Cacatúa fabrica y usa herramientas

Cacatúa fabrica y usa herramientas
Una cacatúa en cautividad es capaz de fabricar de manera asombrosa herramientas especializadas y usarlas de manera exitosa.

Cuanto más se estudia a los animales más nos percatamos de que todas las cualidades que los humanos tenemos, incluyendo nuestra inteligencia y sentimientos, no surgieron de la nada de un día para otro, sino que ya estaban de alguna manera presentes en los animales que nos precedieron.

Sólo hubo que acentuarlas y desarrollarlas.

Por tanto, este proceso fue algo continuo y paulatino.

Cuando hablamos del uso de herramientas siempre pensamos en los chimpancés que usan piedras para cascar nueces o usan palitos que introducen en los termiteros para así chupar una golosina consistente en termitas. Incluso podemos recordar algunos pájaros que usan herramientas.

Entre los animales que usan algún tipo de herramienta están los primates, elefantes, delfines, pulpos, cuervos, grajos, arrendajos y dingos.

Entre las aves sólo se conocía que los córvidos antes mencionados usaran herramientas.

Pero el caso que tratamos es sorprendente, se trata de una cacatúa en cautividad cerca de Viena que es capaz no sólo de usar herramientas para alcanzar comida, sino que además las fabrica.

Este pájaro, al que llaman Fígaro, es capaz de extraer astillas de la longitud apropiada con su pico que luego usa para alcanzar comida a través de una malla metálica.

Unos científicos de las universidades de Viena y Oxford han filmado y estudiado a este ave.

No se conoce que esta especie use herramientas en el mundo natural.

Tampoco se sabe cómo ha sido capaz de descubrir cómo fabricar y usar este tipo de herramienta, pero el hecho demuestra que no se comprende bien la evolución del comportamiento innovador y de la inteligencia.

Todo empezó cuando los investigadores de la universidad de Viena observaban cómo Fígaro jugaba con una piedra.

Accidentalmente la piedra fue a parar al otro lado de la malla metálica y tras varios intentos infructuosos de agarrarla con el pico, buscó un palito con el pájaro manipuló la piedra hasta hacer que pasara a su lado.

En experimentos posteriores se colocó un anacardo en el lugar en donde estuvo la piedra y comprobaron que la cacatúa realizaba la misma operación, pero esta vez extrayendo una astilla directamente del madero que sujetaba la malla metálica.

Lo interesante es que Fígaro siempre cortaba una astilla del tamaño apropiado y cuya longitud se ajusta a la distancia a la que se encuentra el fruto seco.

Si era demasiado larga la partía después de probarla. Una de las veces Fígaro incluso modificó el final de la astilla separando una pequeña ramita del tamaño apropiado para así enganchar mejor el anacardo.

La capacidad de fabricación y uso de estas herramientas fue además mejorando en cada intento. En diez ocasiones de diez consiguió su objetivo.

Aunque se sabía que estos pájaros son curiosos, buenos resolviendo problemas e inteligentes, se desconocía que tuvieran la habilidad no sólo de usar herramientas, sino además de esculpirlas con el apropiado tamaño y forma para una función determinada.

Una vez que Fígaro aprendió a hacer su primera herramienta supo a partir de ese momento qué hacer ante el mismo tipo de situación sin mostrar reparos en sus intentos posteriores.

En la misma colonia estaban también las cacatúas Heidi y Pipin, pero sólo la primera mostró cierta habilidad en el uso de herramientas pero de manera poco exitosa.

 Quizás Heidi vio cómo Fígaro hacía y usaba sus herramientas.

Figaro puede unirse al club de los pájaros capaces de fabricar y usar herramientas, como los cuervos de Nueva Caledonia.

Estos cuervos acostumbran a hacerlo en el mundo natural y tienen además un soporte cultural. Uno de ellos, denominado Betty, sorprendió a los científicos con su capacidad de fabricar ganchos para obtener comida.

Tanto Betty como Fígaro son ejemplos notables de creatividad e innovación individual. Todo con un cerebro menor que media nuez.

Fígaro es un loro, no un córvido, lo que le hace especial entre las aves que usan herramientas.

Ambos grupos se separaron evolutivamente hace 91 millones de años, así que no comparten una antepasado común que fabricase herramientas.

