Mazinger Z, el primer robot tripulado de la historia del cómic

Mazinger Z, el primer robot tripulado de la historia del cómic, diseñado por Gō Nagai en 1972
Mazinger Z, el primer robot tripulado de la historia del cómic, diseñado por Gō Nagai en 1972.

 Mazinger Z, el primer robot tripulado de la historia del cómic y la animación, cumplió 40 años en 2012.

Su éxito, a través de la televisión de finales de los años setenta y los ochenta, se extendió como un reguero de pólvora por el mundo hispanohablante, donde hoy sigue vivo en la memoria de adultos y niños.

Corría el año 1978 cuando la serie Mazinger Z aterrizó en España y Puerto Rico, una primera toma de contacto que la propulsó en los ochenta a Chile; Panamá; República Dominicana; Venezuela; El Salvador; Guatemala; Costa Rica; Bolivia; Perú; México; Argentina; Colombia; Honduras y Ecuador, dejando una huella imborrable.

Sin embargo, en EE.UU. encalló con el estreno de una dudosa versión llamada "Tranzor Z".

Aún hoy, sus seguidores en Latinoamérica son legión y mantienen vivo en internet el robot que creó en 1972, el autor japonés Kishioshi Nagai, más conocido como Gō Nagai, y que celebró su 40 aniversario.

El manga se lanzó en Japón en abril de ese año y la emisión televisiva comenzó el 3 de diciembre en la cadena Fuji-TV.

Prueba de la importancia de Mazinger en el mundo hispanohablante es que se llevaron a cabo tres doblajes: uno en España para TVE; el doblaje Arait (el español latino) y el doblaje Cadicy, considerado el "español neutro".

Cada uno de ellos adoptó nombres propios y expresiones características, y tenían su propio reparto.

"Mazinger Z pertenece ya al mundo de los sueños de los niños y no le cambiaría ni una coma", afirmó, en mayo del 2012 Gō Nagai, que visitó el Salón del Cómic de Barcelona con motivo del 40 aniversario del héroe metálico.

Gō Nagai ideó a Mazinger Z en un atasco: un poderoso robot tripulado que volara y le sacara
de allí.

Comenzó a trabajar en la idea: el tripulante tenía que conducir desde la cabeza del ingenio mecánico, cuyo aspecto exterior estaba inspirado en los vaqueros del "western"; la cara enmascarada la sacó de las películas de criaturas mitológicas "tengu".

Así fue tomando forma este héroe de 18 metros de alto y 20 toneladas de peso, de aleación indestructible, cuyas armas más emblemáticas eran "los puños cohete" (al grito de "puños fuera"), los "rayos fotoatómicos" o los "rayos congelantes".

Los frailes intentaban dormir, mas era imposible con tanto rudo de carcajada, gritos, maldiciones y blasfemias que lanzaban los demonios al ...


... recordamos las películas de terror de la saga del Barco Fantasma, embarcaciones abandonadas llenas de espíritus, tesoros y maldiciones.


Según textos mesopotámicos como la Maldición de Acad, Naram-sin es el responsable de la caída y crisis del imperio por su falta de ortodoxia ...

http://vidacotidianitica.blogspot.com/ Creative Commons