Árbol de NEEM usos y propiedades

Árbol de NEEM usos y propiedades
Árbol de Neen usos y propiedades.

Árbol del neem o nim: es un milagro vegetal de la naturaleza ,conocido desde hace miles de años por el hombre.

Ya los antiguos tratados ayurvédicos de la India hablaban de las poderosas cualidades de este árbol.

La ciencia actual está comprobando ahora lo que ya sabía el conocimiento tradicional de numerosos pueblos antiguos: que el neem posee unas extraordinarias fuerzas curativas y que se ha mostrado eficaz incluso en el tratamiento de enfermedades como el cáncer o el Sida.

Las propiedades terapéuticas del árbol del neem son numerosas.

En la obra Yoga de hierbas , sus autores, Vasant y David Frawley, afirman que “el neem es uno de los purificadores de la sangre y de los desintoxicantes de mayor utilidad en la medicina ayurvédica.

Reduce la fiebre y elimina las toxinas implicadas en la mayoría de las enfermedades inflamatorias de la piel”.

Más adelante describen las propiedades del neem como antipirético, antiparasitario, antiséptico y tónico amargo regulador del organismo.

Mucho antes de que la civilización occidental descubriera las cualidades analgésicas del árbol del sauce, del que proviene la aspirina que usamos, los fitoterapeutas de la India antigua ya habían documentado, en las escrituras sánscritas más tempranas, las aplicaciones del neem.

Arbol de NEEM usos y propiedades

La literatura ayurvédica está repleta de referencias a la eficacia de esta planta en el tratamiento de incontables dolencias.

El Report of indigenous drugs de Madras y la Materia Médica Ayurvédica y Unani atribuyen al neem propiedades para curar, entre otras patologías, lepra, malaria, diabetes, úlcera, hiperglucemia, eczemas y otras enfermedades de la piel.

Por su parte, Michael Tierra, en su obra herbaria, agrega las cualidades de astringente y anti-inflamatorio a la descripción anterior y señala:
“El extracto de las hojas y la corteza tiene un poder bactericida de gran alcance y actividad antiviral. También se toma internamente para eliminar parásitos intestinales”.

La farmacia de la aldea

En un artículo del Corriere/Scienza se afirma que “constituyen casi un misterio las dotes potenciales bactericidas y antivirales de algunos extractos de hojas y de la semilla del neem; desde hace poco se ha comenzado a indagar también sobre la peculiaridad de algunos componentes derivados de sus frutos.

Gracias a algunas de sus características específicas anti-inflamatorias –similares a las de medicinas actuales– y a otras capaces de proteger contra la úlcera y los eczemas, se perfila una evidencia directa: que el aceite del neem, obtenido de la extracción mediante prensado de la semilla, es un fuerte espermicida natural.

En particular el extracto de las semillas de este árbol tiene un increíble poder bactericida y fungicida”.

Para los chamanes de los países del Sudeste Asiático, el árbol del neem es “la farmacia ambulante de la aldea”.

La Academia Nacional de la Ciencia Americana lo considera una planta de extraordinario interés que es preciso conservar y potenciar.

El motivo de este entusiasmo es el descubrimiento del neem como sustancia de uso farmacológico y alimentario.

Desde este punto de vista farmacológico, la Scenza Americana ensalza sus enormes virtudes terapéuticas y señala que el extracto de la semilla contiene, entre otras sustancias activas, un alcaloide muy amargo llamado “margosina”.

Para uso interno, el extracto de neem está indicado contra la úlcera gastroduodenal, hiperglucemia, parásitos intestinales y flemones y también puede resultar de gran ayuda para disolver las tumoraciones.

Para uso externo, el extracto de neem se aplica sobre el cuerpo para tratar todas las infecciones pruriginosas, hongos, eczemas, psoriasis, urticaria, etc.

Algunos científicos creen que de este conocido árbol se pueden obtener muchas más aplicaciones.

De las semillas, hojas, corteza y madera se hacen infusiones o se extraen aceites esenciales que contienen compuestos muy eficaces como antisépticos, antiviríricos, antiinflamatorios, antipiréticos y fungicidas.

Los estudios preliminares sobre el aceite de neem y los resultados que se están obteniendo son muy a tener en cuenta, por ser enormemente esperanzadores.

Unas cualidades extraordinarias
Veamos a continuación las características y propiedades que presentan cada una de las partes del árbol del neem.

