¿En dónde se respira el peor aire del mundo?

¿En dónde se respira el peor aire del mundo?

Polvo se considera a toda aquellas partículas de un tamaño inferior a 500 micrometros pero hay varios tipos de polvo y el que más importancia tiene en nuestra vida cotidiana es el polvo doméstico, ese que encontramos en nuestra casa, en oficinas, lugares públicos, cualquier lugar dónde haya actividad humana.

Este polvo se compone mayormente de células de la piel muerta que desprendemos continuamente, en concreto, un 70% del polvo doméstico es piel muerta. 

Cuando hay una gran acumulación de polvo se forma lo que llamamos pelusas que no es más que piel muerta con pequeñas partículas desprendidas de paredes, suelos y otros materiales.
Aunque no es fácil definir criterios comparativos para calificar dónde se respira el peor aire del mundo, una investigación de The Mother Nature Network, sustentada en datos estadísticos y condiciones atmosféricas reales, ha permitido enlistar a los ganadores de esta nefasta distinción.

Mientras que fotografías de la contaminación de Beijing han circulado el mundo (y nuestra página) un estudio reciente muestra que hay muchas ciudades con aire más contaminado.

Habitantes de muchas ciudades grandes han podido observar el tipo de aire que respiran; aire gris, pesado y contaminado llena nuestros pulmones diariamente.

Las noticias que relataban y evidenciaban la contaminación de China este pasado invierno eran infinitas.

Muchos lectores se sorprendieron de que más de 20 millones de habitantes pudieran vivir en esas condiciones, sin embargo, la realidad es que muchos más millones de personas respiran aire de peor calidad que el de Beijing.

Un estudio comparativo que analiza los niveles de contaminación en diferentes ciudades del mundo muestra que la ciudad con la peor contaminación es Nueva Delhi en India. La mayor parte de la contaminación de India proviene de autobuses que queman diésel el uso de gasolina como combustible y gas natural quemado en carritos informales.

En India también existen plantas que funcionan con carbón, y la quema de llantas, heces de vacas y basura es una práctica común durante el invierno.

Mientras que el gobierno ha tratado de disminuir los niveles de contaminación al implementar medidas que regulen a los automóviles, la riqueza recién adquirida por el país se muestra en el rápido crecimiento del número de autos que ahora circulan por las calles.

El hecho es que en la mayoría del mundo las medidas tomadas por los gobiernos para garantizar aire limpio no se compara con nuestros deseos por un consumo irresponsable.

Otros países con ciudades extremadamente contaminadas son Mongolia, Irán, India, Pakistán, Botsuana y México.

El problema es que la contaminación de estas ciudades no solo afecta a sus habitantes, si no que viaja y contamina otras ciudades y países. Recientemente se encontró que un tercio del hollín de San Francisco proviene de Asia.

El hecho es que no sólo le corresponde al gobierno cambiar sus políticas para mejorar la calidad del aire que todos respiramos. Nos corresponde a nosotros cambiar nuestra forma de vida. Emplear más el transporte público, caminar más y contaminar menos.

Actualmente la demografía mundial esta coqueteando con una cifra que hace algunas décadas hubiera parecido como una proyección descabellada: siete mil millones de habitantes.

 Entre otras consecuencias, este crecimiento poblacional ha provocado, lamentablemente, que cada vez sean menos los espacios que se mantienen a salvo de la presencia humana y de su hábitos contaminantes. Sin embargo, hay espacios que destacan por con niveles de contaminación irreales.

¿Cuáles son estos lugares?    Top 10: lugares más contaminados del mundo

1) El Lago Karachay, Rusia
Calificado como el lugar más contaminado del planeta, este lago recibe los deshechos de una central nuclear de producción de armas que vierte 120 millones de curies de radioactividad.

La radiación en este lugar es podría matar a alguien en tan sólo una hora de estar expuesto. Sin embargo, lo más preocupantes es que la radiación se filtra gradualmente en el subsuelo impregnando corrientes subterráneas que propagan la toxicidad.

2) Linfen
Linfen es considerada la ciudad más contaminada del planeta. Situada en el corredor industrial de procesamiento de carbón, en China, la contaminación que resulta de las emisiones industriales y de los millones de automóviles impregnan el paisaje con un tinte apocalíptico.

Algunos dicen que pasar un día, al aire libre, en esta ciudad equivale a fumar cincuenta cigarrillos.

Y es de fama que no puedes colgar a secar tu ropa en espacios abiertos ya que esta quedará más sucia que antes de haberla metido a la maquina de lavar.

