Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

La esfinge y el príncipe y otros relatos cortos egipcios (Segunda Parte)

La esfinge y el príncipe y otros relatos cortos egipcios

Nostalgia de Menfis

Mira, mi corazón se ha ido en silencio.

Parte hacia un lugar que conoce,

va hacia el Sur, a fin de ver Menfis.

¡Ah, ojalá estuviera yo en su lugar!

Estoy sentado y espero a mi corazón,

para que me diga en qué estado se encuentra Menfis.

No tengo noticias,


y mi corazón está inquieto.

Ven a mí, Ptah, y llévame a Menfis.

Haz que te vea a placer.

Mi corazón sueña todo el día,

mi corazón no está en mi cuerpo.

Todo mi ser es presa de grave enfermedad.

Mis ojos se han cansado de ver, mis orejas están vacías.

Mi voz dice: “¡Ah, si poseyera las palabras que todo lo cambian!”

Séme favorable y haz que allí abajo llegue.



El buitre,animal mitológico Egipcio

Diosa que se convertía en buitre, animal simbólico

El buitre era símbolo de benevolencia y protección. Al extender sus alas, protegía los cambios del difunto faraón en el otro mundo.

La imagen del buitre estaba asociada como emblema de los dioses Mut y Nejbet.

Mitologicamente fue asociado con la diosa Nekhebet, que patrocinaba a la ciudad de El-kab del Bajo Egipto.

Cuando esta ciudad se hizo importante en la historia del antiguo Egipto, el buitre se convirtió en una criatura heráldica para el Alto Egipto. Se lo solía ver retratados en pinturas con la imagen de la cobra, el símbolo heráldico que representa al Bajo Egipto, que vestía la corona blanca del Bajo Egipto.

También existió como símbolo de las diosas Mut, Isis y Hator. Este pájaro servía como símbolo de la femenino en oposición al “escarabajo” que representaba al principio masculino.


El lenguaje de las gorgolas

Hace algún tiempo existió una joven muy hermosa llamada Noah , esta chica en particular tenia una fijación por estas criaturas , una fijación que podríamos llamar amor.. siempre las estudiaba y no dejaba de pensar en ellas y pensando bien si fuera tu única diversión y ocupación quien no lo haría...

Noah siempre trato se subir hasta donde se encontraban pero nunca pudo, en una catedral tan antigua ninguna chica particular podría traspasar mas aya del altar ... pero ella no se conformaría con esto ... una noche decidió quedarse hasta el final de la ultima misa y aprovecho la oscuridad del lugar para poder colarse y esconderse en un confesionario hasta que estuviera segura para poder salir y lograr su cometido...

Así pasaron las horas y ya casi había perdido todas sus esperanzas hasta que escucho algo; eran varios sacerdotes los cuales se les veía muy preocupados..

Señor ya es al tercer monaguillo que le pasa esto que haremos, así nunca podremos librarnos de ellas y no conseguiremos la paz ... Dios mío que haremos...

Si ya lo se pero no se como detenerlas ... además no es la primera ves que esto pasa, esos espíritus están locos y no hay poder que pueda con ellos lo único que se conoce de ellos es que cada cierto tiempo atacan a las personas pidiéndoles alguna cosa y si no la obtienen pues hay tienes los resultados....

Pero esto no puede ser tiene que haber algo que las pueda detener o cualquier día de estos nos puede pasar algo a cualquiera de los tres o no maestro?

Ya olvídense de este asunto.... nadie debe enterarse eso debe quedar en secreto de confesión.

Pero esto no quedo oculto para todo el mundo, y esto hizo que Noah ahora mas que nunca tuviera el deseo de saber como era este sitio...pero tendría que esperarse hasta la mañana para poder salir de su escondite ; que noche tan incomoda paso...

Cuando por fin logro llegar a su casa se dio un baño y durmió hasta que el reloj diera las 6.00 hora en la que se da la ultima misa del día en la catedral, así que se arreglo y puso en marcha su plan, y ando por el camino que tanto conocía.

La iglesia no parecía la misma había algo que le sorprendió mucho y es que al ver a sus amadas estatuas todas absolutamente todas habían cambiado su mirar e incluso la posición en la que habían sido esculpidas...