Los córvidos usan ramitas para construir sus nidos, por lo que quizás su capacidad de usar herramientas provenga de ahí, pero los loros usan cavidades en troncos y rocas para sus nidos y además tiene picos curvos que son muy poco apropiados para este tipo de manipulaciones.

El comportamiento de Fígaro no se puede explicar por una recombinación de facultades adquiridas con anterioridad.

Por tanto, esto demostraría que la habilidad de fabricar herramientas puede surgir espontáneamente de una inteligencia no especializada por la evolución en el uso y fabricación de las mismas.


Las cacatúas también saben usar llaves.

Unos experimentos demuestran que las cacatúas saben usar objetos a modo de llaves y que, por tanto, poseen un sistema de referencia alocéntrico.

cacatúas también saben usar llaves

La cacatúa es un animal que su medio natural no se caracteriza por el uso de herramientas, pero en cautividad exhibe una increíble capacidad para la creación y uso de las mismas, como ya hemos visto en este sitio web.

Usar el destornillador adecuado para un tornillo concreto es una de las tareas que realizamos los humanos de forma cotidiana y que desarrollamos en los primeros años de nuestra vida. Los niños de dos años consiguen introducir ciertas piezas geométricas en agujeros con la misma forma, para ello tantean esas piezas hasta ver cómo encajan.

Para poder realizar este tipo se tareas tienen que pasar de usar su propio cuerpo como sistemas se referencia a usar otros objetos del ambiente. A esto se le denomina sistema de referencia alocéntrico. No es sorprendente que esto sea una condición previa para el uso de herramientas.

Otro aspecto importante en la realización de tareas es la geometría y la simetría. Insertar una bola en un agujero circular no requiere de orientación porque tiene una alta simetría. Pero insertar un cubo en un agujero cuadrado requiere de cierta orientación para poder insertarlo.

Los humanos consiguen insertar la bola cuando tienen un año de edad. Pero para la segunda tarea del cubo se requiere de otro año. Los niños de 3 a 4 años rotan este tipo de objetos antes de insertarlos. Este tipo de alineamiento visual no es empleado por los primates, como capuchinos o simios. Pese a su considerable destreza, sólo pueden insertar piezas simples en sus agujeros al cabo de muchos intentos.

Ahora, Cornelia Habl (Universidad de Viena) y Alice Auersperg (Universidad de Medicina Veterinaria de Viena) han realizado pruebas en las que unas cacatúas tenían que encontrar y usar la llave en concreto para abrir la cerradura adecuada. Las cacatúa no sólo seleccionaron la llave adecuada, sino que insertaron la llave en la cerradura correcta en menor número de intentos que los primates en estudios similares.

Esta habilidad fue comprobada a través de una serie de pruebas en las que tenían que usar esos objetos para conseguir una recompensa en forma de comida.

Los investigadores usaron una caja transparente con una especie de cerradura intercambiable en cuyo centro había un agujero con cierta forma dependiendo de la “cerradura” instalada. Al meter la “llave” adecuada por el agujero, una plataforma en el interior de la caja se plegaba para dejaba caer un fruto seco.

Cada vez, las aves fueron capaces de seleccionar la llave adecuada de entre un grupo de cinco cuya forma encajaba en la cerradura de turno. Lo interesante es lo consiguieron de forma inmediata sin entrenamiento previo. Además, giraban los objetos complejos para minimizar el esfuerzo de la inserción. Así, por ejemplo, una llave en forma de cruz era girada 90 grados para poder ser insertada. Algo similar pasaba con la llave en forma de L.

Todo ello indica que las cacatúas poseen un sistema de referencia alocéntrico cuando mueven objetos en el espacio similar al que tienen los niños de 2 años de edad.

El hallazgo sugiere que la habilidad de alinear objetos sobre un substrato no está limitada especies con manos.
Nuestro cerebro está predispuesto a la jerarquía | VCN

... Aunque sabían que la puntuación de los demás no afectaba a sus propios resultados y recompensas (de hecho se les dijo que lo ignoraran), ...


VCN: ¿Quién inventó el helado?

 ... mucho mas rico y se cuenta que el Rey le dio una gran recompensa para que reservase la formula únicamente para el uso de la mesa real.


Dieta y salud cerebral | VCN

... Debido a que la dopamina ayuda a regular la vía de recompensa de comida del cerebro, estos monos crecieron anhelando alimentos ricos en ...

Copyleft:  http://neofronteras.com/?p=3962