3) La Isla de Basura
Ubicada en el Océano Pacífico, cerca de Hawai, este lugar conocido también como el “vórtice de la basura”, ocupa una extensión de 692,000 km/2, superando así el tamaño de países como Francia o España.

Esta isla emerge como un masivo monumento a la suciedad del ser humano, y se debe a que millones de restos de plástico y basura se concentran en una misma zona debido a un movimiento circular de las corrientes ecuatoriales que gira en dirección de las manecillas del reloj.

4) El Río Citrarum, Indonesia
Situado al Oeste de Java, este río es conocido como el más sucio y contaminado del mundo. Más de cinco millones de personas viven en los alrededores y penosamente dependen de sus aguas para sobrevivir.

5) Dzerzhinsk, Rusia
El Libro de los Record Guinness reconoció a Dzerzhinsk como la ciudad con mayor contaminación química en el mundo.

En 2003 su tasa de mortalidad excedía en un 260% a la de natalidad. Entre 1930 y 1998, más de 300 mil toneladas de deshechos químicos fueron depositados en los alrededor de esta condenada urbe.

6) La Oroya, en Perú
Este pueblo minero situado en los Andes peruanos debe sus denigrantes niveles de contaminación a la presencia de minas y plantas de procesamiento  de plomo que son propiedad de empresarios estadounidenses desde 1922.

En La oroya, en 99% de los niños que habitan aquí, poseen niveles de toxicidad que exceden los límites calificados como saludables.

7) Chernobyl
A diferencia del resto de los lugares más contaminados, Chernobyl debe su mérito a los altos niveles de radioactividad que dominan el ambiente gracias a la famosa explosión de una planta nuclear en 1986.

Alguna vez este pueblo alojó a más de catorce mil habitantes y hoy no es más que un pueblo fantasma ya que las condiciones de vida son insostenibles.

8) Kabwe, Zambia
Tras décadas de extracción y procesamiento de cadmio y plomo en las minas de la región, toneladas de estos materiales cubren las colinas que rodean a los pequeños poblados de la zona.

La población infantil de Kabwe muestra entre cinco y diez veces más plomo en la sangre que lo que esta permitido por la Environmental Protection Agency de Estados Unidos. La tierra esta tan contaminada que ninguna planta crece alrededor de estas colinas.

9) El Riachuelo, Argentina
La cuenca de este río que se origina en la Provincia de Buenos Aires recibe deshechos  a través de numerosos ductos clandestinos.

El entono esta compuesto por más de 3,500 fabricas que operan a sus alrededores, trece barrios bajos, y 42 depósitos de basura al aire libre.

10) La órbita terrestre
Aunque este lugar no esta propiamente al interior de nuestro planeta, podríamos contemplarla como una extensión del mismo frente a la cual repercutimos directamente, y así hacerla acredora a una mención especial del jurado de Ecoosfera.

Más de dos millones de toneladas de deshechos residuales, entre ellos restos metálicos de satélites, carbón, e incluso “cadáveres” completos de naves espaciales se encuentran flotando alrededor de la Tierra, como una especie de patético sello distintivo e icónico mensaje que emitimos al resto del universo.

 Las 10 ciudades más ecológicas del mundo

A medida que las ciudades crecen en tamaño y población a la par de la demografía global, encontrar y sobre todo vivir en urbes que ofrezcan la calidad de vida que nos merecemos es casi una utopía. Las ciudades crecen bajo una lógica errática, carentes de planificación e interrelación con el ambiente pero hay gratas excepciones y merecen todo el reconocimiento por la comunidad global.

He hecho una investigación y casi en todas las publicaciones que han tocado este tema presentan las mismas sino la mayoría de las ciudades que leerás aquí.

En el presente artículo podrás notar que la mayoría de las ciudades se sitúan en Europa y Estados Unidos, pertenecen a países denominados desarrollados económica y socialmente  y que el cumplimiento estricto de las leyes ambientales marcan la diferencia.

Reikiavik es la capital de Islandia y ha sido denominada como la ciudad más ecológica del mundo. El uso de la energía renovable es masivo. Han aprovechado el gran potencial del país como la energía geotermal.


Sólo el 0,1% de la electricidad generada se debe a los combustibles fósiles que son contaminantes y caros. El sistema de transporte público masivo es otro importante punto a favor porque no generan emisiones atmosféricas contaminantes porque que funcionan a hidrógeno.


San Francisco, California es reconocida como ciudad "verde", encabeza la lista entre las ciudades norteamericanas y ahora, forma parte a nivel global también.

No es una novedad que sea ecológicamente amigable ya que desde hace un tiempo han implementado leyes que fomentan la preservación del ambiente con medidas como la prohibición del uso de bolsas plásticas en los comercios (Evitan que 100 millones de bolsas terminen en los vertederos cada año), la reducción de basura por parte de la población, el reciclaje masivo que convierte a la urbe como la más exitosa de Estados Unidos, entre otras.


