Déjà vu ,experiencias ya vividas

Déjà vu , experiencias ya vividas
Todo el mundo lo ha sentido alguna vez.

Súbitamente, en medio de un momento cualquiera, te asalta la sensación de que esa misma escena la has vivido o soñado con anterioridad.

Este tipo de episodio se llama déjà vu, palabras en francés que significan “ya visto”.

La sensación puede ser bastante intensa y puede alimentar todo tipo de creencias irracionales en lo paranormal (¿para anormales?).

Se puede creer en una explicación a lo “The Matrix” o se puede intentar estudiar el comportamiento del cerebro para saber cómo y por qué nuestro cerebro nos puede jugar esta mala pasada.

No ha tenido nunca la sensación de estar viviendo una experiencia ya vivida?

En muchas ocasiones al pasear por la calle, en el trabajo o con los amigos, asalta la impresión desconcertante de conocer esa situación pero se desconoce la razón.

Esa extraña sensación de haber vivido antes una determinada situación es llamada por los franceses déjà vu, que quiere decir “ya visto”.

Este nombre se debe a un científico francés de finales del año 800, Emile Boirac.

Pero esta manera de denominarla es considerada poco apropiada por muchos estudiosos, que consideran que sería más apropiada llamarla déjà vecu, es decir “ya vivido”.

Los expertos llevan muchos años estudiando cuál puede ser la razón que explique el déjà vu; de hecho, San Agustín ya investigó el tema. Se debe a un error de nuestro cerebro difícil de explicar.

El déjà vu es una sensación que casi todo el mundo ha sentido alguna vez.

En todas sus manifestaciones se caracteriza por unos rasgos en común.

El 80% de las personas ha tenido alguna vez la sensación de estar viviendo una experiencia vivida anteriormente.

En la mayor parte de las ocasiones se trata de una experiencia que dura tan sólo unos segundos, pero que el individuo que la vive puede sentir como más larga debido a la sensación de intranquilidad que le invade.

Este nerviosismo suele desaparecer en el momento en que finaliza el fenómeno, como mucho unos minutos después.

Los hechos son reconocidos inmediatamente. Sin embargo, le resulta imposible ubicar en el pasado una situación igual, y cuanto más se esfuerza en reconocerlo, más se desvanece.

Además, no se trata de recordar una cara, un sitio o un olor, sino una experiencia entera.

A pesar de que es algo conocido o familiar, no resulta tranquilizante, sino todo lo contrario.

Hay que tener en cuenta que se rompe el orden cronológico que estamos acostumbrados a seguir.

De repente el presente se transforma en pasado.

En muchas ocasiones el hecho de reconocer los acontecimientos presentes como ya vividos, hace que se considere capaz de saber qué va a ocurrir después.

Pero no es así, porque se trata de un hecho aislado que sólo dura unos segundos.

Tras muchos años intentando buscar una razón que explique el déjà vu, los expertos que estudian el funcionamiento de la mente no han llegado a una conclusión definitiva y unánime.
 
Los psicoanalistas opinan que es fruto de los sueños diurnos, de las fantasías inconscientes de la persona.

No es un hecho que suceda por azar, sino que suele estar relacionado con algo de gran importancia para el sujeto, hemos soñado con una situación y al ocurrir realmente nos resulta conocida.

Los psicólogos y los neurólogos lo consideran una alteración de la memoria, en el cerebro se activan por error los circuitos neuronales responsables de la sensación del recuerdo.

Por eso se "recuerda" algo que realmente no ha pasado.

También está considerado como un fallo en la interpretación de los hechos en el tiempo.

Una incapacidad de establecer primero una secuencia y luego otra, se debe a un retraso entre lo que estamos viendo y el tiempo que tarda nuestro cerebro en registrar el momento.

Algunos estudios establecen que en la mayoría de los casos se da en personas con una capacidad de atención baja; personas cansadas y con estrés.

En situaciones de poca concentración cerebral, el subconsciente capta una experiencia antes que el yo consciente, de manera que para cuando esto último ocurre, la experiencia se encuentra ya en la memoria y el yo consciente la identifica como un recuerdo, pero realmente lleva muy poco tiempo en la memoria.

Al margen de los estudios científicos, el carácter desconcertante del déjà vu ha dado lugar a una serie de teorías relacionadas con la metafísica, la reencarnación y los poderes ocultos.

Dentro de este campo la explicación más extendida está relacionada con la reencarnación del alma.

En una segunda vida el individuo no es capaz de recordar su vida anterior, pero si puede tener breves recuerdos, como ocurre en el déjà vu.

Muchas veces la sensación de revivir el pasado desemboca en la creencia de que se puede predecir lo que va a suceder.

