Dime y lo olvido, enséñame y lo recuerdo, involúcrame y lo aprendo (B. F)

11 contribuciones Nazis a la humanidad

Olimpiadas nazis en berlinAunque los Nazis pasarán a ser recordados en la historia por ejecutar el detonante de uno de los períodos más nefastos de la vivencia humana...

Guerra que provocó la muerte de unos 50 a 70 millones de personas durante la  Segunda Guerra Mundial, el régimen Nazi también tuvo un legado de medidas benéficas que suelen verse opacadas por la perversidad general de sus prácticas.

En un artículo compilado por el portal Listverse, se compilan 11 de los principales logros durante el gobierno Nazi en Alemania, entre 1933 y 1945.

Tal como ellos mismos explican, no se trata de una apología al movimiento de Adolf Hitler, sino mas bien de un homenaje a los visionarios que pese a la enorme y viciosa corrupción imperante en esa época negra de Alemania, lograron hacer algunos cambios por el bien de la raza humana en general.

1. La prohibición de la disección en animales

 La prohibición de la disección en animales

Irónicamente, mientras los Nazis fueron infames por su crueldad hacia otros seres humanos e incluso por experimentar con ellos sin consideración a su sufrimiento, cuando se trataba de animales su visión era completamente distinta.

De hecho, Alemania bajo el régimen nacionalsocialista se convirtió en el primer país del mundo en proscribir la disección de animales, emitiendo un decreto que la prohibía totalmente en 1933 y condenando a los transgresores a pagar con presidio, incluso, en un campo de concentración.

La razón de esto es que los principales líderes nazis, incluyendo a Adolf Hitler, estaban muy interesados en la conservación de los animales y sentían que era un deber humanitario empatizar con el dolor que se causaba a otras criaturas vivientes.


2. Conservación animal

Tal como mencionábamos, una de las prioridades de los nazis era la conservación animal, sobre todo de las especies que consideraban emblemáticas de Alemania. Es así como en 1934 y 1935 emitieron leyes de cacería, al tiempo que instituían la enseñanza del respeto a los animales dentro de los planes de estudio de niños y jóvenes.

 Conservación animal


De esta forma se fomentó desde la conservación de especies amenazadas como el lobo o el lince europeo, hasta plantaciones de bosques y la institución de procedimientos incruentos para el sacrificio de peces.

Más aún, se estima que de no ser por este interés de los nazis, algunas especies nativas de los bosques alemanes estarían totalmente extintas hoy en día.

3. Campaña Anti-tabaco 

 Campaña Anti-tabaco
Campaña alemana anti-tabaco

Mientras en América se promovía sin control el hábito de fumar, incluso en dibujos animados, Alemania fue uno de los primeros países en lanzar una dura campaña en contra del cigarrillo.

Se decía que la motivación provenía del propio Adolf Hitler, quien desarrollo una aversión tan marcada hacia el tabaco que no permitía a nadie fumar en su presencia.

Así, durante los años 30s y 40s, Alemania marcó pautas al prohibir el cigarrillo en restaurantes y sistemas de transporte público. Además se elevaron los impuestos al tabaco y se racionó su importación.

Incluso se llegó tan lejos como advertir que el tabaco podía provocar problemas durante el embarazo, un concepto revolucionario para aquel entonces.

El resultado: un alemán tenía un consumo promedio de 749 cigarrillos al año, mientras que un estadounidense consumía en la misma época 3.000 cigarrillos.

Aunque esta ley anti-tabaco puede también deberse a la imposibilidad de traer cigarrillos ni de América ni de Egipto.

4. Programas de beneficio social 

 Programas de beneficio social

Programas de beneficio social

En una época en que los beneficios sociales del Estado no se habían institucionalizado, el partido Nazi fue uno de los primeros en elaborar sistemas de apoyo a los más necesitados, aún cuando gran parte de la motivación era la propaganda hacia sus ideales.

