Civilizaciones americanas antiguas , Los Mayas

Civilizaciones americanas antiguas , Los Mayas
La mayor parte de la civilizaciones americanas se mantuvieron separadas entre si, siendo escasos las relaciones y los intercambios recíprocos. 

Esto permitió que algunas religiones existieran grandes culturas con construcciones de grandes ciudades, desarrollo de la agricultura, actividades artesanales, organización política y social, y con religiones que presentaban una multitud de divinidades. 

En otras regiones, los hombres vivían en estadios culturales menos desarrollados inclusive algunos pueblos en salvajismo primitivo.

Las grandes culturas precolombinas se encontraban ubicadas en tres zonas:

-Mesoamérica: comprende parte de México, Guatemala, Honduras y parte de Nicaragua.

-Área Circuncaribe: con centro en el mar Caribe, comprende las Antillas, los países meridionales de América central y las costas atlánticas de Colombia y Venezuela. Hacia el sur, los límites pasan por las Guayanas, siendo impreciso hacia el interior.

-Área Andina: se extiende a lo largo de la zona de los Andes, integrada por el sur de Venezuela, Ecuador, Perú, oeste de Bolivia, noroeste de Argentina y norte y centro de Chile.

LOS MAYAS: Los mayas crearon en el sudoeste de México la civilización más deslumbrante de las Américas

Según la mitología maya, el dios Kukulkán guiaba al pueblo hacia sus máximas proezas; éste lo veneraba como constructor de ciudades, legislador y maestro del calendario.  

Civilizaciones americanas antiguas , Los Mayas
Kukulkán adoptaba la forma de una serpiente emplumada, tan fantástica y estilizada como el arte maya, en el cual las formas se extienden y entrelazan, en fiel trasunto de la vegetación tropical.

Los Mayas recibieron influencias desde la ciudad de Teotihuacán que controlaba las tierras altas de México desde el primero al séptimo siglo. 

Su edad de oro duró unos cinco siglos de 300 a 900 AD

Luego, ellos cesaron de construir templos, declinaron y se fragmentaron en diversos estados que fueron un botín fácil para las fuerzas invasoras del norte como los Toltecas que habían sido desalojados de Tula hacia el fin del décimo siglo. 

Estos últimos se volvieron la elite dirigente de los Mayas durante el período postclásico. Los dios toltecas fueron agregados al panteón maya pero los Toltecas fueron absorbidos y ellos adoptaron la lengua maya yucateca.

Se puede decir que fueron una cultura del área mesoamericana, cuyos rasgos destacados son la escritura jeroglífica, el calendario, las pinturas murales, las cerámicas, el estilo arquitectónico, entre otros. Desarrollaron una importante cultura intelectual y por eso se los llama “los griegos de América”
Ubicación témporo-espacial

La cultura maya se ubica en tres períodos: Preclásico entre el 3000 a.C. y el 300 d.C., Clásico, entre el 300 y el 900 d.C. y el Posclásico, entre el 900y 1546 d.C.

Se instalaron en Mesoamérica, alrededor del 3000 ac., en las tierras altas de Guatemala, luego en las tierras bajas de Guatemala y Chiapas en México. 

Las ciudades más importantes del período clásico fueron Uaxactún y Tikal (aproximadamente en el 1800 a.C.). En la etapa posclásica, se destacaron las ciudades de Chichén ltzá, Mayapan o Uxamal, en la península de Yucatán.


 
Organización social

La sociedad maya estaba integrada por diferentes clases sociales: los nobles, los sacerdotes, el pueblo y los esclavos.

Los nobles, ¡os que tenían “padre y madre”, era el grupo destacado de la sociedad cuyos privilegios se transmitían por herencia. Entre ellos se elegía el jefe de cada clan familiar y los jefes locales. Los españoles los llamaron “caciques”.

Los sacerdotes eran los más destacados por gozar de mayor prestigio.

 Tenían funciones destacadas en el gobierno y en la cultura como presidir ceremonias religiosas, sacrificios, dominio del calendario, conocimientos de los ciclos de la agricultura. Eran historiadores, astrónomos, matemáticos.

El nombre genérico de sacerdote era akkin. Los adivinos o chilanes eran particularmente estimados por el pueblo, en cambio el nacom o sacrificador estaba mal conceptuado. 

Civilizaciones americanas antiguas , Los Mayas
El pueblo conformaba la mayor parte de la sociedad. Suministraban la mano de obra para los trabajos agrícolas, tejeduría, pesca, caza y edificaciones

Fueron uno de los pueblos más laboriosos de América precolombina.

Los esclavos formaban la última clase social. Eran prisioneros de guerra o delincuentes Se compraban o vendían como mercancía. 