La corteza es fresca, amarga, astringente, acre y refrigerante.

Es útil para tratar enfermedades bucodentales, tos, fiebre, pérdida de apetito, fatiga y parásitos intestinales.

Cura las heridas y también se utiliza para provocar el vómito, en enfermedades de la piel y contra la sed excesiva.

Contiene taninos que se utilizan como tinte natural.

El tronco es blanco grisáceo en su parte más superficial y marrón rojizo en su interior.
La madera es aromática y fácil de serrar.

Resistente a la carcoma y a las termitas, se ha utilizado como leña de excelente calidad y también en la fabricación de muebles.

Las hojas son diuréticas, antidiabéticas, antibacterianas y antivíricas.

Se usan para curar las úlceras de estomago y los parásitos intestinales.

Según el Ayurveda, ayudan en el tratamiento de los desórdenes del vatik (dolores neuromusculares).

También están indicadas para eliminar toxinas, purificar la sangre y prevenir el daño causado por los radicales libres en el cuerpo, neutralizándolos.

Se usan además para tratar mordeduras de serpientes y picaduras de insectos.
También se pueden emplear como complemento alimenticio para el ganado y como biopesticida y fertilizante natural.

Las frutas son amargas, purgantes y antihemorroidales.
Las flores se utilizan para regular el calor del cuerpo.
Son astringentes y expectorantes.

De las semillas se extrae el aceite.
Amargo al gusto, tiene una amplia gama de acción y es altamente medicinal.
La pulpa es útil en la producción de gas metano y también como carbohidrato.

La corteza, la raíz, la fruta, la flor y las hojas se utilizan en enfermedades de la sangre.
También se emplean como refrigerante contra el exceso del calor y como cura de las heridas y todo tipo de enfermedades de la piel.

El neem se distingue por su concentración en polisacáridos.

Refuerza el sistema inmunológico, por lo que en muchas ocasiones permite eliminar los elementos patógenos antes de que ocasionen la enfermedad.

Recordemos ahora algunas de las enfermedades en cuyo tratamiento los extractos y aceites del neem se han mostrado eficaces:

Psoriasis.
El aceite del neem es probablemente el mejor producto actualmente disponible para tratar esta afección. Además, hidrata y protege la piel a la vez que ayuda a curar otras lesiones.
Está indicado para pieles secas, con escamas o irritadas.

Experimentos realizados en pacientes con psoriasis demostraron que un tratamiento combinado de ingesta de extracto de hojas y uso tópico de aceite de semillas logró resultados equiparables a los obtenidos con aplicación de cortisona.

Con el extracto de la semilla del neem se fabrica un jabón para el lavado de todo el cuerpo y también con este extracto se elabora un producto que se debe aplicar sobre las zonas afectadas; las cualidades maravillosas del neem hacen que cesen los picores y dolores, produciéndose un gran alivio.

Al mismo tiempo se reduce el tono rojizo de las lesiones y el tejido cicatrizante va curando las llagas hasta hacerlas desaparecer.

Diabetes.
Tomando el aceite de neem en ayunas se consigue que los insulinodependientes puedan disminuir la dosis de insulina y, en algunos casos, que el páncreas se normalice y pueda prescindir de ésta.

En diabéticos no insulinodependientes se están obteniendo resultados espectaculares, pues aunque el control de la alimentación sigue siendo importante, con el tratamiento del neem en gotas se está logrando que la diabetes desaparezca en muchos casos.

Sida.
El neem fortalece el sistema inmunológico.
En pruebas de laboratorio, fueron tratadas con extracto de neem células humanas infectadas con VIH.

La producción de proteínas virales disminuyó drásticamente.
Los doctores Upadhyay y Berre Sinousi –uno de los científicos que identificaron el virus del Sida– creen que el bloqueo que produce el neem en la producción de proteínas virales puede llegar a detener el avance de la enfermedad.

El doctor Van Der Nat, de los Países Bajos, afirma que el neem produce una fuerte reacción inmunológica estimulante frente a los agentes infecciosos.
Estudios realizados por algunos institutos médicos aseguran que los extractos de la hoja y de la corteza del neem constituyen un eficaz remedio contra el Sida.

Potencian la producción de anticuerpos y también la respuesta inmune del organismo, ayudando a prevenir infecciones.

Por otra parte, muchas de las complicaciones asociadas al sida se pueden tratar con neem.

