El observatorio consta de una plataforma semicircular de 40 metros de diámetro, rodeado por pilares que marcaban el movimiento del sol a lo largo de las estaciones, indicaba el China Daily.

"No era utilizado solamente para observar fenómenos astronómicos, sino también para rituales de sacrificios", indicó un investigador asociado con el Instituto de Arqueología de la Academia China de Ciencias Sociales, He Nu.

Concepción astronómica del Universo en la antigua China 2
Los gobernantes chinos dependían de los astrónomos
Los astrónomos de la corte imperial china observaron fenómenos celestes extraordinarios cuya descripción ha llegado en muchos casos hasta nuestros días. Estas crónicas son para el investigador una fuente valiosísima porque permiten comprobar la aparición de nuevas estrellas, cometas, etc. También los eclipses se controlaban de esta manera.

Los gobernantes chinos dependían de los astrónomos para hacer los calendarios e intentar interpretar el cielo para interpretar las fuerzas divinas y sobrenaturales. Los astrónomos chinos hicieron algunas de las observaciones de cometas y otros fenómenos recordadas desde hace más tiempo.

Por el contrario, el estudio de los planetas y de la Luna no estuvo hasta el siglo I a. C. en condiciones de proporcionar predicciones suficientemente exactas de los fenómenos celestes.

Se cuenta la historia de los desdichados astrónomos de la corte, Hsi y Ho, que fueron ejecutados por haber puesto en peligro la seguridad del mundo, al dejar de predecir un eclipse de Sol.

La concepción del Universo en la China antigua se encuentra expuesta en el “Chou pei suan ching”, un tratado escrito alrededor del siglo IV a.C. Según la teoría del Kai t’ien (que significa: el cielo como cubierta), el cielo y la Tierra son planos y se encuentran separados por una distancia de 80 000 li (un li equivale aproximadamente a medio kilómetro). El Sol, cuyo diámetro es de 1.250 li, se mueve circularmente en el plano del cielo; cuando se encuentra encima de China es de día, y cuando se aleja se hace noche.

Posteriormente, se tuvo que modificar el modelo para explicar el paso del Sol por el horizonte; según la nueva versión del Kai t’ien, el cielo y la Tierra son semiesferas concéntricas, siendo el radio de la semiesfera terrestre de 60.000 Ii.

El texto no explica cómo se obtuvieron las distancias mencionadas; al parecer, el modelo fue diseñado principalmente para calcular, con un poco de geometría, la latitud de un lugar a partir de la posición del Sol.

El Kai t’ien era demasiado complicado para cálculos prácticos y cayó en desuso con el paso del tiempo. Alrededor del siglo II d.C., se empezó a utilizar la esfera armilar como un modelo mecánico de la Tierra y el cielo.

Al mismo tiempo surgió una nueva concepción del Universo: la teoría del hun t’ien (cielo envolvente), según la cual: “… el cielo es como un huevo de gallina, tan redondo como una bala de ballesta; la Tierra es como la yema del huevo, se encuentra sola en el centro.

”El cielo es grande y la Tierra pequeña.”

"Nuestros antepasados observaban la dirección del amanecer a través de los huecos y así eran capaces de distinguir las diferentes estaciones del año", añadió.

Las estaciones marcadas por el observatorio sólo se diferenciaban en uno o dos días del calendario chino tradicional, que es todavía utilizado en la China rural, señalaba el China Daily.

Posteriormente, las teorías cosmogónicas en China girarán alrededor de la idea de que el Universo estaba formado por dos sustancias: el yang y el yin, asociadas al movimiento y al reposo, respectivamente.

De acuerdo con la escuela neoconfucionista, representada principalmente por Chu Hsi en el siglo XII, el yang y el yin se encontraban mezclados antes de que se formara el mundo, pero fueron separados por la rotación del Universo.

El yang móvil fue arrojado a la periferia y formó el cielo, mientras que el yin inerte se quedó en el centro y formó la Tierra; los elementos intermedios, como los seres vivos y los planetas, guardaron proporciones variables de yang y yin.

"Sabemos muy poco sobre la astronomía china en el período prehistórico", afirmó otro investigador de la Academia China de las Ciencias, Wang Shouguan. "El descubrimiento ayudará a estudiar la astronomía antigua"

El último descubrimiento se produjo en un lugar cercano a la ciudad de Linfen, en la provincia de Shanxi, donde se cree que habitaron los humanos hace 4.300 años, según indica el China Daily.

Helena de Troya ...Grandes Mitos de la Antigüedad | VCN

 ... De forma que, estaríamos hablando de una fuga, más que de un rapto, no obstante, lo que está claro es que ese “rapto” provocó una de las ...


Del adiós a Neil Armstrong | VCN

 ... En un vuelo LLTV en 1968, Armstrong perdió el control de la aeronave debido a una fuga de carburante causado por las condiciones de ...


¿Son “invisibles” las civilizaciones extraterrestres? | VCN

... SETT busca señales como la firma espectral de los residuos de la fisión nuclear siendo arrojados a una estrella, o las fugas de tritio de las ...