Tu mente tu sistema militar y La ley de la atracción

Tu mente tu sistema militar y La ley de la atracción
Los países del mundo cuentan con un sistema militar formado por soldados, armas, tecnología, etc. con el cual defienden y atacan cuando su integridad se ve amenazada.

Tu cuerpo físico igual tiene un sistema militar, es tu sistema inmunológico. Cuando un virus invade tu cuerpo comienza una guerra en tu sangre, tu sistema se activa y comienza la misión de destruir a los intrusos.

Tú, como persona igual tienes un sistema militar: tu mente. Tu mente es tu sistema de defensa y también de ofensa.

Cuando alguien te dice cosas negativas tu eres quien permite o no que esas afirmaciones negativas se filtren en ti y te hagan daño.

Tu mente debe ser capaz de rechazar todo lo negativo que provenga de cualquier parte, así como ser capaz de atacar con pensamientos positivos.

Tus creencias son tus armas más poderosas. Recuerda que tus pensamientos son de acuerdo a tus creencias. Por eso lo fundamental de todo es cambiar tu sistema de creencias para que tengas una mente efectiva.

Si alguien te dice: “Eres un fracasado”, inmediatamente rechaza esa afirmación, tú tienes que creer que eres exitoso, y lo que te están diciendo es inválido.

Si te dicen: “Estás feo”, rechaza ese afirmación, tienes que cree que eres bello, aunque no lo seas como la sociedad pide, eso no importa, tú sólo créelo, recuerda que la belleza es relativa.

Además la fealdad no existe, lo que nosotros llamamos feo realmente no es fealdad, es simplemente ausencia de belleza.

Si te dicen: “Eres un inútil”, tienes que rechazar esa afirmación, tú tienes que creer que eres muy útil, que las personas sean ciegas de tu utilidad no es tu problema, es de ellos.

Comienza a cambiar tu sistema de creencias.

Con tu mente actúas y te mueves en el mundo para lograr tus objetivos, y también con tu mente tratas de defenderte de las cosas que te generan miedo, tristeza, frustración, inseguridad, etc.

No lo olvides: tu mente es tu sistema militar

Dime qué crees y te diré como piensas y cómo son tus sentimientos.

El que cree en Dios razona todo a favor de la existencia de Dios, el ateo razona todo a favor de la inexistencia de Dios.

El que cree en Dios siente que hay un ser superior que puede respaldarlo en cierto momento o en los problemas, el que no cree siente que está en el mundo sin un ser supremo que pueda ayudarlo en sus problemas.

¿Has escuchado el típico caso de la chica que tiene un novio que no le conviene, del cual sus amigos y sus papás le dicen que no es el correcto, pero ella como está enamorada CREE que sí es el indicado, y lo CREE tanto que ninguno de los razonamientos de padres y amigos la convence?

En el ejemplo que puse en el punto 09, sentirías miedo porque crees que vas a caer. Tus creencias son la base de tus sentimientos y de tus razonamientos. Sientes y piensas según lo que crees.

Por eso, si crees que eres un tonto, te sentirás como un tonto, y pensarás como un tonto.

Si crees que vales mucho, te sentirás de gran valor y pensarás como alguien de valor. Si piensas que eres exitoso, te sentirás como exitoso y pensarás como exitoso, aunque no sea cierto. No importa si lo eres o no, si tú lo crees, lo serás. Recuerda que lo que crees, esa es tu realidad.

El problema es que las creencias se hacen a base de experiencias y no son fáciles cambiarlas. Si has reprobado 10 exámenes seguido es obvio que empieces a creer que no eres bueno en la escuela. Yo te puedo decir que eres muy bueno en la escuela, pero como ya reprobaste 10 exámenes no me vas a creer.

Aquí está el asunto problemático.

¿Cómo cambiar las creencias?

Ten paciencia, poco a poco.

¿Te has sentido o te sientes rechazado? Si tu respuesta fue SÍ, estás en un error. Tu JAMÁS debes sentirte rechazado por nada ni nadie. Te voy a explicar por qué.

Has de cuenta que vas caminando en un barrio y ves a un pordiosero (limosnero) sucio sentado en el suelo y tú como un ser humano de buen corazón te acercas y le das un lingote de oro (suficiente para que él deje de pedir limosna mínimo un mes), pero como él no conoce de esas cosas te pone una cara enojada y te lo rechaza empujando el lingote hacia ti, porque ve que no es dinero y no acepta “miserias”.

¿Qué harías, te sentirías rechazado por el limosnero?

¿Sentirías que rechazó tu ayuda? Ahora supón que tú eres el lingote de oro, ¿te sentirías sin valor porque un simple limosnero no te aceptó? ¿Te sentirías rechazado? Si yo fuera el lingote de oro me pondría a reír jajaja y diría que tonto.

Pues el pobre no conoce mi verdadero valor, si conociera lo que valgo, me hubiera aceptado sin pensarlo dos veces. Este limosnero no sabe qué es un lingote de oro y piensa que es una cosa de poco valor, por eso lo rechazó, pero eso no devalúa al lingote.

Si yo fuera ese lingote pensaría que pobre ignorante, no sabe lo que hizo, no sabe que está rechazando algo que vale mucho, ¡que tonto!. Lástima por él , si hubiera aceptado se hubiera ahorrado muchos días de pedir limosna.

¿Ahora entiendes? Tú eres como el lingote de oro y los demás como los limosneros. Grábatelo bien en tu cerebro: TU VALES MUCHO, ERES UN SER DE ALTO VALOR, no importa lo que tengas ni quien seas, CRÉELO, VALES MUCHO.

Si te rechazó tu enamorada, enamorado, jefe, hermano, papá, mamá, quien sea quien sea, es un error de ellos, pues están subestimando tu valor, que lástima por ellos, que pena que estén ciegos ante tu gran valor, pero TU NO DEBES SENTIRTE RECHAZADO, si los demás no perciben tu valor, es problema de ellos, no tuyo, ¡pobres ciegos!.

Si te gustaba una persona y no te correspondió jamás digas: me rompió el corazón (esa frase no debe existir en tu lenguaje), no te sientas triste, pobrecita persona, no supo de lo que se perdió, no le des joyas a los animales, que ellos no conocen su valor.

Ahora no estamos hablando de lógica, si no de creencias. CRÉELO: TU ERES UN SER DE ALTO VALOR, SEAS QUIEN SEAS Y TENGAS LO QUE TENGAS, NO IMPORTA LO QUE LOS DEMÁS PIENSES, TU VALES MUCHO Y PUNTO.

Cuando te implantes esta creencia y realmente creas que eres de alto valor no te volverás a sentir rechazado.

Alguna vez has dicho o has escuchado las siguientes frases: “¿por qué soy así? Me gustaría ser de otra manera. ¿Por qué soy muy sensible? Me gustaría ser más fuerte…”

La pregunta es: ¿por qué soy como soy? ¿Nací o me hice así?

La respuesta es ambas. Eres como eres porque en parte naciste y en parte te hiciste así. Los dos factores que formaron y siguen formando tu carácter, tu personalidad y tu sistema interno en general son:

1.- Genética
2.- Experiencias

Desde que nacemos en nuestros genes ya están programados muchos rasgos nuestros, desde los físicos hasta los temperamentales. Si eres muy sensible y por todo lloras es porque en parte así está programado en tus genes, si eres muy enojón y por cualquier cosa te molestas es porque en parte así está programado en tus genes.

