¿Y qué mejor talismán , parte de un santo?

¿Y qué mejor talismán , parte de un santo?
Puede que sea de esas personas que ansían cualquier tipo de amuleto, que sea capaz de hacer lo que sea por uno, como gastarse todo tu dinero en un talismán que le proteja de la pobreza.

Pero el problema está en que a veces el amuleto no es lo suficientemente poderoso, su suerte no cambia y para cuando se da cuenta, ha expirado su garantía.

Entonces busca un objeto exótico que atraiga la fortuna, como unos pendientes con unos mejillones incrustados o unas heces de monja.

No obstante, la búsqueda de un artilugio que cambie su ventura es ardua y dificultosa.

Yo, comprensivo con su situación, le facilito la tarea. ¿Y es que qué mejor talismán que la cabeza de un santo?

No de un santo cualquiera, sino del popular San Vital de Asís. Este simpático italiano, ermitaño y monje benedictino del siglo XIV,  vivió en la inmoralidad y el libertinaje antes de ordenarse como monje.

Una vez muerto, se extendió la fama sobre su santidad. Fue entonces cuando se le empezó a conocer como el patrón de las enfermedades genitales.

De alguna manera, lo decapitaron y su cabeza llegó a Irlanda (probablemente fuera un milagro). Allí, el 29 de mayo de 2011, su cabeza fue subastada en la casa de subasta de Annesbrook en Duleek. Con un valor de entre $1000.00 y $1500.00 , fue adquirida por un comprador de Los Angeles por $5 000.00

Así que le sugiero que si desea un futuro brillante, no pierda de vista esta cabeza ya que nunca se sabe quien será su próximo propietario.