¿Sabes distinguir las sonrisas fingidas?

 distinguir las sonrisas fingidas¿Sabes distinguir las sonrisas fingidas?

La mayoría de nosotros confiamos bastante en nuestra propia habilidad para diferenciar una sonrisa falsa de una auténtica, pero en realidad no resulta tan sencillo.

Para comprobarlo, la BBC ha elaborado un experimento social en su web Science & Nature. ¿Qué porcentaje crees que acertarás?

«La mayoría de las personas son sorprendentemente malas identificando sonrisas falsas.

Una explicación podría ser que es más fácil no saber lo que los otros están pensando realmente.

Aunque las sonrisas falsas pueden parecerse mucho a las sonrisas genuinas, en realidad son ligeramente diferentes, porque se llevan a cabo utilizando diferentes músculos, que están controlados por diferentes partes del cerebro.

Las sonrisas fingidas pueden realizarse a voluntad porque las señales del cerebro que las generan provienen de la parte consciente del cerebro, y utilizan los músculos cigomáticos mayores de las mejillas para contraerse.

Estos son los músculos que tiran de las comisuras de la boca hacia arriba.

Las sonrisas genuinas, en cambio, se generan con el cerebro inconsciente, por lo que son automáticas.

Cuando las personas sienten placer, las señales pasan a través de la parte del cerebro que procesa las emociones.

Así como hacer que se muevan los músculos de la boca, los músculos que elevan las mejillas también se contraen, haciendo que se arruguen los párpados y las cejas se bajen ligeramente».

¿Sabes distinguir las sonrisas fingidas?

Origen de la intriga

El interés por distinguir una sonrisa real de una forzada no es nuevo. De hecho, fue el médico e investigador francés Guillaume Duchenne quien publicó en 1862 el primer estudio sobre las diferencias fisiológicas existentes entre ambas.
Existen muchos tipos de sonrisa y suele ser fácil distinguir una sonrisa falsa de una verdadera.

La sonrisa de Duchenne, llamada así por Guillaume Duchenne quien la definió en el siglo XIX en su estudio sobre la expresión de las emociones, es la que llamamos sonrisa verdadera.

La sonrisa de Duchenne fue relacionada con el disfrute ya que ocurre más a menudo durante sensaciones de placer y emociones positivas espontáneas, mientras que el otro tipo de sonrisa no tenía una vinculación directa.

Cuando nos reímos por un chiste o una broma, se activa el llamado circuito del humor, y este se refleja en una sonrisa de Duchenne.

Se dice además que un individuo es capaz de detectar inconscientemente si tiene ante sí una sonrisa de Duchenne o una falsa sonrisa, ya que sus neuronas espejo no se activaran del mismo modo ante esta última.

Bajo las dos posibilidades (sonrisa de Duchenne y no Duchenne)  subyacen rutas neurológicas distintas, cuyos componentes tienen una implicación claramente diferente según el tipo de sonrisa.

Esta diferencia de circuito neural subyacente puede deberse a la evolución por separado de estos dos tipos de risa, ya que pueden haber surgido paralelamente y adquirido funciones distintas.

¿Sabes distinguir las sonrisas fingidas?La llamada sonrisa no Duchenne o que consideramos “sonrisa falsa” ha tenido un gran valor adaptativo, ya que favorece las relaciones entre individuos mejorando la cohesión y confianza en especies sociales  como los primates.

Por ello probablemente en la evolución no ha sido dejada de lado, sino todo lo contrario: ambos tipos de sonrisa han sido seleccionados evolucionando de forma paralela, con circuitos diferentes y funciones relacionadas aunque no completamente iguales.

¿Qué concluye la Ciencia?

La sonrisa espontánea es consecuencia de un proceso límbico que provoca la contracción de los músculos cigomáticos mayor y menor cerca de la boca, autores de que se nos eleve la comisura de los labios, y del músculo orbicular, cerca de los ojos, que produce la subida de las mejillas y las arrugas al lado de los ojos.

sonrisas fingidas

Es más, la presión, en este caso, puede ser tal que nos lleve a llorar de risa. ¿Te ha pasado, verdad?

Por el contrario, una sonrisa forzada tiene origen en la corteza motora y aunque podemos conseguir el mismo efecto en la zona de la boca, muy poca gente puede mover el músculo orbicular de manera voluntaria.

El hombre del Ciervo Rojo | VCN

... Por sus rasgos híbridos, entre arcaicos y modernos, los descubridores sugieren que podría tratarse de un nuevo linaje o proceder de una ...


Charles Dickens maestro de la novela moderna | VCN

 ... Charles Dickens, uno de los maestros de la novela moderna, nació en Landport, un distrito de Portsmouth, al sur de Inglaterra, el 7 de febrero ...


¿Culpables de la extinción de grandes mamíferos? | VCN

... El hombre moderno se propagó desde el África a todas partes del mundo en el transcurso de un poco más de los últimos 100.000 años.

Obra y fuentes licenciadas Creative Commons. ¿Te gustó el tema ? Compártenos en Facebook, Twitter ,Google+ o tu red social favorita.