¿Futuros cultivos en Marte?

¿Futuros cultivos en Marte?
Estamos acostumbrados a ver a los astronautas como la culminación de nuestra tecnología, estos hombres han tenido que trabajar duro para poder alcanzar las más altas cimas tecnológicas.

Pero los primeros colonos que viajen a Marte podrían no ser identificados como tales, quizás los viésemos más como un agricultor urbano.

Y es que no vamos a poder mandar de forma regular los recursos necesarios para su supervivencia, así que tendrán que aprender a valerse por sí mismos y ganarse el pan con el sudor de su frente.

Tendrán que aprender a cultivar, un trabajo que sería incluso más importante y difícil que la propia exploración del planeta rojo, aunque hay una cosa clara, estarán a salvo de las plagas que azotan los cultivos terrestres.

Durante el Humans 2 Mars Summit, Penélope Boston director del Cave and Karst Studies comento que nuestros agricultores conocen las diferentes dificultades a las que se enfrentan a la hora de producir alimentos, “hasta hace varios cientos de años, esta tarea ocupo la mayor parte de nuestro tiempo”

“Los primeros colonos de Marte pueden tener que volver a este modo de vida para asegurar su propia supervivencia”, sugirió.

La NASA participa de forma activa en varios proyectos de investigación de cómo crear granjas en Marte y en el espacio, sobre todo porque ya ha señalado que podrían realizar el primer viaje tripulado con destino a Marte a mediados de la década de 2030.

Pero lejos de de la imagen bucólica de alcanzar el planeta rojo, aún quedan muchas preguntas de cómo será esta misión, desconocemos el número de tripulantes, cuantos lanzamientos serán necesarios o incluso cuanto tiempo permanecerán en la superficie del planeta.

Son muchos los que en la NASA se preguntan cuales serian las ventajas o inconvenientes de una misión de larga duración frente a una corta estancia en el polvoriento desierto marciano.

No hay duda que una vez los exploradores dejen la Tierra, tardaran bastante tiempo en alcanzar la meta, con suerte unos seis meses.

Una corta misión requeriría de un viaje de ida de unos ocho meses, sumados a una o dos semanas en la superficie y otros seis u ocho meses de viaje de vuelta, para no perder la alineación planetaria.

Pero una misión de larga estancia implicaría un viaje de una duración similar y una estancia de 18 meses, para, de nuevo, emplear otros seis u ocho meses para volver.

Es evidente, más tiempo en la superficie implica una mayor cantidad de descubrimientos, pero a su vez enfrentarse a mayores riesgos y mayor cantidad de recursos a utilizar.

Incluso Bill Gerstenmaier, responsable del Directorio de Operaciones y Exploración Humana de la NASA señalo el pasado 6 de mayo que lo ideal sería establecer “una sostenida presencia humana”.

Sin embargo, cultivar alimentos en Marte presenta varios retos importantes. Mientras que la investigación en la Estación Espacial Internacional sugiere las plantas pueden crecer en condiciones de microgravedad, los científicos no saben cómo la gravedad reducida en Marte podría afectar a diferentes cultivos terrestres.

La superficie de Marte recibe cerca de la mitad de la luz solar de la que disfrutamos aquí en la Tierra, y cualquier invernadero presurizado provocaría que las plantas recibiesen aun menos luz, así que, como cualquier buen cultivador sabe  , hay que proporcionar una cantidad de luz adicional, y eso significa generar una mayor cantidad energía.

“En términos de ingeniería de sistemas es necesario, no es un problema insignificante”, comento D. Marshall Porterfield, profesor de ingeniería agrícola y biológica e ingeniería biomédica e integrante del Directorio de Operaciones y Exploración Humana de la NASA.

Mientras tanto, la NASA ha estudiado el uso de iluminación LED para proporcionar a las plantas sólo las longitudes de onda de la luz que necesitan para aumentar la eficiencia.

Pero también se está estudiando si los diferentes cultivos sobrevivirían en un entorno de baja presión debido a que, cuanta mayor presión interna necesite un invernadero, más pesado deberá ser este para contener dicha presión y más masa habrá que enviar al espacio.

“No tienes porque inflar ese invernadero a la presión normal de la Tierra para que las plantas crezcan”, comento Robert Ferl, director del Centro Interdisciplinario de Investigación en Biotecnología de la Universidad de Florida.

 ”El mantenimiento de un ambiente lleno de presión es difícil en una superficie planetaria.

Puedes poner a las plantas con una décima parte de una atmósfera y todavía va funcionar”.