El infractor de la ley podía obtener su libertad cuando pagaba por su delito. La familia maya era monogámica, o sea, no podían tener más de un esposo o esposa a la vez.

Organización política

Los mayas comprendían políticamente un número de ciudades-estados, gobernada por una ciudad, a la manera de las antigua Grecia (polis ateniense o espartana). 

Cada estado estaba gobernado por un halach uinic ,“verdadero hombre” cuyo cargo hereditario. Sus funciones eran dirigir la política interior y exterior, percibir impuestos y cumplir con funciones militares y ¡osas. Era asesorado por jefes locales, regionales, sacerdotes y consejeros especiales. 

El batab era un jefe local encargado de asegurar la marcha correcta de su villa, dirigir a sus soldados y encargarse de los asuntos locales. No percibía impuestos, a pesar de representar al halach uinic. Las funciones menores eran los tupiles, encargados de hacer respetar la ley. El jefe militar era el nacom, elegido por un periodo de tres años.

Organización Económica

La base de la economía maya era la agricultura. El trabajo de la tierra se efectuaba con el sistema de roza, que consistía en quemar sectores de campo o bosques, y sin abono alguno, sembraban en agujeros abiertos con un palo puntiagudo. 

Periódicamente quitaban las malezas, hasta la pérdida de la fertilidad del suelo, por lo que abandonaban el lugar y buscaban otro. 

Esto incidió en que las ciudades estuvieran muy dispersas. Debido a la necesidad de agua, se ubicaron cerca de lagos o ríos o construyeron “cenotes”, depósitos de aguas subterránea de considerable profundidad. Cultivaban principalmente el maíz, así como tabaco, zapallo, algodón, tomate, cacao, tubérculos, mandioca, copal....

Religión

Eran politeístas. Sus principales dioses se vinculaban con la agricultura y al tiempo, como el dios de la lluvia, el maíz, etcétera. Poseían un ritual complejo: oraciones, ayunos, sacrificios humanos. Concebían al hombre como dependiente de los dioses que dominaban al mundo. 

Civilizaciones americanas antiguas , Los MayasEl creador del mundo era Hunab y se creía que su hijo ltzamná, señor de los cielos, de la noche y del día, había otorgado a los mayas la escritura, los códices y quizás el calendario. 

Se lo invocaba en las ceremonias propiciatorias del nuevo año, para evitar desastres.

Cultura y Arquitectura:

La arquitectura maya aparece profusamente decorada con símbolos del calendario. 

Desde sus observatorios, astrólogos-sacerdotes estudiaban y calculaban el movimiento de tos cuerpos celestes —de la mayor importancia para los agricultores— con tanta precisión, que llegaron a idear complejos sistemas astronómicos de una exactitud muy superior a la de cualquier otro en el mundo.
La cultura maya ha creado algunas de las obras más notables de todos los tiempos. La arquitectura es principalmente religiosa, donde los edificios se agrupan para formar un centro consagrado al culto. Los centros más importantes fueron Copan, Tikal, Piedras Negras, Chichen ltzá, Uxmal y Mayapán.

Se distinguen dos tipos de edificios: templos y palacios. Los templos estaban construidos en la cumbre de una pirámide con una o cuatro escaleras. Los palacios estaban en plataformas más bajas. Se cree que eran residencias de los sacerdotes.

Destacamos ”El Palacio del Gobernador” en Uxmal y “La Torre de Caracol” en Chichen ltzá. Los edificios estaban adornados con bajo y altorrelieve, esculturas, pinturas, frisos. 

Los artistas utilizaban el tallado de la piedra y la madera, siendo el jade el material precioso de importancia para ellos. En pintura realizaron obras murales (frescos) que no perduraron debido al clima cálido de su región.

Plasmaron en piedra el tiempo, erigiendo en lo más denso de la selva mesoamericana, sin ayuda de bestias de carga ni vehículos de ruedas, las gigantescas construcciones que sirvieron de plataformas ceremoniales a sus ritos religiosos. 

Cada cinco, diez o veinte años construían una nueva pirámide o ampliaban una antigua, inscribiendo la fecha a conmemorar en signos pictográficos o glifos. Existía un signo distintivo para cada día, mes y cada uno de los ciclos mayores.

Los templos mayas estaban decorados con ondulantes formas de serpientes y máscaras representativas de sus divinidades: el dios de la lluvia Chac-Mool, el dios sol y el dios de la muerte, que se distinguía por sus mandíbulas descarnadas. 

En numerosas fachadas de edificios se repetían, en una plegaria sin fin, lós paneles tallados con la máscara estilizada del dios de la lluvia; en otros, una única máscara recubría toda la fachada con el escarceo de sus formas simbólicas, sólo interrumpido por una puerta central, la boca, bajo un gran garfio de piedra que representaba la nariz.

