Verdades y mentiras de Nemo

Verdades y mentiras de Nemo
Anémona púrpura y peces payaso
Gracias a la película infantil Nemo, a día de hoy, casi todas y todos somos capaces de reconocer un pez payaso.

Pero muchos desconocemos las características y curiosidades de su biología.

Como bien muestra la película, los peces payaso (de los que existen 28 especies conocidas), viven en anémonas.

Para ello el pez payaso realiza una complicada danza con la anémona antes de instalarse en ella.

Durante la danza va rozando los tentáculos de su futuro hogar con diferentes partes de su cuerpo.

El pez payaso no sufre ningún daño gracias a una mucosa que lo protege del aguijón de la anémona.

Se convierte así en una relación de mutualismo (ambos, pez payaso y anémona, obtienen beneficios de su relación).



En primer lugar, la anémona le aportará un refugio al pez payaso que habitará en ella.

El pez en cambio la protegerá de posibles depredadores que se acerquen, la mantendrá limpia y creará unas corrientes de agua beneficiosas para ella.

Otra característica de su biología es que todos los peces payasos nacen siendo machos, y tienen la capacidad de cambiar de sexo.

Cuando muere una hembra (la hembra dominante en el grupo), se produce el cambio de sexo. Una vez que han pasado de machos a hembras no hay vuelta atrás.

Es el macho el que se encarga en mayor parte del tiempo de los huevos, mientras la hembra se encarga  de la vigilancia de la anémona.

Si considera que el macho no realiza bien su función como cuidador de los huevos, ésta lo abandonará.

Una curiosidad más es que el pez que nosotros conocemos como “Nemo” no es realmente un pez payaso, sino el conocido como “falso pez payaso”.

Estos se diferencian en tan solo unos pequeños detalles, por lo que a simple vista son difíciles de distinguir.

Un reciente estudio dio a conocer que las larvas de pez payaso, pueden desplazarse hasta 400 kilómetros en busca de un nuevo hogar.

“En el pasado, no conocíamos a dónde iban, pero ahora tenemos un visión poco común de hasta dónde pueden nadar a través de enormes extensiones de océano para encontrar un nuevo hogar”, afirma el coautor.

“Conocer lo lejos que se dispersan las larvas nos ayuda a entender cómo las poblaciones de peces pueden adaptarse a los cambios ambientales” dice el Dr. Harrison.

Se recogieron muestras de las 2 únicas poblaciones conocidas de pez payaso “Amphiprion omanensis” en ese país. 

Estas dos poblaciones están alejadas por 400 kilómetros de agua oceánica. Así que los peces deben migrar entre estas poblaciones.

Los investigadores recogieron muestras del tejido de casi 400 peces payaso y utilizaron la huella de ADN para identificar los peces que se habían desplazado entre las dos poblaciones.

Para su sorpresa, su investigación reveló que los peces estaban efectuando migraciones regulares de una población a otra, lo que involucraba nadar aproximadamente 400 kilómetros. 

Esto es algo épico ya que sólo miden pocos milímetros de longitud y sólo unos pocos días para nadar, así que deben utilizar las corrientes marinas para migrar.

Esculturas minúsculas, Shay Aaron | VCN

 ... gemelos) o complementos para casas de muñecas por precios que oscilan entre ocho y veinte euros. esculturas minúsculas Shay Aaron.


iPhone con nalgas | VCN

 ... su dueño,( debería traer una moneda propia) forma parte de la colección de complementos de diseño de la tienda coreana Connect Design.


VCN: Mary Anderson, La mujer que inventó el limpiaparabrisas

Tal vez no lo sepas, pero la mano y el ingenio femenino está en muchos de los complementos que llevamos hoy en día instalados en nuestros coches.

Obra y fuentes Creative Commons.  Vía esta web CC :