Los preciosos gatos angora

Los preciosos gatos angora

El gato de angora turco es una raza muy gustada de felino doméstico. 

Los gatitos turcos de angora son una de las razas más antiguas, orinada en la región de Ankara, Turquía.

Sin embargo, el término angora se ha utilizado injustificadamente para designar a cualquier gato de pelo largo, sin importar su origen o raza.

Por esto a muchos gatos comunes de pelo largo, o incluso gatos persas sin pedigrí, se les llama erróneamente gato de angora.

Los gatos de angora fueron los primeros gatos de pelaje largo que fueran introducidos la Europa, medieval.

Durante el siglo XVI ,se inicia su importación de la ciudad de Angora (ahora Ankara) en Turquía . El gato conquistó rápidamente el corazón de los aficionados a este tipo de mascotas.

No obstante, cuando la raza persa comenzó a ganar terreno, el auténtico gato de angora prácticamente llegó a extinguirse como raza.

Después de la Segunda Guerra Mundial volvió a despertar interés, y los criadores en Estados Unidos resucitaron la raza bajo el nombre de angora turco, usando gatos existentes y algunas importaciones directas del zoo de Ankara. Actualmente en Estados Unidos, se reconocen distintas variedades del angora turco.

El gatito empieza a jugar hacia las dos-tres semanas de vida. Su primer juego consiste en intentar mordisquear a alguno de sus hermanos, o incluso a su madre, o bien roer alguna esquina de la caja paridera, el cobertor...

En realidad, en estos primeros momentos lúdicos el gatito participa de una memoria genética que asocia la caza al juego.

Por tanto, los juegos favoritos de los gatos son el acecho, la persecución y captura de objetos en movimiento, actividades que les sirven para practicar sus habilidades de cazadores.

Los preciosos gatos angora

Además de dormir y comer, los gatos dedican gran parte del resto del día a jugar, aunque el tiempo dedicado a esta actividad varía según la edad.

Los gatos pequeños, menores de cuatro meses, dedican 4-5 horas al día a jugar.

Los gatos adultos domésticos, que nunca llegan a ser completamente adultos como los gatos salvajes, también juegan, ya que no necesitan ocupar su tiempo en conseguir comida o defenderse de sus enemigos.

A los gatos les encanta perseguir objetos en movimiento sobre todo si son pequeños, los que "cazan" como si fueran presas.

Hay que señalar que muchas malas conductas observadas en los gatos, como el lanzarse contra los tobillos y pies de sus amos, son en realidad juegos mal dirigidos.

Es importante entonces, que en cuanto nuestro gato presente esta mala conducta dediquemos un rato libre a jugar con él utilizando un juguete más aceptable, como puede ser una pelotita amarrada a una cuerda (recuerde: no le entregue al gato madejas de hilo u ovillos para jugar, son peligrosos, se puede enredar y además traga pelusas).

Cuando los gatos son pequeños juegan entre ellos, conducta que tiende a desaparecer después de los 4-5 meses de vida, siendo reemplazada por el juego en solitario.

Eso no quiere decir que los gatos no disfruten jugando con sus amos, al contrario, les encanta y es una actividad que estrecha los lazos entre amos y mascotas.

No hace falta buscar sofisticados juguetes para gatos. Tendrán mucho más éxito aquellos que podamos fabricar en casa, con materiales sencillos y seguros.

Basta un ratoncillo peludo colgando de una cuerda elástica que habremos amarrado a una varilla (a modo de improvisada caña) o una bolita de papel de aluminio, unas migas de pan, un cubito de hielo, una aceituna deshuesada...

Los ratoncillos de tela que están rellenos de arena y suenan al moverse les fascinan, al igual que cualquier objeto con un cascabel o una campanilla.

Los vistosos plumeros de colores les encantan, pero puede servir también el que utilizas para limpiar el polvo, ¡guárdalo en un sitio seguro!

Las pelotitas les vuelven locos, sobre todo las que pueden coger entre sus dientes, como si fuera una presa. Mención aparte merece, una vez más, el rollo de papel higiénico: ¡una auténtica pasión para el pequeño Angora Turco de 2-3 meses!