En torno a los templos mayas crecieron las ciudades, formando un conjunto de plataformas, pirámides y espaciosas plazas. Los mayas de la época clásica construyeron numerosas ciudades y centros religiosos, unos en el litoral, otros en las llanuras del interior o en la lujuriante selva. 

La ciudad maya más antigua que se conoce, Uaxactún, fue construida en el siglo IV; se componía de ocho conjuntos principales de edificios, muy próximos entre sí, enlazados por amplias calzadas.

En Tikal floreció la mayor ciudad maya; en una angosta faja de terreno calizo, artificialmente explanada, que se extiende entre dos hondonadas, magníficos templos-pirámides se elevan más de veinte metros sobre el denso bosque tropical. 

Obligados por la escasez de agua, los arquitectos mayas convirtieron las hondonadas en depósitos que enlazaron con la ciudad median te una calzada. Ocho inmensas pirámides, docenas de palacios ‘, moradas de menor importancia se erigieron en Tikal, que duran te cuatro siglos y medio fue centro de la vida maya. 

Junto a los templos se levantaban altares para los sacrificios y enormes estelas labradas en relieve, que durante el período clásico postrero proliferaron en una desconcertante exuberancia de motivos simbólicos y decorativos, tales como la “Gran Tortuga” de Quirigua, que representa una majestuosa figura humana sentada en las fauces de un monstruo.

El calendario maya es la expresión de la importancia que los mayas dieron al tiempo, no sólo como ordenador de los acontecimientos sino como fenómeno sobrenatural que regía la creación. Poseían tres calendarios: el solar, el venusino y el litúrgico. 

El solar estaba conformado por 365 días divididos en meses compuestos por 20 o 18 días más uno de 5 días que era utilizado para las fiestas de fin de año. El venusino era utilizado por los sacerdotes, que estudiaban la posición del planeta Venus.

El litúrgico estaba compuesto por 260 días, de las cuales cada día tenía un nombre diferente. La escritura era utilizada en tiras de papel fabricadas con cortezas de árboles, llamadas códices. 

Sobre los mismos, los escribas desarrollaron la escritura jeroglífica: figuras y símbolos coloreados con pinturas vegetales, que aún no se han podido descifrar. La mayoría de los códices fueron destruidos por los españoles.

Tenían un libro sagrado llamado “Popol Vuh”, el libro de los tiempos y de los acontecimientos, que se ha traducido al castellano. Relata la creación del mundo y del hombre y nombra la principal deidad de la cultura “Kukulkau”.

En matemáticas alcanzaron un verdadero desarrollo: se basaban en el sistema vigesimal. Para la numeración escrita emplearon puntos, que valían 1 y rayas, que valían desde 5 hasta el 19. El cero fue utilizado por ellos.

La actual población maya se eleva a dos millones, de los cuales hay un millón cuatrocientos en Guatemala. Sus reclamos son continuos: basta de opresión, pobreza, marginación, discriminación y desamparo

TEOTIHUACAN: La construcción de esta fascinante ciudad es un misterio todavía, y cada día se descubren nuevas pruebas de que, por primera vez en la historia, pudo ser la creación de pueblos muy diversos, que por alguna una razón, encontraron aquí un lugar donde reunirse. 

Civilizaciones americanas antiguas , Los MayasEn su apogeo, entre los siglos IV y VII, la ciudad de Teotihuacán se extendía por una superficie de 36 kilómetros cuadrados y contaba con unos 200.000 habitantes. 

La ciudad de Teotihuacán conocida hasta hoy es una diez veces más pequeña de o que llegó a ser.Las excavaciones continúan dando resultados y la ciudad crece de día en día. Sigue sin conocerse la identidad de sus fundadores y su nombre original, aunque los mexicas se hayan entre los primeros pobladores.

Su principal santuario, la pirámide del Sol, fundada sobre una gruta recientemente descubierta, determinó su situación, reglada sobre la posición del sol en su cénit, la lógica astronómica y la organización del espacio. Este colosal monumento, elevado sobre una terraza de 350 metros de largo, alcanza los 75 metros de altura y tiene como base un rectángulo cuyos lados miden 225 y 222 metros, respectivamente.

La avenida de los Muertos se estableció perpendicular al eje principal del templo solar, con la pirámide de la Luna al norte y la Ciudadela y el templo de Quetzalcoatl, que alcanza los 42 metros de altura, al sureste, limitando las perspectivas de una vía procesional de 40 metros dé ancho por dos kilómetros de largo, en la que se encuentran, entre otros, los palacios del Quetzal Mariposa, de los Jaguares y de Yayahuala.