Si tienes cabello negro es porque así está programado en tu genética desde antes que nazcas. Poco o nada puedes hacer para cambiar lo que trajiste en tu ADN, pero sí puedes modificar lo que ahora tienes en tu mente para que ya no llores por todo, para que ya no te enojes por cualquier cosa, etc.

Otro factor importante son las experiencias. Si tuviste un amor que te partió el corazón y te dañó dejándote por los suelos a lo mejor ya no vas a querer volverte a enamorar, si has fracasado en tus 3 últimos exámenes escolares a lo mejor tienes miedo de fracasar en el siguiente.

Las experiencias nos marcan, y nos marcan desde nuestros pensamientos y creencias. Marcan nuestro sistema interno, pero es aquí donde más podemos influir para contrarrestar las malas influencias de las experiencias y cambiar nuestro sistema de creencias.

Las experiencias que más nos marcaron son las que vivimos en nuestra infancia. Los que tienen hijos deben cuidar de no crear un sistema interno negativo en ellos.

Si te paras en un cuadro donde apenas cabes, y miras al suelo no sentirás miedo de caer, porque crees que estás seguro en tierra firma y no tienes por qué caer, pero párate en el mismo espacio sobre una torre de 30 metros, y aún cuando estés en el mismo espacio donde cabes tendrás miedo. ¿Por qué? Por que creerás que vas a caer, y si lo sigues creyendo te aseguro que te pondrás nervioso, te invadirá el pánico y caerás.

Apréndete bien esta nueva ley:

Lo que crees tiende a hacerse real.

Cuando crees que algo va a pasar en el futuro, consciente o inconscientemente tiendes a mover tu voluntad y tus energías para hacer realidad lo que crees, aunque no quieras que suceda, como en el ejemplo anterior.

Gran parte de nuestro sistema interno fue formada en nuestra infancia, y los principales constructores fueron nuestros padres, los cuáles posiblemente no eran psicólogos, ni sabían nada de psicología y menos del sistema interno por lo que cometieron muchos errores saturando nuestra mente de pensamientos y creencias negativos, dando como resultados muchos hijos inseguros, con miedos, fracasados, con problema sociales, etc.

Los padres son los primeros constructores de nuestro sistema interno y desgraciadamente cuando ellos empezaron a formarnos no teníamos libertad de escoger o no lo que queríamos que se grabe en nuestra mente.

No los culpes. No tienen culpa, lo mismo hicieron con ellos nuestros abuelos. Nadie les enseño a ser papás.

¿Cuando un niño está corriendo que le dicen muchos padres?: - No corras, TE VAS A CAER!

Le dice que se va a caer como si fuera una profecía del apocalipsis. ¿Por qué decir lo negativo?

Deberían decirle: No corras muy rápido porque te puedes caer. No es lo mismo decir, te puedes caer, que decir te vas a caer. No se dan cuenta que están implantando creencias negativas y las creencias son poderosas en nuestras vidas. ¿O por qué no mejor en vez de decirle algo simplemente evitar que corra?

Otros pensamientos que generan creencias negativas en los niños son:

- No salgas a la calle, te van atropellar (”Te van atropellar”, de nuevo hablan como si fueran profetas, como si supieran el futuro. Pensamiento que genera miedo)

- ¿Por qué haces mal tu tarea?, eres un tonto (”Eres un tonto”, aunque el niño no sea tonto lo están haciendo tonto. Pensamiento que genera fracaso)

- Eres un bueno para nada (Aunque el niño es bueno para muchas cosas lo están haciendo inútil)

- Fulanito es mejor que tú (Aunque no sea verdad están volviendo al niño inseguro ante los demás, le están derrotando antes de competir con otros. Pensamiento que le baja la autoestima)

… y un sin fin de afirmaciones negativas que entierran en sus mentes.

Todos tenemos esos “espinos” en la mente porque de niños nos los implantaron, y no es fácil sacarnos todo eso, así que ten paciencia, no cambiarás de un día para otro. Es como si te hubieran picado decenas de abejas y ahora intentas quitarte todos los aguijones, y primero, hay que localizarlos para poder arrancarlos. No es algo que se hace en un rato.

El error principal que genera nuestras conductas negativas lo venimos arrastrando desde niños

Ten paciencia, tienes que reconstruir de nuevo tu sistema interno.

Si te pregunto: ¿A qué equipo de fútbol le vas? Seguramente responderás emocionado: ¡le voy al América (Equipo de fútbol de México)!, por decir un ejemplo, no importa el que menciones de tu país, pero responderás rápido, casi como si te estuviera preguntando cómo te llamas.

Tal vez te sentirás emocionado al recordar ese nombre tan valioso, al que defiendes a capa y espada, al MEJOR equipo para TI. Pero, ¿por qué le vas a ese equipo? A lo mejor responderás: ¡porque es el mejor! Pero, ¿quién te enseñó a ti que ese equipo al que tú le vas es el mejor?

A lo mejor no sabrás que responder. Lo más probable es que le vayas a ese porque tú papá te enseñó desde niño que a ese le debes ir porque el apoya a esa selección de futbolistas.

Lo más probable es que apoyes a ese porque desde niño te enseñaron que es el mejor, ya sea que te lo haya enseñado tu papá, tu hermano, tu tío, tus amigos, tu novio, novia, no importa quién, el caso es que TE IMPLANTARON la creencia de que ese es el mejor equipo, ¡por eso lo apoyas! A lo mejor ni siquiera sabes si es bueno o no. A lo mejor eres mujer y ni ves el fútbol, pero apoyas a tu equipo.

Y como tú papá o “X” persona te sembró esa creencia sientes que no puedes irle a otro, porque ¡traicionarías a tu papá!, ¡traicionarías el orgullo futbolísitico de la familia!

¿Qué partido político apoyas? Seguramente el mismo el que tu familia apoya, porque heredaste esa creencia, te la IMPLANTARON desde que tienes conocimiento de los partido políticos, y no le puedes ir a otro porque sentirías que traicionas a la familia, sentirías que te traicionas a ti mismo, sentirías un conflicto. ¿Por qué? Porque tienes implantada la creencia de que ese es el partido que debes apoyar y punto. Simplemente crees que ese debes apoyar, porque te implantaron esa creencia.

¿Qué le pasó al Juanito de la historia anterior? También le implantaron creencias, pero negativas. Desde niño le hicieron creer que era un tonto, “bobo”, inútil, etc. Le implantaron creencias dañinas y lo acomplejaron. Todos tiene creencias negativas y errores en su sistema interno, pero ha llegado el momento de cambiar tu sistema, ha llegado el momento de implantarte creencias positivas, y la primera que debe quedar bien arraigada a ti, es esta: SOY UNA PERSONA DE ALTO VALOR. YO VALGO MUCHO, EL VALOR ME SALE HASTA POR LOS POROS DE LA PIEL.

El valor que tienes de ti mismo es la base de todo, es el cimiento para construir tu autoestima indestructible, por eso he estado haciendo mucho énfasis en tu valor.

Más adelante pondré ejemplos de la vida real y te mostraré como piensa un perdedor de bajo valor y cómo piensa un ser de alto valor, como tú y yo.

El juego se llama “¡Algo emocionante esta por pasarme!” y usa los principios de la Ley de Atracción y lo puedes jugar para ATRAER DINERO.

Elige que algo muy emocionante va a pasarte (si lo juegas para atraer otra cosa), o elige una cantidad de dinero (si quieres atraer dinero), recuerda ser especifico, pero no puedes saber de donde va a llegar y debes esperarlo de algún lugar inesperado (se oye raro eso ¿verdad?).