Un ejemplo de esto fue el programa de Apoyo para el Invierno, donde los principales líderes del movimiento salían a las calles para motivar a la gente a donar en favor de las personas que no estaban en situación de enfrentar los rigores de la temporada fría.

Por desgracia, muchas veces el financiamiento para estos proyectos de bienestar provenían de las propiedades que habían confiscado a los judíos y otros grupos étnicos o religiosos, quienes eran considerados enemigos del Estado.

5. El Volkswagen

Hitler tenía la idea de que cada ciudadano alemán debía tener la posibilidad de adquirir un automóvil.

Para esto creó la iniciativa del Volkswagen, que significa literalmente “Auto de la gente”, el cual podía comprarse a través de un plan de ahorros que sólo exigía 990 Reichsmark, es decir, el costo de una motocicleta pequeña.

 El Volkswagen
Volkswagen

El Führer estaba tan involucrado en el proyecto que él mismo sugirió a los diseñadores que el vehículo debía estar inspirado en la forma de un escarabajo, convirtiéndose en uno de los automóviles más reconocibles, confiables y de más extensa producción en todo el mundo.

6. Autopistas

Aún cuando no fue una idea original de los nazis, Hitler apoyó enérgicamente el desarrollo de un sistema de carreteras que permitiera unir no sólo al país, sino a Alemania con otras naciones.

 Autopistas

El proyecto Autobahn permitió avanzar rápidamente en los trabajos de recuperación tras la 1º guerra mundial, resultando tan exitoso que cientos de países imitaron el modelo alemán, incluyendo a USA y Gran Bretaña.

Como anécdota, algunas secciones de las autopistas principales de Alemania están tan bien construidas, que en ellas se han probado aviones y se corren ciertos tramos de carreras Fórmula 1.

7. Avances en propulsión de cohetes

No sería aventurado decir que el hombre llegó a la Luna gracias a los nazis. Esto, porque Wernher Von Braun, considerado el padre de la propulsión de cohetes, fue un miembro del partido Nazi, cuyo trabajo posteriormente continuó desarrollando en los Estados Unidos, país donde se nacionalizó tras el fin del conflicto.

11 contribuciones Nazis a la humanidad 1

Fue gracias a sus avances en los combustibles líquidos para cohetes que se pudo desarrollar el Saturno V, la nave espacial que llevaría por primera vez al hombre a la Luna en 1969.

8. Innovaciones en cinematografía 

 11 contribuciones Nazis a la humanidad 4
Leni Riefenstahl | Wikipedia

Los nazis, mediante su jefe de propaganda, Joseph Goebbels, estaban muy interesados en aprovechar cada nueva tecnología posible con el fin de promover su ideología, lo que por supuesto incluía cualquier adelanto en el campo de la radio, el cine y la televisión.

Uno de los mejores ejemplos de esto fue la creación de los filmes conocidos como “El triunfo de la fe” y “El triunfo de la voluntad”.

En ellos, la directora Leini Riefenstahl usó hasta 30 cámaras y más de cien técnicos para dar vida a una de las películas más innovadoras de la época.

Fue durante su desarrollo que se inventó el sistema de carros y grúas para lograr el efecto de “traveling” con el cual se desplaza suavemente la cámara en una secuencia, técnica que es utilizada casi sin variaciones hasta el día de hoy.

9. Contribuciones a la moda

 11 contribuciones Nazis a la humanidad6
Si pensamos en un oficial Nazi, difícilmente tendríamos la idea de que tenga alguna relación con la moda. Sin embargo el movimiento era muy cuidadoso con su vestuario, buscando en su indumentaria la capacidad de transmitir autoridad, firmeza e incluso miedo hacia los adversarios.

Es así como el uso del cuero o las tonalidades oscuras fueron adoptadas por toda una generación de estrellas de rock, no muy lejos de la descripción que hizo el escritor estadounidense Kurt Vonnegut respecto del atuendo nacionalsocialista como “casi teatral”.

