La lucha entre la ciencia y la insensatez humana

La lucha entre la ciencia y la insensatez humana
Los seres humanos somos una especie totalmente inconsistente y contradictoria. 

Por un lado somos capaces de una inteligencia, creatividad y actos de heroísmo desprendido por los demás que nos hace únicos en el mundo animal.

Y por el otro nuestra herencia evolutiva salvaje nos hace capaces de las atrocidades más horrendas, actos de destrucción masiva e irresponsable a escalas inimaginables, y un egoísmo y una inercia social perniciosas y aparentemente sin límites.

En el lado negativo vemos un crecimiento de la población que continúa a niveles peligrosos aún cuando nuestro uso excede por mucho la capacidad de regeneración natural de los recursos naturales planetarios con los que contamos, un cambio climático peligroso y mucho más rápido de lo que las predicciones más centristas y sensatas esperaban, un aumento en ataques terroristas que son cada vez más extendidos y díficiles de controlar o regionalizar.

Unos niveles de criminalidad y narcotráfico que crecen como un cáncer imparable, y la amenaza de hambre y epidemias contra las cuales no hay defensas ni medicinas. Si estas tendencias siguen como van podemos visualizar una catástrofe neomalthusiana en unos 50 a 100 años que acabe con la humanidad como la conocemos.

Mientras que en el lado positivo vemos el desarrollo exponencial de las tecnologías de información y las múltiples versiones futuras del Internet, una mayor cooperación entre naciones antes enemigas para atacar problemas comunes, y avances impresionantes en ciencias de materiales, nanotecnología, neurociencia y cognición, biología y genética sintéticas, y formas cada vez más ingeniosas y prometedoras de producir energía renovable.

Los futuristas optimistas ven por este lado que en 50 a 100 años podríamos tener una humanidad radicalmente diferente y sin muchos de los problemas que hoy aquejan a las grandes mayorías.

Según el último reporte “El estado del futuro ” producido por el Millenium Project (un grupo de asesores en tecnología y economía adscrito a la ONU) vemos que hay una menor mortalidad infantil, cada vez es mayor la fracción de niños en el planeta que van a una escuela, la gente vive por más tiempo, y estamos en el período más largo en la historia de la humanidad sin guerra entre las más grandes potencias.

Pero a la misma vez hay un aumento en los niños con hambre y malnutrición en Asia y África, la educación parece cada vez más inefectiva para lidiar con pseudociencias y preparar a la mayoría para los retos tecnológicos del futuro, el tener tanta gente envejeciente empieza a debilitar la capacidad financiera de los sistemas de retiro en todos los países y la accesibilidad a sistemas de salud justos y equitativos para todos, y los ataques terroristas aumentan sin parar.

DONDE VAMOS EMPEORANDO

Cada vez hay menos gente votando aunque más países dicen ser “democracias”. Eso refleja una falta de confianza en los políticos y las instituciones de gobierno que amenaza la sana convivencia social dentro de los países.

La corrupción aumenta sin parar. El robo y malgasto de recursos sociales comunes es imparable.

Mientras el calentamiento global se hace cada vez más claro y evidente, la incapacidad política de bregar con la contaminación es también deprimentemente clara.

El desempleo producto del crecimiento poblacional y los avances tecnológicos crece y amenaza también con desestabilizar la fibra político-económica de todos los países.
Las muertes violentas por asesinatos y terrorismo aumentan como consecuencia de la desestabilización social causada por los problemas anteriores.
DONDE ESTAMOS MEJORANDO

Las condiciones de vida de las grandes mayorías de seres humanos fuera de los países ricos de EE.UU., Europa y Japón mejoran grandemente.

Hay mayor salud, comida, agua potable, cuidados médicos y educación.
Hay menos pobreza endémica, menos guerras, menor mortalidad infantil, menos injusticias hacia las mujeres, y menos analfabetismo.

Y al menos el incremento de la población se está reduciendo. Todavía crece, pero al menos crece más lento que antes


LA BORGIFICACIÓN DE LA ESPECIE HUMANA


Se estima que ya el 30% de la humanidad está conectada a internet ya sea por tener acceso a una computadora o por un dispositivo móvil como celulares, consolas de juego, o tabletas.

En unos 5 años cerca de la mitad de los humanos estarán conectados a Internet, mayormente mediante aparatitos portátiles que se podrán accesar a toda hora y desde cualquier lugar. Con un poco de suerte dentro de 15 a 20 años los celulares serán tan baratos que prácticamente todo ser humano tendrá una conección 24/7 a Internet.

Y la Internet también ha evolucionado de ser un mero almacén pasivo de información (Web 1.0) a una herramienta de comunicación y generación de información compartida socialmente (Web 2.0), y ya se puede ver que la próxima versión (Web 3.0) incluirá que computadoras cada vez más inteligentes y creativas puedan generar y modificar la información buscándonos y creando las respuestas y conocimiento que necesitemos sin tener que pedírselas.

Esto sugiere la creación de una INTELIGENCIA COLECTIVA que hará explotar de forma sin precedentes el cambio tecnológico, el conocimiento científico, y la creación de nuevas formas de comunicación, socialización y convivencia.

Para bien o para mal la tendencia a unir nuestras individualidades en una comunicación social constante similar a la de los Borgs en Star Trek parece imposible de detener.

Pero hay muchos problemas que amenazan nuestra supervivencia como especie y que no se pueden resolver mediante mejor tecnología.

El poder asombroso pero terrible que nos da la ciencia y la tecnología debe ir acompañado de cambios en valores morales, rol de las religiones, nociones de lo que es la democracia, tolerancia, y capacidad de unir voluntades hacia metas comunes de supervivencia a nivel de individuos, países, gobiernos, corporaciones , y sistemas educativos en todo el mundo.

Somos todos nosotros a la vez nuestra única esperanza para un futuro justo y de paz, y nuestro más temido y peligroso enemigo que nos lleva a la muerte y la extinción como especie.

Harry Grindell Matthews , el rayo de muerte | VCN

 ... Nuestro protagonista no dejó de intentar convencer de la realidad de su rayo mortal hasta bien entrados los años veinte. Lo que sigue son ...


Los animales también ven las ilusiones ópticas | VCN

... Sin embargo, hay otras enfermedades, patologías o condiciones humanas que aunque no son mortales como el cáncer suelen ser muy ...


Aliens y reproducción | VCN

... Uno de estos casos excepcionales, relativamente reciente, corresponde a la trilogía Especie mortal (Species, 1995), en la que se aborda el ...

Fuente de la historia : http://cienciaeindependencia.blogspot.com
Te gusto el relato ? ... entonces mándalo a tus amigos !!!