Las perlas , esas bellas esferas

Las perlas ...esas bellas esferasLas perlas son los objetos macroscópicos (esto es, de gran tamaño, que pueden contemplarse sin necesidad de microscopio) más perfectamente esféricos que existen en la naturaleza, y su esfericidad depende de la capacidad de las mismas de rotar durante su crecimiento.

Ésta es una de las conclusiones a la que han llegado científicos de la Universidad de Granada, el Instituto Andaluz de Ciencias de la Tierra (centro mixto CSIC-UGR) y la Universidad de Nancy (Francia), publicado recientemente en la revista Langmuir, que edita la Sociedad Americana de Química (Estados Unidos).
Madre perla

Las Perlas son gemas únicas originadas por la naturaleza, nacen de las Ostras Madres o Madreperla, son el producto de una reacción de enquistamiento de una partícula extraña dentro del cuerpo blando de ese molusco, y da como resultado un producto con un finísimo lustre y suave brillo interno que no es igualado por ninguna otra gema del mundo.

Han sido muy valoradas por todos los pueblos desde la antigüedad, por su rareza, delicada belleza y su extraordinario valor. Las perlas son de tamaño, color y forma variables.

Plinio el Viejo llamaba perna a un molusco perlífero del Mar Negro. Pero su actual denominación deriva del latín medieval pirula o perula, que indicaba las perlas barrocas o irregulares, es decir, las no esféricas.

Las primeras referencias de perlas se remontan a más de 2.000 años a.C. y el objeto más antiguo es un collar de tres hilos con 216 perlas encontrado en las excavaciones de Susa y que se conserva en el museo del Louvre, en París.

Las perlas de mejor calidad, las denominadas perlas orientales, proceden del Golfo Pérsico, donde se extraen desde hace más d 2.300 años.

Para los romanos –que la llamaban “margarita”- la perla era un símbolo del amor y estaba dedicada a la diosa Venus; existía también un gremio de margaritarios, es decir, de comerciantes de parlas que ejercían su actividad a lo largo de la Vía Sacra.

El mismo Plinio hace referencia a la leyenda según la cual las perlas se originaban a partir de moluscos fecundados por los rayos de la Luna: debido a esto fueron asociadas a la simbología relacionada con la fecundación, el amor y la mujer.

En todas las épocas las perlas han tenido su importancia; como contrapartida, su explotación indiscriminada ha llevado a la casi extinción de las colonias de moluscos perlíferos.

Las perlas ...esas bellas esferas 3

La perla no es más que una concreción natural de carbonato de calcio y de conquiolina formada en el interior de un molusco que, para defenderse de un cuerpo extraño introducido accidentalmente en el tejido vivo, lo envuelve lentamente y en forma de estratos.

La composición media de una perla es de aproximadamente un 90 % de aragonito (forma rómbica del carbonato de calcio) y de un 4 a un 6 % de conquiolina (un hidrato de carbono afín a la quitina), mientras que el resto es agua con pequeños porcentajes de otros elementos químicos.

El aragonito de la perla, al igual que el del nácar, está formado por finísimos estratos que son la causa principal de su típico brillo, denominado “oriente”, debido a fenómenos de reflexión, refracción y difracción de la luz.

Si el cuerpo extraño alrededor del cual se deposita el estrato perláceo ha sido introducido por el hombre, se obtiene una perla cultivada; el que descubrió el cultivo de perlas fue el japonés Kokichi Mikimoto.

En la actualidad las perlas cultivadas han sustituido en gran parte a las perlas naturales, mucho más raras y difíciles de encontrar.

Desde el punto de vista ecológico, el desarrollo de las técnicas de cultivo de las perlas ha sido de la mayor importancia, permitiendo la salvación de numerosos bancos naturales de moluscos perlíferos.

La densidad de las perlas varía entre 2,6 y 2,7 en las naturales y entre 2,71 y 2,75 en las cultivadas; la dureza de ambas está comprendida entre 2,5 y 3,5 según la escala de Mohs.

Su coloración puede ser blanca, gris, rosada, amarilla e incluso negra.

Las perlas ...esas bellas esferas 5

Las perlas pueden formarse en moluscos marinos y de agua dulce.

Los moluscos marinos típicamente perlíferos, las denominadas ostras, son los lamelibranquios del género Pinctada (o Pteria), como la Pinctada martensi (utilizada en Japón para obtener las perlas cultivadas), o la Pinctada maxima (empleada en Australia) y en Polinesia; en los más ricos mares de Sri Lanka, del Golfo Pérsico y de Venezuela prolifera la Pinctada radiata.

