20 animales de la creación no tan cotidianos ,Criptozoología ( Segunda Parte)

20 animales de la creación no tan cotidianos ...  ( Segunda Parte)

7- Ippo, un pequeño cebrasno italiano 

El animal de estas imágenes nació en una reserva de Florencia (Italia) en julio de este año. 

Ippo, un pequeño cebrasno italiano

Es un cebrasno o zebrasno, hijo de una cebra macho y una burra, un cruce que se ha dado muy pocas veces con éxito.

El animal nació por el instinto de sus padres, no por un intento premeditado del hombre.

La cebra Martin saltó la verja que la separaba de la burra Giada (de la raza Amiata) y doce meses más tarde nació Ippo.

  Ippo, un pequeño cebrasno italiano

Generalmente los cebrasnos, como en este caso, suelen tener de las cebras las piernas rayadas y su naturaleza salvaje, y de los burros conservan el aspecto general.

Estos animales casi siempre son estériles.

 Ippo, un pequeño cebrasno italiano

En estas fotografías podeis ver su sorprendente aspecto, y a sus padres.

8-TORTUGA DE CABEZA ANCHA (PLATYSTERNON MEGACEPHALUM)


animales de la creación no tan cotidianos

Pertenecientes a una vieja estirpe, que quizá data de época anterior a los dinosaurios, las tortugas pueden considerarse, entre los reptiles, como fósiles vivientes.

Poseen todas un sólido caparazón unido al esqueleto, en el que ocultan en caso de peligro las partes sensibles de su cuerpo.

La tortuga de cabeza ancha es una excepción a esta regla general, porque no puede recurrir a tal actitud. Si llega a colocar sus patas en lugar seguro, su cabeza, demasiado voluminosa para hallar espacio en su fortaleza personal, siempre queda expuesta a los peligros del mundo exterior.

Los plastitérnidos, que los anglosajones han bautizado como “tortugas de cabeza grande”, viven en los torrentes de montaña del Sudeste asiático, China meridional, Tailandia e Indochina. Con una longitud aproximada de 40 centímetros, están armadas de un pico curvado semejante al del loro y dientes sólidos.

Estos animales llegan a escalar las rocas y trepar a los árboles para ir en busca de su alimento.


9-GAVIAL (GAVIALIS GANGETICUS)

animales de la creación no tan cotidianos

Los gaviales, pese a su tamaño gigantesco, que puede llegar a los 10 metros de largo, no son animales peligrosos para el hombre. Se les reconoce a la primera ojeada por su hocico largo en forma de bastón, en el extremo del cual las ventanas nasales forman un pequeño abultamiento.

Estos reptiles, que se hallan en los ríos de la India y de Birmania –Ganges, Brahmaputra e Indo, principalmente-, se alimentan sobre todo de peces, a veces también de aves acuáticas y de perros lo bastante imprudentes para bañarse allí.

animales de la creación no tan cotidianos

Los gaviales del Ganges, el río sagrado de la India, son odiados por los nativos, porque siendo animales muy voraces, aparte de alimentase de peces y otros animales vivos, no desdeñan la carroña y, en algunas ocasiones, devoran los cadáveres humanos que, siguiendo una tradición milenaria, se sumergen en el río sagrado.


10-LORI CENCEÑO (LORIS TARDIGRADUS)

animales de la creación no tan cotidianos

El lori cenceño es un pequeño lemúrido de grandes ojos brillantes, que vive en las selvas de la India meridional y Sri Lanka. Intrigado por su expresión triste y a la vez divertida, un explorador holandés lo bautizó con una palabra holandesa que significa “payaso” o “comediante”, y que por deformación se convirtió en lori.

animales de la creación no tan cotidianos

Si posee facultades de actor, el lori las exterioriza raramente. Por el contrario, no pierde una sola ocasión de mostrar su mal temperamento.

Este animal vegetariano, si llega el caso, puede convertirse en feroz carnívoro. Cuando cae la noche, el lori avanza lentamente por entre los árboles, con extraordinaria prudencia, en busca de insectos, huevos o pequeños pájaros dormidos, que devora enteros con plumas y todo.

