Los nuevos riesgos en el trabajo: estrés, depresión y obesidad

Los nuevos riesgos en el trabajo: estrés, depresión y obesidad

Ser un poco perezoso para ser más eficiente.

Si analizamos a detalle la situación las personas que hacen que el mundo avance no son aquellas que trabajan sin descanso todo el día, más bien son aquellas que buscan atajos y métodos de hacer más rápido las cosas.

Tan solo piensa en toda la cantidad de aplicaciones digitales que utilizas diariamente y ten por seguro que fueron desarrolladas por perezosos productivos.

Un perezoso productivo es aquella persona que hace bien las cosas a la primera y las hace rápido, de modo que no tenga que volver a repetirlas; eso si, estamos hablando de un tipo de pereza que bien enfocada puede aumentar tu productividad diaria y no de esa pereza que te mantiene en el sillón viendo televisión todo el día sin hacer nada de provecho.

La pereza productiva es una manifestación de la inteligencia humana, que surge al mismo tiempo que la pregunta: ¿cómo puedo hacer para terminar más rápido esta tarea? 

La respuesta actual es automatizar aquellas acciones que sean repetitivas. Ojo, que no estoy diciendo que el trabajo duro no sea el camino correcto al éxito, solo debe estar bien enfocado.

Cuando implementamos la pereza productiva podemos hacer unas cinco tareas de manera eficiente y con calidad, para después salir un rato a dar la vuelta; de lo contrario podríamos hacer hasta quince tareas mal enfocadas y no sentiríamos que hemos sido productivo en lo absoluto.

De esta manera ser perezosos ayuda a ser más inteligentes.

El término de pereza productiva está asociado con la idea de que en lugar de trabajar más duro hay que trabajar más inteligentemente, dejando de lado tareas que no impliquen resultados tangibles y eligiendo aquellas labores que sean indispensables para lograr avance; es decir, hay que priorizar en lugar de querer hacer todo y terminar haciendo nada.

Un estudio comparativo realizado por investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) entre trabajadores de un diario encargados de publicar noticias en formatos digital e impreso determinó que algunos de los daños en la salud derivados del uso intensivo de la computadora son afectaciones a la vista, problemas de fatiga, estrés e incremento de peso corporal.

Con base en análisis clínicos y radiológicos orientados a valorar secuelas visuales y músculo esquelético; electromiografía para detectar posible deterioro en el túnel carpal.

Factores psicosociales; fatiga patológica, y prueba de frecuencia crítica de fusión y sintomatología relacionada con los riesgos por el uso de la PC, los especialistas encontraron que el grupo de ocho personas que trabaja en la página Web reportó una exposición al uso de PC de ocho horas diarias, frente a 6.75 horas de los empleados de otros departamentos.
 
Los especialistas del Departamento de Atención a la Salud de la Unidad Xochimilco apreciaron en los resultados de estas pruebas la existencia de una mayor demanda y menos control sobre el trabajo en línea, del orden de 0.085 frente al 0.045 del grupo control.

Los resultados señalan daños a la salud en los empleados de la plataforma Online, ya que fue descubierta una diferencia con la contraparte de 0.026 en el aumento de la graduación de los lentes usados; de 0.52 en el caso de la fatiga y mayor sedentarismo en las actividades, con repercusiones en el peso corporal así como un caso de deterioro en la velocidad de conducción del nervio mediano derecho, con una tasa de 12.5 por ciento.

Los doctores Silvia Taméz González y Luis Ortiz Hernández expusieron en el XI Congreso Interamericano de Prevención de Riesgos de Trabajo y el Congreso Nacional de Investigación en Salud de los Trabajadores 2010, que las diferencias se centran en el tiempo diario de uso de la PC, lo que permite concluir que ese factor orienta a una mayor exposición de todos los riesgos considerados en el estudio.

La recomendación de los autores del proyecto Daños derivados del uso de computadoras personales en un diario informativo es que la exposición al trabajo frente a la pantalla no exceda las cuatro horas.

Los expertos en Salud en el trabajo compartieron que en las últimas décadas los daños derivados del uso de computadoras personales han sido motivo de múltiples estudios, calculándose que en Estados Unidos 50 por ciento de la patología ocupacional diagnosticada corresponde a ese rubro.

El doctor Hans-Horst Konkolewsky, secretario general de la Asociación Internacional de la Seguridad Social (ISSA, por sus siglas en inglés), señaló como urgente sensibilizar a gobiernos, empresarios, instituciones de salud y trabajadores sobre la relevancia de una cultura de prevención y seguridad en el trabajo.

El funcionario enumeró ante los especialistas de la salud en el trabajo los nuevos desafíos surgidos con la introducción de nuevas tecnologías: riesgos biológicos y químicos, migración laboral, envejecimiento y presión psicosocial, entre otros fenómenos.

Los nuevos riesgos en el trabajo: estrés, depresión y obesidad exigen enfoques amplios e interdisciplinarios que deben ser considerados.

De igual forma la investigación que hasta ahora se centraba en accidentes y enfermedades profesionales tradicionales debe incorporar también temas sobre padecimientos crónicos, los trabajadores emigrantes y las mujeres que realizan actividades de alto riesgo, y los empleados mayores o con alguna discapacidad.

La salud de los trabajadores será afectada en el contexto de la crisis mundial actual por el deterioro que sufrirán los presupuestos dirigidos a la seguridad social y a programas contra riesgos en el trabajo y porque se incrementarán los accidentes y enfermedades profesionales dada la presión por competitividad que tendrán las empresas, lo que las llevará a dar mayor intensidad al trabajo.

Para mostrar el impacto económico de los accidentes de trabajo y las enfermedades laborales y enfatizar el enfoque preventivo más rentable en materia de seguridad y salud en el trabajo, el representante de ISSA sostuvo que cuatro por ciento del Producto Interno Bruto mundial (equivalente a dos mil 423 billones de dólares anuales) se pierde a causa de accidentes laborales y condiciones de trabajo precarias, y se ha calculado que las pérdidas en la productividad se acercan a los cinco mil millones de euros al año.

El XI Congreso Interamericano de Prevención de Riesgos de Trabajo y el Congreso Nacional de Investigación en Salud de los Trabajadores 2010 fueron organizados por las Comisiones Americana de Prevención de Riesgos de Trabajo y Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios, los institutos Mexicano del Seguro Social y de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado, así como las universidades Nacional Autónoma de México y Autónoma Metropolitana.

Dentro del Comité Organizador destacó la participación de los doctores Mariano Noriega Elío y Luis Manuel Pérez H. Pantoja, profesores de la Maestría en Ciencias en Salud de los Trabajadores de la Unidad Xochimilco.

Dicha Maestría de la UAM tiene como objetivo formar recursos humanos que respondan a las necesidades de la salud en el trabajo, capacitados para un tratamiento integral de los problemas en esta área y la generación de nuevos conocimientos mediante la investigación y el préstamo de servicios a los grupos sociales involucrados en el área, con énfasis en las acciones de promoción de la salud.


¿Hay adictos al trabajo? ¿Adicción al deporte? | VCN



Sobre el dormir animal y social | VCN



La posibilidad de vivir...sin estrés | VCN

FUENTE: UNIVERSIDAD AUTONOMA METROPOLITANA UAM