Un millón de especies viven en el océano

Un millón de especies viven en el océano
Una de las noticias que más me suelen sorprender son las que anuncian el descubrimiento de alguna nueva especie animal y no me refiero al hallazgo de los restos de un dinosaurio, sino al hallazgo de nuevas especies de seres vivos que, hasta el momento, no habían sido catalogadas.

Y aunque pueda parecer que, en pleno siglo XXI, se hayan descubierto prácticamente todas las especies que habitan en nuestro planeta, según la Comisión Oceanográfica Intergubernamental de la UNESCO nuestros mares y océanos aún esconden muchos misterios por descubrir ya que, alrededor de dos tercios de las especies marinas que existen aún no habrían sido catalogadas.

Cerca de un millón de especies pueblan el océano.

Hasta 972.000 especies diferentes de organismos eucariotas podrían encontrarse en los océanos, según revela una investigación internacional en la que ha participado el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

La predicción ha sido elaborada por 270 taxónomos procedentes de 32 países diferentes y sus conclusiones aparecerán recogidas en la portada del próximo número de la revista Current Biology.

Comunidades coralinas de las Islas Maldivas. Imagen: Xavier Turon.

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha participado en una investigación internacional llevada a cabo por 270 taxónomos de 32 países que predice que los diferentes organismos eucariotas marinos podrían ascender hasta los 972.000.

La cifra actual de especies marinas descritas es aproximadamente de 230.000.

Cada taxónomo ha calculado el número de especies existentes dentro de su especialidad y ha estimado, tanto a través de modelos estadísticos como en base a la experiencia de cada experto, el número de ellas que faltan por ser descubiertas.

Según el investigador del Centro de Estudios Avanzados de Blanes del CSIC Enrique Macpherson, que ha participado en el trabajo, “el gran mérito del trabajo ha sido reunir a los principales taxónomos del mundo para poner en común su información”.

La predicción estadística se basa en la tasa de descripción de nuevas especies en las últimas décadas.

Sus resultados indican que las especies marinas totales serían unas 540.000, aunque esta cifra oscila entre las 320.000 y las 760.000.

“El gran mérito del trabajo ha sido reunir a los principales taxónomos del mundo para poner en común su información”

La predicción estadística se basa en la tasa de descripción de nuevas especies en las últimas décadas. Sus resultados indican que las especies marinas totales serían unas 540.000, aunque esta cifra oscila entre las 320.000 y las 760.000.

Por su parte, los expertos han realizado otra estimación basada en su experiencia y en una proyección del número de especies descubiertas en función de las zonas muestreadas.

Esta predicción del número de especies ronda entre las 704.000 y las 972.000.

De acuerdo con el también investigador del Centro de Estudios Avanzados de Blanes del CSIC Xavier Turon, “los cálculos por ambos métodos arrojan cifras del mismo orden de magnitud, lo que confirma que conocemos alrededor de una tercera parte de las especies”.

Todos los datos puestos en común por los científicos revelan que sólo 230.000 especies están correctamente descritas. De hecho, los investigadores detectaron unos 170.000 casos de sinonimia entre las especies previamente conocidas. Es decir, una misma especie descrita bajo dos o más nombres diferentes.

Entre el orden de los cetáceos (Cetacea), por ejemplo, los investigadores han descubierto que existen 1.271 nombres diferentes aplicados a sólo 87 especies. El investigador del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados del CSIC Damia Jaume, que también ha participado en el estudio, explica: “La sinonimia es más común cuanto más conocida es la especie y mayor es su tamaño y su interés comercial”.

De las aproximadamente 230.000 especies marinas conocidas, unas 200.000 pertenecen al reino Animalia; 7.600, al Plantae; 19.500, al Chromista; 550, al Protista y 1.050, al Fungi. La investigación sólo ha contado con organismos eucariotas, es decir, aquellos cuya información genética está encerrada en un núcleo celular, lo que ha dejado fuera a bacterias, virus y arqueas.

Lo que falta por conocer

Los datos de la investigación sugieren que faltarían unos dos tercios de especies marinas por describir, cuya mayoría ya estaría inventariada. Aunque la mayor parte del océano no ha sido muestreada, Macpherson cuenta que “los entornos marinos son menos diversos y tienen factores muy limitantes como la luz lo que homogeniza a las especies que los habitan, por ello es de esperar que la diversidad oceánica sea menor que la terrestre”.

A pesar de que aún no existe un consenso sobre el número de especies que pueblan la superficie terrestre, esta cifra podría ser unas 10 veces superior a la biodiversidad acuática.

¿Y qué utilidad pueden tener este tipo de estimaciones?

¿En qué pueden cambiar las cosas? Para los biólogos marinos esta cifra es importante porque supone acotar “el reto al que se enfrentan”, es decir, convierten el trabajo de catalogación en algo realizable puesto que, anualmente, se están catalogando una media de 2.000 nuevas especies marinas:
Puede que no sea una misión imposible catalogar todas las especies marinas. Caracterizamos unas 2.000 especies al año y si somos capaces de mantener este ritmo, podríamos empezar a conocer exactamente qué seres viven en nuestro planeta
Tradicionalmente, estas estimaciones se han basado en extrapolaciones del número de especies descubiertas y su proporción según el número de especies que aparecían en una muestra concreta, un método que arrojaba números tan dispares como 300.000 especies como 10 millones.

Con la idea de buscar un criterio común, un equipo de 120 expertos internacionales se reunió para desarrollar un nuevo modelo estadístico basándose en el número de especies catalogadas por año, las especies conocidas y eliminando, por ejemplo, las especies que se han catalogado como nuevas de manera incorrecta puesto que ya habían sido catalogadas con anterioridad.

A la vista de estos datos, el 66% del trabajo de identificación de las especies que viven en nuestros mares está aún por realizar y, según parece, hay un buen número de especies de moluscos, crustáceos e, incluso, especies de ballenas y delfines que aún no han sido caracterizados por los biólogos.

“Tal vez dentro de un siglo se hayan podido describir todas las especies marinas"

El investigador del CSIC opina: “Tal vez dentro de un siglo se hayan podido describir todas las especies marinas, no obstante, cuanto más sepamos más podremos afinar la cifra exacta de biodiversidad acuática”.

La investigación ha sido liderada por el Instituto Marino de Flandes (Bélgica) y la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda), que han coordinado la actividad de otras 144 instituciones.

Fuente: CSIC

A menos que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.