Ha sido relacionado también con la telepatía y como prueba de poderes ocultos.

Han identificado por primera vez el mecanismo neuronal que nos ayuda a distinguir rápidamente lugares similares aunque distintos.

Esto puede ayudar a explicar la sensación de déjà vu.

Además, este trabajo podría conducir al desarrollo de nuevos tratamientos para los desórdenes de memoria, confusión y desorientación que afectan a muchos individuos de edad avanzada y que tienen problemas para distinguir entre experiencias o lugares similares.

La formación de la memoria o recuerdos de lugares y contextos en la que los episodios se dan involucra una parte del cerebro denominado hipocampo.

Susumu Tonegawa y sus colaboradores han explorado cómo tres regiones del hipocampo, las denominadas CA1, CA3 y la circunvalación dentada, contribuyen a los diferentes aspectos del aprendizaje y a la formación de recuerdos.

Este investigador pone como ejemplo la sensación de déjà vu que ocasional le invade cuando al viajar a otra ciudad usa su aeropuerto.

Según él esto sucede porque las puertas, sillas, pasillos, etc. que hay en los aeropuertos son muy similares.

Sólo mediante la búsqueda de características únicas se puede identificar un aeropuerto en concreto.

Según sus resultados el aprendizaje en la circunvalación dentada es crucial en el rápido reconocimiento y amplificación de estas pequeñas diferencias que hacen que un lugar sea único.

Los investigadores alteraron genéticamente unos ratones para poner de manifiesto cómo la circunvalación dentada contribuye a la clase de patrón de separación que nos dice la diferencia entre nuevos y viejos lugares.

Los ratones modificados genéticamente carecían de un determinado gen que se expresa normalmente en la circunvalación dentada.

Si este gen, y por tanto esta región del hipocampo, estaba relacionado con este tipo de fenómenos se debería de poner manifiesto al comparar el comportamiento de estos ratones con el de ratones normales.

En los experimentos dispusieron de dos conjuntos diferentes de ratones (transgénicos y de control) cuyos individuos fueron colocados en dos cámaras similares.

En una de las dos se les sometía a una pequeña descarga eléctrica mientras que en la otra no.

Después de tres días los ratones estaban paralizados de miedo en ambas cámaras pese a que en una de ellas nunca se les hizo ningún daño.

Al cabo de dos semanas los ratones normales del grupo de control aprendieron a distinguir la cámara que les sometía a calambrazos de la que no.

Sin embargo, los ratones geneticamente modificados tenían un significativo aunque transitorio déficit en su capacidad de reconocer y distinguir estos dos contextos similares.

Este estudio muestra que la plasticidad, o la habilidad a cambiar en respuesta a la experiencia, de la circunvalación dentada contribuye al aprendizaje espacial y al ajuste del patrón de separación.

Los investigadores han podido encontrar el camino de señales nerviosas subyacente a la evocación de un lugar específico.

Si entramos en un lugar muy similar a un primer sitio en el que hayamos estado antes, un nuevo conjunto de neuronas crea un “plano” del lugar.

Como los lugares son muy parecidos, el nuevo conjunto de neuronas coincide parcialmente con el existente que se corresponde con el lugar previamente visitado.

Cuando hay suficiente solape entre los dos conjuntos experimentamos un episodio de déjà vu.

Según envejecemos, o avanzan los procesos degenerativos como el Alzeheimer, se torna más difícil formar recuerdos únicos para lugares o experiencias similares, desembocando en la confusión que aflige a los ancianos.

Mientras llega (espero que lo más tarde posible) ese tiempo, puede que súbitamente, en medio de un momento cualquiera, te asalte la sensación de que esa misma escena la has vivido o soñado con anterioridad.

Horror, me parece que esto ya lo he escrito antes.

Algunos atribuyen el Deja Vu a experiencias psíquicas de vidas anteriores, pero este fenómeno en sí sigue siendo todo un misterio.

 ¡Qué sensación de déjà vu!

VCN: Carlomagno ,El renacimiento de Europa

 ... Las copias más antiguas de estos textos han llegado a nuestros días gracias a estas copias realizadas en letra carolingia. De hecho, existen más de 7.000 ...


VCN: Los quince barcos atrapados durante 8 años en el Canal de ...

 ... Y es que el 5 de junio de 1967 estalló la llamada Guerra de los Seis Días, en la que Israel tuvo que enfrentarse a una coalición árabe integrada por Egipto, ...


VCN: Curiosidades del calendario

 ... Ya hemos hablado de por qué febrero tiene 28 días. Ahora hablaremos un poco más extensamente sobre qué son los calendarios, cuáles se han utilizado a lo ...

http://neofronteras.com