No sabes que es lo que te va a pasar, o que es lo que tienes que hacer para atraer dinero, ni exactamente cuando aparecerá. Pero cree que definitivamente algo muy bueno esta a la vuelta de la esquina esperándote.
EMOCIÓNATE de esta oportunidad hasta que sientas mariposas en el estomago.

Cada vez que suene el teléfono, siente esa emoción y pregúntate ¿Será esta llamada? Cada vez que te llegue un email, ¿Aquí estará mi sorpresa?. Cuando te despiertes, siéntete curioso ¿Hoy será el día que me llegue?

Este juego es excelente para Atraer Dinero. Funciona porque como no sabes de donde va a llegar las dudas no se entrometen en el proceso de la creación. Este juego te ayuda a elevar tu vibración, que es lo que se necesita para crear lo que quieres en tu vida.

Si te pones en la situación de sentirte realmente bien, solo puedes atraer cosas maravillosas a ti.

También lo puedes escribir en el espejo de tu baño, en un post-it en tu computadora, o si quieres ponerle mas energía ponerlo en el fondo de tu computadora como un screensaver, pero se trata de que lo leas constantemente y de que sientas esa emoción.

Como cuando te enamoras y sientes como si tuvieras mariposas en el estomago.

Escribe:
“Algo maravilloso esta por pasarme.
Esta a la vuelta de la esquina esperándome. Lo puedo sentir.”
“Cada día soy mejor para Atraer Dinero”

Mantente a la expectativa durante el día por los próximo días. Y cuando obtengas tu SORPRESA u obtengas Atraer Dinero que deseabas.

¡AGRADÉCELO!

¡Y comienza de nuevo el juego! Cada vez lo harás mejor y será mas fácil igualar la vibración de lo que quieres.

¡Espera resultados increíbles! Este juego funciona cada vez que lo haces, si te pones en la vibración de esperar la sorpresa.

La Ley de Atracción trabaja enviándote más de aquello que piensas, sientes y haces, como nos dice la Película “El Secreto”.

El siguiente artículo te ayudará a comprender el porque de tu relación actual con el dinero y como cambiando ciertas cosas puedes atraer dinero más fácilmente.

¿Que tan fácil es para ti atraer dinero?

La forma en que tratas al dinero tiene relación directa en que tan fácil y abundantemente fluye el Dinero hacia ti.

Imagina que el dinero es un huésped que tienes en tu casa y pregúntate lo siguiente:
¿Trataría a mi huésped de la manera en que trato al dinero?

Aquí hay tres formas en las que podemos mostrar hospitalidad a nuestros “huéspedes” para atraer dinero…

1. Dá la bienvenida a tus huéspedes. Aprecia verdaderamente desde tu corazón cada visita y cada visitante. Un amigo mío da la bienvenida a su dinero poniendo cada cheque que recibe en una mesa para café en su dormitorio. Se la pasa varios días apreciando a su “huésped” antes de depositarlo en su cuenta de banco…

2. Recuerda que a los huéspedes les gusta ir a lugares, hacer y comprar cosas. Al dinero le encanta ir a restaurantes, parques de diversiones y tiendas especiales.
Pero el dinero no discrimina entre las actividades placenteras y las que “tienen” que hacerse. También se divierte al visitar a la compañía de luz, del cable, del agua, del teléfono, etc…

Al dinero simplemente le gusta estar en circulación. Siempre tiende a buscar personas que entienden que mientras más dinero hagan circular, logran atraer dinero de nuevo para circular más…

3. Un huésped que ha sido tratado bien, les dirá a otros y pronto tendrás MÁS huéspedes.
El dinero que es disfrutado, apreciado, gastado, circulado o dado, atraerá MÁS dinero.
De hecho, es tu actitud de disfrute, de placer, de emoción o gusto hacia el dinero lo que te hace atraer dinero hacia ti…

El secreto para atraer dinero es hacer sentir al dinero como un huésped atesorado. Comienza por apreciar TODO el dinero que llega hacia ti. Si encuentras 1 o 10 centavos, levántalo y celebra lo fácil que es que el dinero fluya hacia ti.
(Recuerda lo importante que es la gratitud en la Ley de Atracción)

Dedica tiempo a apreciar cada cupón o reembolso que recibes.
Realiza algo especial con parte del dinero que recibes.
Registra en una libreta todas las formas inusuales en las que logras atraer dinero hacia ti.
Nota lo fácil que llega hacia ti y como atraer dinero es más fácil cuando estás feliz, alegre y abierto a recibir…

A propósito, quizás estés pensando “Podría tratar bien al dinero si tuviera mucho dinero”.
La verdad es que, primero debes tratar bien al dinero para atraer dinero a ti en abundancia…
Comienza con lo poco o mucho que tienes. Lo importante es comenzar.

En los últimos meses hemos podido escuchar y leer en todos los medios: artículos, videos, presentaciones… sobre El Gran Secreto.

Todo esto se lo debemos a una película (y libro) llamado “El Secreto” de Rhonda Byrne.

Esta película nos recuerda que todo en nuestro mundo está basado en la Ley de la Atracción.

“El Secreto” nos revela algunas formas de atraer lo que deseamos experimentar y disfrutar en esta vida: salud, dinero, éxito, abundancia y prosperidad, la pareja ideal para nosotros…

El Secreto al que se refiere la película es… la Ley Universal de la Atracción.

Todo lo que llega a tu vida es porque lo has atraído. De este modo tu vida actual es un reflejo de tus pensamientos anteriores.

Esta ley siempre ha existido y siempre existirá. Ha sido descubierta y observada a través de los tiempos por grupos de personas como, científicos, pensadores, escritores, artistas, y, utilizada por los grandes gobernantes… que la han utilizado de diversas maneras para atraer hacia ellos lo que deseaban: dinero, fama, éxito, poder…

Este secreto, y sobre todo sus técnicas, han sido cautelosamente guardados por ciertos grupos que prohibían que sus miembros lo revelasen a las personas ajenas a ellos o al público en general.

La película El Secreto ha difundido información sobre cómo utilizar esta Ley Universal conscientemente y dar así, a la población la posibilidad de emplearla, ella también, para que cada uno aprenda a atraer lo que desea a su vida.

Con este conocimiento puedes hacer en tu vida los cambios que tú deseas.

¿Por qué crees que el 1% de la población posee el 96% de la riqueza mundial? ¿Casualidad? No, no es casualidad. Este 1% conoce el poder y algunas técnicas de la ley de la atracción.

La Ley de la Atracción se basa en la siguiente premisa: Lo semejante atrae a lo semejante. De modo que si tienes pensamientos de pobreza, escasez, injusticia, miedo… atraerás más pensamientos de lo mismo y por lo tanto las situaciones que materializan estas creencias.

Si por el contrario tienes pensamientos de gratitud hacia ti mismo, hacia la vida (y por lo tanto sensaciones y sentimientos) de felicidad de abundancia, de muchas ganas de seguir evolucionando, sin exigirte ser perfecto a cada instante… eso será exactamente lo que atraerás a tu día a día.

Tus pensamientos se materializan en objetos y situaciones.

Tenemos unos 60.000 pensamientos diarios y como comprenderás no podemos ser conscientes y controlarlos todos y cada uno de ellos. No obstante, existen unos indicadores fiables que siempre surgen de lo que estamos pensando, estos, son nuestros propios sentimientos y emociones. Cuando nos sentimos bien, estamos teniendo pensamientos que atraerán hacia nosotros situaciones similares de bienestar.

