Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Las fresas fortalecen a los glóbulos rojos

Las fresas fortalecen a los glóbulos rojos
Un grupo de voluntarios ha tomado medio kilo de fresas al día durante medio mes para demostrar que comer esta fruta mejora la capacidad antioxidante de la sangre.

Los análisis, realizados por investigadores italianos y españoles, revelan que las fresas fortalecen a los glóbulos rojos frente al estrés oxidativo, un desequilibrio relacionado con diversas enfermedades.

Hasta ahora los científicos han tratado de confirmar la capacidad antioxidante de las fresas mediante experimentos in vitro en el laboratorio.

Ahora, un equipo de investigadores de la Universidad Politécnica de la Marche (UNIVPM, en Italia) y de la Universidad de Granada (UGR) lo ha demostrado ‘en vivo’ con personas, según publican en la revista Food Chemistry.

Los científicos han suministrado a 12 voluntarios sanos 500 gramos diarios de fresas (de la variedad ‘Sveva’) a lo largo de cada jornada. Durante 16 días se han tomado muestras de sangre: a los 4, 8, 12 y 16 días, y un mes más tarde.

Los resultados revelan que el consumo regular de esta fruta puede mejorar la capacidad antioxidante del plasma sanguíneo y la resistencia de los glóbulos rojos a su hemolisis (fragmentación) oxidativa.

“Hemos averiguado que algunas variedades de fresas aportan mayor resistencia de los eritrocitos frente al estrés oxidativo, lo que puede ser de gran valor si se considera que este fenómeno desencadena graves patologías”, destaca a SINC el autor principal del trabajo, Maurizio Battino, de la UNIVPM.

El equipo analiza ahora las variaciones cuando se ingiere menos cantidad de fresas (el consumo habitual suele ser una copa al día con 150 o 200 g). “Lo importante es que formen parte de una dieta sana y equilibrada, dentro de las cinco raciones diarias de frutas y verduras”, apunta Battino.
En busca de la variedad más antioxidante

“En el laboratorio también se están analizando diferentes variedades de fresas, ya que cada una tiene su propias cantidades y proporciones de antioxidantes”, explica José Luis Quiles, el participante español en el estudio e investigador de la UGR.

El organismo cuenta con un amplio arsenal de mecanismos antioxidantes, que actúan a diversos niveles y son de diversa naturaleza. Pueden ser herramientas celulares que reparan el material genético cuando es oxidado, o moléculas fabricadas por nuestro organismo o ingeridas a través de la dieta que neutralizan los radicales libres. Las fresas presentan gran cantidad de compuestos fenólicos, como los flavonoides, que ejercen como estos antioxidantes.

Estas sustancias disminuyen el estrés oxidativo, un desequilibrio que se produce en algunas situaciones patológicas (como la enfermedad cadiovascular, cáncer o diabetes) y fisiológicas (nacimiento, envejecimiento, ejercicio físico) entre la agresión que producen “especies reactivas del oxigeno” –los radicales libres, en particular- y las defensas antioxidantes del organismo.

Cuando la oxidación supera a la defensa antioxidante se produce el estrés oxidativo, que, además de estar en el origen de ciertas enfermedades, también está implicado en fenómenos como la velocidad a la que podemos envejecer, por ejemplo.

Otro estudio realizado en conjunto por la Universidad Politécnica de Italia y la Universidad de Barcelona, reveló que el extracto de fresa utilizado para cultivar células ofrece una medida de protección contra la radiación UV.

Mientras que frotar las fresas en todo tu cuerpo no lo puede proteger de las quemaduras solares, los científicos dicen que estos hallazgos podrían allanar el camino para crear una crema fotoprotectora que servirá al consumo humano.

Las fresas contienen varios antioxidante y propiedades anti-inflamatorias, explicó Maurizio Battino, autor principal del estudio, que fue publicado en la edición febrero 2012 de la Journal of Agricultural and Food Chemistry. 

Las antocianinas, una clase de pigmentos solubles en agua que le dan a ciertas hojas, flores y frutas de su color rojo, púrpura, azul o de color también son un factor probable para lograr que este fruto proteja la piel de la radiación solar.

Para comprobar su hipótesis, el equipo preparó varios lotes de células de piel humanas y añadió extracto de fresa en diferentes concentraciones para todos, excepto para el grupo de control.

Luego expusieron las muestras a una dosis de luz ultravioleta, equivalente a 90 minutos de sol del mediodía de verano. 

Los resultados demostraron que el extracto de fresa, especialmente a una concentración de 0.5 mg, no sólo aumentó la supervivencia celular y la viabilidad, sino que también minimiza el daño de ADN en comparación con las células control.

Los resultados arrojados por el estudio alientan a los investigadores para seguir y encontrar la forma de convertir el extracto de fresa en una pomada para el consumo humano y de esto modo proteger la piel de la radiación UV, que en los últimos años es cada vez más fuerte.

Provocando cáncer de piel o quemaduras bastante dolorosas.

Pioneros en el estudio de los antibióticos | VCN

 ... Pioneros en el estudio de los antibióticos. A pesar de que los potentes compuestos antibióticos para el tratamiento de enfermedades humanas ...


Estudio de los piojos | VCN

 ... Estudio de los piojos David Reed es un gran éxito en las fiestas. Es decir, una vez que la gente supera el asco al “factor” de su trabajo. Reed ...


La Tierra , su estudio a lo largo de la historia | VCN

 ... La Tierra y su estudio a lo largo de la historia . La Tierra es uno de los 8 planetas del sistema solar, Mercurio, Venus, Tierra, Marte, Júpiter, ...

Fuentes: SINC