Tríbus amazónicas arrojan luz sobre la violencia moderna

amazónicas arrojan luz sobre la violencia moderna.
Las tríbus amazónicas arrojan luz sobre la violencia moderna.

La venganza, honor, territorio y celos sobre las mujeres alimentaron conflictos mortales en la cuenca del Amazonas.

Recopilación de fotos de nativos de las tribus Assurini, Tapirajé, Kaiapó, Kapirapé, Rikbaktsa y Bororo-Boe. Fuente: Licínio Miranda, Wikimedia Commons.

En las sociedades tribales de la selva amazónica los conflictos violentos daban cuenta del 30% de las muertes antes de que entraran en contacto con los europeos, según un estudio reciente del antropólogo de la Universidad de Missouri Robert Walker.

Comprender las razones detrás de estos altercados en la Amazonía arroja luz sobre las motivaciones instintivas que continúan dirigiendo a los grupos humanos hacia la violencia, así como las maneras en la que la cultura influye sobre la intensidad y frecuencia de la violencia.

“Las mismas razones (venganza, honor, territorio y celos sobre las mujeres) que alimentaron conflictos mortales en la cuenca del Amazonas continúan dirigiendo la violencia en el mundo de hoy”, dice Walker, autor principal y profesor de Antropología del College of Arts and Science de la Universidad de Missouri.

“La historia evolutiva humana de conflictos violentos entre grupos rivales se retrotrae a nuestros antepasados primates. Se necesita un gran entrenamiento social y control institucional para resistir nuestros instintos y así resolver las disputas con palabras en lugar de con armas.

Afortunadamente, la gente ha desarrollado maneras de canalizar estos instintos y alejarlos de conflictos mortales reales. Por ejemplo, los deportes y los video-juegos frecuentemente involucran los mismos impulsos de derrotar a un grupo rival.”

Walker examinó los registros de 1145 muertes violentas en 44 sociedades de la cuenca del Amazonas de Sudamérica mediante la revisión de 11 estudios previos de Antropología. Analizó las muertes caso por caso para determinar los factores culturales que influían en el número de muertos.

Las incursiones internas entre tríbus con lenguas y culturas similares eran más frecuentes, pero causaban menos bajas comparadas con las menos frecuentes, pero más mortales, incursiones externas sobre tríbus de distintos grupos lingüísticos.

“La lengua y otras diferencias culturales juegan un papel en el ‘choque de las civilizaciones’ que resultan de la violencia reciente, tales como los ataques sobre las embajadas de EEUU en Libia y la guerra que continua en Afganistán”, dice Walker. “Trabajar para desarrollar un sentido compartido de humanidad para todos las personas de la Tierra puede ayudar a reducir los episodios más graves de violencia a través de animar a la gente a verse el uno al otro como un grupo unificado que trabaja hacia metas globales comunes.”

En las incursiones algunas veces se secuestraban mujeres. Un número similar de mujeres fueron secuestradas en promedio tanto en asaltos internos como externos. Otro aspecto del enfrentamiento amazónico era la traición, tal como invitar a un grupo rival a un banquete y entonces masacrarlos a todos cuando estaban borrachos.

Estos ataques daban lugar a un alto nivel de mortalidad.

“La venganza era necesaria en los enfrentamientos históricos entre tríbus, al igual que los modernos conflictos entre bandas, porque mostrar debilidad puede resultar en ataques futuros”, dice Walker. “Este ciclo de venganza podía dar lugar a la erradicación de unas tríbus por otras.

Después del contacto con los europeos, la dinámica de la vida tribal del Amazonas cambió dramáticamente. Aunque la difusión del cristianismo y la imposición de estructuras legales nacionales dieron lugar a una gran pérdida de identidad cultural, por otro lado redujeron las incursiones mortales.

Hoy en día, ese tipo de violencia es escasa. Las enfermedades y los conflictos con madereros y mineros ilegales han terminado siendo la causa más común de muerte.”

El estudio “Body counts in lowland South American violence,” fue publicado en la revista Evolution & Human Behavior. Drew Bailey, un reciente doctor en Psicología de MU, es coautor.

Nueva Guinea es, si acaso, uno de los últimos rincones del mundo donde los pueblos indígenas pueden mantener su modo de vida tradicional.

Ahí, podemos encontrar casi intactas sus costumbres, como por ejemplo podemos encontrar una tribu de los Mursi, donde las mujeres que quedan viudas, se cubren con arcilla blanco, también con unos 30 kilos o mas de conchas, durante un periodo de 90 días, como signo de duelo, incapaces de agacharse por el peso de las conchas, hasta para poder tomar agua, necesitan de cañas de bambú, para poder beber.

En el arte del amor, los coqueteos constituyen una de las formas más llamativas, ya que las mujeres se adornan con unos aros que pueden ser de madera o de barro cocido, y estos aros crecen con ellas, conforme van creciendo las mujeres, se les va colocando otro de mayor tamaño, estos aros se llaman labret, y suelen también ponerse ese tipo de adornos en sus orejas. Se dice que para la tribu mursi, el pelo no es bueno, que es antiestético.

Los Mikeas, son nómadas, que se esconden de otras tribus, y como se esconden se les llegan a llamar, “los que se confunden con los árboles”.

Hombres, mujeres y niños, se cambian de lugar, y buscan la sombra de los arboles, duermen en la arena, y comen erizos que encuentran refugio baja los cactus, toman poco agua, porque el lugar donde habitan hay poca y toman de una planta al que llaman babou y que es la reserva de un jugo fresco que les proporciona hasta tres litros de liquido.

Los Zoé, pertenecen a una de las tribus aisladas de la Amazonia, entre los ríos Amazonas y Surinam, ellos siempre están desnudos y llevan un palito que traspasa su labio inferior. Las niñas y las mujeres, se adornan con una diadema de piel clara, ellos cazan monos y recogen frutos, cultivan papa y culto es para la luna, ya que según ellos sus antepasados vivían en la luna.

Estas son tan solo un ejemplo de las muchas tribus que aún existen, pero que la civilización, las quiere absorber.

Los indígenas, luchan para que se respeten sus territorios. Muy pocas tribus no han tenido aún contacto con el mundo moderno.

De las tribus, también podemos decir que son excelentes médicos naturistas, yo les aseguro que cuantos médicos y científicos, quisieran saber tanto de botánica como los médicos de cualquier tribu.

Como todo en la vida, todo es diferente, y así sucede con las tribus, ya que cada tribu es distinta y cada una de ellas sus problemas son diferentes. Ya que muchos viven en armonía con la naturaleza.

Gran cantidad de exolunas serían inhabitables | VCN

 ... La gran cantidad de las exolunas serían inhabitables, según una investigación. Universidad de Antioquia en asociación con la Universidad de ...


Hugh Jackman con una gran barba para The Wolverine | VCN

... El actor Hugh Jackman aparece luciendo cabello largo y una gran barba para su papel de Logan en The Wolverine. Y siendo fieles al comic ...


Krill, El pequeño gran alimento | VCN

 ... Krill: El pequeño gran alimento. Muchos animales de la región antártica como peces, focas, medusas, pingüinos y las bien conocidas ballenas ...