Hacia las 4-5 semanas de vida la madre practica con sus gatitos un extraño juego al que llamo "el mordisco en el cuello", y que no es más que una técnica de caza con la cual el felino inmoviliza o incluso mata a sus víctimas.

La madre gata muerde a los gatitos en el cuello para enseñarles a cazar de este modo, y suele acompañar este gesto con un pataleo de sus patas traseras; no los suelta hasta que estos emiten un agudo chillido.

A continuación, veremos cómo ese mismo gato sale en busca de alguno de sus hermanos de camada para "jugar" al mismo salvaje juego con éste, y, a su vez, aquél, una vez vencido, irá en busca de otro hermanito con el que pelear...

Pronto se establece una clara jerarquía dentro de cada camada: hay un gato dominante, que suele ser el más precoz en casi todo (habilidades motrices, dentición, destete, etc) y hay otros gatos que nunca toman iniciativas y que dependen del estímulo de ese "jefe".

Quien, por lo general, suele ser un macho.

El aprendizaje del gato es asociativo

El aprendizaje del gato es asociativo

Es importante no dejar que el gato intente jugar con nuestras manos mordiendo y pataleando, pues los arañazos superficiales del felino se podrían convertir en serios desgarros unos meses después.

Debemos educar a nuestro gato, haciéndole comprender que NOSOTROS NO SOMOS GATOS, y que por tanto hay juegos que no puede jugar con nosotros.

Un gato bien educado es un gato limpio, que conoce sus límites, que respeta a sus compañeros humanos y felinos y, por encima de todo, es un gato sano y que vive en un entorno seguro.

Es muy importante, cuando se adquiere un ejemplar, informarse de las condiciones y el hábitat en que ha sido criado y educado, además de percatarse de si tiene la costumbre de dejar que se le acerquen los seres humanos.

Este es, sin duda, el principal trabajo de un buen criador: socializar a los pequeños gatos.

Por ello hemos de acostumbrar al gatito a ser manipulado por las manos humanas ya desde el mismo momento de su nacimiento, y continuar todos los días: acariciándole, hablándole, jugando con él, regañándole si hace algo inapropiado o que pone en riesgo su seguridad...

Un bebé felino se parece bastante a un bebé humano. Debemos hablarle para que comprenda nuestros mensajes, al principio interpretando nuestro tono de voz, y, con el tiempo, incluso asociando las palabras a ciertos comportamientos y actitudes.

El aprendizaje del gato es asociativo. Si queremos que nuestro gato aprenda algo, debemos asociar cada palabra a un acto. He conseguido que respondan a ciertos estímulos; por ejemplo, la comida: como siempre que gritaba "

¿Queréis un "quesito"?", les arrojaba unos premios (de queso, malta o catnip), ahora al pronunciar dicha frase, o tan sólo la palabra "quesito", ellos acuden en tropel a donde yo me encuentre. Otros han aprendido a asociar las palabras:

NO

PALOMA, PÁJARO

LATA / COMIDITA

PELOTA/ PELOTITA

ESCONDITE

Y todos ellos responden perfectamente a su nombre, ¡incluso a los varios (y diferentes) nombres que suelo emplear para llamarles!

A los gatos les gusta dormir ...bueno ¿ A quien no?


Evidentemente, hay gatos más inteligentes que otros. Algunos comprenden, de forma innata, que cuando les arrojas un ratoncillo o una pelota de goma deben traértelo para que tú vuelvas a tirárselo, y así continuar jugando... otros jamás lo aprenden, pero, sin embargo, descubren cómo abrir puertas, cajones o ventanas, o incluso la lata de pienso.

El sistema inmunológico de perros y gatos madura por completo a los 6 mesesPorque hay otro componente muy importante en la inteligencia del gato: el gato sólo aprende lo que le resulte útil para su existencia, aquello que en cada momento sea necesario aprender.

El gato tiene una inteligencia práctica, utilitarista.

Por eso es tan difícil, prácticamente imposible, encontrar gatos en un circo... ¡Aunque al parecer existe uno en Helsinki!

