Burros con Wi Fi , Innovación Israelí


Burros con Wi Fi , Innovacion Israelí
Así cómo lo leen, Burros con wifi.

En Israel hay un parque llamado Kfar Kadem, dedicado a revivir los pasajes del antiguo testamento (sin el maltrato infantil, violaciones y todas esas cosas).

Los propietarios del parque decidieron darle a la gente el beneficio del wifi dentro del parque (para los que no están muy entretenidos con el tour) el único inconveniente es que poner una antena telefónica dentro del recito alteraría la atmósfera histórica del que éste se vale, de allí vino la gran idea:

Los turistas se trasladan por el parque en burritos así que idearon un collar para el burro que fuera un hotspot de wifi, camuflado con las cintas de la bolsa con alimento para el pobre animal.

Así que ahora los visitantes al parque sobre uno de los mas antiguos y apestosos métodos de transporte podrán compartir entretenidas fotos de los pasajes del antiguo testamento enchuladas con Instagram, twittear y sacarse fotos “pal faibu” con el burro.

Asi como en Israel tienen ideas curiosas , en otros países no se quedan atrás en innovación al hora del tema del WiFi .

Aceras-WiFi: conexión a Internet a partir del pavimento


La ciudad de Chesham, una localidad de poco más de 20.000 habitantes al noroeste de Londres, será pionera en la instalación de WiFi público.

En este caso la infraestructura que se empleará son las aceras. La conexión inalámbrica estará literalmente integrada en las calles, pues bajo el pavimento habrá puntos de acceso, que se conectarán con los repetidores, a su vez unidos al cableado de fibra óptica.

La tecnología que se instalará en las calles de Chesham facilitará el acceso a una conexión a Internet a cualquier usuario que camine por las calles de la localidad. Las aceras-WiFi proporcionarán además una velocidad superior a la media de Reino Unido, unas siete veces más veloz.

Aunque lo más destacado del proyecto no es la velocidad de la conexión, por supuesto. Lo que más llama la atención es la originalidad de instalar una red WiFi empleando las aceras para ello.

Las autoridades locales se han puesto de acuerdo con la compañía Virgin Media para integrar puntos de acceso bajo el pavimento. Estos estarán conectados con las antenas que la empresa posee en edificios y calles, que a su vez se conectan a los cables de fibra óptica.

De esta forma tan sencilla –añadiendo una extensión más a la red – las aceras-WiFi serán una realidad. La parte más delicada sin duda consistirá en instalar los puntos de acceso en el pavimento.

Esta operación se hará practicando perforaciones en la superficie y, una vez introducido el equipo de telecomunicaciones, tapándolas mediante una especie de tapas de alcantarilla, fabricada con una resina especial que deja pasar las señales de radio.

El proyecto también contempla el uso de mobiliario urbano para crear la red de WiFi, lo que implicaría la instalación disimulada de puntos de acceso en farolas, por ejemplo. La velocidad de descarga, por aclararlo, será de 166 Mbps.

WiFi en las calles

Cuando se popularizaron los portátiles empezaron a surgir lugares, como cafeterías o centros comerciales, en los que se ofrecía WiFi gratis a los clientes. Aparecieron incluso puntos WiFi en las ciudades, cuyo único fin era proporcionar esta conexión en un área que constaba de unos pocos metros cuadrados.

Tal vez los smartphones y su conexión ubicua hayan frenado esta intención de proporcionar WiFi público, pero ahora los usuarios volvemos a demandar este tipo de conexión, con el fin de ahorrar datos. Y esta demanda no se resuelve con los pocos sitios que se pueden encontrar para conectarse a un WiFi en zonas públicas.

Otro caso es el de los países donde las infraestructuras tienen un largo camino por delante para desarrollarse. En algunos de ellos se han puesto en marcha iniciativas originales para ofrecer WiFi a los usuarios.

Si en Kenia establecieron autobuses con acceso a Internet, en India una startup se lanzó a un proyecto más atrevido: ofrecer WiFi gratis por usar las papeleras.

La entrada aparece primero en Think Big.
 Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.