Por cierto que esto en ves de ahuyentarla le dio ánimos para seguir adelante tenia que saber mas, quería estar con ellas.

Cuando por fin entro en el santuario se dio cuenta de que algo muy raro ocurría, todos preguntaban por el monaguillo que había sido encontrado muerto en el tejado, al parecer era muy querido por el pueblo.

El sacerdote solo decía que el joven se había mudado repentinamente de la ciudad sin razón aparente y que era un hecho muy lamentable, nadie noto que esto era una mentira, ni mucho menos las miradas cruzadas de los dos sacerdotes auxiliares....

Gracias a esta confusión Noah pudo escabullirse hasta las escaleras que se encontraban detrás del altar.. siguiendo el camino que llevaba al lugar donde los sacerdotes se cambiaban y es preparaban para dar la misa...era un sitio muy curioso y sencillo pero no había tiempo para distraerse debía seguir su camino al tejado...

Al llegar allí quedo tan maravillada por las criaturas fantásticas que solo así podría contemplar, acariciar y disfrutar que no se dio cuenta de que había empezado a llover aunque no muy fuerte...

Y así anduvo toda la noche hablando con ellas como si alguien la pudiera escuchar; en alguno que otro momento le pareció que alguien le contestaba pero no le hizo mucho caso...

Quiso quedarse mas tiempo pero ya la pequeña llovizna se había convertido en tormenta y aunque fuera imposible de creer con esto las voces se hicieron mucho mas claras y entendibles, pero no le importaba era como un trance divino que poca gente llega a conocer o contemplar

Te gustaría quedarte aquí para siempre? Le preguntaban?

Y esta sin saber el significado y el peso que pueden llegar a tener las palabras respondió con la ligereza de una pluma.

Claro que si siempre eh querido estar aquí...y no supo nada mas de lo que había pasado..

Al las dos semanas subió un sacerdote al único lugar en donde se podían ver las gárgolas a la perfección y ocurrió algo que casi lo mata de un infarto , algo que no podía creer... salió corriendo e busca de sus discípulos y estos al llegar dijeron

Otra ves lo hicieron pero como pudo llegar esta muchacha a este lugar si estaba cerrado.

Estos seres tiene poderes que nunca entenderemos pero parece que al fin tienen lo que querían un guardián que velara por ellos

Yo diría que mas que un guardián un Ángel que les brinde su amor y los proteja del infierno...

Sea lo que sea ya no podemos hacer nada.


El lazo de Isis

El nudo o lazo de Isis produce la unión de los enemigos y adversarios,del fuego y del agua,y por eso,como la Virgen será señora de todos los imposibles , las posibilidades de redención de todos los pecadores,porque ella es la madre amorosa,que incluso protege al mismo Seth,el que mató y descuartizó a su esposo.

Ese nudo o lazo de Isis representa así mismo la unión de todos los estados luminosos de la conciencia y el abrazo más profundo que liga estas luces con las oscuridades del inconsciente.

Conviene hacer incapie ahora en la importancia que obtuvo el talismán que presentaba el lazo de Isis.Solía tallarse en cornalina,jaspe rojo o cualquier otra sustancia de este color.

A veces se grababa en oro o bien en materias que luego se bañaban con el aurífero metal.Ese lazo o nudo simbolizaba la conexión de un centro con las energías que lo rodeaba y estaba reaccionado con el himno siguiente.

La sangre de Isis,

la fuerza de Isis

la palabra mágica de Isis.

todas las potencias de Isis

se funden en un abrazo

para proteger

ese grande y divino ser.

Para guardarlo bien

de todo cuanto pudiera disgregarlo.

Isis es la madre maga;no solo nutre con sus pechos,sino que posee encantamientos para asegurar la vida de la criatura artificial,elhomunculos alquímico personificado en Horus,pues la diosa se refleja en los actos de conocer,de sentir y de actuar. Isis,en realidad , es la imagen del anima.

La tradición Isiaca a persistido en el Mediterraneo a lo largo de los siglos.No puede olvidarse que la iconografía había repetido el tema isíaco de la madre dando el pecho al dios hijo desde mucho antes del advenimiento del cristianismo.

