¿Qué es la Leishmaniosis? ¿Qué pasa si tu perro tiene Leishmania?


Foto: Osado@Wikimedia Commons
La Leishmaniosis canina es una enfermedad causada por un parásito del género Leishmania.

Esta enfermedad afecta a los mamíferos, principalmente a humanos, perros y roedores.

En humanos recibe el nombre de Leishmaniasis.

La Leishmaniosis en una zoonosis endémica en muchos países, entre los que se encuentra España, salvo la zona norte y la cornisa cantábrica.

En nuestros países la causa un protozoo llamado Leishmania infantum (del género Leishmania y similar a los causantes de esta enfermedad en África, Asia o Sudamérica).

La Leishmania infantum puede causar la enfermedad tanto en perros como en personas. Aunque es muy extraño que los humanos se infecten y esto sólo ocurre cuando tienen otras enfermedades que afectan a su sistema inmunitario, como el SIDA, y en nuestro país se dan muy pocos casos al año.

La Leishmania es transmitida por un mosquito, el flebotomo que es su único vector de transmisión. Los flebotomos son unos pequeños mosquitos que viven en los meses de calor (de mayo a noviembre) y tras picar a un animal infectado transmiten la enfermedad con las siguientes picaduras.

La Leishmaniosis actualmente no tiene cura, por lo que es muy importante evitar el contagio de los perros. Esto se puede hacer evitando su exposición al flebotomo no dejando que duerman al aire libre y utilizando repelente (algunos collares antiparasitarios repelen también a los flebotomos).

Aun así, no todos los perros que se infectan llegan a desarrollar la enfermedad por lo que es importante hacerles pruebas que permitan su detección temprana. La mayor parte de los perros de zonas endémicas son portadores de la enfermedad pero sólo algunos muestran signos clínicos.

La Leishmania se detecta mediante un análisis de sangre, que permite ver si los protozoos están presentes en el organismo del perro.

Una vez detectada se administran tratamientos paliativos que reducen la enfermedad a nivel medular, tras lo que el propio sistema inmunitario del perro puede contener la enfermedad y puede pasar mucho tiempo sin que los protozoos proliferen. Al ser un tratamiento paliativo no permite la curación por lo que habrá que hacer un seguimiento del animal para evitar que la enfermedad se active de nuevo.

Si el perro no recibe tratamiento la Leishmaniosis puede causar daños en diferentes órganos del cuerpo, aparecen lesiones cutáneas, enfermedad renal, insuficiencia hepática, lesiones en mucosas, problemas cardiovasculares, lesiones oculares y en último caso provocar la muerte del perro, de ahí la importancia de detectar la infección a tiempo y evitar que se desarrolle la enfermedad.

Los perros se consideran el principal reservorio de la enfermedad así que la prevención es la clave para luchar contra la enfermedad. Aunque el perro ya esté infectado prevenir la picadura también es muy importante ya que se evitará que la enfermedad se reactive.

El síndrome de Fregoli | VCN

 ... perseguidos por alguien, real o ficticio, que posee la capacidad de cambiar de apariencia adoptando las identidades de personas cercanas.


La mente es como un paracaídas. Funciona mejor cuando está abierta

 ... El especialista en aparato digestivo dijo que “las personas que cuidan su mente son capaces de cambiar su forma de ser y reestructurar su ...



La humanidad tiene tan sólo diez años para evitar un desastre ...

 ... Para cambiar la situación, no para introducir nuevas tecnologías. Tenemos que cambiar los valores, creencias y objetivos. Este deseo es ...

Nos educó hoy .... http://www.venio.info
Comparte este conocimiento con tus seres queridos ! Salvo que se exprese lo contrario esta obra y su fuente .... están bajo una licencia Creative Commons.