La teoría de la relatividad de Einstein

La teoría de la relatividad de Einstein
Ilustración de Dood Evan
La teoría de la relatividad de Einstein brinda una nueva técnica para encontrar planetas extrasolares.

La detección de exoplanetas (planetas fuera de nuestro sistema solar) plantea múltiples desafíos, ya que son pequeños, apenas visibles, y se encuentran cerca de sus estrellas.

El efecto “radiante” de Einstein hace que la estrella se vea más brillante a medida que avanza hacia nosotros, estirada por el planeta, y se vea más opaca a medida que se aleja.

Las dos técnicas más usadas para la búsqueda de exoplanetas son la de velocidad radial (con la que se buscan estrellas que ‘bambolean’) y la de tránsitos (con la que se buscan estrellas oscurecidas).

Ahora, un equipo de la Universidad de Tel Aviv y del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica (CfA), con la ayuda de datos recogidos por la nave espacial Kepler, acaba de identificar un exoplaneta con un nuevo método que se basa en la teoría especial de la relatividad de Einstein.

El nuevo método busca tres pequeños efectos que se producen al mismo tiempo cuando un planeta orbita alrededor de una estrella.

El efecto “radiante” de Einstein hace que la estrella se vea más brillante a medida que avanza hacia nosotros, estirada por el planeta, y se vea menos brillante a medida que se aleja.

La estrella se ve más brillante como resultado de que los fotones “acumulan” su energía, así como también porque la luz se enfoca en la dirección del movimiento de la estrella, debido a los efectos relativistas.

Esta es la primera vez que este aspecto de la teoría de la relatividad de Einstein se ha utilizado para identificar un planeta extrasolar, dice el co-autor Tsevi Mazeh de la Universidad de Tel Aviv.

El equipo también buscó indicios de que la estrella había sido estirada en una forma de bola fútbol americano por las mareas gravitacionales del planeta en órbita.

Así, la estrella parecería más brillante al observarse de lado, debido a la mayor superficie visible, y más tenue al observarse de frente.

El tercer efecto menor se debe a la luz de la estrella que refleja el propio planeta.

Un equipo de la Universidad de Tel Aviv en Israel y del Centro Harvard-Smithsoniano para Astrofísica acaba de identificar un exoplaneta con un nuevo método que se basa en la teoría especial de la relatividad de Einstein.

Una vez identificado, el nuevo planeta fue confirmado por David Latham de CfA, usando observaciones de velocidad radial. Una observación más detallada de los datos de Kepler también mostró el tránsito del planeta por su estrella, lo que brindó una confirmación adicional.

El “planeta de Einstein”, anteriormente conocido como Kepler-76b, cuando fue descubierto por medio de otra técnica en 2003, es un “Júpiter caliente” que orbita alrededor de su estrella cada 1,5 días. Su diámetro es aproximadamente un 25% más grande que el de Júpiter.

Orbita una estrella tipo F situada a unos 2.000 años luz de la Tierra en la constelación del Cisne.

Aunque con la tecnología actual el nuevo método no puede encontrar exoplanetas del tamaño de la Tierra, ofrece a los astrónomos una oportunidad única para el descubrimiento de nuevos mundos.

A diferencia de la técnica de velocidad radial, no requiere de espectros de alta precisión, ni tampoco una una alineación precisa del planeta y la estrella, como lo requiere la técnica de tránsitos.

Saludos a todos y gracias por visitarnos y compartir en su red social favorita.
Obra Fuente esta Web CC :  http://cienciaaldia.com
Creative Commons.