Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

La formación del imperio de Hammurabi

La formación del imperio de Hammurabi
La formación del imperio de Hammurabi es la conclusión de las políticas llevadas durante dos siglos por las dinastías amorritas que habían tratado de dominarse unas a otras.

El problema quedó resuelto por el soberano de Babilonia.

La ciudad de Babilonia apareció en el escenario político a finales del tercer milenio a.C. Se liberó de la tutela de Ur, se erigió en principado independiente y llevó, en principio, una política de prudencia.

Hammurabi llegó al trono en 1792 a.C.

Los recursos de su reino eran, quizás, más importantes de lo que parecía, pero su extensión se debió sobre todo a su habilidad, pues muy prudentemente incorporó sucesivamente cada una de las potencias del momento.

En 1786 a.C. toma a Rim-Sin de Larsa, posiblemente su principal competidor del momento. Más tarde condujo expediciones por la zona situada más allá del Tigris cuyos ocupantes estaban siempre inquietos.

En 1762 a.C. abate, con la ayuda de Mari, una coalición que agrupaba a las potencias del Tigris: los asirios, las ciudades del Diyala...

En 1761 a.C. toma Larsa y se proclama "rey de Sumer y Akkad". Posteriormente hay una nueva victoria contra una coalición que agrupaba otra vez a las potencias orientales, después de lo cual se apodera de Mari. La conquista termina en 1753 a.C. con la derrota de Asiria y del reino de Eshnunna (Diyala).

Hammurabi había reconstituido así la unidad de la cuenca mesopotámica: por tercera vez en seis siglos el país conocía un régimen unificador y una política conducente a armonizar una herencia heterogénea, marcada por antiguas rivalidades.

La redacción del célebre código es el signo más claro de esta política de vuelta al orden.

La obra de Hammurabi le valdrá una reputación de príncipe sabio, favorito de los dioses de quienes se considera el primer servidor, protector de su pueblo al que defiende de sus enemigos, y dispensador de vida y bienestar por la atención que presta a los cultivos y al riego.

De alguna forma, es el retrato ideal del soberano mesopotámico.

Pero este imperio, a pesar del prestigio del que gozó, no fue más sólido que los dos precedentes.

A partir del final del reinado de Hammurabi, en 1750 a.C., los peligros se acumularon: inestabilidad interior y crisis social, rumores amenazadores que llegaban de los Zagros e infiltración pacífica de los casitas.

En 1740 a.C., Samsu-iluna tuvo que contener un ataque lanzado por los casitas que habían bajado de sus montañas.

Hubo una nueva tentativa, otra vez contenida, en 1708 a.C. bajo Abu-Eshuh. En el transcurso del siglo XVII a.C. el imperio se pulverizó bajo la presión casita que se hacía cada vez más fuerte.

Fue, no obstante, el rey hitita Mursili I quien, en el curso de una correría por Mesopotamia, hacia 1595 a.C., provocó la caída de Babilonia.

Aunque tuvo una duración superior a siglo y medio, el imperio se encontraba considerablemente debilitado desde el inicio del siglo XVII a.C. En cuanto a la victoria de Mursili I, tuvo como consecuencia el entregar Babilonia a los casitas.

La formación del imperio de Hammurabi


Curiosidad extra :
El secreto que escondía el Museo Británico sobre Babilonia

Corría el año 1350. Los avances en matemáticas en Oxford y París permitían contar con nuevas herramientas basadas en la geometría para hallar la posición de los planetas. 

Pero un descubrimiento realizado recientemente en el Museo Británico ha demostrado que los astrónomos de Babilonia habrían conocido estos detalles con catorce siglos de antelación.

El hallazgo es, sin duda, una auténtica revolución en el campo de la historia de la astronomía. Las tablillas de arcilla con escritura cuneiforme muestran unas figuras geométricas conocidas como trapezoides que el astrofísico Mathieu Ossendrijver se propuso estudiar y traducir. 

Tras acudir una semana anualmente durante catorce años al Museo Británico de Londres, el científico de la Universidad de Humboldt (Alemania) encontró la solución al rompecabezas.

Los trapezoides de las tablillas, datadas entre el 350 y el 50 a.C., muestran la disminución de la velocidad de Júpiter con el tiempo. 

En otras palabras, el área de cada figura geométrica habría servido a los astrónomos de Babilonia para determinar la distancia recorrida por el planeta, ayudando a calcular de este modo la posición de Júpiter a los 60 y 120 días después de que apareciera en el horizonte.

Según los resultados publicados en la revista Science, las tablillas de arcilla encontradas en el Museo Británico serían la primera evidencia del uso de métodos geométricos para realizar cálculos astronómicos. 

La comunidad científica creía hasta la fecha que los sabios de Babilonia solo empleaban operaciones aritméticas (como sumas, restas, multiplicaciones y divisiones) para hacer este tipo de estudios. 

Sin embargo, el trabajo muestra que los astrónomos de aquella época ya utilizaban ideas matemáticas abstractas, más complejas que las usadas por la civilización griega siglos después, para determinar la posición de un planeta como Júpiter.

En otras palabras, de acuerdo a las conclusiones de Ossendrijver, los astrónomos de Babilonia se adelantaron 1.400 años a los europeos para conocer cómo la geometría puede ayudar en astronomía. Unos resultados sorprendentes que vinieron de la mano de una investigación paciente y constante sobre unas tablillas archivadas durante décadas en Londres. 

Aunque la apariencia de las tablillas de arcilla recuerden a una especie de “galleta”, lo cierto es que se trata de la primera evidencia del uso de figuras geométricas como estas para seguir la localización de Júpiter.

Algo que, por otro lado, demuestra lo importante que es no solo promover la investigación para avanzar hacia el futuro, sino también recordar nuestra propia historia para “auparnos a hombros de gigantes”, como dijera Bernardo de Chartres.

VCN: Babylon 5 , personajes y razas de la serie

Esta serie aunque muy viejita ya, es para ,mí una de las mejores representantes de esa ciencia ficción que queremos creer , fácil de disfrutar y a veces sin ...


¿Podemos confiar en el Universo? | VCN

... Tomaron las matemáticas de los babilonios y de los egipcios, que las usaban para las desdeñables tareas de recaudar impuestos, mensurar ...


VCN: Las Auroras Polares

Por lo que se refiere a la primera descripción conservada y digna de crédito, se encuentra en las tablillas de arcilla de Babilonia. Los astrónomos rea

La entrada aparece primero en Blogthinkbig.com.
CC http://paseandohistoria.blogspot.com/
Los mesopotámicos - Jean-Claude Margueron