Los emblemas isíacos persistirán en las pilas bautismales,en la palma de los mártires,en la corona de las vírgenes que ,como señala F. Le Costu,son símbolos de los sacerdotes isíacos.

Se ha dicho includso que ,las letanías de la Virgen se muestran como un calco de la aretologia de Isis.Doresseansata egipcia.que mantiene estrecha vinculación con el lazo de Isis, aparece en los primitiva sarcófagos cristianos como símbolo de vida. señala que la cruz


Una breve historia Egipcia


Había una vez un campesino egipcio, pobre pero sabio, que trabajaba la tierra duramente con su hijo.

Un día el hijo le dijo:

-¡Padre, qué desgracia! Se nos ha ido el caballo.

-¿Por qué le llamas desgracia? -respondió el padre. Veremos lo que trae el tiempo…

A los pocos días el caballo regresó, acompañado de otro caballo.

-¡Padre, qué suerte! – exclamó esta vez el muchacho. Nuestro caballo ha traído otro caballo.

-Por qué le llamas suerte? – repuso el padre. Veamos qué nos trae el tiempo.

En unos cuantos días más, el muchacho quiso montar el caballo nuevo, y éste, no acostumbrado al jinete, se encabritó y lo arrojó al suelo. El muchacho se quebró una pierna.

-¡Padre, qué desgracia! – exclamó ahora el muchacho. ¡Me he quebrado la pierna! Y el padre, retomando su experiencia y sabiduría, sentenció:

-¿Por qué le llamas desgracia? ¡Veamos lo que trae el tiempo!

El muchacho no se convencía de la respuesta sino que gimoteaba en su cama.

Pocos días después pasaron por la aldea los enviados del Faraón, buscando jóvenes para llevárselos a la guerra. Vinieron a la casa del anciano, pero como vieron al joven con su pierna entablillada, lo dejaron y siguieron de largo.

El joven comprendió entonces que nunca hay que dar ni la desgracia ni la fortuna como absolutas, sino que siempre hay que darle tiempo al tiempo, para ver si algo es malo o bueno.


La plañidera


Era el amanecer, cuando el cielo pasa del negro estrellado al azul puro pasando por el rojo que Ra mostraba después de haber vuelto a vencer a la muerte el caos y la oscuridad………Ra había vencido de nuevo.

Ese instante era el qué Merytra aprovechaba para recogerse en silencio y escuchar su corazón, pensando en Maat, alimento de dioses y hombres

"...le he hecho la ofrenda de Maat que él ama (Amón) pues sé que de ella vive. Ella es también mi pan y yo me alimento de su rocío"

Así reza una inscripción de la reina Hatshepsut, pensó la joven y como esa simple frase la ayudaba para seguir el camino que marcó su destino desde pequeña....

Era una joven alegre, disfrutaba de la vida y veía a esta en todas partes, el batir de alas de las aves concentradas a lo largo del gran río, el fluir del agua, el soplo del viento que movía arbustos y ramas, las barcas que lo transitaban. El color verde de la vegetación y el dorado de la arena, los chiquillos al regazo de sus madres, las peleas entre ellos, las risas de los juegos…….

Todos los días necesitaba sentir esa vida, esa alegría, sentir que cada cosa creada es única y especial, sabía que era afortunada, tenía una acusada sensibilidad para notar la belleza allí donde estuviera, y saber que todavía tenia un mundo por descubrir.

Pero por la tarde, la tristeza inundaría su corazón, como la mayoría de las tardes desde que era pequeña, y acompañaba a su madre.

Entonces veía a la muerte, y sentía la pena , el infortunio, de la esposa o el marido o los hijos ; el lamento desgarrado del vivo hacia el muerto, esa pena del alma que se nota sobre todo en los ojos , tristeza ante la perdida……

Y entonces lloraría, las lágrimas fluirían solas, se tiraría de los pelos, se descubriría el pecho, cogería arena y se la pondría por la cara y el cuerpo y de esa manera expresaría la rabia e impotencia que se siente hacia la muerte y llamaría la atención de los dioses

Para ella era fácil, tan sencillo como podía sentir la belleza de las cosas, podía también sentir el lamento de la perdida, y su cuerpo era la expresión de sus sentimientos…

Era plañidera profesional, y desde pequeña lo había aprendido, cuando iba desnuda con su trenza de juventud acompañando a su madre.