Cáncer.
Los polisacáridos (limonoides) contenidos en el extracto del neem resultan muy eficaces en la reducción de los tumores y la disolución de éstos.

Una empresa farmacéutica ha patentado una droga para tratar el cáncer con neem que está siendo masivamente utilizada en Japón.

Enfermedades del corazón.
El neem previene el riesgo de padecer infartos. Evita la coagulación de la sangre y la formación de trombos, reduce el colesterol y regula el ritmo cardíaco y la presión arterial.

Un compuesto activo del extracto de hojas del neem, la nimbina o nimbidina, tiene propiedades antihistamínicas y es vasodilatador, por lo que se utiliza por vía intravenosa para reducir la presión arterial.

Según estudios recientes, el extracto de la hoja del neem puede reducir hasta en un 30% los niveles del colesterol dos horas después de ser administrado.

Enfermedades Periodentales.
Recientemente, investigadores alemanes han demostrado que el extracto del neem previene la formación de caries, reduce los flemones y es muy eficaz en el tratamiento contra la piorrea.

Sin embargo, estas propiedades ya eran conocidas en la India desde hace miles de años.

Más aún, en todo el sur de Asia el neem es considerado el método preferido para mantener una boca sana y unos dientes impecables, además de muy blancos y con unas encías sonrosadísimas.

En medicina ayurvédica se prescribe para cuidados de la boca en general.
Es fácil constatar que en la India las enfermedades dentales son prácticamente inexistentes.

La mayoría de los habitantes de la India y Pakistán lucen blancas dentaduras y sonrosadas encías.
Esto es debido a que la madera del neem tiene virtudes extraordinarias para evitar enfermedades de este tipo.
Los hindúes mastican las ramitas del neem hasta que los extremos se convierten en cerdas; entonces las utilizan a modo de cepillo de dientes.

La savia de las ramitas ayuda a limpiar los dientes al tiempo que protege la boca de enfermedades.

Esta práctica también es habitual en algunos países del África subsahariana.
Actualmente el neem se utiliza para la fabricación de pasta de dientes.

Está demostrado que evita la formación de placas de sarro, es bactericida y no hay nada mejor para determinados padecimientos como, por ejemplo, la piorrea.
Además, carece por el momento de contraindicaciones conocidas.

Se han hecho comparaciones entre los antibióticos convencionales y varios preparados a base de neem, resultando más eficaces estos últimos.

Los investigadores comprobaron que los microorganismos presentes en las encías inflamadas se hacían resistentes a la penicilina en un 44% de los casos y a la tetraciclina en un 30%, pero no eran resistentes al extracto del neem bactericida.

Diferentes antibióticos preparados tomando como base el árbol del neem no produjeron ninguna alergia en la cavidad bucal que pudiera inhibir su efectividad.

En estudios clínicos realizados con 50 pacientes con gingivitis, el 80% mostró una mejoría significativa después de sólo tres semanas de cepillarse dos veces al día con una pasta que contenía neem.

Los pacientes también lograron un 50% de reducción en las poblaciones bacterianas y la eliminación de halitosis sin efectos colaterales.

El neem es además, como ya hemos dicho, un eficaz remedio contra la piorrea, principal causante de la pérdida de dientes sobre todo a partir de los 35 años.

En estudios realizados en Alemania sobre 70 pacientes con piorrea en distintas fases de desarrollo, después de sólo 5 a 10 tratamientos con una pasta dentífrica a base de neem se lograron mejorías muy significativas.

La corteza del neem es más activa que las hojas contra ciertas bacterias y mucho menos amarga, lo que la hace idónea para dentífricos y enjuagues.

En el caso de la gingivitis, el extracto de la corteza elimina los problemas causados por la colonización de estreptococos.

La gingivitis se previene usando regularmente pasta dentífrica de neem. También puede tratarse masticando directamente hojas frescas de esta planta.

Úlceras.
El aceite de neem reduce las molestias de la úlcera gástrica, curando lesiones y regulando el pH, evitando flatulencias y proporcionando digestiones ligeras.

Parásitos intestinales.
También es muy eficaz contra este tipo de problemas y actúa frente a parásitos, hongos o bacterias no deseadas.
Al mismo tiempo es muy respetuoso con la flora intestinal.

Cándida y otras infecciones.
El neem es eficaz en el tratamiento de la candidiasis y en infecciones del tracto urinario, tanto en mujeres como en hombres.