De forma más esporádica se pueden formar perlas también en los lamelibranquios Pinna nobilis y en algunas especies del género Haliotis; entre los gasterópodos es muy apreciada la perla rosada producida por Strombus gigas.

En el lenguaje comercial se denominan “perlas de río” las cultivadas en moluscos de agua dulce, especialmente en los de lagos, aunque estos son rara vez perlíferos.

Los más idóneos para producir perlas cultivadas son los lamelibranquios Hyriopsis schlegeli y Cristaria plicata.

Las perlas, naturales o cultivadas, no necesitan ser talladas, sino únicamente pulidas antes de entrar en el mercado.

Sólo en el caso de perlas adheridas a la cara interna de la concha se realizan trabajos de talla para recuperar la porción curva de aquellas.

La forma de las perlas es muy variable. Las hay esféricas, ovales, en forma de gota y las denominadas barrocas e irregulares. Las perlas de los moluscos de agua dulce, son pequeñas y alargadas en forma de grano de arroz.

Por último, las perlas son bastante porosas y, por tanto, se pueden colorear con facilidad con colorantes artificiales en tonos diversos.

Tipos de perlas

PERLA CULTIVADA DEL MAR DEL SUR O AUSTRALIANA:

Se trata de un tipo de Perla excepcional. Cultivadas en aguas saladas del Norte de Australia, en Indonesia y en Filipinas, tienen una gama de color que va desde el blanco hasta el negro.

Pero se destacan por su iridiscencia plateada y dorada, alcanzando tamaños entre los 9 y 28 mm.

Pueden tener una forma perfectamente redonda hasta una forma ligeramente asimétrica y un brillo medio alto. El precio varía según el brillo y su tiempo de cultivo es entre los 3 y 8 años.


PERLA CULTIVADA DE TAHITI

Son cultivadas en aguas templadas por la Ostra Pinctada Margaritifera en agua salada de la Polinesia Francesa. De una amplia gama de colores desde el gris, verdes, naranjas, doradas, azules y negro.

Las de color negro son únicas, poseen un brillo intenso y alcanzan los 13 mm. El tiempo de cultivo es de 2 a 3 años. La perla de Tahiti es costosa por escasa y única.


PERLA CULTIVADA AKOYA

Perlas cultivadas de Akoya: las perlas cultivadas de Akoya son un tipo de perla de agua salada de Japón. Tienen forma redonda, simétrica y miden entre 6 mm y 8.5 mm.

Es una perla de difícil crecimiento y tienen más brillo que las perlas cultivadas de agua dulce, su color es suave y va en la gama del crema hasta el rosado. Su tamaño esta por encima de los 7 mm y es muy redonda.


PERLA CULTIVADA DE AGUA DULCE:


Se cultivan en granjas de lagos y ríos en China. Posee forma asimétrica, brillo medio a alto y miden entre 3.5 mm y 7.0 mm. Las perlas cultivadas en agua dulce son sobre todo blancas, pero pueden ser rosadas.

‘Perlas gota’

Como explican los investigadores, las perlas se forman a partir de un núcleo implantado sobre el que se depositan progresivamente capas de nácar.

Su valor es enormemente variable, siendo una de las características más apreciadas su grado de esfericidad.

En este trabajo, sus autores proponen que la esfericidad depende de la capacidad que tienen las perlas de rotar durante su crecimiento dentro de la ostra.

 “Cuando los frentes de crecimiento del nácar de una perla están alineados siguiendo meridianos desde un polo a otro, la posterior agregación de partículas provoca una rotación permanentemente alrededor de un sólo eje.

Si la distribución de frentes de crecimiento es aleatoria, las perlas desarrollan formas esféricas (posiblemente debido a rotación alrededor de múltiples ejes) o barrocas (en que no existe rotación).

“Nuestro trabajo ha demostrado que la rotación es, pues, un proceso auto-organizado originado por fuerzas físicas ejercidas sobre los frentes de crecimiento.

Las ‘drop-pearls’ serían, por lo tanto, un tipo natural de ruedas dentadas (ratchets)”, destaca Checa.

La extinción del dodo | VCN

... La extinción del dodo. Raphus cucullatus. Bajo este complicado nombre latino se esconde nuestro protagonista de hoy: el desafortunado dodo ...


Los feos también triunfamos en la vida | VCN

 ... En el hombro del desafortunado productor como para devolverle la confianza en sí mismo, diciendo a quién quisiera escucharlo: - "Éste es el ...


Mis 28 robot más recordados del cine y la TV | VCN

 ... que durante la simulación de un arresto da muerte al desafortunado voluntario , a causa de las balas disparadas por el monstruo mecánico.

Fuente: Universidad de Granada
Otros temas en …Vida cotidia nitica