La señal Wow , 6EQUJ5

La señal Wow ... 6EQUJ5 Señal Wow! es el nombre por el cual se conoce en círculos astronómicos a una captación de radio que constituiría el único mensaje recibido hasta la fecha que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes.

El 15 de agosto de 1977 a las 23:16, el radiotelescopio Big Ear ( destruído en 1998 para construir un campo de golf) recibió una señal de radio de origen desconocido durante exactamente 72 segundos proveniente de la zona oeste de la constelación de Sagitario y alcanzando una intensidad 30 veces superior al ruido de fondo.

Con el sistema informático de aquel entonces (un IBM 1130) captaban las señales obtenidas por el radiotelescopio, convertiéndola en caracteres alfanuméricos (0, 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, A, B, C...) que representaban la intensidad de la emisión.
De acuerdo al protocolo utilizado, esta señal no fue grabada sino que fue registrada por un ordenador del observatorio en una sección de papel continuo diseñada para tal efecto.

Unos días después, el joven profesor de la Universidad Estatal de Ohio Jerry R. Ehman, que estaba trabajando como voluntario en el proyecto SETI revisando los registros de la computadora, descubrió la señal anómala más intensa que se hubiera detectado hasta entonces por un radiotelescopio.

La señal fue conocida como Wow debido a la anotación que Jerry Ehman hizo en el papel continuo, denotando su sorpresa y emoción.

La secuencia de dicha señal fue: 6EQUJ5.

Desde que el programa SETI comenzó la búsqueda de posibles señales de radio extraterrestres, hace unas pocas décadas, ha habido muchas falsas alarmas, pero también casos de señales fugaces interesantes que han desaparecido tan rápido como aparecieron.

Si una señal potencial no se repite por más cuidadosamente que se observe, es prácticamente imposible determinar si tiene realmente un origen cósmico.

Una señal de este tipo en particular capturó la atención de los astrónomos el 15 de agosto de 1977.

La famosa señal “Wow!” fue detectada por el Radio Observatorio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio; fue 30 veces más fuerte que el ruido de fondo, pero duró sólo 72 segundos y nunca se volvió a detectar a pesar de las reiteradas búsquedas posteriores.

En un nuevo libro, titulado “The Elusive Wow” (“El esquivo Wow”), el astrónomo aficionado Robert Gray narra la búsqueda de la respuesta a este enigma.
En la actualidad aún se investiga si esta señal de radio proviene de una civilización extraterrestre inteligente o de algún satélite que se encontrara dentro del campo de observación del radiotelescopio.
Todos los intentos posteriores de obtener una señal de la misma dirección no han encontrado nada inusual.

Jerry R. Ehman, que se encontraba supervisando la actividad del radiotelescopio, totalmente sorprendido redondeó en un circulo la intensidad que acababa de sorprenderle, y anotó al lado su sorpresa: wow (¡guau!).

Rápidamente, telefoneó a John D. Kraus (creador y director del Big Ear) quién tampoco daba crédito a lo sucedido.

Cuando la señal fue vista en los datos, fue tan pronunciada que el científico de SETI Jerry Ehman la encerró en un círculo en la impresión con tinta roja y escribió “Wow!” al costado.

Parecía encajar con el criterio de una señal de radio extraterrestre, pero dado que no se volvió a “escuchar”, los estudios de seguimiento necesarios para confirmarla o descartarla no fueron posibles.

Así que, ¿qué hace a esta señal tan interesante?

En primer lugar, pareció ser una señal de radio artificial, más que una emisión de radio natural como un pulsar o quásar.

El telescopio Big Ear utilizó un receptor con 50 canales de radio; la señal sólo fue escuchada en una frecuencia, sin ruido en los otros canales.

Una emisión natural causaría que apareciera estática en todas las frecuencias, y este no fue el caso. La señal fue estrecha y centrada, como se esperaría de una fuente artificial.

La señal “aumentó y disminuyó” durante los 72 segundos, como se esperaría de algo que se origina en el espacio.

Cuando el radiotelescopio es apuntado al cielo, cualquier señal parecerá aumentar en intensidad conforme se desplaza a través del campo de observación del telescopio, después alcanza un máximo cuando el telescopio la apunta directamente y luego disminuye cuando se aleja del telescopio.

Esto también hace que un simple error de computadora sea una explicación menos probable, pero no imposible.

¿Qué hay de los satélites? 

Parecería ser una posible explicación obvia, pero como señala Gray, un satélite tendría que moverse a la distancia correcta y velocidad justa para imitar una señal extraterrestre.

Pero entonces, ¿por qué no fue observada nuevamente?

Un satélite en órbita transmitiría su señal repetidamente.

La señal fue observada cerca de la frecuencia de 1.420 MHz, un “espectro protegido” en que los transmisores terrestres tienen prohibido transmitir, ya que está reservada para propósitos astronómicos.

Puede haber un sesgo al pensar que cualquier señal extraterrestre será como las que filtramos al espacio continuamente, es decir, todas nuestras transmisiones de radio y TV.

Esto quiere decir que las emisiones de radio “normales” de tecnologías diarias bien podrían ser vistas de manera continua.

Pero, ¿y si son más similares a faros, emitidos intencionalmente, pero sólo en forma periódica?

