¿El agua de la Tierra y de la Luna tienen el mismo origen?

 ¿El agua de la Tierra y de la Luna tienen el mismo origen?
Crédito de la imagen: NASA
¿El agua de la Tierra y de la Luna tienen el mismo origen?

El agua que se encuentra en la Luna, al igual que en la Tierra, provino de pequeños meteoritos llamados condritas carbonáceas, durante los primeros 100 millones de años tras la formación del sistema solar, dicen investigadores de las universidades de Brown y de Case Western Reserve, así como de Carnegie Institution.

El hallazgo sugiere que el agua de la Tierra y de la Luna tienen un mismo origen.

Las pruebas descubiertas en las muestras de polvo lunar traídas por las misiones lunares de Apollo 15 y 17 contradicen la teoría de que el agua fue traída por cometas.

El meollo del descubrimiento se encuentra en la proporción de una forma isotópica de hidrógeno, llamado deuterio, al hidrógeno estándar.

La proporción del agua de la Tierra y la del agua atrapada en partículas de vidrio volcánico del polvo lunar coincide con la proporción que se encuentra en las condritas.

Las proporciones son muy diferentes de aquellas en el agua de los cometas.

Al mostrar que el agua en la Luna y en la Tierra provienen de la misma fuente, este nuevo estudio ofrece una prueba más de que el agua de la Luna ha estado allí desde siempre, o desde casi siempre.

Se cree que la Luna se formó a partir de un disco de escombros que dejó el impacto de un objeto gigantesco que chocó con la Tierra hace 4,5 millones de años, muy temprano en la historia de la Tierra.

”La explicación más simple para lo que hemos encontrado es que ya había agua en la proto-Tierra al momento del impacto gigantesco”, dijo Alberto Saal, geoquímico de la Universidad de Brown y autor principal del estudio. “Parte del agua sobrevivió al impacto, y eso es lo que vemos en la luna”.

Los cometas, como los meteoritos, son conocidos por llevar agua y otros volátiles. Pero la mayoría de los cometas se formaron en la helada nube de Oort, a una distancia de más de mil veces la de Neptuno.

Debido a que los cometas se formaron tan lejos del sol, tienden a tener una proporción alta de deuterio a hidrógeno, mucho más alta que la que se encontró en las muestras de la Luna que fueron analizadas.

Las investigaciones recientes, dijo Saal, han encontrado que hasta un 98% del agua de la Tierra también proviene de meteoritos primitivos, lo que sugiere una fuente común del agua de la Tierra y de la Luna.

La manera más fácil de explicar esto, añadió Saal, es que ya había agua en la Tierra primitiva, que pasó a la Luna.

El hallazgo no es necesariamente incompatible con la idea de que la Luna se formó producto de un impacto gigantesco de un objeto con la Tierra primitiva, pero presenta un problema.

Si la luna está hecha de un material que proviene de la Tierra, tiene sentido que el agua de ambas provenga de una fuente común, dijo Saal.

Sin embargo, aún existe la pregunta de cómo el agua pudo haber sobrevivido un impacto tan violento.

Los investigadores piensan que aún los elementos volátiles como el agua pudieron sobrevivir a un impacto de tal magnitud, y que la clave está en descubrir los efectos de los grandes impactos, así como comprender mejor los elementos volátiles de la Luna.

Fuente: Case Western Reserve University
Saludos a todos y gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.
Obra Fuente esta Web CC : Creative Commons.