Malmö es la tercera ciudad más grande de Suecia y es un claro ejemplo del concepto de ciudad sustentable por la decisión de utilizar las energías renovables y favorecer el mantenimiento e incremento de áreas verdes.

Los materiales con los que las casas se construyen no permiten la pérdida de energía o al menos la reducen drásticamente. Esta ciudad tiene el tercer parque eólico más grande del mundo y apuntan que para el 2020 sean una ciudad neutral en emisiones. El puerto de Malmö está alimentado en su integridad por fuentes de energía renovable del sol, viento, biocombustible e hidroeléctrica.


Vancouver, localizada en Columbia Británica, es la ciudad más ecológica de Canadá  y segunda en América del Norte y cuarta en el presente ranking mundial. El objetivo trazado es convertirla en 2020 como la más amigable con el medio ambiente.

Las políticas del lugar favorecen a los emprendimientos de bajo carbono y la implementación de tecnologías limpias. El 90 por ciento de la energía es generada con recursos naturales y energía hidroeléctrica.


La ciudad de Portland en Estados Unidos es considerada en la presente lista por ser la primera en abordar y generar políticas medio ambientales que son cumplidas a cabalidad.

Como dato importante, la mayoría de los trabajadores acuden a sus fuentes laborales en bicicletas o usando el transporte público masivo. Más de la mitad de la demanda energética proviene de fuentes de energía renovable.


Curitiba, Brasil, en el 6to. lugar de este ranking, se debe a que de lejos es la ciudad más ambiental en Latinoamérica y el Caribe.

Rodeada por más de una decena de bosques, más de mil espacios públicos con contacto íntimo con la flora y a la naturaleza la convierten en un ambiente idóneo donde conviven la población y el resto de la vida.

El 70% de la basura es reciclada y más de 1,5 millones de árboles han sido sembrados a lo largo de las carreteras. El 75% de su población utiliza permanentemente el transporte público y sus numerosas áreas verdes son podadas por ovejas.

Copenhague en Dinamarca, donde el uso de la bicicleta (en pocos años la mitad de la población las usará) y las condiciones para hacerlo son de las mejores en el mundo y que junto a la operación de infraestructura para la generación de energías limpias y renovables.

La educación de la sociedad en materia de preservación ambiental y lucha contra el cambio climático es bien conocida. Se tiene estimado que sea una ciudad neutra en emisiones de dióxido de carbono para el 2025. Las emisiones serán reducidas en un 20% en 2015.

Estocolmo, capital de Suecia, otra ciudad de ese país considerada entre las más ecológicas del planeta. Se debe a una sociedad consciente del problema ambiental y que traduce en hechos sus medidas como el reciclaje de basuras, la optimización en el uso de energía eléctrica generada en amplia mayoría por fuentes renovables limpias e infinitas. Cuentan con un sistema público con los mejores estándares en materia de no emisiones contaminantes y el apego al uso de bicicletas.

La ciudad ha reducido un 25% en emisiones de carbono por persona desde 1990 y se han fijado convertirse en una ciudad libre de combustibles fósiles para el 2050.

La primera ciudad alemana en la lista es Hamburgo situada en Alemania y se caracteriza  por haber encarado masivamente una política de "reverdecimiento" de la ciudad con la siembra masiva de árboles, la construcción de centenares de parques, áreas de esparcimiento, la optimización del transporte público y el apego de la población a las leyes que buscan la protección del entorno. Más de 147 hectáreas de zonas industriales están siendo re convertidas para construir más áreas verdes, parques y zonas de recreación.


Para el 2020 reducirán sus emisiones de CO2 en 40% y para el 2050 cerca al 80%, Por persona, ya han reducido un 15% comparado con 1990. El ahorro de energía anual estaba en más de 46.000 MWh.


Bogotá, capital de Colombia es un ejemplo debido al éxito en sus políticas de transporte público masivo, la construcción, revitalización y mantenimiento de más de un millar áreas verdes, la drástica reducción de los contaminantes atmosféricos, la rehabilitación de los cuatro ríos de la ciudad y las intenciones claras en materia de conciencia ambiental social que impulsarán a los habitantes de la ciudad a ir mejorando constantemente.

Como muestra sobre las intenciones de la ciudad por mejorar la ecología urbana, se han plantado unos 80.000 árboles entre 2008 y 2011 sobre el más del millón que existen en los espacios públicos.

