Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

Este hombre vio nacer un volcán ... Dionisio Pulido

Dionisio Pulido
Quien tenga la dicha de poder decir  "Yo vi nacer un Volcán"  es digno de tomado en cuenta por eso que ahora veremos la historia de Dionisio Pulido un campesino purepecha que vio nacer un volcán.

La tarde del sábado 20 de febrero de 1943 el campesino michoacano Dionisio Pulido se convirtió en el primer vulcanólogo empírico de México, cuando sintió que el piso temblaba bajo sus pies y observó cómo el campo cedía ante el surgimiento del que sería el único volcán que se ha visto emerger de la faz de la tierra, lo que dio paso a que se elaborara el acta de nacimiento del fenómeno.

“Nadie vino con el carácter de decir Hombre, ¿qué tienen, qué les pasa?

No, nadie nos llegó a visitar, a condolerse de nosotros, nadie nos llegó a dar el pésame siquiera..."
Un habitante de Parangaricutiro


"A las cuatro de la tarde, dejé a mi esposa al fuego de la leña, cuando noté que una grieta, que se encontraba en uno de los corrales de mi granja, se había abierto y vi que era una clase de grieta que tenía una profundidad solamente de la mitad de un metro.

Me fijé alrededor para encender las brasas otra vez, cuando sentí un trueno, los árboles temblaban y di vuelta para hablar a Paula.

Fue entonces que vi cómo en el agujero, la tierra se hinchó y se levantó dos o dos y medio metros de alto y una clase de humo o del polvo fino, gris como las cenizas, comenzó a levantarse para arriba en una porción de la grieta que no había visto previamente.

Más humo comenzó inmediatamente a levantarse con un chiflido ruidosamente y continuó y había un olor de azufre. Entonces me asusté grandemente e intenté ayudar a la yunta del buey.

Fue así que atontado sabía apenas qué hacer o qué pensar y no podía encontrar a mi esposa, o a mi hijo, o a mis animales.

Al último vino a mis sentidos y recordé al Señor Sagrado de los Milagros. Grité: "Señor bendecido de los Milagros, usted me trajo a este mundo”.

Entonces miraba en la grieta adonde se levantaba el humo y mi miedo desapareció por primera vez. Me apuré para ver si podía salvar a mi familia, mis compañeros y mis bueyes, pero no podía verlos. Pensé que deben haber llevado los bueyes al rancho para el agua. Vi que no había agua en el rancho y pensé que el agua se había ido debido a la grieta.



Me asustaron mucho y monté mi yegua a galope a Paricutín, donde encontré a mi esposa e hijo y amigos que me esperaban.

Estaban asustados, porque creyeron que estaba muerto y que nunca me La observación de Dionisio Pulido es referenciada por la Secretaría de Educación Pública en los libros de texto gratuito y en investigaciones de quienes hacen referencia al nacimiento del volcán que atrajo a científicos de todo el mundo para ser testigos del fenómeno registrado en Michoacán hace 67 años.verían otra vez".

Aún conservo piedras y cenizas de mi visita al Paricutín hace casi 20 años. Y el recuerdo de la cabalgata entre el pedregal de lava, la iglesia hundida entre las rocas grises que aún huelen a humo.

El Paricutín sepultó a los poblados de Paricutín y San Juan Parangaricutiro (Parhikutini y Parangarikutirhu en purépecha).

ACTA DE NACIMIENTO DEL PARICUTIN

Además de ser el único volcán que ha sido observado en su elevación, el Paricutín tiene la particularidad de contar con un acta de nacimiento, elaborada por los integrantes del cuerpo edilicio del ayuntamiento asentado en el territorio donde emergió el fenómeno, de acuerdo con el acta de cabildo que a continuación se reproduce:

Ayuntamiento de Parangaricutiro, Mich.

El día de ayer como a las 18 horas se presentaron los CC. Sánchez y Pulido informándole, completamente excitados, de la aparición de una fogata que ellos no sabían qué era, y que había resultado como a las 17 horas de ayer en la Joya denominada Cuitzyutziro, al oriente del poblado de Paricutín, por lo que, desde luego, pedían se trasladara al lugar de los hechos para que por su vista diera fe de su aseveración; a la vez Dionisio Pulido, propietario del terreno arriba mencionado, hizo del conocimiento que el día de los acontecimientos, temprano salió de su poblado (Paricutín) a cuidar sus borregas en compañía de su esposa, Paula Rangel de Pulido, y a visitar sus propiedades situadas en la repetida Joya.

Que por la tarde, a hora temprana tuvo que alejarse del lugar, recomendando a su esposa cuidara de las borregas hasta que él regresara; que como a las 16 dieciséis horas volvió al lugar precitado y recomendó a Demetrio Torres que trabajaba en los terrenos, desunciera los bueyes y los llevara a beber agua; en seguida llegó hasta dónde estaba su mujer, a quien también recomendó volver al pueblo, encaminándose después de revisar los trabajos efectuados en sus terrenos, hasta llegar a la falda del cerro oriental circunvecino.

Dionisio Pulido

Que allí como a las 17 horas sintió un fuerte temblor y estruendos en la tierra, a lo que no hizo mucho caso, ya que con frecuencia se estaban efectuando cismos (sic) desde hacía más de ocho días, pero siguió escuchando fuertes ruidos subterráneos acompañados de temblores y que entonces todo aterrado volvió la vista al poniente, o sea a su pueblo, observando con sorpresa que allá abajo en la Joyita se levantaban largas lenguas de fuego, con fuertes humaredas y estruendos nunca oídos, por lo que presa del pánico más terrible huyó rumbo a Paricutín, a donde llegó jadeante dando inmediatamente cuenta al C. Agustín Sánchez, jefe de la tenencia, de lo ocurrido.

Que el señor Sánchez, al convencerse de la veracidad de lo denunciado por Pulido se trasladó juntamente con él a la Presidencia Municipal de Parangaricutiro, donde todos alarmados dieron parte de los hechos al C. Felipe Cuara Amezcua, quien con la premura que el caso ameritaba pasó en compañía de los denunciantes al lugar donde había aparecido el fenómeno, que posteriormente se dieron cuenta era un volcán".

"Acto continuo, a propuesta de algunos vecinos de este lugar y de Paricutín, se discutió el nombre correcto que deberá llevar el mencionado volcán y después de amplias deliberaciones y deseos de los pobladores de la región, por unanimidad se le denominó volcán Paricutín".

El acta está firmada por el presidente municipal Felipe Cuara Amezcua, Rafael Ortiz, Rutilo Sandoval y Félix Anducho.

Hay olas gigantes que no son tsunamis | VCN

 ... “Son olas únicas, gigantes, solitarias pero devastadoras. Son fortuitas, nos son predecibles. Por ejemplo, se dan en situación de buen oleaje ...


Del Gato de Schrödinger y Dios | VCN

... Un buen día Heisenberg descubrió que no se puede medir con ... cuántica se basa en probabilidades, por ejemplo podemos decir que un ...


¿Por qué proliferan las medusas? | VCN

 ... Conforme se acerca el buen tiempo en el hemisferio boreal, la gente pasará más tiempo en las playas del Mediterráneo, por ejemplo, y con ...


Otros temas interesantes en  Vida cotidia nitica