Pero es que además este invernadero marciano tendrá que estar aislado del hábitat ocupado por la tripulación, por lo que se plantea otro nuevo problema. “cultivar un huerto en un traje de presión va a ser un verdadero truco”, señalo Taber MacCallum, director ejecutivo de la Paragon Space Development Corp.

Los agricultores marcianos también deberán lidiar con la radiación.

Marte carece de la gruesa atmósfera protectora terrestre, por lo que las partículas procedentes del espacio que alcanzarían su superficie será muy perjudicial no solo para la tripulación, sino también para los cultivos, así que no nos queda más remedio que diseñar algún sistema que proteja nuestros cultivos.

“Mantener la infraestructura es la parte más costosa de cultivar plantas, junto con la necesidad de redundancia si algo falla,” comento MacCallum.

De hecho, señalo que la masa necesaria para mantener un jardín en Marte durante unos 15 o 20 años seria mayor que la necesaria para, simplemente, enviar la comida.

Sin embargo, a pesar de los desafíos, con el tiempo se podría lograr establecer algún tipo de cultivo en Marte. “Cada gran migración en la historia ocurrió porque nos llevamos nuestra agricultura con nosotros”, comento Ferl.

”Cuando aprendes a llevar tus plantas contigo, no sólo puedes ir de visita, puedes ir para quedarte a vivir”.

¿Futuros cultivos en Marte?

La Humanidad está próxima a pisar Marte. Al menos así lo apuntan algunas voces (entre las que se encuentra Elon Musk, que desde el ámbito privado, encarnado por su empresa SpaceX, ha anunciado que quiere poner un astronauta en el planeta rojo en 2025).

La NASA ha señalado 2030 en el calendario como la fecha en que el ser humano podrá pisar la superficie marciana. Y este hito lleva aparejada la ilusión de poder crear colonias humanas en el planeta vecino.

Parece que aún estamos lejos del establecimiento de misiones permanentes en el suelo marciano, pero en todo caso ya se están llevando a cabo experimentos para apuntalar una futurible presencia humana. Una de las investigaciones que se han conducido y cuyos resultados (una parte de ellos) se han presentado recientemente es el trabajo de un equipo de científicos de la Universidad de Wageningen, en Holanda.

Estos investigadores han tratado de evaluar si es posible hacer crecer cultivos en el suelo de Marte y si los frutos de estos serían comestibles. Lo han hecho a partir de una simulación del suelo de marciano desarrollada por la NASA. La organización espacial estadounidense utilizó la información reunida de expediciones al planeta rojo y sus conocimientos técnicos para simular cómo es la composición del suelo allí.

Los científicos de la Universidad de Wageningen han reproducido esta composición y han intentado hacer crecer 10 tipos de cultivos.

Por el momento han sacado cuatro variedades de las plantadas y los resultados han sido positivos. Todas ellas han crecido bien y serían comestibles.

Los pretendidos cultivos en el suelo de Marte han sido gisantes, rábanos, tomates y centeno. Ninguno de ellos contiene niveles altos de metales pesados como para que puedan resultar perjudiciales para la salud humana. Así lo han determinado los investigadores tras examinar la composición de los productos.

La superficie del planeta rojo es abundante en ciertos metales, como plomo, cadmio o cobre. De ahí que no se tuviera claro que fuera posible cultivar alimentos en este contexto. Por ahora los resultados han sido buenos, aunque aún queda ver cómo crecen los otros seis tipos de cultivos.

Esta investigación se ha centrado en la composición del suelo, pero sus resultados no se pueden trasladar directamente al planeta rojo. Habrá otras variantes a tener en cuenta, como las condiciones climatológicas o las necesidades energéticas de los cultivos en entornos controlados. Pero lo cierto es que se ha dado el primer paso para facilitar posibles colonias en Marte. Eso sí, primero hay que pisar el planeta.

Las primeras flores espaciales | VCN

 ... Esto abre la puerta a poder cultivar en Marte como si aquello fuera la ... que han explorado estos experimentos de cultivos espaciales han ...


NASA evalúa incluir papa peruana en la dieta del primer humano ...

 ... Ahora, cuando la papa es el cuarto cultivo para la alimentación del ... papa, y han sometido el tubérculo a condiciones similares a las de Marte, ...


¿Cuánta agua existe en la Tierra ? | VCN

... de 7.000 millones de habitantes, animales, cultivos agrícolas y demás. ... Posiblemente tanto Venus como Marte también tuvieron agua en el ...

Imágenes: NASA’s Marshall Space Flight Center y Universidad de Wageningen
Creative Commons. Vía esta web CC :