Uno de cada diez pajaros se queda soltero por “ feo”

 pajaros se queda soltero por “feo”
Un pajarito feo
Aunque creemos que la apariencia es sólo un aspecto de la vanidad humana, la naturaleza y sus extrañas formas de expresión en ocasiones privilegian la apariencia de un individuo no para beneficio propio, sino de la especie.

En un estudio de Judith Mank y sus colegas, biólogos del University College de Londres, se analiza el “cortejo cooperativo” que llevan a cabo algunas especies animales, entre ellas el pavo salvaje. 

A pesar de que todos los miembros de la especie comparten el mismo material genético, algunos machos muestran un plumaje exhuberante, mientras otros desarrollan uno más “modesto”, por llamarlo de alguna manera.

De acuerdo a los científicos, uno de cada diez pájaros tiene que conformarse con la vida de solteros ya que no son lo suficientemente bonitos y con casa agradable y cómoda para que una hembra se fije en ellos, de acuerdo a un estudio publicado en la revista Nature, conducido por la Universidad de Columbia.

Es así como, en algunas especies de aves, los machos son mucho mas atractivos que las hembras ya que poseen un plumaje mas llamativo y mas colorido, mientras que las hembras cuando mucho no pasan de tener una apariencia corriente.

Durante el estudio los expertos pudieron comprobar que los machos tienen que competir entre sí para encontrar a su hembra y solo los de mayor atractivos son lo que finalmente logran encontrar una.

Por su parte, las hembras se muestran sumamente exigentes, sobre todo en el preciso momento en que buscan formar una familia.

He aquí un pavo sexy.
He aquí un pavo sexy

Es interesante este hecho si se comparan a estos animales con los seres humanos. Cabría preguntarse si ocurre lo mismo con nuestra especie, si relegamos a los miembros menos atractivos en beneficio de los mas “bonitos”. Al fin y al cabo el ser humano al final es otro animal mas.

Multitud de estudios en el ámbito de la ecología evolutiva utilizan las aves como modelo de estudio. Las aves son unos animales relativamente fáciles de manipular en estado silvestre y aceptan ocupar los nidales artificiales que les sean suministrados.

Esto hace que en muchos casos, los investigadores colocan cajas nido para aumentar la disponibilidad de lugares de cría para estas especies y así aumentar la disponibilidad de aves (parejas y polluelos) para sus estudios.
Pero, las cajas nido no sólo se emplean en este contexto, también son muchos los aficionados a la ornitología que colocan estos nidales en sus jardines para poder observar, de cerca, sus preciadas aves.

Por otro lado, la colocación de cajas nido ha sido un mecanismo muy utilizado en los planes de gestión ambiental, como un medio por el que conseguir aumentar la población de aves insectívoras forestales, las cuales, son beneficiosas para los intereses del hombre al depredar diferentes especies de insectos considerados plagas (1). 

De manera general, las cajas nidos más utilizadas, principalmente debido a su coste, son las clásicas cajas tipo párido construidas en madera.

El problema de estas cajas es su vulnerabilidad a la intemperie, lo que conduce a su gran deterioro en pocos años. Además, de no hacerse un seguimiento conciso de las cajas, año tras año estas acumulan material procedente de los nidos de las aves.

Este material, además de aumentar el peso de la caja y favorecer su deterioro también representa un perjuicio para las propias aves reproductoras.

En este contexto, se ha visto que los herrerillos que ocupaban cajas con nidos antiguos se veían afectados en su masa corporal y en el éxito reproductor, debido principalmente a las mayores abundancias de ectoparásitos presentes en estos nidos (2).

Esto apoya el hecho de que la colocación de nidales artificiales tiene que ir acompañado de un seguimiento y mantenimiento de los mismos, con el fin de no perjudicar a las poblaciones que los ocupen.

Por otro lado, estudios más recientes, como el que puede encontrarse en el número del mes de Abril de la revista Quercus (3), ponen de manifiesto que otros modelos de cajas nido podrían resultar más beneficiosos para las aves que los clásicos modelos de madera.

En el estudio citado, los autores relatan que las cajas nido construídas con la mezcla de cemento y serrín ofrecen a las aves una mayor protección frente a depredadores (como los pico picapinos los cuales rompen con facilidad las cajas de madera y devoran a los polluelos) y suponen una mejor defensa térmica (a las condiciones ambientales en el exterior de la caja) frente a las cajas de madera. 

Esto, unido a factores que explicaremos un poco más adelante, desencadena en la mayor preferencia de las aves por utilizar nidales construidos con esa mezcla de cemento y serrín que por los modelos clásicos construidos en madera.

Además, este estudio desarrollado principalmente con gorrión molinero, pone de manifiesto que las parejas que utilizaron nidales de cemento y serrín iniciaron antes la puesta de sus huevos y los incubaron durante un periodo de tiempo más reducido hasta que se produjo la eclosión.

Dados los enormes costes que suponen la incubación de los huevos de las aves, máxime cuando las condiciones ambientales no son propicias (ver al respecto 4, como un magnífico ejemplo de comportamiento en aves) estos nidales podrían ofrecer un mejor sustento para la conservación de las poblaciones de aves en peligro.

La diferencia para Mank es que, aunque todos los machos compartan el mismo código genético, algunos individuos lo expresan y otros no. 

¿En qué consiste esta expresión? Lo único que puede dar pistas a los investigadores es que los pavos machos luchan entre ellos para dominar el grupo durante el invierno, justo antes de alcanzar su madurez sexual.

El vencedor se convertirá en el macho alfa durante la primavera, desarrollará el plumaje más elaborado y los otros machos le ayudarán a conseguir hembras. 

Esta subordinación de algunos miembros de la especie en el grupo social y su relación con el comportamiento del grupo son una línea de investigación que permitirá a los investigadores comprender mejor cómo se produce la expresión genética en los individuos de una especie, basándose en el comportamiento del individuo y en su función dentro del grupo más que asumir que todas las características genéticas contenidas en un individuo se desplegarán naturalmente durante la vida de este.

Discurso de Cantinflas en la película Su Excelencia | VCN

 ... Y ahora llego yo, que soy de peso pluma como quien dice, y según donde yo me coloque, de ese lado seguirá la balanza. ¡Háganme el favor!


Serie de Fibonacci, número aureo, número de euler | VCN
 ... A partir de ellos se forma otro cuyo lado es de 2 unidades, seguimos con cuadrados de lado 3, 5, 8, 13… Si los ordenamos crecientemente de ...


Eliminar a los mosquitos: ¿Beneficio o perjuicio? | VCN

 ... Por otro lado, los murciélagos del este de Australia también parecen depender sobremanera de estos insectos, concretamente de la especie

(1). Sanz, J.J. Cajas-nido para aves insectívoras forestales. Colección Naturaleza y Medio Ambiente. Caja Segovia.
(2). Tomás et al. 2007. Consequences of nest reuse on parasite burden and female health and condition in blue tits (Cyanistes caeruleus). Animal Behaviour, 73: 805-814.
(3). García-Navas et al. 2008. Preferencias del gorrión molinero ante dos modelos de cajas-nido. Quercus 266: 14-21.

¿Será por eso que yo toy solito???