Malaria. En etapas resistentes de la enfermedad se ha probado con excelentes resultados un ingrediente activo del aceite de neem llamado Irodin A.

Control de natalidad.
Usado como crema lubricante vaginal antes de la relación resulta un buen espermicida para controlar la natalidad y evitar contagios.

En la India, muchas mujeres utilizan supositorios vaginales de neem como anticonceptivo.
Se dice que su eficacia es casi del 100%. No son irritantes y, además, previenen contra la gonorrea, sífilis y todo tipo de enfermedades venéreas.
Se consideran una buena alternativa frente a otros productos que utilizan hormonas.

En el hombre, el neem inhibe la producción de esperma, por lo que ha sido considerado el primer anticonceptivo masculino.

En la India se utilizan cápsulas de aceite de esta planta ingeridas para reducir la fertilidad masculina sin disminuir el deseo sexual o la producción de esperma.

El uso del neem para el control de la natalidad está siendo investigado por la Universidad de Florida (EE UU).

Anestesia local. En la región de Azua y Barahona, en la República Dominicana, el neem es habitualmente utilizado como anestésico local para los dolores de muelas o para facilitar la extracción de piezas dentales.

En cuanto a los efectos secundarios, conviene señalar que una ventaja nada desdeñable al usar el neem como alternativa frente a tratamientos médicos convencionales es su inocuidad.

En consonancia con el juramento hipocrático, “no causa daño alguno”.
Ha sido usado desde hace miles de años por cientos de millones de personas y no se ha documentado riesgo alguno en dosificaciones normales.

Únicamente en dosis muy altas podría aparecer alguna molestia.
Cada cual verá en sí mismo si le produce algún tipo de reacción, que en cualquier caso nunca será dañina.

APLICACIONES PRÁCTICAS

• Cuidado del cabello. Una infusión de hojas del neem impide las canas prematuras, la pérdida del cabello, los piojos y la caspa.

• Conjuntivitis. Preparar un jugo moliendo hojas frescas y tamizándolas a través de una tela de algodón plegada en dos. Calentar ligeramente y aplicar como gotas oculares.

• Gotas para los oídos. El jugo de neem (5 ml) y una cantidad igual de miel bien mezclados y aplicados como gotas para el oído reducen la supuración del mismo y eliminan la inflamación. Sin embargo, si la supuración persiste, duele y huele mal, se debe consultar al médico o terapéuta.

• Ictericia. Tomar en ayunas durante siete días un jugo de hojas de neem (15-30 ml) mezclado con la mitad de cantidad de miel.

• Estomatitis. Para la estomatitis infantil, machacar 10-15 hojas de neem secas junto con 5 mg de Pippali (pimiento largo). Aplicar sobre la lengua.

• Lombrices. Tomar una pasta hecha con 10 ml de jugo de hojas de neem mezcladas con miel y con 5 mg de polvo asafétido.

• Problemas estomacales. Mezclar 5 gms de flores secas y fritas junto con 5 gms de cada uno de estos ingredientes: sal de roca, tamarindo, chili y hojas de curry. Usar como salsa y administrar en caso de vómitos, anorexia, acidez de estómago y lombrices.
• Piedras en la vejiga. Preparar kshara o ceniza de neem quemando las hojas secas en un recipiente de barro.

La ceniza se mezcla bien con agua y se deja reposar durante 24 horas.
El kshara es el sedimento obtenido tras filtrar el agua.

Conviene tomar 50 gms de kshara de las hojas mezclada con agua caliente todas las mañanas para eliminar las piedras de la vejiga. Sin embargo, en situaciones en las que se produce una retención de orina completa debido a las piedras, y si hay dolor severo de cólico en la parte inferior del abdomen, se debe consultar al médico.

• Urticaria. Administrar internamente una poción de corteza de neem, sándalo y guduchi.
• Hemorroides. Diluir en agua caliente cuatro semillas del neem en polvo.
El líquido resultante se bebe con el estómago vacío durante una semana para conseguir que dejen de sangrar.

Las semillas del neem en polvo, fritas con sulfato de cobre y mezcladas con aceite de coco, son beneficiosas como pomada para aliviar las molestias de las hemorroides.
• Pruritis. El jugo de hojas del neem, cuando se aplica sobre la zona anal y la ingle, elimina la pruritis de los niños.