El sistema inmunológico de perros y gatos madura por completo a los 6 meses.

Si una vacuna con 'virus vivos modificados' se inyecta después de los 6 meses de vida, produce inmunidad frente a (por ejemplo) el virus de la Panleucopenia felina, Rinotraqueítis, Calicivirus [Trivalente], lo cual es bueno para la vida de tu mascota.

Si otra vacuna similar se inyecta un año después, los anticuerpos de la primera vacuna neutralizarían los antígenos de esta segunda dosis, la cual no haría ningún efecto.

La revacunación anual de la Trivalente o de la Leucemia felina es no sólo innecesaria, sino también un potencial riesgo de reacciones alérgicas e incluso de contraer una anemia hemolítica inmunomediada.

Los gatitos reciben anticuerpos a través de la leche de sus madres, y esta protección natural puede durar entre 8 y 14 semanas.

Por tanto, los gatos que han sido correctamente amamantados por sus madres nunca deberían ser vacunados por vez primera antes de su destete: que en algunos casos se produce a las 8 semanas de vida, y muchas otras veces incluso a las 14-16 semanas.

Porque la leche materna podría neutralizar la vacuna o incluso inactivarla hasta apenas un 38% de su efectividad.

La vacunación a las 6 semanas, por consiguiente, DISMINUIRÍA LA EFICACIA DE LA VACUNA.

Revacunar sólo 2 semanas después, AFECTA NEGATIVAMENTE AL SISTEMA INMUNOLÓGICO, antes que estimularlo.

EN CRIADEROS DONDE LOS PADRES DE LOS GATITOS ESTÉN CORRECTAMENTE INMUNIZADOS, SI LOS GATITOS HAN SIDO AMAMANTADOS POR SUS MADRES DURANTE 2-3 MESES

SE RECOMIENDA COMENZAR A VACUNAR ENTRE LAS 8-14 SEMANAS, una vez que se haya producido el destete de forma natural y gradual,

NUNCA ANTES de las 8 semanas,
Y DE MODO QUE ENTRE CADA DIFERENTE TIPO DE VACUNA (Trivalente, Leucemia, Rabia, etc) TRANSCURRAN 3-4 SEMANAS.

Una segunda dosis de vacuna después de los seis meses (por lo general cuando tu mascota haya cumplido 1 año) le proporcionará inmunidad durante el resto de su vida.


REVACUNAR ANUALMENTE A TU MASCOTA ES INNECESARIO Y PUEDE CONVERTIRSE EN UN GRAVE RIESGO PARA SU SALUD EN EL FUTURO.

Hay que tener todas la vacunas al día

REVACUNAR ANUALMENTE A TU MASCOTA ES INNECESARIO Y PUEDE CONVERTIRSE EN UN GRAVE RIESGO PARA SU SALUD EN EL FUTURO.

Para garantizar la correcta nutrición de tu gato debes alternar su comida en un 60% de alimento húmedo y un 40% de alimento seco de gama alta.

Por desgracia, todavía hay muchos veterinarios que, equivocadamente, recomiendan sólo alimentación seca (piensos) alegando que la dieta húmeda perjudicaría la placa dental, lo cual es totalmente falso. Una dieta exclusivamente seca, a la larga, dañará el riñón del gato.

Otro pienso excelente (aunque a un precio prohibitivo para criadores) es HILL´S NATURE BEST (en cualquiera de sus variedades y sabores).

A todos los gatos les encanta y es probablemente el mejor pienso de Hill´s (dejando a un lado las excelentes dietas de cuidado veterinario Prescription Diet, insuperables en cualquiera de sus variedades). Cuando al nuevo propietario le resulta difícil conseguir alguna de las marcas anteriormente citadas, recomendamos que compren Hill´s Nature Best, ya que es fácil encontrarlo en tiendas especializadas, clínicas veterinarias, etc.

Es conveniente adaptar la alimentación del gato a sus diferentes etapas de crecimiento, por ello, se le suministrará pienso de gatito aproximadamente hasta los 12 meses.