La menor contrariedad saca de quicio a este animal. Irascible y vengativo, llega a veces a golpear a su hembra sin razón alguna.

Durante el día este animal duerme hecho una bola, protegido por su piel lanosa. Por la noche, cuando no caza, se le puede ver asido a una rama de árbol, con sus grandes ojos abiertos, balanceándose hacia delante y hacia atrás como un búho.

En definitiva, es un animal muy poco simpático.


11-PICOZAPATO (BALAENICEPS REX)

animales de la creación no tan cotidianos

Chapoteando hasta media pata en las aguas cenagosas del Nilo blanco, los picozapatos se despliegan súbitamente en semicírculo cuando cazan, para impedir la retirada de las presas que persiguen. Su grotesco pico tiene la forma de un gran zueco.

animales de la creación no tan cotidianos

Estos animales tienen enorme habilidad para capturar peces, batracios y crías de cocodrilo. Ciertos observadores pretenden que este apéndice tan feo permite tragar a estos animales tortugas y peces de gran tamaño.

animales de la creación no tan cotidianos


Muy ariscas, estas aves se instalan siempre a respetuosa distancia de los lugares habitados, y disimulan hábilmente sus grandes nidos de ramaje y hojas secas entre los cañaverales.

A estos animales se les encuentra en el sur del Sudán, al este del Congo y en Uganda. Comparándolos con el tamaño de sus padres, los huevos de los picozapatos son minúsculos.

¡Desgraciado del que se aproxime a ellos! Los picozapatos llegan hasta el heroísmo por defenderlos. Con frecuencia se les ve volar batiendo ruidosamente las alas sobre piraguas o barcas que pasan cerca de sus nidadas.


12-AVE LIRA (MENURA NOVAEHOLLANDIAE)

animales de la creación no tan cotidianos

Los bosques del sudeste australiano albergan a un pájaro muy raro, al que se le conoce comúnmente con el nombre de ave lira. Es un animal tímido y solitario, y corre más que vuela, pues sólo se sirve de las alas para planear suavemente de rama en rama.
 Cada vez que va en busca de comida, el ave lira lo anuncia a todo el mundo por medio de un cloqueo característico, y enseguida se pone a rascar el suelo en busca de gusanos o de minúsculos crustáceos terrestres.

animales de la creación no tan cotidianos

El ave lira no se conforma con cantar de una forma notable, sino que imita también el trino de otros pájaros, las voces de ciertos animales domésticos (el relincho de un caballo o el ladrido de un perro en particular), los ruidos metálicos como el de la sierra taladora, e incluso la voz del hombre.

animales de la creación no tan cotidianos

En cuanto a su magnífica cola, a la que debe su nombre, no la enarbola más que el macho, y lo hace especialmente desde el comienzo del verano hasta la época del apareamiento. Cuando llega este momento y para seducir a su amada, el ave lira edifica sobre el terreno elegido unos pequeños montículos que utiliza como estrados en el curso de su parada nupcial.


13-GELADA (THEROPITHECUS GELADA)


animales de la creación no tan cotidianos

Los geladas no son animales muy tranquilos. Se les reconoce fácilmente por el área de piel pelada y rojiza que ostentan sobre el pecho como un peto; estos cinocéfalos poseen agudos colmillos, casi tan grandes y desarrollados como los de los leopardos.

Los machos adultos tienen además una melena de pelos oscuros que les da un aspecto ciertamente temible.

Al igual que todos los cinocéfalos, los geladas viven en grupos, y se encuentran sobre todo en Etiopía.

Estos animales se nutren de raíces, tubérculos, semillas, hojas, frutas y con todos aquellos animalitos comestibles que alcanzan a capturar, lo que no les resulta difícil.

animales de la creación no tan cotidianos

Estos animales son ariscos y combativos, y en general son los primeros en atacar; desde el promontorio donde están al acecho hacen caer enormes rocas sobre todas las criaturas que consideran intrusas.