La leyenda de Amasis

Cuenta Herodoto que Amasis había llegado al trono de Egipto desde una vil condición, ya que antes se había dedicado al robo y al pillaje.

Su elevación al trono causó una gran sorpresa y un enorme disgusto, pues los orgullosos egipcios se vieron así mandados por un hombre a quien juzgaban de clase inferior a los más bajos.

Amasis, viendo el desprecio con que era tratado, resolvió dar una lección a sus desdeñosos súbditos.

Entre los objetos que poseía para su uso personal se encontraba una jofaina de oro en la que se lavaban los pies todos los que iban a comer con Amasis. Mandó fundir la palangana y con el oro hacer una estatua de una divinidad, poniéndola después en una plaza pública.

Todo los que pasaban por enfrente de la estatua se volvían a ella y la adoraban con veneración.

Amasis mandó reunir a todos los que habían adorado a la estatua y les dijo:

-Esa estatua ante la cual os habéis inclinado tan reverentemente no es más que la jofaina en que os lavabais los pies, modelada de nuevo. A mí me ha ocurrido lo mismo: si en otro tiempo era hombre de clase inferior, ahora soy vuestro rey. Por lo tanto, habréis de respetarme y tenerme veneración.

Y en efecto, desde aquel día cesó el desdén de los egipcios por Amasis y le prestaron acatamiento y respeto.


LA SANDALIA DE NITOCRIS

La esfinge y el príncipe y otros relatos cortos egipcios R

En un pequeño pueblo del Bajo Egipto vivía una joven de veinte años cuya belleza se asimilaba a la de una diosa. Su nombre era Nitocris.

Le gustaba ayudar a su padre que trabajaba como escriba de rebaños, contando cabezas de ganado y evitando las discusiones entre los ganaderos. Nitocris sabía leer, escribir y contar, y cuando su padre se jubilara, le sustituiría.

Todos los chicos del pueblo y de los alrededores deseaban casarse con Nitocris, pero ella sólo compartiría su vida con un hombre al que amara con todo el corazón.

Los jóvenes seguían insistiendo pero ella los rechazaba tajantemente. Su padre se extrañaba, incluso le proponía casamiento con el apuesto hijo del alcalde, pero ella no podía soportarle.

Sus padres sólo deseaban la felicidad de la hermosa joven:

- Nitocris, solamente tú puedes elegir al hombre al que amarás como esposo.

La tarde estaba soleada y Nitocris salió a darse un baño al canal pensando que a esa hora nadie la molestaría. Se quitó las sandalias, se desvistió y se metió poco a poco en el agua que gozaba de una temperatura deliciosa. Estuvo nadando durante mucho tiempo.

Por allí cerca, los chicos cazaban o jugaban a la pelota. Cuando la joven volvió hacia la orilla, un chico le hizo señas con la mano ofreciéndole su ayuda para salir del agua. Se trataba del hijo del alcalde, que muy orgulloso, armado con un arco y unas flechas, le regalaba una liebre que había cazado.

- No quiero tus regalos. ¡Aléjate de mi! – dijo Nitocris.

- ¡Ni hablar! Deseo hablarte. Sabes que yo seré tu marido – contestó el joven.

- ¡Jamás! ¡Nunca me casaré contigo!

Nitocris se fue en busca de sus sandalias, cuando escuchó el ruido de un aleteo. Un halcón bajó hacia el suelo a gran velocidad cogiendo una de sus sandalias con sus garras, y de nuevo subió al cielo.

Cuando el hijo del alcalde tensó su arco apuntando hacia el halcón, Nitocris gritó:

- ¡No tires! El halcón es el animal sagrado del dios Horus, el protector del faraón. Nadie puede matarlo.

El joven se fue muy avergonzado por su acción.

Un poco más tarde se celebraba el consejo de ministros presidido por el faraón en el jardín del palacio. El rey continuaba soltero y esta situación no debía alargarse más. La Regla exigía que reinara junto a él una gran esposa real, pero ninguna le interesaba.