Y si te preguntas el por qué figura esta ciudad y no otra, la respuesta es porque Bogotá ha estado esforzándose de manera significativa sin importar sus serias limitaciones y eso vale mucho, según resaltan por pura coincidencia varias fuentes que abordaron el tema.


Concordancias para el éxito.-

Podemos resaltar que el marco legal claro y bien estructurado en materia de preservación ambiental es la clave.

La educación ciudadana favorece a crear o transformar ciudades donde la calidad de vida es mejor bajo un esquema de sostenibilidad.

Y para concluir, esta lista debe servir para tomar nota sobre los pilares que marcan la diferencia cuando se trata de tener un medio ambiente óptimo para la convivencia y donde los recursos utilizados son optimizados para reducir la huella ecológica que causamos.

Generalmente asumimos que el aire al interior de los edificios es más limpio que el de las calles. Por lo menos en las grandes urbes el interior de una oficina o de un hogar generalmente huele mejor que una de las avenidas principales, sin embargo, asumir que por esta razón el aire del exterior es más toxico podría ser un gravísimo error.

A continuación te presentamos una lista de contaminantes que probablemente estés respirando en casa u oficina, así como algunas sugerencias para evitar que estos alcancen un nivel peligroso.

1. Combustión
La quema de gases y las partículas que resultan de este proceso son la principal fuente de contaminantes al interior de edificios en el mundo. Se estima que los gases producidos por estufas de uso doméstico (categoría que incluye chimeneas, hornos y calentadores) causan la muerte de 4 millones de personas al año.

Los principales contaminantes de la combustión son: monóxido de carbono, dióxido de nitrógeno y materia en partículas.

Para evitar la acumulación de estos gases, procura siempre abrir las ventanas mientras cocinas y usar un ventilador para que la circulación del aire sea óptima.

2. Compuestos orgánicos volátiles (COVs)
Estos son compuestos orgánicos y químicos que emiten vapores que contaminan el medio ambiente y pueden ser peligrosos para nuestra salud. Se encuentran en una amplia variedad de productos, desde pintura, pegamento, impresoras hasta cortinas de baño. 

Los niveles interiores de COVs son hasta 5 veces mayores a los del exterior. Uno de los más peligrosos y más conocidos es el formaldehido, que se encuentra en pinturas, algunas fibras sintéticas, barnices para maderas y azulejos de linóleo.

Para evitar respirar COVs utiliza materiales naturales en tu casa: busca alfombras y tapetes hechos con fibras naturales como lana, sisal y algodón. Si planeas instalar un piso de madera busca uno sellado con poliuretano a base de agua. Otros materiales no tóxicos incluyen el bambú, corcho y vidrio reciclado.


3.  Moho y hongos
Estos se dan cuando la humedad de un lugar rebasa el 60%. Para evitar brotes debes mantener los espacios secos, para hacerlo puedes utilizar un deshumidificador o ventilador. Además, simplemente limpiar bien con agua y jabón, cloro o peróxido de hidrogeno eliminará brotes pequeños. 

Las consecuencias de vivir con moho y hongos varían, pero se les ha asociado con la congestión nasal, sibilancias y la irritación de la piel. Algunos estudios los han asociado también con el desarrollo de asma en niños.

4. Polvo y heces
Un sinfín de edificios está plagado por ratas, cucarachas y ácaros de polvo. Todos estos animales dejan tras de sí heces alergénicas y hasta partes de su cuerpo. La orina de roedores puede causar problemas respiratorios.

Una excelente limpieza es la mejor manera de evitarlos. 

Como con el moho y los hongos, limpiar  con cloro, agua y jabón, así como mantener los espacios sin polvo es esencial. Siempre mantén todos los espacios bien ventilados.


5. Pesticidas
Controlar cualquier brote con pesticidas tóxicos es mucho más nocivo que el brote en sí y más si se trata de un espacio cerrado. Los síntomas de una exposición a pesticidas varían de dolores de cabeza y nausea hasta un riesgo más alto de padecer cáncer y daños cerebrales.

Evita usar pesticidas tóxicos dentro de casa, en vez busca algún alternativo natural. 

Si debes recurrir a pesticidas porque el brote es demasiado grande, asegúrate de ventilar el espacio lo mejor posible.

Recuerda que para evitar brotes nocivos y evitar gases tóxicos es esencial dar una buena limpieza a todos los espacios y además siempre debes de buscar una solución natural antes de una química y potencialmente tóxica.


Energía Mareomotriz en la India y el mundo | VCN





Energía nuclear ,conceptos básicos | VCN




La nueva ciencia de los sabores | VCN

Obra y fuentes Creative Commons. Compártenos en Facebook, Twitter ,Google+ o tu red social favorita. ¡Gracias! Fuente :