• Fístula de ano . Aplicar directamente una pasta elaborada después de moler hojas del neem, turmérico fresco, raíz de Arka (Calotropis gigantea), mostaza y sal de roca (5 gms de cada una).

• Dismenorrea. El jugo de hojas del neem (15 ml) y jugo de jengibre (15 ml), bien mezclados, curan las menstruaciones dolorosas.

• Tratamiento post-parto. Para recuperar la estructura y funcionamiento del útero después del parto debe tomarse por las mañanas y en ayunas, durante 27 días, 30 ml de jugo de hojas del neem.

• Afecciones alérgicas de la piel. Aplicar una pasta hecha con una cucharadita de hojas secas del neem molidas, la misma cantidad de ghee (mantequilla clarificada) y de polvo de grosella espinosa y suficiente cantidad de miel.

La corteza del neem y la raiz de arka ( Calotropis gigantea ), tomadas a partes iguales (10 gms de cada una), y mezcladas con orina de vaca resultan muy eficaces en casos de problemas de piel.

Si hay herpes, linfadinitis o problemas cutáneos se debe preparar una poción hirviendo 50 gr de corteza del neem en 400 ml de agua hasta que se reduzcan a 100 ml. Se añaden 400 ml de ghee y se hierve en un recipiente de boca ancha. Se aparta del fuego cuando aparece la espuma que indica la terminación del preparado. Esta poción es tanto de uso externo como interno .

• Sudores, quemazón. Tomar de 5 a 10 gotas de aceite del neem con leche al acostarse resulta muy beneficioso para eliminar estos trastornos.

• Varicela. Se usan hojas del neem para aliviar al paciente y prevenir una mayor extensión del virus durante el curso de la infección. Como cuidado posterior al tratamiento, se le da un baño al enfermo con agua en la que se empapan hojas del neem.

• Sarampión. Una pastilla preparada con 20 gr de hojas tiernas del neem y 20 gr de extracto de regaliz, administrada con agua caliente, es beneficiosa para el sarampión.

DESDE INDIA HASTA ÁFRICA: EL USO DEL NEEM EN KENIA
La eficacia del uso terapéutico del neem está cada día más contrastada.

En una clínica de Kenia, donde el neem forma parte de su farmacopea más habitual, se han logrado resultados sorprendentes. En ese país africano hay muy pocos hospitales y el acceso a las medicinas occidentales está muy limitado.

Sin embargo, existen médicos y facultativos muy preparados que utilizan todos los medios a su alcance para ayudar a la gente en su lucha contra las graves enfermedades que padecen.
Kenia y el resto de los países africanos tienen una larga tradición en el uso de plantas medicinales autóctonas.

Allí, el neem fue introducido hace más de cien años por los inmigrantes procedentes de la India. En la clínica de Wamirithu, tras una experiencia de poco más de un año utilizando el neem con fines terapéuticos, el director dijo haber logrado resultados sorprendentes:

• Las úlceras se curaron en un 80% de los casos. A los pacientes se les suministraron tres veces al día 5 gr. de extracto de hojas del neem hervidas durante 20 minutos en 3 litros de agua.
• Los casos de gota se resolvieron satisfactoriamente en el plazo de una semana suministrando a los pacientes la misma infusión tres veces al día.
• Los diabéticos mejoraron y en algunos casos se curaron bebiendo la misma infusión, pero con 10 gr. de extracto cada vez.
• Los enfermos de pulmonía se curaron en el plazo de tres semanas con infusiones de 2 gr. en cada toma.
• Las bronquitis desaparecieron después de ingerir durante tres días infusiones de 2 gr.
• Los enfermos de malaria, enfermedad transmitida por el mosquito Anophelles, se curaron totalmente antes de una semana, incluyendo los casos más persistentes, con infusiones de 30 gr.


Alteradores hormonales en el agua embotellada | VCN
El problema es que se ha relacionado la exposición a estos compuestos con la proliferación del cáncer de mama y próstata entre otros.




Brócoli y repollo protegen frente a dosis radiactivas mortales | VCN
Al haber sido estudiado como medio para prevenir el cáncer, ya se ha comprobado que es seguro para los humanos por vía oral.




El congelamiento de Walt Disney | VCN
El cáncer de pulmón que padecía Walt Disney fue algo que se mantuvo en secreto hasta el último momento. El funeral se celebró en la más ...

Otros temas interesantes en …Vida cotidia nitica