Cuando nos sentimos mal, los pensamientos negativos que estemos desarrollando y multiplicando, atraerán y manifestaran, más situaciones desagradables

El problema aquí es que el Universo, como un espejo creado, recibe clara y perfectamente nuestros pensamientos y sentimientos como ordenes, como peticiones de lo que deseamos alcanzar y obtener en nuestras vidas, y nos los restituye en situaciones con exactitud.

En este punto podemos pensar: ¡Genial, Entonces voy a pensar siempre en positivo y ya está! Bueno, ese es un buen comienzo porque esto significa que estarás más atento a tus pensamientos y sentimientos a partir de ahora, pero, la mayoría (sino todos) de nosotros llevamos ya tanto tiempo, identificándonos y cargando con creencias y sentimientos negativos que no los reconocemos cuando aparecen.

Así mismo, cuando empezamos a ser conscientes de ello, nos damos cuenta de que necesitamos ayuda porque no sabemos cómo, deshacernos de ellos.

Una persona que se ha criado en un ambiente en el que se escuchaban cosas del tipo: “todos los ricos son unos ladrones”, “el dinero cuesta mucho ganarlo, no crece en los árboles”, “si tú tienes mucho otros no tendrán”… seguramente tendrá grabadas estas creencias en su subconsciente y le impedirán atraer lo mejor para ella. Puede concentrarse en pensamientos de prosperidad, abundancia, éxito… pero sus sentimientos (malestar, culpa, miedo…) no acompañarán a estos pensamientos, con lo cual, el Universo no recibirá su petición sino todo lo contrario, escuchará el sentimiento de escasez, de miedo… y eso es lo que reflejará.


Los sentimientos son infinitamente más poderosos que los pensamientos.

Somos emisores de frecuencias. Atraemos hacia nuestras vidas, situaciones creadas por nuestras propias emociones, por nuestros comportamientos, nuestras creencias profundas… con frecuencias vibratorias semejantes a las que emitimos.

Los últimos avances científicos de la física cuántica, demuestran que nuestros pensamientos y emociones son en realidad ondas energéticas; vibraciones.

Cada una de estas ondas vibran en una frecuencia concreta y atraen otras frecuencias similares.

Podemos imaginarnos como una radio que uno mismo utiliza para emitir y sintonizar con la frecuencia que desea escuchar.

Somos emisores de frecuencias. Atraemos hacia nuestras vidas, situaciones creadas por nuestras propias emociones, por nuestros comportamientos, nuestras creencias profundas… con frecuencias vibratorias semejantes a las que emitimos.

Ilustremos esto con un ejemplo: un director de empresa piensa: “estamos en plena crisis inmobiliaria. Habrá que ajustarse el cinturón”

Esta persona ya está aceptando la escasez. Su motor aquí ya es el miedo (emoción no muy eficiente para la venta). Este mismo hombre o esta mujer, está aumentando la crisis que ya existe sin su ayuda en lugar de enfocarse en la confianza en si mismo que necesita ahora más que nunca, en su propia capacidad de eficiencia. Está emitiendo una onda de una frecuencia vibracional baja profesionalmente, además de muy desagradable personalmente.

Tal comportamiento solo puede atraer más situaciones que le asusten un poco más cada día. Resultado: no venderá ningún inmueble… de modo que se sentirá realmente mal, prisionero de su propio estancamiento porque no se da cuenta de lo que el mismo está atrayendo.

De este modo si te enfocas en lo que te hace sentir bien (alegre, relajado, entusiasmado…) te llegarán más situaciones cosas, personas, etc. que te harán sentir del mismo modo.

Si por el contrario te enfocas en lo que te hacen sentir mal (triste, ansioso, rabioso,…) atraerás hacia tu vida situaciones que concuerdan con ese sentir.

Ten en cuenta que para la ley de la atracción no hay bien ni mal. El Universo solo refleja tu estado de ánimo y manifiesta tus deseos.

Ilustremos esto con un ejemplo: dos personas se encuentran en un atasco provocado por un accidente y llevan media hora esperando que la carretera se despeje. El primero está malhumorado, se queja del gobierno, de cómo va el país, de lo mal que conduce la gente, de lo dura e injusta que es la vida por permitir que haya accidentes… está emitiendo una señal de malestar al Universo. Y eso será precisamente lo que le devolverá.

El segundo decide descansar un poco, se pone una preciosa música relajante y decide aprovechar esos momentos de pausa que el Universo le procura. La señal que emite es de bienestar, de confianza en la vida y en sus procesos y eso es lo que el universo le devolverá.

Nuestra fuerza y nuestro poder son infinitos.

La ley de la Atracción ha sido siempre conocida, a través de los tiempos. Sin embargo fue guardada celosamente por grupos de personas que pretendían usarla para su propio beneficio. Tenían la falsa creencia de que no había suficiente riqueza y abundancia para todos y lo querían solo para ellos. Al ocultar esta poderosa fuente de poder conseguían tener súbditos sumisos.

No importa si eres rico o pobre, alto o bajo, sano o enfermo, hombre o mujer… la ley de la atracción como espejo creador siempre funciona.

Y te puedes preguntar ¿Y cómo puede ser que para la gente que se comporta mal, que roba, que son egoístas…también funcione? La ley de la atracción es una Ley Universal. Al igual que la Ley de la gravedad, si saltas hacia arriba volverás a llegar al suelo, no importa si eres bondadoso, generoso… caerás igual que si hubieses sido de otro modo.

Cómo saber si estoy utilizando la ley de la atracción a mi favor:

Ocurra lo que ocurra en tu vida, si tú eliges enfocarte en los pensamientos más positivos que te puedan ayudar, entonces, te darás cuenta de que atraes lo mejor para ti.

No hablamos de que nunca nos sintamos tristes, solos, nerviosos, perdidos… de lo que se trata es de salir de ese estado y no permanecer en él.

Fíjate en la reacción de dos personas distintas ante las mismas dificultades. Nunca es la misma. Una utiliza la dificultad para crecer al enfrentarla y superarla; la otra la aprovecha para caer en la trampa del victimismo.

Cuando te estés sintiendo mal: triste, ansioso, enfadado, celoso, envidioso, desanimado… encuentra un modo de cambiar esta vibración, elije otros pensamientos que te permitan sentir bien: alegre, feliz, relajado… De este modo acelerarás el proceso de atraer a tu vida todo tipo de bien

Ejemplos de cosas que podemos hacer para subir nuestra vibración: leer un libro sobre la ley de la atracción (siempre inspira y tranquiliza), hacer alguna afirmación, llama a algún amigo, mira imágenes del viaje que quieres hacer, o de la casa que deseas comprar o del coche… escucha una música que te inspire… haz aquello que te ayuda a salir de ahí, y a reencontrar tu felicidad.

Cuando caemos y nos sentimos mal, es importante no quedarnos mucho tiempo en este sentimiento vibracional bajo. Actúa, haz algo, lo que sea que a ti te inspire. Ya sabes, el Universo es un reflejo creador y refleja exactamente aquello en lo que más te enfocas.

¿Verdad que si hubieses sabido esto antes te hubieses ocupado rápidamente de encontrar formas de no quedarte en lo que te hace sentir mal?

La ley de la atracción es una fuerza que rige a nuestro planeta y que regula muchos procesos, es similar a la fuerza de gravedad, electricidad, ondas sonoras, los rayos UV, los rayos X y las microondas.

La ley de la atracción nos dice que todo atrae a su igual y que todo aquello en lo que concentras tu atención es lo que expandes, lo que alimentas, lo que atraes sin cesar una y otra vez.