Sin embargo la sociedad Nazi con la moda no termina ahí: Adolf Dassler se convirtió en el fundador de Adidas, proveyendo zapatos y otros tipos de implementos tanto a militares como a los atletas que participaron de los juegos olímpicos de Berlín en 1936.

11 contribuciones Nazis a la humanidad 8

Más sorprendente aún, su hermano, Rudolf Dassler, era un miembro apasionado del partido Nazi que llegó a fundar otra compañía de ropa: Puma. Y qué decir de Hugo Boss, un peso pesado de la moda que en su tiempo fabricaba uniformes para las SS, las SA y las juventudes hitlerianas.

10. Avances médicos 

Es sorprendente y terrible al mismo tiempo el como resultados tan buenos pueden obtenerse mediante vías tan erradas.

Esto es lo que sucedió con los avances obtenidos por médicos alemanes durante el régimen Nazi, cuya posibilidad de experimentación se vio tremendamente incrementada por la disponibilidad de prisioneros, con quienes no tenían ninguna reserva moral al momento de llevar a cabo sus pruebas. 


 11 contribuciones Nazis a la humanidad 10
Experimentos de Dachau

Uno de los ejemplos más claros fue el estudio que realizaron sobre los efectos de la hipotermia.

Se inició con soldados voluntarios pero, cuando ello no fue suficiente, los médicos dispusieron de prisioneros del campo de concentración de Dachau, a quienes sumergían en agua congelada o eran dejados desnudos en la crudeza del invierno germano hasta la muerte.

A través de la información que consiguieron, lograron desarrollar un método para contrarrestar los efectos mortales del frío conocido como “Calentamiento Rápido Activo”, el cual es usado aún hoy en día.

11-El encefalograma, ¿invento de un nazi?

El 1 de junio de 1941, mientras Hitler seguía ganando la II Guerra Mundial y una horda descontrolada mataba a decenas de judíos en el pogromo de Bagdad, Hans Berger se ató una soga al cuello y se ahorcó en la clínica de Alemania en la que estaba ingresado.

contribuciones Nazis a la humanidad 16

En vida, Berger había sido un médico y neuropsiquiatra ejemplar. En 1924 hizo una contribución clave a la ciencia y la medicina mundial: descubrió el electroencefalograma humano.

Desde entonces, generaciones de científicos y médicos han usado esa técnica para estudiar el funcionamiento del cerebro, explorar trastornos neurológicos o determinar la muerte cerebral, una técnica “rompedora” que aún hoy sigue en uso.

Las biografías de Berger dicen que fue un científico opuesto al régimen nazi y algunos apuntaron que su trágica muerte pudo estar relacionada con el horror de la guerra y el exterminio generado en Alemania. Un mártir de la ciencia.

Ahora, más de 70 años después de su muerte, nuevos documentos apuntan a que la historia de Berger es algo más turbia ya que el neuropsiquiatra que descubrió el electroencefalograma colaboró con las políticas de esterilización nazis.

En busca de la telepatía

“Los descubrimientos de Berger con la electroencefalografía fueron rompedores, pero colaboró con el Tercer Reich. Las omisiones en las biografías pueden ser el resultado de un intento deliberado de encubrir el pasado nazi”, sentencia un nuevo estudio publicado sobre Berger.

En él se reproducen documentos que prueban que el médico financió a las SS, promovió a un nazi como su sucesor y colaboró con los tribunales en los que se condenaba a la esterilización a enfermos mentales, alcohólicos y otras “formas de vida que no merecen la vida”, en palabras del régimen de Adolf Hitler.

Creía que el encéfalo era capaz de transmitir señales somos si fuera una radio

A juzgar por sus biografías, Berger había sido un científico intachable al que como mucho se le podía acusar de excéntrico.

Esto se debe a que  ilustró una paradoja: cómo el intento de confirmar una creencia sin fundamento puede dar lugar a un descubrimiento científico sólido.