Estaba pensativo y no prestaba atención al ministro, cuando de repente, el halcón se abalanzó hacia el rey dejando caer algo en sus rodillas. Se trataba de una sandalia, la más bonita que jamás había visto. Rápidamente hizo llamar al jefe de guardia, y se dirigió a él enérgicamente:

- Envíe a sus hombres a todas las ciudades y pueblos y ordene que todas las muchachas se prueben la sandalia. ¡Encuentren a su dueña!

El hijo del alcalde iba hacia la casa de Nitocris, cuando vio a dos guardias cumpliendo el encargo del faraón.

No dudó en preguntar qué ocurría, a lo que le respondieron amablemente. Sólo les quedaba visitar la última casa del pueblo que se encontraba al final de la calle. El chico, al reconocer la sandalia de Nitocris, trató de evitar que la encontraran.

Pero en ese momento, la muchacha salió de su casa portando un ramo de flores de loto.

El guardia, al verla, quedó impresionado por su belleza, y al probarle la sandalia comprobó que era suya.

Nitocris atravesó los inmensos jardines de tamariscos, sicomoros y palmeras, llegando a una enorme sala del palacio. El suelo estaba decorado con azulejos en forma de lotos y en las paredes se representaban preciosas pinturas con escenas de caza. Allí, en su trono, estaba sentado el faraón de Egipto.

La joven se arrodilló ante el faraón como muestra de admiración y respeto. El rey, portando sus insignias reales, la tomó de la mano ayudándola a levantarse. Admirado por su belleza, el faraón le calzó la sandalia que le había hecho llegar el halcón. Nitocris era la esposa elegida por los dioses, y ella se había enamorado del faraón.

- Reinarás en Egipto junto a mi como Gran Esposa Real. Mandaré construir para ti una pirámide que inmortalizará nuestro amor y hará brillar tu nombre para siempre.


Varios leyendas Mitólogicas

El Mito del nacimiento de Osiris

Cuenta la leyenda, que la joven y bella diosa del cielo, Nut, se enamoró de Geb, dios de la tierra.

Ra, dios del sol y padre de Nut, no podía aprobar ese matrimonio, porque un adivino le había dicho que el niño nacido de esa unión gobernaría la humanidad. Por supuesto, Rá jamás permitiría semejante cosa.

¿Qué hizo Rá? Elevó una maldición sobre Nut diciendole: - Nut, te prohíbo que tengas un niño con Geb en el término de un año de 360 días. No lo tendrás ni de día ni de noche.

Nut, desesperada, corrió a pedirle ayuda a su amigo Thot que era muy astuto. Thot sabía que un mandato del jefe de todos los dioses no podía desobedecerse, pero tramó un plan para ayudar a Nut.

Thot se reunió con Selene, la diosa de la luna, con la excusa de jugar a las cartas. Ambos apostaron fuertemente, pero Selene apostó un poco de su luz. La decimoséptima parte de sus iluminaciones, y las perdió.

Por esa razón la luz de la luna es más débil en ciertos periodos no pudiendo competir con la luz del sol.

Con la luz que Thot le ganó a Selene, creó cinco días más que agregó al año, que por entonces, solo tenía trescientos sesenta días. Esos cinco días no pertenecían a ningún mes y tampoco a ningún año.

Nut, mediante ese ardid y sin desobedecer a su padre, pudo tener a sus hijos durante esos días.

El primer día tuvo a Osiris, el segundo, a Horus, el tercero a Set, el cuarto a Isis y el quinto a Neftis.

Cuenta la leyenda que cuando nació Osiris, se escuchó una voz que desde el cielo proclamaba: ¡Ha nacido el señor de toda la tierra!


Osiris y Set

Con el paso de los años, Osiris se convirtió en un rey grande por su bondad y su sabiduría. Se dedicó a la tarea de civilizar a su pueblo, que por aquel entonces tenía costumbres primitivas y practicaba el canibalismo.

Sus métodos de enseñanza eran tan interesantes y agradables, que a sus súbditos no les costó comprender y adoptar las nuevas normas de comportamiento.

Cuando Osiris terminó la tarea civilizadora con su pueblo, viajó a otras tierras con el mismo propósito, ganando el respeto y la admiración de quien lo conocía.

