El Reloj del Juicio Final

El Reloj del Juicio Final
En 1945, los jefes de la guerra estadounidenses detonan dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, las únicas explotadas con fines bélicos.

Tras este desastroso acontecimiento, los físicos del Proyecto Manhattan deciden poner en marcha una revista que avise al mundo de los peligros de la energía nuclear con fines bélicos, la Bulletin of the Atomic Scientists (todavía en funcionamiento, como pueden observar en el enlace anterior).

Fundada por el biofísico Eugene Rabinowitch y apoyada por importantes figuras como Albert Einstein, Robert Oppenheimer o Bertrand Russell, la revista enseguida alcanzó importancia entre los científicos.

Su objetivo era el de informar sobre las decisiones y políticas acerca de las bombas atómicas y otras armas de destrucción masivas al mundo, con el objetivo de que poco a poco se frenara su producción y de que la sociedad se concienciara de su peligro.

Por aquél entonces, estos científicos estaban especialmente preocupados porque creían que las bombas lanzadas por los estadounidenses serían sólo las primeras de una gran serie de desastres atómicos, por lo que empezaron a alertar a la comunidad científica del peligro.

Una de las más interesantes ideas que tuvo la revista para mostrar este verdadero peligro fue la de crear un reloj simbólico que representara el peligro al que el mundo está expuesto, el Reloj del Apocalipsis (o Reloj del Juicio Final).

En este reloj, la medianoche simboliza el desastre total de la Tierra y la vida, es decir, el Apocalipsis. La humanidad, representada por el minutero, está siempre a escasos minutos de alcanzar la medianoche.

La cercanía que está el minutero de la medianoche es el nivel de peligro al que el mundo está expuesto.

Por lo tanto, si el minutero marcara como hora las 23:59, significaría que estaríamos a punto de desatar un desastre destructivo irreparable, peligro que se irá reduciendo según nos alejemos de esa fatídica hora y le vayamos restando minutos a la hora actual.

La idea de crear este reloj fue de Martyl Langdorf, esposa de uno de los participantes en el proyecto Manhattan, en el año 1947. En un principio, el reloj no estaba diseñado para que su manecilla se moviera, sino que era una imagen fija que representaba la necesidad de actuar rápidamente.

El minutero, que se colocó a siete minutos de las doce, era una simple señal de urgencia colocada así para mostrar el peligro. La idea de que el minutero fuera cambiando de lugar según los acontecimientos vino más tarde (concretamente, dos años después), cuando se intentó dramatizar aún más la situación y mostrar con más realismo los acontecimientos que ocurrían.

De esta forma, cada vez que ocurre un acontecimiento relacionado con la seguridad mundial, el minutero reajusta su posición. Los cambios han sido muy ilustrativos a lo largo de la historia. Tras empezar con un esperanzador 23:35, en 1949 el minutero se coloca a tres minutos de la medianoche, en el 23:57. Este cambio es la representación de un importante acontecimiento:

El por aquél entonces presidente estadounidense Harry S. Truman comunica que la URSS ha empezado a hacer pruebas nucleares con fines bélicos. Tras la negación de estos hechos por parte de la Unión Soviética y la indignación de los estadounidenses, se potencia enormemente la carrera armamentística por ambos bandos.

A lo largo de toda su historia, este reloj ha variado en muchísimas ocasiones y ha marcado fechas bastante distantes entre sí, aunque siempre cercanas a la medianoche. La aproximación más grande a las 00:00 fue en el año 1953, cuando se colocó a sólo dos minutos de la medianoche (23:58).

En este año, tanto EE.UU como la URSS deciden empezar a desarrollar las bombas de hidrógeno (más conocidas como "Bomba H" o "Bomba termonuclear").

Además, Estados Unidos demuestra el poder de esta armas al vaporizar completamente un pequeño islote en el Pacífico (literalmente, no dejó nada de él, lo destrozó al completo).

Por supuesto, también han existido buenos momentos en la historia del reloj, y en más de una ocasión se ha alejado a una distancia considerable de la medianoche.

El momento en el que el minutero se colocó a más distancia de las 00:00 fue en el año 1991, cuando se colocó a unos 17 minutos de la medianoche (23:43).

Esto se debe al fin de la Guerra Fría y al compromiso por parte de ambos bandos de desmantelar su armamento atómico.

Este reloj se convirtió en uno de los símbolos más representativos de la Guerra Fría y muestra de forma alarmante el peligro al que estuvo expuesta la humanidad. Sin embargo, desde que acabó esta carrera armamentística, hay quien cree que el reloj ha perdido su importancia como aviso del peligro que sufrimos.

Para ello, sus creadores también añadieron en este reloj otros factores de peligro, como el posible cambio climático causado por el hombre (recalco de nuevo la importancia de la palabra "posible"), enfermedades virulentas, plagas, investigaciones descontroladas en la nanotecnología...

En enero de 2010 , los responsables del reloj decidieron colocar la manecilla a seis minutos para la media noche, es decir, en las 23:54.

Este favorable cambio (en los años anteriores la manecilla estuvo situada en las 23:55, por lo que retrocedimos un minuto) se debió a los pactos internacionales para reducir el arsenal atómico y regular el clima.

Desde su creación, el reloj ya ha cambiado la posición de sus manecillas un total de diecinueve veces, situándose a día de hoy en una posición intermedia dentro de todos estos cambios.

Aunque quizás actualmente no tenga tanta importancia como tuvo hace unas décadas, sigue siendo un recordatorio de que los humanos siempre nos encontramos a unos escasos minutos de la medianoche.

12 Juegos de tablero / mesa que no te debes perder | VCN

... Este juego guarda ciertas similitudes con el Juego real de Ur y el backgammon ( éste derivado del juego de la tábula romana), por lo que se ...


De la planta del tabaco y sus virtudes ,Nicolás Monardes | VCN

... no la hay en todas partes, lo uno y lo otro se guarda por mucho tiempo, sin corrupción. Su complexión es caliente y seca, en segundo grado.


Las picaduras más dolorosas del mundo | VCN

... Así, el gen de una hormona podría ser copiado (el animal guarda el original no mutado, ya que le resulta necesario) y esta copia podría sufrir...