Lo que no sabes sobre los Óscar

Lo que usted no sabe sobre los Óscar
La entrega de los premios Oscar de la Academia suele ser pomposa cada año, eso sí, con algunos apropiados toques de sobriedad.

Es un diamante del entretenimiento que engancha a punta de perlas y culmina con la coronación de un drama como la mejor película del año.

El primer Oscar de Meryl Streep lo alcanzó, junto a Dustin Hoffman, en Kramer contra Kramer (1979). Y el segundo en el melodrama La decisión de Sophie (1982). Archivo
Este ritual hollywoodense de estrellas se hundió con el Titanic en 1997, se murió con Russell Crowe en el 2000 al premiar Gladiador y se deleitó al galardonar el sobrecogedor filme El Señor de los anillos: El retorno del Rey, en el 2003.

Pero también se divirtió con Shakespeare enamorado en 1998, bromeó con Kevin Spacey con American Beauty en 1999 y bailó con Renee Zellweger y Catherine Zeta Jones con Chicago en el 2002.

Precisamente, la estatuilla dorada de 33 centímetros y 3,85 kilos es el fetiche de la Academia de Hollywood, que se entregó por primera vez en 1929 para promover sus películas y honrar a los actores, actrices y directores de la industria.

Al principio, las estatuillas se llamaban Premios de la Academia al Mérito. El origen del nombre Oscar no está claro, aunque se dice que fue la bibliotecaria de la Academia, Margaret Herrick, quien comentó que el trofeo se parecía a su tío Oscar y un periodista la oyó.

El primero en llamarlo así fue el columnista Sidney Skolsky en 1934, al referirse al premio a mejor actriz para Katharine Hepburn, en Gloria de un día.

La Academia no adoptó este “apodo” sino hasta 1939, aunque su forma no cambió desde su nacimiento, excepto cuando se le agregó un pedestal en 1945.

Hasta 1940, los ganadores eran revelados antes a la prensa, por lo que las ceremonias carecían de suspenso.

Lo increíble pasó en 1941, cuando la mejor película de la historia, El ciudadano Kane, solo obtuvo un Oscar, y no fue para el actor principal, Orson Welles. Aunque fue postulada en nueve categorías, se quedó solo con la estatuilla al mejor guión original.

Difundidos inicialmente por radio, los premios de la Academia fueron televisados en blanco y negro por primera vez en 1953; hizo el salto al color en 1966.

Lo que usted no sabe sobre los Óscar

Grandes ausentes.

El primer escritor que se contrató para hacer el guión de Lo que el viento se llevó –el célebre filme de 1939 que ganó ocho premios de 13 nominaciones– fue el dramaturgo Sidney Howard, ganador del premio Pulitzer de periodismo.

Howard tuvo la difícil tarea de reescribir para el cine la extensa novela de Margaret Mitchell. La Academia se lo reconoció con un Oscar, pero no llegó a recogerlo por razones tan atípicas y extrañas como lejanas al glamour de la premiación: falleció poco antes, al ser atropellado por un tractor en su propia granja.

Hubo otros laureados ausentes en la ceremonia. Dos símbolos de la actuación, George C. Scott y Marlon Brando, rechazaron el galardón al mejor actor principal. El primero por su interpretación en Patton en 1970, y el segundo por el rol en El padrino en 1972.

También en el acto de 1939, la Academia dio un Oscar especial a Walt Disney, fabricante de todo un imperio cimentado en el cine de dibujos animados, que hoy genera ingresos anuales de $35.000 millones. Su premio honorífico fue por sus logros técnicos y artísticos en Blancanieves y los siete enanitos (1937).

Desde entonces, el creador de Mickey recibió 26 premios Oscar, un récord absoluto para la historia, de los cuales obtuvo 22 galardones por sus obras y cuatro Oscar honoríficos. Cuenta también con el récord de haber sido hasta ahora el más nominado, en 59 oportunidades.

Cuando la película Casablanca ganó tres Oscar en 1943, el productor ejecutivo Hal B. Wallis venció en el podio a Jack L. Warner, su jefe en la Warner Brothers.

A la mañana siguiente, cuando fue a trabajar, tras el largo festejo otorgado por sus colegas, Wallis se encontró con que todas sus pertenencias personales estaban esparcidas alrededor de su bungalow en la Warner Brothers. Así supo que sus servicios ya no eran necesarios.

El famoso musical Amor sin barreras (1961) se apoderó de 10 premios entre las 11 nominaciones. Uno de los papeles principales se le asignó a una actriz que no tenía facultades para el género.

El personaje de María fue para Natalie Wood. El problema fue que la joven de Rebelde sin causa (1955) no era una maravilla en el baile, por lo que tuvieron que suprimir canciones que estaban interpretadas por la cantante Marnie Dixon.

Cuando Elvis Presley vio la cantidad de Oscar que se llevó el musical, se arrepintió de haber rechazado la oportunidad de hacer el rol de Tony. Enseguida despidió a su manager, quien lo había persuadido de no hacer la película.

Un acto, el de 1973, se recuerda por el hombre desnudo que corrió detrás del actor David Niven, cuando intentaba presentar a la actriz Elizabeth Taylor.

El compositor Henry Mancini y su orquesta acudieron en su ayuda, al tocar la pieza Sunny Side Living, mientras el exhibicionista era sacado por los guardias de seguridad.

De hecho, Robert Opal, el desnudista, se convirtió en una celebridad menor en los programas de entrevistas de televisión, y murió como vivió: asesinado en su sex shop de San Francisco.

San Nicolás de Bari fue un piadoso monje nacido en Licia | VCN

 ... San Nicolás de Bari fue un piadoso monje nacido en Licia (al sudeste de la actual Turquía) dentro de una familia adinerada, destacando ...



La Isla Fantasma ... San Borondón | VCN

 ... A media noche, mientras todos los hombres descansaban, San Brendán al que también llamaban Brandano, Barandán o Borondón, rezaba y ...


10 cosas sobre la ciudad de San Francisco | VCN

... 10 cosas sobre la ciudad de San Francisco La ciudad y condado de San Francisco es la cuarta ciudad más poblada del estado de California y ...