No obstante, hay gatos que manifiestan cierta intolerancia al alto contenido en proteínas y fibra de los piensos kitten, podrían sufrir diarreas y gases, y en esos casos está indicado alimentarlos con nuestra recomendación Advance adulto salmón + las latas kitten (atún o pollo) de Almo Nature.

No es excusa comprar piensos de gama baja en el supermercado, porque no tenemos una clínica veterinaria cerca o ninguna tienda para mascotas, etc.

Podemos encontrar piensos de gama alta en El Corte Inglés y hoy en día hay excelentes servicios que se encargan de llevarnos el pienso a casa pidiéndolo desde internet como el mencionado

Nuestro gato no necesita "extras" cuando está bien alimentado, y para ello es suficiente un buen pienso y agua fresca a libre disposición. No debemos dejarle comer de nuestra comida, ni acostumbrarle diariamente a las golosinas o a las chucherías para mascotas (premios de queso o de leche, etc).

UN GATO OBESO PUEDE VER REDUCIDA SU ESPERANZA DE VIDA EN UN 50%.

Si queremos estimularle o recompensarle en alguna ocasión, existen en el mercado unos "premios" de malta o de catnip (hierba gatera) de BEAPHAR que no les perjudicarán y nos servirán para establecer esa relación de complicidad con nuestro gato que tanto nos gusta.

Muchas personas me preguntan si pueden darle leche a su gato.

Mi experiencia con Angoras Turcos, a pesar de haber leído siempre en todas partes que el gato tiene intolerancia a la lactosa, es que a muchos la leche les gusta y por lo general no les hace daño, pero sólo se les debe dar de vez en cuando, muy de vez en cuando...

Ahora, además, existen en el mercado leches sin lactosa, como la de KAIKU (y también Prèsident, Mercadona, etc), excelentes para gatos.

UN GATO OBESO PUEDE VER REDUCIDA SU ESPERANZA DE VIDA EN UN 50%

Es mejor acostumbrar al gatito cuanto antes, si se trata de un ejemplar de exposición.

En este sentido, los criadores experimentados de Persas opinan que 'cuanto antes' quiere decir incluso durante el primer mes de vida, sumergiendo al gatito en una palanganita donde recibirá sus primeras aguas bautismales como top show...


Cuidar su alimentación

En el caso de los gatos de compañía que no irán nunca de exposición ni saldrán de una casa segura, protegida y cerrada (outdoor), recomiendaría no bañarlos, salvo que sea imprescindible porque el gatito se haya manchado y no se le pueda lavar con champú seco o talco.

Conviene preparar muy bien "el escenario": hemos de disponer de forma ordenada y a mano una toalla grande (mejor si es vieja y áspera, porque absorberá mejor la humedad del cuerpo del gatito cuando le saquemos, empapado); un secador, ya enchufado y listo para arrancar a la mínima potencia y a temperatura media; cepillo y peine.

La mezcla diluida de champú + agua, en un recipiente.

En el baño debe crearse un clima agradable, cálido, tranquilo. La temperatura del agua no sobrepasará los 38-39ºC.

Antes de sumergir al gato en la bañera (nunca llena, sólo con la cantidad de agua suficiente para llegar a la mitad del cuerpo del felino ) aconsejo cortarle las uñas y peinar y cepillarle el pelo, para desenredarlo y airearlo, de modo que el champú penetre mejor en el manto.

El modo más apropiado de sumergir al gato es sujetándole con fuerza por la nuca y por los cuartos traseros, realizando la "inmersión" de forma rápida, sin titubeos, para no darle tiempo a reaccionar.

Una vez se sienta en el agua, se quedará paralizado por la sorpresa un instante, que aprovecharemos para ir remojando su cabeza, la cola y las partes de su cuerpo que no hayan quedado sumergidas en el agua, procediendo a continuación a enjabonarle con cuidado de que no le entre jabón en ojos, boca y oídos.

Nunca dejemos de sujetar con fuerza el cuerpo del gato, ejerciendo presión sobre la nuca y su espalda.