La ley de la atracción: nos dice que cada átomo de tu cuerpo está constantemente respondiendo a los impulsos de tu medio ambiente y por supuesto a tu mente, a tus vibraciones y emociones ya sean éstos positivos ó negativos.

La ley de la atracción es la respuesta a todas las vibraciones que emitimos y ella no tiene criterio ni puede discernir si lo que atraemos es benéfico o no, “simplemente es un sirviente”.

La ley de la atracción es nuestra lampara mágica (Aladino y la lampara maravillosa)

Todas las mañanas al despertar y después de hacer tus labores vespertinas podrás repetir lo siguiente y te sentirás mejor contigo y con los demás:

“SOY AMOR , TU ERES AMOR PARA SER AMOROSO, ACTÚA CON AMOR DÍA CON DÍA, SOY MÁS AMOROSA PORQUE SOY AMOR, POR ESO ME ACEPTO TAL Y COMO SOY PORQUE ME AMO COMPLETAMENTE. SOY AMOR Y ME ACEPTO Y ME AMO, MI ESENCIA ESTA HECHA CON AMOR MIS SENTIMIENTOS SON BUENOS. MI ESPÍRITU ESTA ENTRETEJIDO CON AMOR, PORQUE EL AMOR ES ENERGIA PURA Y YO SOY PURA ENERGÍA. SOY AMOR PORQUE CUANDO ME VEO, SE DESDE LO MÁS PROFUNDO DE MI SER QUE ME AMO. ME AMO PORQUE CUANDO TE VEO MI CORAZÓN ME DICE QUE TE QUIERO Y MIS OJOS TE DICEN QUE TE AMO. YO SOY AMOR PORQUE DÍA CON DÍA SOY AMOROSO.”

Después de repetir esto constantemente no sentirás obstruido tu corazón, hacia ningún ser humano y día con día serás mejor y veras como tu vida cambia en todo sentido.

Perdiendo peso y afirmándolo

Si existe una cosa que mucha gente quiere cambiar en su vida, es su peso. La obesidad y otras condiciones relacionadas con el sobrepeso se han convertido en el principal modo de vida de los habitantes de este pais. Muchos países alrededor del mundo también tienen población con sobre peso. Y parece ser, sin embargo, que entre más trata la persona de perder peso mas y mas pesado se vuelve.

Perder peso es un proceso complejo, pero afortunadamente puedes ganarle a las probabilidades por medio de afirmaciones específicas para perder peso. El perder peso representa una circunstancia ideal para usar las afirmaciones. Gran parte del sobre peso viene de eventos del pasado, emociones y creencias. En ocasiones es difícil simplemente “comer menos y hacer más ejercicio”. Existen muchas razones por las que las personas aumentan de peso, y decirle a alguien que necesita salir mas es solo resolver una pequeña parte del rompecabezas.

Usando afirmaciones para perder peso puedes ayudarte a “re-entrenar” tu cerebro y crear una nueva relación entre tú y la comida. La comida va mucho más allá que la simple nutrición. Para muchas personas la comida se ha convertido en una fuente de alegría, confort, des estresante, todo un anfitrión para albergar “buenos sentimientos”. Sin embargo, el comer de más ha creado un montón de sentimientos negativos también. Y lo que resulta es una persona confundida y que abrumado, decide tirar la toalla y continuar con las conductas anteriores.

Las afirmaciones crean nuevas creencias en tu mente y nuevos nexos con la comida. El uso repetido de afirmaciones positivas pueden ayudar a tu mente a convertirse en tu aliado en la batalla del sobre peso

Antes de comenzar usando las afirmaciones para perder peso, necesitas saber algunas cosas. Primero, las afirmaciones solo sirven si las usas con regularidad. Haz un compromiso contigo mismo para repetir las afirmaciones varias veces al día. También, necesitan ser dichas con convicción y emoción. Involucra tu cabeza, tu corazón, y tu espíritu. Después de todo ellos estaban involucrados cuando comías todo eso que te hizo ganar peso.

Tus afirmaciones deben enfocarse a lo positivo. Tus metas acerca de perder peso debes decirlas como si hayan sucedido o estén sucediendo ya. Así que en lugar de fijarte “quiero perder 20 kilos” debes decir “estoy tan emocionado que ya perdí 20 kilos”.

He aquí algunos otros ejemplos:

“Me siento tan contento de estar delgado y saludable”

“Me siento orgulloso de mi mismo por comer alimentos adecuados”

“Escojo comer bien para mi cuerpo”

“Me encanta la sensación de estarme ejercitando”

Puedes usar esos ejemplos mientras ganas puntos en lo que a tus afirmaciones para perder peso se refiere. Mantenlas enfocadas en tiempo presente y positivas.

Quizá ahora te sientas un poco raro y extraño al principio cuando uses esas afirmaciones. Algunas personas no se sienten a gusto porque se miran al espejo y saben que no están en forma y saludables, o quizá saben que no escogen los mejores alimentos para su cuerpo. Si eres una de esas personas intenta usar una de estas variantes:

“Me estoy poniendo en forma y saludable”

“Me siento muy orgulloso de estar en el proceso de comer los alimentos adecuados”

“Me estoy volviendo una persona que escoge los alimentos adecuados para su cuerpo”

“Estoy en el proceso de que me guste hacer ejercicio”.

Estas modificaciones pueden hacer las afirmaciones más creíbles para ti. Cuando crees en tu mismo y en lo que dices, crearas un estado emocional positivo. Y emociones positivas son la llave para hacer que el proceso de las afirmaciones funcione.

Comienza usando afirmaciones para perder peso y te sorprenderás con los resultados. Encontraras en este proceso que es justo el levantón que estabas buscando para llevar tu cuerpo y tu salud por el buen camino.

Encontrando a tu pareja ideal con afirmaciones.

Pueden las afirmaciones ayudarte a encontrar al amor de tu vida? Por supuesto! Usando afirmaciones positivas puedes encuadrar tu mente para atraer a la pareja ideal. Pero existe un proceso especifico que necesitas usar para obtener éxito con este proceso.

El primer paso para crear afirmaciones que funcionen es saber exactamente que es lo que buscas en una pareja. Esto para algunas personas puede resultar difícil. Aunque no deberías practicar en las cosas que no quieres, en este caso es necesario. Necesitas recordar que te hizo infeliz con tus relaciones anteriores.

Este proceso de observar lo “malo” solo se debe de hacer de manera rápida. Recuerda que tus emociones y pensamientos atraen más de lo mismo a tu vida. Así que si tu enfocas en lo negativo todo el tiempo (”no hay hombres decentes en esta ciudad” o “todas las mujeres me quieren controlar”) solo obtendrás mas de los mismo. Toma un pequeño periodo de tiempo (una hora cuando mucho) para escribir exactamente lo que no quieres en una relación.

Durante este ejercicio, puedes pensar acerca de tus relaciones anteriores. No tengas miedo de escribir lo que no te gustaba (por ejemplo “muy pegada a los papas” o “muy obsesionado con los deportes”). Anota los detalles que te molestaron, que te frustraron y que eventualmente hicieron la relación intolerable. Saca todo tu “esto no quiero” de una sola vez.

Aparte de escribir los aspectos específicos de tu interés amorosos pasados, puedes también escribir las emociones que no quieres volver a sentir. Por ejemplo, no quieres sentirte atrapado por tu pareja, o no quieres sentir celos o inseguridad. Recuerda, la relación depende tanto de ti como de la otra persona. Las cosas que no quieras, pueden incluir atributos personales que sientes que necesitas cambiar para poder ser un mejor compañero para tu pareja ideal.

