El color de la vajilla afecta al sabor de los platillos

El color de la vajilla afecta al sabor de los platillos
Si eres de los que disfruta más del café cuando lo tomas en tu taza favorita, un nuevo estudio ha revelado que no eran imaginaciones tuyas.

Investigadores de la Universidad politécnica de Valencia y de la Universidad de Oxford en Inglaterra han realizado un estudio, publicado en el Journal of Sensory Studies, en el cual han servido chocolate caliente a 57 sujetos. A cada individuo se le sirvieron cuatro tazas de diferentes colores: blanca, crema, roja y naranja.

Tras probar de cada taza, los participantes puntuaron el sabor del chocolate del uno al diez, en términos de dulzura, sabor, aroma y, sobre todo, de cuánto lo disfrutaron.

A pesar de que el chocolate era el mismo en todas las tazas, los sujetos dieron una puntuación más alta al de las de color naranja y crema, percibiendo el de las naranjas con un sabor más intenso y el de las crema más dulce y con más aroma.

Según los científicos detrás del estudio, sus conclusiones pueden servir a la industria hostelera:
«Esperamos que estos resultados ayuden a estimular a los chefs, restauradores y aquellos que trabajan en los sectores de los envases de comida y bebida a pensar más cuidadosamente sobre el color de su vajilla/envoltorio y sus efectos potenciales en la percepción del sabor que tendrán sus clientes de los productos que sirvan al mercado».
Ok  !!!, lo de la vajilla no suena tan raro al final , pero que si te digo que ...¡¿ el ruido ambiental afecta tanto a la intensidad del sabor como lo crujiente que resulta la comida?

Un grupo de personas con los ojos vendados evaluaron lo dulces, saladas y crujientes que les parecían diferentes comidas, así como su sabor en general, mientras se reproducía ruido blanco de fondo.

Mientras que el ruido con volumen más alto reducía la sensación del dulce y del salado, éste incrementaba la percepción del crujido de la comida.

Este hecho podría explicar, por ejemplo, por qué la comida de avión no resulta especialmente sabrosa, fenómeno por el cual las compañías de catering de las líneas aéreas suelen condimentar abundantemente sus platos.

«Estoy seguro de las compañías aéreas hacen lo mejor que pueden y, por tanto, nos preguntamos si habría otras causas por las que la comida de avión no estaría tan buena. Un pensamiento fue que tal vez el ruido de fondo tenía algún impacto», comentó a la BBC Andy Woods, investigador de los laboratorios Unilever y de la Universidad de Manchester. 

«La NASA proporciona a sus astronautas comidas con sabores muy fuertes, porque por alguna razón no pueden saborear tan bien los alimentos. De nuevo, puede que sea el ruido de fondo. [...] No se han hecho estudios previamente sobre esto, así que fuimos a ver si la corazonada estaba en lo cierto».....el alcohol más dulce en ambientes ruidosos, lo que podría ahogar nuestra capacidad de juzgar cuánto se está bebiendo.

La investigación, realizada por el Dr. Lorenzo Stafford, un psicólogo de la Universidad de Portsmouth, en el Reino Unido; es el primer estudio experimental para determinar cómo la música puede alterar el sabor de lasbebidas alcohólicas.
 Dr. Stafford dijo: «Desde que los seres humanos tienen una preferencia innata por lo dulce, estos hallazgos ofrecen una explicación plausible de por qué las personas consumen más alcohol en entornos ruidosos.»
 
«Este ha sido un estudio a pequeña escala, pero que tiene enormes implicaciones para las personas que beben alcohol en entornos ruidosos. También tiene implicaciones para los bares, la industria de bebidas y las autoridades locales. »

La investigación se basa en anteriores estudios observacionales que encontraron que las personas consumían más alcohol y en un ritmo más rápido si la música que se escuchaba estaba alta.
En el estudio del Dr. Stafford, los participantes tenían que valorar una selección de bebidas con diferentes contenidos de alcohol en función de graduación alcohólica, la dulzura y la amargura.

Se les dio una de cuatro diferentes niveles de distracción, desde sin distracción a distracción con música alta, tipo club, al mismo tiempo que leían un informe de prensa.

El estudio encontró que las bebidas fueron calificadas en general considerablemente más dulces cuando los participantes estaban solamente escuchando música.

 «Este es un hallazgo interesante, ya que podríamos haber esperado que la música, sumado a la retransmisión de una noticia ejerciese un efecto más de distracción en el criterio del gusto. Parece que nuestro principal sentido del gusto es algo inmune a las condiciones de una gran distracción, pero sí se ve afectado por la música.
 
La investigación de la percepción multisensorial es un campo creciente de estudios y un área interesante para explorar. 
Aunque es de esperar que los individuos consuman más alcohol en los entornos tipo club de todos modos, es importante que entiendan cómo el medio ambiente puede influir potencialmente en el consumo excesivo y actuar en consecuencia.»

Obra y fuentes licenciadas Creative Commons.