Lo más importante es que se acostumbre poco a poco a recibir un baño y que llegue a verlo como una experiencia no traumática.

Hay que ser cuidadoso con el aclarado, pues de él dependerá el 90% del éxito de nuestro baño, no dejando restos de jabón que le darían al pelo del gato después un aspecto apagado y lacio.

Insistamos, pues, todo lo necesario, aunque el gato proteste, y finalicemos con la ducha de teléfono, que nos asegurará un aclarado casi perfecto (y digo casi, porque el éxito del baño depende más de la actitud de nuestro gato que de nosotros mismos).

Lo más importante es que se acostumbre poco a poco a recibir un baño y que llegue a verlo como una experiencia no traumática.

Para secar el pelo de un Angora Turco, basta frotarlo enérgicamente con una vieja toalla muy seca, incluso caliente (déjala en un radiador mientras bañas al gatito).

Después péinalo y cepíllalo suavemente. Si hace falta, seca su vientre y las zonas más delicadas con el aire tibio/caliente del secador, o lleva al gato al lugar de la casa más caliente, donde él pueda atusarse tranquilo y completar la sesión de belleza.

El gato es un animal muy limpio por naturaleza. A los tres meses, sus hábitos higiénicos son similares a los de un gato adulto.

Sólo hemos de proporcionarle una bandeja de plástico, abierta o cerrada, con o sin puerta, y un lecho de sepiolita (arena) limpia, que removeremos diariamente una o dos veces para extraer las heces y orines allí depositados.

Actualmente, existe una gran variedad de bandejas para gatos. Yo les acostumbro a usar tanto las abiertas como las cerradas, con y sin puerta. Estas últimas incorporan unos filtros de carbono que eliminan gran parte de los olores.

En cuanto al lecho, también podemos encontrar una variadísima oferta en el mercado: sepiolita (piedrecitas) con o sin perfumar, arena aglomerante, perlas, etc.

Cualquiera puede servir, por lo general los gatos lo aceptan sin problema, con la única condición de que extrememos la higiene y mantengamos siempre su arenero limpio.

 ¡Muchos comportamientos antihigiénicos de los gatos se deben a la negligencia de sus dueños, no lo olvidemos! UN GATO NO PUEDE SER LIMPIO SI SU DUEÑO NO LO ES.

SET BÁSICO DE HIGIENE DE NUESTRO GATO

El gato Angora Turco no requiere excesivos cuidados, por ello, para nuestro gatito recién llegado sólo necesitaremos:

-Un peine de puás metálicas muy finas

-Un cepillo

-Unas tijeras especiales para gatos o un cortauñas de humano.

-Eventualmente, también una carda o un cepillo de goma para liberar de pelo muerto el manto del gato.

Nunca debemos forzar al gato a abandonar a su madre antes de los 3 meses, porque hasta ese momento no ha adquirido la independencia y socialización necesarias para integrarse en una nueva familia, humana y/o felina.

Personalmente, preferimos que el gato no se vaya a su nueva casa antes de las 14-16 semanas.

También a las 12 semanas será cuando reciba la primera dosis de vacuna Trivalente, según nuestro protocolo de vacunación.

Recordemos que, aproximadamente una semana antes de las vacunaciones, el gatito (al igual que el gato adulto) deberá ser desparasitado; recomendamos ya a los tres meses una primera dosis de Drontal (Bayer) o de Milbemax (Novartis), efectivos ambos incluso contra tenias, aunque cualquier otro producto vermífugo (Canex, Flubenol, Thelmin, etc) será aceptable.

Por lo tanto, es a los tres meses cuando el gatito dejará el que hasta entonces ha sido su único hogar para conocer otro mundo, otra casa, otros humanos y, probablemente, también otros gatos o incluso perros, hurones, cobayas, canarios, loros, peces... un nuevo universo que implicará un rápido proceso de adaptación.

Es en este apartado, y en los siguientes, donde aprovecharemos para proporcionar al nuevo dueño de nuestro gatito una serie de consejos que les ayudarán a ambos a conseguir esa adaptación mutua.

tendencia a la obesidad de animales domésticos gatos

Hablando de gordura y salud...