Cuando hayas terminado tendrás la imagen del hombre o la mujer que no quieres, y el tipo de relación que si quieres. Ahora es tiempo de crear a la pareja ideal para ti.

Usando tu lista de las cosas que no quieres, crea una lista con los atributos que si quieres tanto en ti como en tu pareja. Esta “SI quiero” lista se convertirá en la base de tus afirmaciones para tu relación.

Puedes agrupar lo que quieres, o usar afirmaciones separadas para cada cosa que quieres. Debes mantener tus afirmaciones positivamente. Esto significa que en lugar de decir “no quiero estar solo este año” tu afirmación declarara ”tengo una relación saludable que me satisface”.

Incluye ejemplos como estos:

“Estoy atrayendo a la pareja idea para mí en este momento”.

“Estoy en el proceso de quererme más”

“Me estoy volviendo mas y mas leal.”

“Tengo una esposa que anima, exitosa y estable”

Mientras que la mayoría de la gente piensa que las afirmaciones de amor se tiene que enfocar en atributos personales (como confianza y auto estima), esto no es necesariamente lo único. No tengas miedo de usar afirmaciones que tengan puntos específicos acerca de tu pareja. Después de todo cualquier cosa que enfoques en tus afirmaciones será lo que atraigas en tu vida. Si tener una pareja con un determinado tipo de trabajo, o que viva en cierta ciudad es importante para ti, no tengas miedo de mencionar estos atributos en tus afirmaciones.

Sobre todo, toma en cuenta que las afirmaciones toman tiempo en funcionar. Estarás cambiando lo que quieres atraer y eso requiere que cambies tu concentración. Si has estado enfocado a los escenarios negativos durante mucho tiempo, eso hará que te tome un poco de tiempo cambiar tus percepciones anteriores. Así que sigue usando tus afirmaciones base diariamente, y veras cambios.

Si hay algo que une a toda la gente, es la búsqueda de estabilidad financiera.

No hay ningún tema que atraiga más a la gente que abundancia o dinero.

Todos quieren mas, pareciera que nunca hay lo suficiente alrededor y obtener más dinero es el deseo principal de mucha gente.

Manifestar abundancia en tu vida es el proceso de atraer mayor fuentes de ingreso, abundancia y prosperidad.

Usando afirmaciones como claves de este proceso. Las afirmaciones son declaraciones dichas en tiempo presente.

Estas ayudan a reprogramar tu mente, conductas y sentimientos acerca de la abundancia para posicionarte en un mejor lugar para recibirla.

Dinero y abundancia son temas de gran importancia para mucha gente. Y aunque la mayoría lo quiere, muchos dudan de sus habilidades para obtenerlo. El tema del dinero es uno de esos que nos enseñan mucho cuando somos niños.

Cuantas veces no has oído esto:
"El dinero no crece en los arboles”
"No podemos pagarlo”
"Ese tipo de cosas no es para nosotros”
"La gente rica no son buenas personas”
"Él/ella probablemente hizo algo inapropiado para hacerse rico”
"Los ricos solo quieren controlar el mundo”

Declaraciones como esas dichas por tus padres, amigos vecinos, han ido moldeando tus creencias de los que es hacerse rico. Sin embargo sabes que existe gente “buena” en este mundo, pero las cosas que te han dicho afectan tu habilidad para creer que realmente tú puedes crear abundancia

Es de aquí de donde entran las afirmaciones. Las declaraciones previas, y aquellos a los que les gustan, no son otra cosa más que afirmaciones negativas. Igual que las afirmaciones, fueron dichas en tiempo presente y con mucha convicción emocional. Con tantas repeticiones, se volvieron parte del mundo que conoces y entiendes. Y ahora esas afirmaciones te están deteniendo de lo que realmente deseas.

Antes de escribir afirmaciones acerca de tus metas específicas de abundancia (“hacer un millón de dólares por año”) necesitas tomarte un tiempo para trabajar con tu creencia en las afirmaciones acerca de la abundancia. Este tipo de afirmaciones te ayudaran a erradicar las viejas creencias que tenias de la niñez.

Comienza hacienda una lista de actitudes, comportamientos o eventos que se acomoden a lo que crees y crees acerca de la abundancia y la gente rica. Piensa en lo que tus padres te enseñaron acerca de la abundancia (o mejor no poseas eso). Escribe estos enunciados en un pedazo de papel.

Luego, vas a querer tirar cada uno de las declaraciones con las nuevas creencias positivas acerca de abundancia. Por ejemplo, muy al fondo de “el dinero no crece en los arboles” esta el concepto de que la abundancia es restringida y limitada.

Puedes retar eso con tu nueva creencia “El universo tiene mucha abundancia y otros recursos”.
Enfrentando las viejas creencias y conductas acerca del dinero y la abundancia serás libre para buscar lo que realmente quieres.

Si realmente quieres hacer un millón por año pero solo tienes referencias negativas acerca de los ricos, nunca te vas a permitir hacerlo.

Usando estas afirmaciones puedes cavar encima de las creencias que te limitan y remplazarlas con remover todas las creencias que te limitan y sustituirlas con poderosas declaraciones.

La ciencia actualmente esta descubriendo la poderosa conexión entre la salud mental y corporal. Estudio tras estudio ha probado que la conexión cuerpo/mente es extremadamente fuerte. Tu nivel de creencia y fe en tu salud es una de las llaves para una mejor recuperación.

Usando afirmaciones positivas pueden ayudarte a transformar tu cuerpo desde el interior al exterior. Como puede afectar exactamente algo que piensas y dices? Todo eso tiene que ver con la composición de tu cuerpo. Todo a tu alrededor, incluyendo tu cuerpo, es solo energía acomodada en diferentes formas. Todo esta hecho con células, las cuales están hechas de átomos y por ende los átomos son energía.

Psiquiatras han observado por años que los pensamientos y emociones humanas pueden tener consecuencias inmediatas. La energía cambia dependiendo de que la rodea. Tus pensamientos, sentimientos actitudes y conductas pueden todos cambiar la energía que te rodea y la energía que te abarca es tu mejor maquillaje. Sabiendo esto, es posible afectar tu cuerpo con pensamientos y afirmaciones.

Las afirmaciones pueden cambiar tus pensamientos, sentimientos, actitudes y conductas para llevar una vida saludable y hasta sanar desde adentro. Muchos pacientes con enfermedades crónicas han tenido cambios dramáticos usando el poder de los pensamientos positivos. Las afirmaciones te ayudan a pensar positivamente y cambiar el nivel de energía en tu cuerpo y la energía que te rodea.

Usando afirmaciones para cambiar tu salud es un proceso simple relativamente. Esto no significa que pasa de la noche a la mañana, pero es muy fácil empezarlo.

Cuando usas afirmaciones para modificar tu salud, debes concentrarte en como quieres que sea, y no en los problemas que tienes. La afirmación ideal para la salud se dice en tiempo presente:

“Estoy fuerte y saludable”

y no esperanzado en esto:

“Yo quiero estar fuerte y saludable”

Si tienes un estado de salud con el que estas luchando, tomate un tiempo para escribir unas citas para una mejor salud. No te concentres en tu condición, concéntrate en tu recuperación. Una frase simple y efectiva para sanar es “Gracias por mi salud”. Cuando usas una afirmación como esta, no solo estas reconociendo tu condición. Estas consciente de que estas mejorando y en verdad sucede. Tienes fe que tu cuerpo esta sanando y la enfermedad se esta yendo.

