fotografías planas un poco de información.

Está claro que si el topo pudiera ver en dos sitios diferentes de su madriguera, entonces podría ver detrás de su amiga topa también.

En nuestro caso, este suplemento vitamínico de fotogramas, nos permite triangular el lugar donde están los objetos observados y deducir la distancia a que están. ¡Nada más! No podemos ver detrás, pero podemos saber si están más o menos cerca.

Eso sí, siempre que el objeto no esté demasiado lejos porque entonces los dos ojos perciben la imagen por igual.

Y esto amigos, es lo que nosotros llamamos ver en 3D. Yo me he tomado la libertado de reducirlo a 2D más calderilla. Pongamos 2D y un ¼.

Expertos de la Universidad de Leuven en Bélgica han logrado localizar, en primates, la región del cerebro responsable de que se perciban las estructuras en 3D. El hallazgo podría ayudar a solucionar problemas epilépticos y evitar neurocirugías.

Científicos belgas han logrado ubicar el área que permite captar la profundidad de los objetos, lo que hace que los seres humanos perciba la realidad en tres dimensiones.

¿ Vemos en 2 dimensiones y un ¼ ? ( parte 2 )
El trabajo, que se publica en la revista Neuron, concluye que la corteza inferotemporal es la parte del cerebro encargada de diferenciar superficies cóncavas y convexas.

Podría ayudar en tratamiento para epilépticos en los que la medicación no funciona y evitarles neurocirugías
“La corteza temporal inferior es responsable del reconocimiento de objetos.

Tanto en monos como en humanos, cuando existe una lesión en ella se puede padecer agnosia, la incapacidad para reconocer objetos o estímulos ya aprendidos”, explica a SINC Peter Janssen, autor principal del artículo e investigador de la Universidad Católica de Leuven, Bélgica.

La actividad de las neuronas en esta región de la corteza cerebral crea una representación del objeto.

“Si pensamos en nuestro coche habrá varios millones de neuronas en esta zona del cerebro que aumenten su actividad para que sea posible reconocer ese automóvil en concreto”, aclara Janssen.

El experto añade que gracias a esta área cerebral, “al observar un balón de fútbol, por ejemplo, inmediatamente sabemos que tiene profundidad, que no es plano sino convexo y con estructura tridimensional”.

Elegir cóncavo o convexo

Los investigadores hicieron pruebas con primates a los que, mediante pequeñas descargas eléctricas, se les estimularon grupos de neuronas en la corteza temporal inferior mientras trataban de decidir si una superficie era cóncava o convexa.

Los resultados mostraron que cuando se aplicaban descargas sobre las neuronas que se activaban frente a superficies convexas, los monos eran mucho más propensos a elegir “convexo” en su decisión. Lo mismo ocurría con las superficies cóncavas y las neuronas que respondían ante ellas.

Los avances aportados por esta investigación podrían aplicarse en tratamientos para pacientes con epilepsia que no responden a la medicación.

De este modo los neurocirujanos podrían evitar tener que someter a estos enfermos a una lobectomía temporal. Se trata de una intervención en la que se extirpa una zona del cerebro y que puede provocar problemas en el reconocimiento de las tres dimensiones.

Evolución ‘profunda’

“La evolución ha proporcionado la percepción de profundidad, porque es importante, entre otras cosas, para calcular la distancia que un depredador necesita saltar para alcanzar a una presa”, explica Janssen.

“Especies cazadoras como gatos, primates y seres humanos tienen los dos ojos mirando hacia delante.

Esto permite que su cerebro pueda calcular las leves diferencias de profundidad entre imágenes de una escena con los dos ojos”, informa Janssen.

¿Qué resolución tendrá un tan maravilloso órgano como el ojo?

Lo primero, creo yo, será definir lo que se entiende por resolución. Dice el diccionario de la Real Academia:
Distinción o separación mayor o menor que puede apreciarse entre dos sucesos u objetos próximos en el espacio o en el tiempo.
En el caso de la visión, se trata de la capacidad de percibir por separado dos objetos próximos. Es complicado hablar del ojo humano en términos de “puntos” de captación de luz -píxels- como se hace habitualmente con las cámaras digitales.

Ahora bien, ha habido quien se ha molestado en calcular una aproximación y el resultado es… ¡¡576 megapíxels!! ¿? Sin duda, se trata de una máquina de captación y procesado de la luz de una perfección admirable.

Eso sí, no es comparable el funcionamiento de una cámara digital al de un ojo humano, pero este cálculo no deja de ser sorprendente.

ACTUALIZACIÓN: Como bien queda claro en los comentarios, se estima que el valor de resolución del ojo humano -medido en términos de distancia, como no podía ser de otro modo- podría estar en torno a los 0,2mm, ahora bien, lo que han calculado los protagonistas del enlace que incluyo en el post es una “comparación” en términos de megapíxeles con una cámara digital, no es una “medida” clásica de resolución.

Se trataría de algo orientativo de cara a “compararnos” con una máquina por todos conocida, como son las cámaras de fotos.

Como sobre este tipo de cálculos hay para dar y tomar, he aquí otro ejemplo al que he llegado gracias a uno de los comentarios, gracias a JarFil: Los Mpx del ojo humano

Los seres humanos vemos en 2 dimensiones y un ¼ primera parte...

Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0 Unported. (CC BY 3.0 ) ☺       http://pareceazul.wordpress.com