Mientras más lo conocían, más lo veneraban. Esto generó una gran envidia en su malvado hermano Set.

Mientras Osiris viajó atierras lejanas, su esposa Isis gobernó Egipto. Set trató de tomar parte en el gobierno sin conseguirlo, pero cuando Osiris finalmente regresó, Set comenzó a pergeñar un plan para deshacerse de su hermano, el rey.

Para lograr su objetivo Set consiguió asociarse con Aso, la reina de Etiopía y a un grupo de setenta y dos traidores.

Luego, se tomo el trabajo de medir cuidadosamente y en el más absoluto secreto el cuerpo de su hermano y, con esas medidas mandó construir un cofre, ricamente tallado y adornado.

Set, entonces, organizó un gran banquete donde invitó a su hermano Osiris y a los setenta y dos conspiradores.

En medio de la fiesta, Set dijo divertido:- ¿Ven este riquísimo cofre? Se lo obsequiaré a quien cupiere de cuerpo entero en él.

Los traidores formaron rápidamente una larga fila para medirse dentro, pero ninguno cupo. Cuando le llegó el turno a Osiris, que no sospechó en ningún momento de que estaba siendo víctima de una traición, se acostó adentro.

Los conspiradores se abalanzaron sobre el cofre, clavaron la tapa y luego arrojaron plomo derretido, para evitar que pudiera quedar alguna abertura por donde Osiris pudiera respirar.

Mas tarde cargaron el cofre con su preciosa carga hasta el río Nilo y lo arrojaron a sus aguas en la desembocadura del Tanaitic.


Isis, recorre Egipto

Cuando Isis se enteró de lo ocurrido, como muestra de dolor se vistió de negro y se cortó un mechón de cabello.

Isis estaba convencida de que los muertos no podían descansar hasta que fueran sepultados y se celebraran los funerales con los ritos correspondientes, por esa razón, acompañada de su hijo Horus, también llamado Harpócrates, partió a buscar el cofre con los restos de su marido desaparecido.

Al llegar a la isla de Buto, le rogó al rey Uadyet, que cuidara de Horus, ya que temía que el odio de Set, también alcanzara a su hijo. Luego partió a recorrer Egipto tratando de averiguar con cuanta persona se cruzara en su camino si alguien había visto el cofre, pero nadie sabía nada al respecto.

Cuando estaba a punto de perder sus esperanzas, se le ocurrió preguntarle a un grupo de niños que jugaban alegremente a orillas del río. Ellos le respondieron que habían visto a Set y otros hombres arrojar un cofre cerca de la desembocadura del Tanaitic.

Al enterarse, Isis corrió a visitar a su hermana Neftis para comentarle lo que habían dicho los niños. Al llegar a la casa, Isis vio las ramas de una planta medicinal que su marido Osiris usaba en su corona y que había dejado en casa de Neftis. Así descubrió que su marido había tenido relación con su hermana, confundiéndola con ella, ya que eran muy parecidas.

De esa unión ilegítima, nació Anubis, pero Neftis lo mantuvo en secreto ocultándolo al nacer temiendo una posible represalia de Set.

Isis, buscó a la criatura con la ayuda de unos perros y cuando lo encontró, lo cuidó y lo alimentó y a partir de ese momento, Anubis la acompaño siempre a todas partes cuidándola como si fuera su verdadero hijo.


El árbol Tamarisco

Isis, supo donde fue arrojado el cofre, pero no sabía si se había hundido en las aguas del Nilo o si la corriente del río lo había llevado lejos.

Continuó recogiendo información y a través de sus poderes mágicos logró saber que el cofre había sido arrastrado por la corriente hasta Biblos y allí quedó depositado junto a un arbusto de tamarisco que creció hasta convertirse en un árbol gigantesco y que en su tronco quedó escondido el preciado cofre.

Cuando el rey del lugar, Melcarthus, vio ese árbol tan espléndido, decidió talarlo y utilizar el tronco como columna para sostener el techo de su palacio.

De ese modo y sin saberlo, Melcarthus tenía oculto en la columna de su mansión, el cuerpo del desaparecido rey Osiris.