No te frustres si no te sientes mejor de la noche a la mañana. Las afirmaciones no surten efecto instantáneamente. Tomara algún tiempo en cambiar tu nivel de energía a través de las afirmaciones.

Considera esto: estamos diseñados para resistir y “pelear” contra los problemas de salud.

Las afirmaciones requieren un tipo diferente de acercamiento. En lugar de luchar, tu estas cambiando tu energía y pensamientos por mejoras. Puede tomar cierto tiempo para superar percepciones pasadas de la enfermedad y salud.

Con el tiempo y aplicación, de tus afirmaciones saludables empezaras a cambiar tu energía a todos los niveles. Conforme empieces a mejorar tu salud a través de afirmaciones positivas, no te olvides de ser agradecido por la recuperación… así puedes atraer mas salud a tu vida.

Los 3 grandes errores de las afirmaciones

Si has leído acerca del poder de las afirmaciones y estas tratando de ponerlas en práctica para ti, puede que te estanques cuando veas que los resultados no de manifiestan de manera instantánea. Tienes que recordar que mejoría auto-impuesta requiere de cierta paciencia. Pero existen cinco errores específicos que puedes estar haciendo en tu proceso de afirmaciones y estos retardan el éxito. Una vez que distingas estos errores, encontraras que los deseos vienen a tu vida más rápido y sin problema.

El primer error es no pasar tiempo suficiente tratando de encontrar que es lo que realmente quieres. Las afirmaciones son declaraciones positivas dichas en el presente para metas a futuro. Funcionan mejor cuando son muy específicas. Con afirmaciones tienes la increíble oportunidad de declarar exactamente lo que quieres y entonces obtenerlo.

Sin embargo mucha gente, por diversas razones, tiene problemas para definir lo que quieren en verdad. Han vivido por tanto tiempo con menos de lo que ellos merecen por las obligaciones o creencias religiosas o problemas de autoestima que difícil definir lo que quieren por ellos mismos. Si eres una de estas personas, debes de saber que está bien querer tener prosperidad, abundancia y felicidad. Que seas feliz no va a hacer que alguien más sufra

Para definir claramente lo que quieres, primero mira hacia las cosas que no quieres en tu vida. Comienza con una lista de “no quiero esto” y escribe tanto como puedas al respecto. Si pudieras diseñar tu vida exactamente como la quisieras… de que te desharías? Una vez que has terminado esa lista, tendrás una mejor idea de lo que quieres. Serás capaz de escribir afirmaciones personales y especificas.

El siguiente error que la gente comete es, no decir las afirmaciones junto con emociones positivas. Tienes que emocionarte de tus afirmaciones. Mientras lees tus afirmaciones tienes que irte emocionando más y más con la idea de que esos deseos se presentaran en tu vida. Las afirmaciones son parcialmente solo palabras. La otra parte del proceso son los sentimientos involucrados.

Si solo te paras frente al espejo durante unos minutos y sencillamente lees las afirmaciones, no te estás emocionando. Eso puede ser porque desde que las escribiste no te emocionaron. Si es ese el caso, re escríbelas y declara lo que realmente quieres

Puede que necesites también tomarte un momento antes de iniciar con la realización de las afirmaciones para lograr un estado mental positivo. No es necesario que seas positivo en los aspectos específicos de tus afirmaciones; solo necesitas ser positivos acerca de las metas. Piensa en tu mejor amigo, tu amor, un cachorro jugando, la risa de un bebe, visitar un parque de diversiones, recordar un buen momento… lo que sea que necesites! ponte de buen humor, y entonces practica las afirmaciones

Finalmente, las afirmaciones necesitan que creas en ellas. Si solo pasas tiempo diciendo tus afirmaciones en voz baja, en tu cabeza eso significa “esto nunca va a suceder” estas venciendo el propósito. La resistencia, en forma de duda, siempre limitara tus deseos. Si durante tu sesión de afirmaciones tienes una pequeña voz negativa, necesitaras entonces trabajar para remover esa resistencia

Puedes quitar la resistencia removiendo las dudas. No importa si en tu deseo hay cientos o miles de gentes llegando a la misma meta de manera exitosa. Toma tu tiempo para evaluar cualquier creencia limitante que estén dando esta resistencia. Creencias limitantes son declaraciones como “no puedo empezar un negocio porque soy muy viejo” o “no puedo estar en una relación en este momento porque tengo que perder peso”. Cuando tienes estas creencias, pregúntate si es posible que otras personas con circunstancias similares sean capaces de alcanzar lo que tú quieres.

Agrega una palabrita a tus afirmaciones para un gran impacto.

Las afirmaciones son la piedra angular de cualquier intento de auto mejora.

Cuando usas las afirmaciones correctamente, básicamente reprogramas tu mente para el éxito.

La repetición de frases positivas te ayudara a crear pensamientos, sentimientos y acciones que necesitaras para poder hacer realidad tus metas.

Sin embargo, muchas personas expresan mal sus afirmaciones sin siquiera darse cuenta! Eres uno de ellos?

El mayor problema con las afirmaciones es que necesitan ser dichas en tiempo presente en forma positiva y con mucha creencia.

Por ejemplo, en lugar de decir “no quiero estar obeso” tu afirmación debe ser “estoy en forma y saludable”.

Tradicionalmente, deberías repetir “estoy en forma y saludable” varias veces al día. Con el tiempo comenzaras a atraer circunstancias, actitudes y comportamientos que harán realidad esa meta.

Sin embargo, mientras miras al espejo repitiendo “estoy en forma y saludable “quizá experimentaras un poco de duda.

Tu sabes que no estás en forma y saludable (después de todo, miras al espejo y puedes verlo). Así que mientras repites la frase positiva, te sientes mal contigo mismo y con todo el proceso.

No es ninguna sorpresa que muchas personas dejan de usar las afirmaciones muy rápido una vez que comienzan. Se sienten tontos y no ven ningún progreso en sus metas. Sin embargo no es que la afirmación este mal. Es el humor con el que dices las cosas lo que puede ser la llave en el proceso.

Los sentimientos son una parte muy importante cuando se dicen las afirmaciones, y quitar las dudas al respecto es importante. Existe una palabrita que puedes agregar a cualquier afirmación que creara sentimientos positivos, y producirte resultados más veloces.

La palabra es “convirtiendo”. En lugar de decir “estoy en forma y saludable” deberás afirmar “me estoy convirtiendo en alguien en forma y saludable” en lugar de “soy millonario” dirás, me estoy convirtiendo en millonario”.

La palabra “convirtiendo” quita las dudas de la ecuación. Mientras tu consciente fácilmente puede burlarse ante la idea de que estas en forma y saludable, cuando obviamente no lo estas, eso puede ser discutido con la idea de que te estas “convirtiendo” en alguien en forma y saludable. De la misma manera se puede aplicar a otras afirmaciones.

El agregar la palabra “convirtiendo” te permite recordar la parte positiva de la afirmación. También puedes intentar agregando la frase “estoy en el proceso de…” al comienzo de tus afirmaciones

“Estoy en el proceso de conseguir a la pareja perfecta”

“Estoy en el proceso de comenzar un negocio exitoso”

“Estoy en el proceso de convertirme en alguien más enfocado a los spiritual”

Esas modificaciones te ayudaran a aceptar que la modificación es verdad, y esto aumentara tus emociones positivas. Entre más emociones positivas agregues a tus afirmaciones, mas pronto estas vendrán.