En su juventud Berger sirvió en el ejército. Según varios libros,un día se cayó del caballo y estuvo a punto de ser arrollado por un carro que transportaba una pieza de artillería.

El joven médico se salvó por los pelos. Ese mismo día su hermana, que estaba a cientos de kilómetros, tuvo el presentimiento de que algo terrible le había pasado a su hermano y consiguió que su familia le enviara un telegrama urgente para comprobar que siguiera vivo.

Desde aquel accidente de juventud Berger se obsesionó con la telepatía y quiso buscar su explicación estudiando las señales que hacen funcionar el cerebro.

Creía que el encéfalo era capaz de transmitir señales somos si fuera una radio cuyas ondas pueden ser captadas por otros cerebros que están en la misma frecuencia.

Sus experimentos primero en pacientes a los que se había operado el cráneo y después en personas sanas incluida su hija desembocaron en un descubrimiento histórico.

Berger fue el primero en grabar las señales eléctricas de un cerebro humano, el descubrimiento del electroencefalograma, en 1924.

Consciente de la importancia de su hallazgo, el médico guardó su descubrimiento en secreto durante años, acumulando más y más datos hasta hacer un anuncio oficial en 1929.

La electroencefalografía fue recibida con una gélida oleada de escepticismo y no fue aceptada del todo hasta que otros científicos de Reino Unido y EEUU reprodujeron los resultados de Berger años después.

Por su parte, Berger siguió haciendo hallazgos claves para la medicina y la ciencia, como la descripción de las ondas cerebrales que produce un cerebro sano o las que caracterizan a enfermedades como la epilepsia.

Aunque la ciencia nunca le dio pruebas de que existiese la telepatía, Berger siguió creyendo en ella hasta casi el día de su muerte.

En 1940, recordando aquel día en el que estuvo a punto de morir, escribió: “Este es un caso de telepatía espontánea en el que en un momento de peligro mortal, mientras contemplaba mi muerte segura, transmití mis pensamientos y mi hermana, que estaba muy unida a mí, actuó de receptora”.

Para entonces Berger estaba jubilado, enfermo y, según sus biógrafos, asqueado por los nazis.

Mientras hacía sus descubrimientos claves, Berger ascendió en el escalafón científico hasta convertirse en director de la Clínica de Neurología y Psiquiatría de la Universidad Friedrich Schiller de Jena y rector de esa universidad.

A los 65 años, en 1938, fue jubilado. Es en este punto de su vida donde los biógrafos situaban una desafección evidente con el régimen nazi, explicando que a Berger le hicieron profesor emérito “sin apenas ceremonias”, según el estudio actual.

“Berger mostró su desafección por el régimen y ellos le represaliaron”, decía una biografía publicada en 1995.

 “La pérdida de su lugar de trabajo, la imposibilidad de continuar su investigación con la electroencefalografía … le provocaron una depresión que finalmente le mató”, decía otra semblanza, publicada en 1956.

Nada de eso parece del todo cierto a la luz de los nuevos documentos, sacados de archivos de la Stasi, así como del diario de Berger, que se conserva en un archivo de la Universidad Friedrich Schiller.

Varios documentos muestran que Berger participó en al menos seis apelaciones en juicios de esterilización. Antes de que los nazis idearan el exterminio en campos de concentración, instituyeron leyes que obligaban a esterilizar a enfermos mentales.

Al menos seis personas fueron esterilizadas con el beneplácito de Berger

Unas 400.000 personas fueron esterilizadas, muchas de ellas con rayos X que quemaban sus genitales y en miles de casos morían por la operación.

Las decisiones de esterilización se tomaban en tribunales y estaban revestidas de un manto de legalidad que hoy parece delirante, pero que fue organizado y mantenido gracias a la colaboración de millones de alemanes, muchos de ellos respetables médicos y científicos.