En un estudio del 2013, un enorme grupo de biólogos, genetistas y especialistas en bioestadística se dedicaron a reunir información sobre el peso promedio de 12 poblaciones animales en ambientes humanos, incluyendo ocho distintas especies.

La investigación halló que todas las especies han visto un incremento considerable en su peso al llegar a la edad adulta a través de las generaciones, cubriendo un rango temporal de 1948 a 2006.

En el caso de animales domésticos como perros y gatos, por ejemplo, los investigadores hallaron que las gatas hembra incrementaron su peso a razón de 13.6% por década, y los machos de 5.7%.

El incremento también se aprecia en los canes, con un aumento de peso de 3% en hembras y 2.2% para machos, por década.

Pero no es suficiente con suponer que quienes tienen mascotas con sobrepeso simplemente los alimentan mal, o en exceso.

El estudio analizó también animales que no son propiamente domésticos, pero que conviven estrechamente con los humanos: las ratas.

En su caso, las ratas macho de la ciudad de Baltimore experimentaron un aumento de peso de 5.7% por década de 1948 a 2006, y en el caso de las hembras la tasa fue de 7.22%.

Una de las explicaciones que aportan los investigadores, al menos para el caso de las ratas, es que estas aprovechan los desperdicios humanos, que durante las últimas décadas también han aumentado; pero tal vez eso no sea suficiente para señalar más que una correlación, no una relación de causa-efecto.

La solución que hallaron los autores fue analizar el peso de las ratas de laboratorio durante un periodo similar al de las ratas salvajes de Baltimore; en su caso, las hembras también aumentaron de peso a razón de 11.8% por década y los machos 10.5%.

El estudio no aporta más que hipótesis acerca de las causas por las que las poblaciones de primates, roedores, canes, felinos y otros animales viviendo en entornos humanos han aumentado de peso, pero logra demostrar consistentemente que la obesidad no está afectando sólo a los seres humanos, sino que por alguna razón (se especulan virus o factores epigenéticos aún no explicados) los animales, como los humanos, están engordando.

Los gatos son unas excelentes mascotas en una amplia gama de sentidos, tanto por su autonomía, como por su capacidad para despertar emociones en nosotros en el trato diario, además con la creciente ola de su popularidad en la internet, los gatos se hacen cada vez más atractivos para nosotros. En ese sentido, ver estas 7 curiosidades sobre los gatos que tal vez no conocíamos, nos dará un espectro más cercano al mundo de estos hermosos animales.
  1. En caso de que un gato te lama alguna parte del cuerpo, significa que te trata como a uno de los suyos, te está acicalando, por tanto se trata de un cumplido.
  2. Los gatos no se comunican con otros gatos mediante el “miau”, sólo en pocas situaciones, lo usan para hacerlo con los humanos.
  3. Los gatos le hacen más caso a las mujeres, debido al tono de voz.
  4. Los gatos de tres o cuatro colores son hembras, en caso de ser machos son estériles.
  5. Después de comer, los gatos se lavan automáticamente para eliminar el olor de la comida, evitando a los depredadores, por tanto se trata de un instinto de supervivencia.
  6. Las gatas pueden tener de 3 a 7 gatitos cada cuatro meses.
  7. Los oídos de los gatos son ultrasónicos, así que pueden escuchar cosas que nosotros no.

VCN: H. P. Lovecraft ...Los gatos de Ulthar (Fragmento)
Lovecraft representa nítidamente a la gente diabólica y despreciable que mata a los gatos, son dos viejos esposos que se complacen en el sufrimiento animal, ...




VCN: Los gatos bonsai , Leyenda urbana
El caso de los “gatos bonsai” es una clara muestra de leyenda urbana moderna y muestra como las nuevas tecnologías pueden difundir mundialmente un hoax ...




VCN: Los gatos domesticos
No se sabe muy bien cuál fue la primera cultura en domesticar a los gatos, aunque siempre se ha pensado que fueron los egipcios, los asirios o alguna cultura ...

Otros temas interesantes en …Vida cotidia nitica