Isis, entonces, se dirigió a Biblos. Cuando llegó, se sentó al borde de una fuente mientras trenzaba sus cabellos. Al pasar por el lugar las doncellas de la reina, sintieron curiosidad por esa bella extranjera y se pusieron a conversar. Ella les respondió despidiendo perfume a flores de su boca.

Tan subyugadas quedaron las doncellas con ese encuentro que corrieron a comunicárselo a la reina, e inmediatamente les pidió que la trajeran al palacio.

Al verla, la reina también quedó impactada por su hermosura y por su gracia y la nombró de inmediato institutriz de su hijo menor.


No olvidemos que Isis tenía poderes mágicos.

Ella alimentaba al niño dándole a chupar uno de sus dedos. Por las noches, cuando todos dormían, echaba leña al fuego, luego depositaba al niño entre las llamas, sin que sufriera daño alguno.

Mientras esto ocurría, Isis se transformaba en golondrina y así transfigurada, se dedicaba a cantar desconsolados lamentos por su marido desaparecido. Las doncellas informaron a la reina acerca de lo que ocurría cada noche y Astarte, procurando conocer la verdad, se escondió tras un cortinado para espiarla.


Isis hizo como todas las noches, pero cuando arrojó al niño al fuego, la reina salió despavorida de su escondite para rescatar a su hijo de entre las llamas mientras gritaba:- ¿Que haces con mi hijo? ¿Acaso te has vuelto loca?

Isis le respondió:- Tu hijo podría haber sido inmortal. Pero, gracias a tu acción le quitaste ese privilegio.

Isis no tuvo más remedio que revelar su verdadera identidad y contar la trágica historia del rey Osiris. Luego le solicitó que le cediera la columna que contenía el cofre con el cuerpo del rey.

Melcarthus accedió favorablemente y pronto Isis pudo llorar junto al cofre de su marido.

Tiempo después, la diosa decidió llevar el cofre a Egipto por mar, acompañada por el hijo mayor de Melcarthus.

Cuando llegó, creyendo estar a solas, abrió el cofre y se puso a llorar y a lamentarse, besando y acariciando el cadáver. Pero el príncipe estaba cerca. Cuando Isis lo descubrió, lo miró de tal modo que el príncipe cayó fulminado como si lo hubiera alcanzado un rayo.

Isis, volvió a cerrar el cofre y lo escondió en uno de los pantanos del río Nilo.


Set vuelve a atacar

Por desgracia. El odio de Set, no conocía límites. Una noche que estaba cazando por los pantanos, descubrió el cofre. Tanta fue su rabia, que lo abrió, corto a su hermano en catorce pedazos y los distribuyó a lo largo del Nilo para que fueran alimento de los cocodrilos.

Al descubrir este nuevo agravio hacia los restos de su esposo, Isis comenzó una nueva búsqueda, pero esta vez la acompañaba su hermana Neftis.

Se subieron a un barco construido con juncos de pairo y emprendieron la travesía por el Nilo. La acompañaron en el viaje siete escorpiones que se dedicaron a protegerla. Los cocodrilos no tocaron los trozos del rey, que Isis pudo recuperar de a uno por vez, salvo el miembro viril que fue devorado por tres clases de peces, que a partir de entonces quedaron malditos para siempre.

Cada vez que Isis recuperaba un trozo de su marido, lo envolvía en cera perfumada y se lo entregaba a los sacerdotes del lugar para que le rindiesen culto, como si estuviese vivo.

Con sus poderes mágicos, Isis asemejó el miembro viril y más tarde reconstruyó el cuerpo por completo. Anubis lo embalsamó convirtiéndose en la primea momia de Egipto. Isis volvió a ocultarlo, y nadie hasta el día de hoy ha podido encontrarlo.


El mito del ojo celeste

Tis, ciudad del Egipto Medio, de donde sería originaria la I dinastía era la residencia de un dios llamado Onuris (propiamente Ini-herit), nombre que significa : "El que trae a la Lejana". Esta apelación aludía a una leyenda a la que sólo poseemos versiones tardías, pero cuyo tema debió quedar fijado por lo menos desde el Imperio Medio.