Como explica Gray, las búsquedas de radio hasta la fecha han tendido a observar muchos puntos diferentes en el cielo, pero sólo examinarán cualquier punto particular por unos pocos minutos o segundos antes de pasar al siguiente.

Una señal periódica podría perderse completamente con facilidad, o si es vista, puede pasar un largo periodo antes que sea observada nuevamente.

Por supuesto, también es posible que cualquier otra civilización allí fuera pueda incluso no usar radio después de todo, especialmente si son más avanzados que nosotros (aunque otra vida inteligente también puede ser inferior a nosotros).

Una nueva rama de SETI está buscando fuentes de luz artificiales, como rayos láser, usados como faros.

Entonces, ¿dónde nos deja esto?

La señal “Wow!” aún no ha sido explicada adecuadamente, aunque varias teorías han sido propuestas con el paso de los años.

Quizás un día sea observada de nuevo, u otra como ella, y seremos capaces de resolver el misterio.

Hasta entonces, sigue siendo una pista curiosa y tentadora de cómo podría verse una señal definitiva de una civilización extraterrestre.

Sólo en caso de que haya algún extraterrestre allí fuera en el Universo escuchando, más de 10.000 mensajes de Twitter, más videos de celebridades tales como el comediante Stephen Colbert, han sido transmitidos al espacio como un gran “¡Hola!” desde la Tierra.

¿Que responder ?

Los mensajes pretenden ser una respuesta a la “señal Wow!”, esta enigmática señal de radio detectada como ya habíamos dicho en el 15 de agosto de 1977 que algunas pensaron que era un mensaje de los extraterrestres.

La transmisión de 72 segundos fue captada por el radioobservatorio Big Ear de la Universidad Estatal de Ohio, proveniente de la dirección de la constelación de Sagitario.

Dado que la señal de radio fue 30 veces más ponderosa que la radiación promedio del espacio profundo, un astrónomo voluntario llamado Jerry Ehman, quien estaba observando los datos del telescopio escribió “Wow!” en una impresión, llevando al apodo de la señal.

No hay evidencia que relacione la transmisión con una civilización extraterrestre, y no se ha detectado una repetición del mensaje desde la misma dirección, por lo que la señal Wow! sigue siendo un misterio.

Ahora, 40 años después, quienquiera que envió la emisión puede recibir una respuesta (claro, si es que en realidad hay una civilización detrás de la señal).

Un proyecto dirigido por el canal National Geographic y el Observatorio de Arecibo transmitió un paquete de información digital hacia el cielo el miércoles 15 de agosto, conteniendo tweets del público, enviados con el hashtag #ChasingUFOs, así como también videos de celebridades como Stephen Colbert, el actor Jorge García, y Leila Lopes, Miss Universo 2011.

“Saludos, formas de vida extraterrestre inteligentes. Soy Stephen Colbert y vengo a ustedes con un importante mensaje en nombre de todas las personas de la Tierra”, dice el comediante en su video.

“No somos deliciosos. De hecho, somos un poco duros, y nos quedamos atrapados en sus dientes. Es realmente embarazoso en una entrevista de trabajo. Si quieren algo bueno para comer, vayan a la cercana Nebulosa del Cangrejo. Y lleven un babero. En serio, todo lo que puedan comer”.

El evento fue programado para coincidir con el estreno de la nueva serie del canal, “Chasing UFOs”, que documenta y echa por tierra mitos sobre extraterrestres y OVNIs.

“Para la respuesta, los científicos de Arecibo han ‘ido más allá’ para aumentar las posibilidades de que vida inteligente reciba y decodifique los videos de las celebridades y los tweets del público”, según un comunicado de National Geographic.

“En particular, cada mensaje tendrá [tiene] una secuencia repetitiva de cabecera que permitirá al destinatario saber que los mensajes son intencionales y de otra forma de vida inteligente.

Además, el transmisor usado produce una señal aproximadamente 20 veces más fuerte que el transmisor de radio comercial más poderoso”.

Dudas

Algunos investigadores son escépticos; dicen que no está claro que los cometas puedan liberar suficiente hidrógeno para generar algo similar a la señal Wow!. James Bauer del Laboratorio de Propulsión a Chorro en Pasadena, California, está de acuerdo en que el hidrógeno de los cometas puede extenderse bastante lejos, pero piensa que la señal detectada no será suficientemente fuerte. 

“Si los cometas fueran brillantes en radio en [la longitud de onda de] 21 centímetros, estaría desconcertado en cuanto a por qué no son observados más a menudo en esas longitudes de onda”, señala.

Paris indica que futuras observaciones determinarán si él está en lo correcto. Una pieza crucial de evidencia será cuán rápido se mueven los cometas a través del cielo. 

Demasiado lento y Big Ear habría observado otra señal 24 horas después cuando volviera a apuntar hacia la misma área, a diferencia de la señal Wow! que no volvió a detectarse. “La hipótesis debe ser probada antes que sea descartada”, dice.
Existe una probabilidad de que podamos lograrlo, escasa pero hay esta, y quizás ya tengamos esa señal en nuestros archivos, en 1977 ...



Al igual que la extraña y famosa señal Wow!, que cautiva la ... de señales presuntamente originados por civilizaciones extraterrestres, aquí, ...


Hasta ahora hemos discutido las dificultades para tratar de detectar una potencial señal procedente de una CET, pero no hemos considerado ...

Fuentes:  Universe Today 
VCN