Tips para escribir afirmaciones positivas

Las afirmaciones positivas son mucho mas que simples declaraciones que se repiten y “que se creen dentro”. Cuando usas afirmaciones de forma correcta, estas pueden literalmente trasformar tu vida. Si has escuchado acerca de que las afirmaciones y pensamientos eran tontos, absurdos o realmente estúpidos, es probable que hayas sido expuesto a la cultura pop que tiene mucha inclinación a esta práctica.

Las afirmaciones positivas son una manera simple de tomar control en el proceso que ha venido ocurriendo desde que naciste. Las afirmaciones son declaraciones que son repetidas constantemente. Por encima de lo que tú piensas, esta la manera en la que actúas. Todos esos factores contribuyen al resultado que ves ahora en tu vida.

Aunque practiques o no afirmaciones de manera formal, las has experimentado desde que eras pequeño. Has estado expuesto a condicionantes por parte de tus padres, de la sociedad incluso tu mismo por mucho tiempo. Cada vez que repites una declaración con sentimiento y convicción se convierte en parte de la forma en la que entiendes el mundo. Hasta este punto, no has tenido control de este proceso.

Estas afirmaciones “inconscientes” pueden tener su origen en mensajes que recibiste de tus padre o de compañeros a los largo de tu crecimiento. Estos mensajes los has interiorizado y se convirtieron en parte de tus creencias de manera constante. Por ejemplo, quizá de niño te dijeron que no eras inteligente. Con el paso del tiempo lo interiorizaste y se convirtió en una afirmación negativa para ti. En cualquier momento en que tengas una experiencia que te haga sentir tonto, repites esa afirmación negativa. Y comienzas a creer que no eres listo, y donde sea que estés ves “evidencia de eses hecho

Sin embargo, afirmaciones positivas que implementas tú mismo pueden deshacer mensajes que has recibido en el pasado. Existen unas claves básicas para escribir afirmaciones positivas que pueden tener mayor impacto y que triunfes:

1.- Mantén tus afirmaciones en el lado positivo todo el tiempo! incluso si quieres quitarte un mal habito o pensamiento, necesitas reacomodar esa afirmación hacerla positiva. En lugar de decir “no quiero tener estas cuentas” puedes r lo contrario ” puedes decir lo contrario, intenta “el dinero fluye hacia mi sin reservas” o “mi cuenta de banco está siempre llena”

2.- Realiza tus afirmaciones como si están estuvieran ya ocurriendo en tu vida. lo que quieres es activar los pensamientos que te guiaran hacia la manifestación inmediata de tus deseos.. No en el futuro, lo que permanecería fuera de tu alcance. Usa “estoy en el proceso de encontrar a mi alma gemela” o “estoy atrayendo a mi alma gemela”, en lugar de afirmaciones a futuro

3.- Si tienes problemas para mantenerte positivamente, has una lista de las cosas que no quieres y comienza desde ahí. Definitivamente sabes que es lo que no quieres! Así que usa esa lista para saltar de este punto.

4.- No intentes abarcar muchas cosas en una sola afirmación. Enfoca cada afirmación a una sola idea

Siéntete libre para revisar y re escribir las afirmaciones de vez en cuando. La repetición es la clave para que las afirmaciones funcionen, pero afirmaciones en las que no crees no son efectivas. Evalúa tus sentimientos después de usar una semana tus afirmaciones y remplaza todo aquello con lo que no estés a gusto.

Muchas personas han escuchado de las afirmaciones antes.

Quizá habrán escuchado también que las afirmaciones son la base para muchas técnicas de auto-mejoras, y a pesar de esto, muy pocas personas en la actualidad usan las afirmaciones.

Eres una de ellas?

Las afirmaciones son importantes, pero frecuentemente subestimados cuando la persona encuentra un nuevo camino de auto-mejora.

Esto es un poco triste porque las afirmaciones pueden darle un gran giro a tu vida y tus metas.

Con el uso inadecuado de las afirmaciones, puedes verte avanzando en círculos sin ver ningún progreso.

Las afirmaciones se definen como Creencias Positivas, Declaraciones o Juicios.

Cuando estableces una afirmación, estás haciendo esa creencia funcionar como verdadera.

Las afirmaciones funcionan mejor cuando son usadas constantemente, de preferencia diario.

Es una sugerencia que expreses tus afirmaciones en tiempo presente y uses palabras positivas.

Las afirmaciones que usan palabras como “NO” y otros términos negativos son contra productivos.

Así que en lugar de afirmar “no quiero pagar esas cuentas” deberías afirmar “tengo dinero suficiente para todas mis necesidades”

Muchas personas se resisten a usar las afirmaciones por que no pueden entender como el hecho de repetir una y otra vez esas frases cambiara sus vidas.

Si sientes que eso aplica a ti, tal vez no entiendas cómo funciona el proceso de las afirmaciones

Las afirmaciones son solamente una parte del rompecabezas cuando se trata de mejorar. Cuando te preparas para hacer grandes cambios en tu vida, ya sea financiero, físico, emocional o espiritual, tú decides las metas para ti mismo.

Estas metas son resultados que quieres en tu vida.


Puedes querer una mejor carrera, una relación que te llene, más dinero in el banco o una conexión espiritual más cercana.

Todos estos son resultados que puedes alcanzar… pero tienes que recordar que son solo resultados

Los resultados no vendrán sin el resto del proceso.

Los resultados que experimentas ahora en tu vida provienen de pensamientos, sentimientos y acciones previas.

Así que para poder cambiar los resultados, necesitas cambiar tus pensamientos, sentimientos y acciones.

La primer llave en este proceso es cambiar tus pensamientos (lo cual te lleva a cambiar tus sentimientos y acciones).

La mejor manera de transformar tus pensamientos es usando las afirmaciones.

Tu “monologo interno” tiene un efecto profundo en tu vida.

Tus pensamientos encuadran la manera en que experimentas los eventos y las relaciones a tu alrededor.

Si eres una persona pesimista que siempre está buscando lo peor en todas las cosas y personas, tus emociones y sentimientos seguirán esa misma ruta.

Cualquier auto -mejoría, requiere que cambies la manera en que piensas, tus pensamientos negativos no vinieron de la nada.

Estas actuando por habito como resultado de repetir los patrones y pensamientos negativos muchas veces.

Las afirmaciones y su uso repetido, te ayudaran a romper ese hábito de pensar negativo

Cuando usas afirmaciones constantemente, tus pensamientos, humor y acciones comenzaran a cambiar.

Si piensas que el alcanzar el éxito y el auto mejora es como alguien que trata de dar al blanco con un arco, entonces las afirmaciones son la parte que apunta en ese proceso.

Si el arquero no se toma el tiempo para apuntar correctamente la flecha con el arco y él o ella fallara.

Las afirmaciones te ayudan a dirigir tus sentimientos y acciones con lo cual puedes obtener los resultados que quieres.

Mothman , El hombre polilla | VCN

... de un humanoide de gran estatura vestido de negro y dotado de dos enormes alas… una criatura espeluznante y singular donde, por si esto ...


Fulguritas, las huellas de los rayos | VCN

... Pueden haber impresionantes tubos retorcidos de intenso color negro, también verdes, de tonalidades bronce e incluso de maravillosos ...


La civilización helénica de la Grecia antigua | VCN

... La flota mandada por Pausanias tomó Bizancio, abriendo el paso al mar Negro, y las islas de Quíos, Lesbos y Samos se unieron a la Liga ...