Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Reencárnate en un arbolito

Spiritree... reencárnate en un árbolito
Si te atrae la idea de convertirte en un árbol en tu próxima vida y ver así pasar las de los demás, ya puedes comprarte un Spiritree , Bios Incube o un Poetree (e ir buscando a alguien a quien darle las instrucciones).

El Spiritree es una urna funeraria un tanto particular.

Consisten en un contenedor de dos piezas: un fondo biodegradable donde sitúan las cenizas y una cubierta cerámica.

La urna se sitúa en la tierra (por ejemplo, en un jardín) y las cenizas se vierten en la pieza inferior.

Luego, en la parte central se colocan las semillas o el arbolito, se cubre todo con la tapa cerámica, se le añade un poco de tierra y se riega.

Con el tiempo, el árbol irá creciendo hasta ser lo suficientemente grande como para romper la urna. De la web del producto:

«Con el Spiritree, la planta en crecimiento se alimenta gradualmente del fondo biodegradable y de los restos incinerados ricos en calcio.

A su debido tiempo, el árbol en crecimiento romperá la cubierta protectora cerámica, convirtiéndose en el monumento vivo a la memoria del ser querido.

El Spiritree está diseñado para celebrar el recuerdo de cualquier ser querido, ya sea humano o mascota, y funciona tanto con restos incinerados como crionizados».

Poetree: la urna fúnebre que te permite plantar un árbol en las cenizas

El proyecto Poetree es una iniciativa poética de devolverle a la tierra lo que es suyo: nuestro cuerpo. En esta urna biodegradable puedes plantar un árbol de cerezo que crecerá alimentado por las cenizas del difunto.
Muy rara vez la muerte es un evento ecológico.

Poetree: la urna fúnebre que te permite plantar un árbol en las cenizas

Todo lo contrario, los ataúdes de metal y los químicos de embalsamamiento provocan que no pueda haber biodegradación, algo sumamente absurdo si pensamos que la tierra podría sacar mucho provecho de nuestro cuerpo.

Y sin embargo, tomando en cuenta que todos vamos a morir y que el ciclo de descomposición es fundamental para la vida vegetal, cada vez hay más iniciativas inteligentes y ecoamigables en torno a las prácticas fúnebres.

Otro de los proyectos más lindos y sencillos es el diseñado por la francesa Margaux Ruyant, llamado Poetree. Se trata de una urna fúnebre que infunde un espíritu poético al proceso de duelo. Poetree es una urna que evoluciona con el tiempo, permitiendo que los seres queridos planten un hermoso árbol en las cenizas del difunto.

La urna está hecha de un anillo de cerámica con los detalles de la persona muerta, un contenedor de corcho y un corcho que sella. 

Los familiares pueden poner las cenizas del difunto en la urna y llevarla a casa junto con un árbol de cerezo en una maceta biodegradable. 

Cuando están listos quitan el corcho y agregan tierra dentro de la urna, y el pequeño árbol puede ser plantado en las cenizas.

Después de haber dado al árbol un poco de tiempo para crecer, la urna puede plantarse en un jardín, en dónde el contenedor de corcho puede comenzar su proceso de degradación, dejando solamente el anillo de cerámica en la superficie como una marca conmemorativa del difunto y un hermoso árbol de cerezo emergiendo de él. 

Esta idea transforma la visión “estática” que tenemos de la muerte hacia una fluida, agradecida y viva.


La empresa española que convierte a los muertos en árboles...Bios Incube


Bios Incube es el primer sistema que nos permite aprovechar los restos de un ser querido para crear vida.

Reencárnate en un arbolito
Aunque en los países de tradición cristiana era habitual enterrar a los muertos, las nuevas generaciones están abandonando poco a poco esta práctica y optando por soluciones más modernas como la incineración, por muchas razones (entre ellas, que ya casi no hay sitio para enterrar a nadie).

Pero una vez que has incinerado a tu ser querido y has recibido una urna de cenizas, ¿qué haces con ella?

Si estuvieses en una película de Hollywood, te irías al mar o al campo y las tirarías mientras suena una melodía deprimente, pero en la realidad eso te puede suponer una multa importante (y no por el volumen de la música).

Por eso las funerarias están ofreciendo nuevos servicios para deshacerse de estos restos.

El sistema para aprovechar los restos de un ser querido

Pero, ¿y si queremos hacer realidad el sueño de que una vida de lugar a otra? Con Bios Incube es posible, y ha llegado a Kickstarter buscando financiación para conseguirlo.

Bios Incube es una urna que nos permite plantar un árbol aprovechando las cenizas de un difunto. En otras palabras, nos permite dejar detrás un legado cuando hayamos muerto, un recuerdo para las generaciones futuras, pero también una gran ayuda para el medio ambiente.

Reencárnate en un arbolito

Es posible que para mucha gente esta idea sea ridícula, pero parece haber demanda para este tipo de dispositivos, o al menos eso confían sus creadores, basados en Barcelona.

El paquete está compuesto de tres piezas. Por una parte está la urna en la que tenemos que meter las cenizas; es biodegradable y está diseñada para facilitar el crecimiento de la planta.

Esta urna se mete en un incubador, que en su interior cuenta con las reservas de agua necesarias para el árbol, unos 11 litros, además de la tierra en la que tenemos que enterrar los restos.

Siguiendo el crecimiento del árbol desde el móvil

La última pieza es un sensor que se coloca encima de la urna, y que se encargará de registrar y abrir el contenedor de agua según lo pida la tierra. 

Reencárnate en un arbolito

Este sensor se conecta a nuestro smartphone por Wi-Fi con una app dedicada, desde la que podemos seguir la progresión del crecimiento del árbol.

Todo el sistema funciona automáticamente, y nos avisará con notificaciones en nuestro smartphone cuando ocurra algo que requiera nuestra atención, como temperaturas demasiado bajas o rellenar el incubador de agua.

Con un poco de suerte y cuidado, el resultado será un árbol que nos recordará a nuestro ser querido.

Un alternativa sostenible al enterramiento

Bios Incube se presenta como una alternativa sostenible respecto a otros servicios funerarios más caros; también es una opción a tener en cuenta para los que vivimos en la ciudad y no tenemos sitio ni tiempo para cuidar de plantas.

Aún hay mucha gente reacia a tratar los restos de una persona de esta manera, pero lo bueno del crowdfunding es que sus creadores sólo necesitan a una pequeña cantidad de usuarios que les ayuden a hacer el proyecto realidad, lo suficiente como para alcanzar los 600.000 €.

Podemos conseguir un Bios Incube aportando 350 € en Kickstarter, o bien podemos conseguir sólo la urna biodegradable por 120 €.

89 opiniones Sobre Adolf Hitler ( Tercera parte) | VCN

... Hitler dijo: “Yo me siento absolutamente humano y no le doy derecho a nadie para que me perjudique en mi humanidad mediante un ...


¿Y las bacterias tienen patas? | VCN

 ... “En algún momento no hay absolutamente nada que puedas hacer.” Para el movimiento direccional, las bacterias generalmente favorecen el ...


¿Cuánto tiempo hace que no quedan zonas vírgenes en la Tierra ...

 ... Max Planck, ya no queda absolutamente ningún recoveco de nuestro planeta sin afectar por el ser humano, ya sea directa o indirectamente.

http://www.ecoosfera.com
Obra y fuentes licenciadas Creative Commons.