Entre ellos, en contra de lo que se pensaba, también estaba Berger.

Las seis apelaciones en las que participó fueron rechazadas, lo que quiere decir que al menos seis personas fueron esterilizadas con su beneplácito.

El estudio añade que Berger y su ayudante fueron responsables de la esterilización forzada de 25 personas.

Gran parte de las evidencias sobre Berger surgen se Sussane Zimmermann, una historiadora alemana que fue la primera en descubrir que a Berger no le jubilaron a la fuerza y que participó por voluntad propia en aquellos juicios de esterilización.

El 13 de abril de 1938 se revisó la apelación de Frieda Barth, una mujer de 38 años a la que las autoridades habían condenado a esterilización forzada.

El tribunal rechazó su apelación e hizo efectiva la condena recalcando que Barth tenía "debilidad mental moderada congénita" y que su "habilidad mental estaba por debajo de la de un niño de 10 años".

Otros documentos prueban que Berger votó a favor de que su sucesor fuera Berthold Kihn, cuyo informe destacaba que había participado intensamente en los juicios de esterilización y le definía como un hombre “en quien se puede confiar desde el punto de vista ideológico, profesional y político”.

Kihn asumiría a fondo la ideología nazi y participó en la política de exterminio de enfermos mentales del régimen, que acabó con 275.000 personas y fue el preludio del holocausto.

El 26 de mayo de 1941 Berger fue ingresado en la Clínica de Medicina Interna de la universidad en Jena, explica a MateriaLarry Zeidman, médico y neurocientífico de la Universidad de Illinois y coautor del estudio sobre Berger.

¿Fueron la enfermedad y el aislamiento impuesto por los nazis lo que le llevo al suicidio? No, según Zeidman. “Creemos que Berger se mató porque estaba deprimido, un trastorno anterior a su participación en cualquier asunto nazi y su propia esposa confirmó esto”, explica.

Zeidman reconoce que el caso de Berger no es concluyente y es necesaria más información. Este neurocientífico viajó a Jena para leer el diario de Berger y logró que los archivos le dieran fotografías de las cartas y documentos que implican a Berger en las políticas de esterilización.

El trabajo destaca que el escalafón médico en Jena el 81% de los médicos eran miembros del partido nazi, mucho más que la media alemana (45%).

A pesar de ello Berger no era miembro del partido, ni de las SS, aunque sí de la asociación de amigos de esta organización que aportaba donaciones.

“Seguramente Berger sufrió mucha presión por no hacerse miembro del partido”

“Seguramente Berger sufrió mucha presión por no hacerse miembro del partido”, opina Zeidman. “Financió a las SS, lo que pudo ser un apoyo ideológico o una simple medida para protegerse de las presiones nazis”, señala.

Los documentos rescatados “no permiten determinar el nivel de simpatía que Berger tenía por los nazis”, recalca, pero añade que, “al contrario de lo que hoy en día dicen los textos publicados, no hemos encontrado pruebas de que Berger fuera un anti nazi o que fuera perseguido por el partido.

Su objetivo, señala, es mostrar que la “otra cara“ de Berger que, hasta ahora, no habían plasmado sus biógrafos.

Hoy, el Departamento de Neurología de la Universidad aún lleva el nombre de Hans Berger y la Sociedad Alemana de Neurofisiología Clínica otorga el prestigioso Premio Hans Berger a aquellos que despuntan en este campo.


Idi Amin ,dictador del terror en Uganda ( Primera parte) | VCN




Comida chatarra y los endeconabinoides | VCN
Investigadores de la Universidad de California en Irving, Estados Unidos, han descubierto que hace que los alimentos ricos en grasas sean ...



¿Las mejores bicicletas ? Todas son buenas ! | VCN
Hemos decidido ponerle de título a esto, "Las mejores bicicletas" ya que esta colección de imágenes son las que más nos han llamado la ..

Otros temas interesantes en …Vida cotidia nitica