No obstante, es preciso aclarar que estos aspectos de su carácter, tan poco amables, sólo se dan en los geladas adultos. Cuando los geladas son jóvenes, son los monos más amables, apacibles y afectuosos del mundo.


14-PEZ MARTILLO (SPHYRNA ZYGAENA)


animales de la creación no tan cotidianos

Con toda seguridad, el pez martillo es el más extraño de todos los tiburones. La cabeza de este curioso animal se parece a un gigantesco martillo, que alcanza casi un metro de longitud y guarnecido en ambos extremos con un ojo negro, feroz, diabólico.

Tiene la cola asimétrica con el lóbulo superior más largo (como los demás tiburones) lo que le permite nadar automáticamente hacia abajo, siguiendo una dirección oblicua.

animales de la creación no tan cotidianos

Pero una de las principales características que diferencian al pez martillo de los otros escualos es su monstruosa cabeza.

Rápido y armado con dientes acerados, este horrible carnicero ataca a todo lo que se mueve en el agua o en su superficie, pero parece mostrar clara preferencia por las rayas, de las que hace extraordinario consumo.

animales de la creación no tan cotidianos

A veces ataca al hombre, y más de un temerario nadador ha conocido, por desgracia, una muerte espantosa.

De color gris uniforme, alcanza de cuatro a cinco metros de longitud y pesa aproximadamente 750 u 800 kilos. La característica más sobresaliente del pez martillo es la tenacidad.

Una vez que elige una presa, ya no la abandona de ninguna manera hasta conseguir la muerte de la víctima… o la suya; a veces perece en el intento.

Como los tiburones, el pez martillo pertenece a la clase de los peces cartilaginosos, en la que están incluidas las rayas y las quimeras.


Un animalito mas -Pez aguja (syngnathus acus)

animales de la creación no tan cotidianos

Este pequeño animal extraño es un “pez tubo” enteramente acorazado y tiene el cuerpo protegido de placas óseas.

Estas placas se unen entre ellas formando de 54 a 65 anillos, de los cuales 18-20 son anteriores al orificio anal.

animales de la creación no tan cotidianos

El color es variable con tonalidades rojas, grises, rosáceas, pardas, amarillentas o verdosas; en algunos especímenes poseen en su cuerpo bandas verticales claras y oscuras que se alternan, más o menos visibles.

animales de la creación no tan cotidianos

Su cabeza, como pueden apreciar en las fotos, es ligeramente aplanada en sentido lateral, con un largo morro casi cilíndrico.

Es pariente cercano del hipocampo (caballito de mar), si bien nada en posición horizontal, como la gran mayoría de los peces.

Suele vivir en praderas de posidonias (algas), perfectamente camuflado entre las hojas, a la espera de que lleguen sus presas y aspira con velocidad sorprendente a los minúsculos crustáceos que pasan cerca de él.

animales de la creación no tan cotidianos

El pez aguja está dotado de ojos extraordinariamente móviles, que giran en todos los sentidos en el interior de su órbita, funcionando independientemente uno del otro. Por lo tanto, ¡nada escapa a su vista!

Su forma de reproducirse es análoga a la del hipocampo.

La hembra deposita los huevos en la bolsa abdominal del macho, y allí permanecen durante su desarrollo; las crías nacen al cabo de una docena de días; este tiempo es mayor o menor según sea la temperatura del agua.

Este pez lofobranquio no mide más de 30 cm. de longitud, pero hay una especie de su familia que alcanza un poco más de medio metro.

No debe confundirse con el Lagodon rhomboides de otra familia; tampoco tiene relación con la aguja de mar (Belone belone).

20 animales de la creación no tan cotidianos ... Critozoologia ( Primera Parte) 
 
20 animales de la creación no tan cotidianos ... ( Tercera Parte)



10 extraños animales transparentes | VCN




Crueldad contra nuestros hermanos animales | VCN




Gatitos fosforescentes para encontrar cura del sida | VCN
Fuente: http://alt1040.com
  Así son nuestras vidas