Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Cómo saber si una máquina del tiempo viaja por el pasado o por el futuro (según H.G. Wells)

Cómo saber si una máquina del tiempo viaja por el pasado o por el futuro (según H.G. Wells)
"El Viajero a través del Tiempo nos contempló, y luego a su máquina.
--Bien, ¿y qué? --dijo el Psicólogo.
--Este pequeño objeto --dijo el Viajero a través del Tiempo, acodándose sobre la mesa y juntando sus manos por encima del aparato-- es sólo un modelo. Es mi modelo de una máquina para viajar a través del tiempo [...]

--He aquí, también, una pequeña palanca blanca, y ahí otra [...]

--Ahora quiero que comprendan ustedes claramente que, al apretar esta palanca, envía la máquina a planear en el futuro y esta otra invierte el movimiento [...] Dentro de poco voy a mover la palanca, y la máquina partirá. Se desvanecerá, se adentrará en el tiempo futuro, y desaparecerá [...]

Y volviéndose hacia el Psicólogo, le cogió la mano y le dijo que extendiese el índice. De modo que fue el propio Psicólogo quien envió el modelo de la Máquina del Tiempo hacia su interminable viaje [...] Una de las bujías de la repisa de la chimenea se apagó y la maquinita giró en redondo de pronto, se hizo indistinta, la vimos como un fantasma durante un segundo quizá, como un remolino de cobre y marfil brillando débilmente; y partió..., ¡se desvaneció! Sobre la mesa vacía no quedaba más que la lámpara [...]

--Dígame --preguntó el Doctor--: ¿ha hecho usted esto en serio? ¿Cree usted seriamente que esa máquina viajará a través del tiempo?

--Con toda certeza --contestó el Viajero a través del Tiempo, deteniéndose para prender una cerilla en el fuego [...]

--¿Quiere usted decir que esa máquina viaja por el futuro? --dijo Filby.
--Por el futuro y por el pasado..., no sé, con seguridad, por cuál.

Después de una pausa, el Psicólogo tuvo una inspiración. De haber ido a alguna parte, habrá sido al pasado --dijo.
--¿Por qué? --preguntó el Viajero a través del Tiempo.
--Porque supongo que no se ha movido en el espacio; si viajase por el futuro aún estaría aquí en este momento, puesto que debería viajar por el momento presente.
--Pero --dije yo--, si viajase por el pasado, hubiera sido visible cuando entramos antes en esta habitación; y el jueves último cuando estuvimos aquí; y el jueves anterior a ése, ¡y así sucesivamente!
--Serias objeciones --observó el Corregidor con aire de imparcialidad, volviéndose hacia el Viajero a través del Tiempo.
--Nada de eso --dijo éste, y luego, dirigiéndose al Psicólogo--: piénselo. Usted puede explicar esto [...]

--En efecto --dijo el Psicólogo, y nos tranquilizó [...] No podemos ver, ni podemos apreciar esta máquina, como tampoco podemos ver el radio de una rueda en plena rotación, o una bala volando por el aire. Si viaja a través del tiempo cincuenta o cien veces más deprisa que nosotros, si recorre un minuto mientras nosotros un segundo, la impresión producida será, naturalmente, tan sólo una cincuentésima o una centésima de lo que sería si no viajase a través del tiempo. Está bastante claro [...]

--¿Comprenden ustedes? --dijo riendo."

[La máquina del tiempo, H.G. Wells, 1895]

Una lástima no haber estado presente en la reunión de nuestros amigos. De tener la oportunidad, yo le habría argumentado lo siguiente:

--Bien, admitiendo que la máquina viaje por el pasado, habrá tenido que pasar forzosamente por todos, absolutamente todos, sin excepción, los instantes anteriores al mismo en que justamente partió. ¿Por qué entonces no ha colisionado consigo misma?

¿Y ustedes, qué piensan?

El origen de Moby Dick | VCN
 ... El origen de Moby Dick Llamadme Ismael. Hace unos años -no importa cuánto hace exactamente-, teniendo poco o ningún dinero en el ...


Migraña e insomnio comparten origen común | VCN

... Investigadores de la Universidad de California descubren una proteína clave que podría relacionar la migraña con los trastornos del sueño.


El Grito de Munch , Origen y curiosidades | VCN

 ... Origen y curiosidades. El grito, es el título de varios cuadros del noruego Edvard Munch (1863-1944). La versión más famosa se encuentra en .

Salvo que se exprese lo contrario esta obra está bajo una licencia Creative Commons.