El centro ceremonial sólo representa el diez por ciento del área arqueológica. Los 4.000 edificios de la ciudad, construidos con piedras volcánicas y adornados de estucos, estaban ordenados siguiendo una rigurosa planificación. 

Una larga avenida dividía a la ciudad por la mitad, juntando mercados, monumentos y plazas. La piedra utilizada como moneda de cambio era la obsidiana, de la cual también obtenían sus instrumentos cortantes. El surgimiento de esta metrópoli es uno de los grandes misterios del antiguo México. 

Según los mitos de los aztecas, que la conocieron después de su caída, nació de una gran hoguera encendida por los dioses. Tecuciztécatl y Nanahuatzin se sacrificaron en ella arrojándose a las llamas y renacieron como el Sol y la Luna. Por este motivo, el lugar fue bautizado como Teotihuacán, que significa «donde los hombres fueron hechos dioses». 

No se sabe exactamente quiénes construyeron Teotihuacán, aunque los primeros habitantes de la región conocidos actualmente fueron los toltecas.

 Cuando, en el siglo XIV, los aztecas entraron en las ruinas de la ciudad, debieron quedar tan perplejos como los visitantes que las recorren hoy en día. Las pirámides monumentales seguían en pie, pero de los templos de la cúspide apenas quedaban escombros. 

Las majestuosas avenidas estaban desiertas, al igual que las vastas plazas donde las multitudes habían con templado los sacrificios.

Según las excavaciones, en la ciudad permanecieron durante siglos pequeños grupos de hombres y mujeres que sobrevivían a la sombra de los monumentos. 

 Sin embargo, las mansiones y palacios desde donde los sacerdotes gobernaban el gran imperio teocrático habían quedado vacíos. Los comerciantes, los artesanos, todos se habían ido. obsidiana: 

La obsidiana, llamada a veces vidrio volcánico, es una roca ígnea volcánica perteneciente al grupo de los silicatos, con una composición química de silicatos alumínicos y un gran porcentaje (70% o mayor) de óxidos sílicos. 

Las culturas mesoamericanas usaron ampliamente la obsidiana para crear herramientas o como ornamento. 

La ciudad de Taotihuacán fue Incluida por la UNESCO en la Lista del Patrimonio Mundial en el año 1987. 

Este ciudad sagrada, situada a unos 50 kilometres de México capital, fue edificada entre los siglos V y VII de nuestra era. Se caracteriza por las grandes dimensiones de sus monumentos, siendo los más importantes las pirámides del Sol y de la Luna, y por el ordenamiento geométrico y simbólico de sus edificios. 

Dista unos 40 kilómetros al noreste de la Ciudad de México y forma parte de los municipios de San Juan Teotihuacán y San Martín de las Pirámides, en el noreste del estado de México.


Quipus.

Una buena porción de las civilizaciones precolombinas carecían de sistemas de escritura. En el mundo incaico nunca se ha conseguido desenterrar ni el más mínimo vestigio de que alguna de esas culturas (paracas, nazcas, chavines, chimúes, moches, incas, etcétera) conocieran la escritura, a pesar de lo cual se las apañaron para crear algunos imperios bastante sólidos y duraderos.
Los incas, que controlaban un imperio de a lo menos 4000 kilómetros de largo, fueron maestros en esto de buscarse una solución. 

Dieron así con el peculiar invento de los quipus. Eran éstos una colección de nudos. El chiste del sistema es que cada nudo tenía su significado peculiar. Se piensa que algunos representaban bienes susceptibles de cobro de impuestos, y otros eran una especie de primitivo sistema numérico. 

Decimos "se piensa", porque la clave de los quipus se ha perdido, quizás para siempre, pese a los periódicos anuncios de que se han conseguido por fin descifrar éstos.

Lo cierto es que gracias a los quipus (y también a los chasquis), los incas consiguieron contar con un sistema de registro que les permitió sacar adelante un gigantesco imperio, sin contar en verdad con escritura. Incluso había una casta especial de intérpretes de los quipus, los quipucamayos, que estudiaban este arte de hacer y deshacer nudos...

... Mientras que predicaba esto, tenía varios niños con su esclava Sally Hemings. Los rumores no pararon durante su vida (Jefferson lo negó ...


... Cuando uno está acostumbrado a beber agua del grifo, con un poco de cloro, tiende a asociarla con agua limpia y fresca, mientras que al ...


 ... Instalaron ocho cámaras para monitorizar sus movimientos mientras volaban a lo largo del túnel de 5,5 metros de longitud. Los colibríes evitan ...

Fuentes Consultadas:

Lugares Sagrados de América
Maravillas de América Central
Lugares Misteriosos de Paula Ruggeri