El Ojo del dios solar, que a veces, toma forma de la leona Tefnut, se encoleriza violentamente contra su dueño. Habiéndose apoderado de él, la diosa ("ojo" es femenino en Egipto) se retira al fondo de Nubia y pretende quedarse ahí. Como último argumento, Onuris va a buscarla y, tras haberla tranquilizado con sus promesas, la vuelve a llevar triunfalmente a Tis, donde el ojo recobra su lugar en el rostro del dios.

Esta leyenda se ha puesto en relación con el Ojo de Horus, igual que otros mitos. Como en el mito de Horus y de Seth, el Ojo Celeste, tras haber pasado por una fase de borrosidad o desaparición, es llevado a su estado anterior.

También se ha querido poner en relación con estas especulaciones el tema del udjat (el Ojo sano). El Udjat, se explicaba generalmente, era el Ojo de Hours restablecidos por los cuidados de Tot a su estado normal tras haber sido aquél mutilado por Seth.

Esta explicación sin duda fue admitida en ciertos momentos por los propios egipcios, que habían confundido los diferentes temas mitológicos de que hemos tratado; pero parece, según el testimonio del texto de las pirámides, que, en su punto de partida, el "Ojo sano" correspondía al segundo ojo de Horus.


AMÓN LO OCULTO

Durante el Imperio Nuevo, los sacerdotes de Tebas crearon extensos himnos al dios Amón, considerándolo el dios creador de todo lo existente.

En las estrófas del Papirus Leiden I 350 se encuentran alabanzas que hacen mención de la existencia de un solo dios creador de todas las cosas del universo, un dios que "está más allá del sol y más profundo que los infiernos".

Su nombre encierra el significado de "lo oculto, o lo que se oculta a si mismo", porque su identidad es tan secreta que ni siquiera los dioses conocen su nombre auténtico.

"demasiado grande para escudriñar en él y demasiado poderoso para conocerlo".

La presencia de Amón es el reconocimiento de la ciudad de Tebas como un centro religioso importante. De este modo durante cinco siglos, Amón, fue el Señor indiscutido del panteón Egipto.

Como gobernante del universo lo llamaron "Señor de los tronos de las Dos Tierras"y "Rey de Dioses". Con su imagen se construyeron fastuosos templos para adorarlo y capillas dedicadas a él.

Constituyó uno de los dioses de la Ogdóada de Hermópolis. La Ogdóada es el mito de la creación perteneciente a esta ciudad.

Se constituyó con 8 dioses que formaron 4 parejas. Todos eran entidades personificadas en la materia primordial, con los dioses vistos como ranas y las diosas como serpientes.

De este modo la creación del universo se explica asi: "El caos ha sido conceptualizado en ocho extrañas criaturas, adecuadas para habitar en el limo primordial".

Las 4 parejas eran:

Nu (dios rana)- Naunet( diosa serpiente)

Het (dios rana)- Hauhet (diosa serpiente)

Kek (dios rana)- Kauket (d. serpiente)

Amón (d. rana)- Amaunet (d.serpiente)

De este modo Amón es un dios trascendente, que se autogeneró, por lo tanto está por encima de la creación y preexiste en Tebas y en todo el Universo más allá de todos los demás dioses, para que la colina primordial (Nu) surja.

Este es el acto de creación de la materia primordial del cosmos.

Amón es "el que se hizo a si mismo"y se desarrolla como dios solar que rejuvenece contínuamente.

Por este motivo, su nombre en los monumentos es Amón-Ra (sol). Cada dios es una imagen proyectada de Amón, y el concepto de " la trinidad" se establece con tres dioses, la unión de ellos forman "la unidad" que es Amón : Ra es su cara, Ptah es su cuerpo y Amón su identidad oculta.

18 de las ciudades más pobladas de la Tierra ( Parte 6 ) | VCN

 ... El Cairo, la capital de Egipto y mayor ciudad de África, ha estado poblada durante más de seis mil años y se ha mantenido como capital desde ...


¡Cuidado con mensajes de Zorpia! | VCN

 ... Recibí un correo desde Zorpia invitándome a entrar en su página para leer un mensaje que me enviaba una compiblogger con la que en ...


9 especies jurásicas en charcas del interior peninsular | VCN

 ... Estos crustáceos llevan en la Tierra desde el Jurásico, por lo que se los considera fósiles vivientes. Los anostráceos son bioindicadores y su ...