Uso del cuerno desde la prehistoria

Uso del cuerno desde la prehistoria
 Algunas protuberancias puntiagudas de mamíferos (sobre todo de rinocerontes, cérvidos y bóvidos) son denominadas “cuernos”, pero, en realidad, como material gemológico se utilizan sólo los estuches de cuernos de bóvidos.

Desde la prehistoria el cuerno se emplea en la preparación de ganchos y arpones y, con toda probabilidad, también de las primeras copas, además de los primeros instrumentos musicales de viento.

A partir del siglo XVII los cuernos de cérvidos y bóvidos fueron utilizados para realizar incrustaciones, después de haber sido tratados con el fin de separar la parte ósea y hacerlos más fácilmente manipulables.

Desde hace mucho tiempo, el cuerno de rinoceronte se emplea para descubrir la presencia de venenos alcaloides: estos últimos, en efecto, reaccionan al contacto con su principal componente, la queratina.

En Yemen del Norte, finalmente, el cuerno de rinoceronte se emplea para fabricar las empuñaduras de los tradicionales y costosos puñales que deben poseer todos los hombres mayores de catorce años.

Uso del cuerno desde la prehistoria

El cuerno del rinoceronte está formado por largas fibras queratinizadas, similares a los cabellos, dispuestas de forma paralela y finamente soldadas entre sí. Se encuentran, en número de uno o dos, en la parte media del hocico del animal y pueden alcanzar longitudes variables de 20 a 140 centímetros.

Parecido al marfil, del cual se considera una valiosa imitación, el cuerno de rinoceronte presenta una coloración marrón, es opaco a translúcido en láminas finas. Es poco duro (sólo 2,5 en la escala de Mohs) y también poco denso.

En los bóvidos –familia a la cual pertenecen ovejas, cabras, antílopes- los cuernos son pequeñas protuberancias óseas revestidas por un tejido córneo que, si se corta, no vuelve a crecer.

En los cérvidos –entre los que tenemos el reno, el ciervo y la cabra montesa- el tejido córneo es prácticamente inexistente: las bases óseas crecen con rapidez y caen cada año; también estos tienen una dureza y una densidad muy baja, similares a las del hueso común; el color varía del blanquecino al marrón oscuro y presenta un típico brillo céreo en fragmentos pulidos, por lo general opaco o translúcido en láminas muy finas.

Obviamente este material se encuentra sólo en las zonas donde abundan los mamíferos de los que procede.

El rinoceronte vive en Asia (India, Nepal e Indonesia) y África (sobre todo en Kenya y en República Sudafricana). Mucho más amplia es la distribución geográfica de los cérvidos y los bóvidos, abundantes en las zonas templadas y frías.


Uso del cuerno desde la prehistoria

El cuerno de rinoceronte pulverizado es empleado por ciertas poblaciones africanas y asiáticas para curar la fiebre y el dolor de muelas, y como afrodisíaco.

También son diversos los objetos obtenidos con este material: en Somalia construyen mazas, en China cepillos y en Sudán bastones de paseo, empuñaduras de espadas, tabaqueras, botones y hebillas.

La utilización del cuerno de rinoceronte ha provocado que este mamífero esté en grave peligro de extinción.

También los cuernos de bóvidos y cérvidos se emplean para obtener utensilios y objetos ornamentales, como mangos de paraguas y de cuchillos, peines e incrustaciones.


DR. House y el color de los ojos | VCN
Hoy volveré a adentrarme en el fascinante mundo de los cromosomas y los genes. Los lectores habituales saben que no suelo tocar estos ...




Philippe Petit ... El hombre que alcanzó las nubes | VCN
Nacido en Nemours, Francia, el 13 de agosto de 1949, Petit ejerció de mimo y mago antes de descubrir su facilidad para el equilibrio. En 1968 ...




La biodiversidad de Sudamérica , la gran cordillera de Los Andes ...
El neotrópico alberga los bosque húmedos tropicales más grandes del planeta. El estudio aporta pruebas sobre dos accidentes geográficos ...

Más temas interesantes en :Vida cotidia nitica