Hatsune Miku no es un holograma 3D real

Hatsune Miku no es un holograma 3D real
Hatsune Miku en concierto
Se supone que esta estrella adolescente virtual tiene 16 años de edad y mide cinco pies dos pulgadas de alto, le gusta cantar y bailar ... 

Pero los responsables de su estrellato han dado pocos detalles de su " personalidad " a los miles de seguidores que ha cosechado este ingenio de la tecnología.

 La entidad virtual que vio la luz por primera vez hace tres años, gracias a la compañía Crypton Media, llena estadios completos en Japón, sus muchos seguidores  siempre ávidos de presenciar sus talentos para cantar y bailar su pegajosa música pop.

Hatsune Miku, a pesar de su folclórica personalidad, en realidad representa una fusión de avanzados recursos tecnológicos, innegable es que es algo nuevo y digno de admirar el trabajo desarrollado para darle " vida ",entre ellos el software Vocaloid, a través del cual sintetiza letras y melodías.

Junto con el Vocaloid así como diversas técnicas de     imágen tridimensional   generada por computadora, en combinación con recursos cinematográficos e incluso con algunas "mañas" utilizadas en videojuegos, es que se le da vida a Hatsune Miku y su demás amigos.

El holograma 3D es algo más que imágenes que se abalanzan en una sala de cine contra filas de espectadores con gafas tintadas.

Y más que las nuevas generaciones de televisores, que hacen saltar los objetos fuera sus pantallas, sin necesidad de gafas. Una de las facetas que más recorrido tiene en el ámbito de las tres dimensiones son los hologramas, representaciones con volumen, a luz y color, que pueden ser observados desde múltiples puntos de vista.

El objetivo de un holograma es crear en quien lo esté viendo la ilusión de realidad hasta el punto de poder rodearse sin que ello menoscabe la credibilidad de la proyección.

No es una imagen emitida sobre una superficie plana, que muestra cierta profundidad en una dirección al sobresalir de la pantalla.

En un holograma la pantalla no sirve como soporte de la imagen sino que extiende su función de proyector.
 
Hatsune Miku, que causaba furor en Japón. Según muchos de ellos se trataba de un holograma que cantaba y bailaba, y en los noticiarios de televisión se mostraba un vídeo de un concierto donde veíamos una animación por ordenador de una chica con estética manga, bailando en un escenario, y aclamada por el público.

Las alarmas saltaron inmediatamente en mi cabeza. ¿Un holograma? Precisamente hacía unas semanas, había aparecido en los medios otra noticia, sobre un sistema que permitía transmitir y refrescar una imagen holográfica cada 2 segundos, lo que era un avance extraordinario.

Hatsune Miku no es un holograma 3D real
Entonces ¿cómo era posible que en unos días, se haya pasado de un refresco de 2 segundos y una calidad de imagen bastante mejorable, a una animación perfecta?

Pues fácil, no era posible.

Lo primero que hay que tener muy claro es qué es un holograma. Un holograma es una imagen tridimensional real. ¿Qué quiero decir con «real»?

Pues que parezca un objeto que está realmente ahí, de forma que si me muevo alrededor de la imagen, la puedo ver desde varios ángulos. Fijate que esta característica no aparece por ejemplo en la proyecciones 3D tan de moda ahora.

Aunque se crea una ilusión de profundidad bastante real (haciendo que cada ojo vea una imagen ligeramente diferente), si nos desplazamos no podremos ver otros ángulos.

Si un personaje mira a la cámara, parecerá que nos mira a nosotros, no importa dónde estemos. Con un holograma, sin embargo, si un personaje nos mira, al movernos alrededor de él dejará de mirarnos.

Entonces ¿qué era exactamente lo que se veía en el concierto? Pues no era más que una proyección convencional, sobre una pantalla transparente, situada en el escenario, entre los músicos y el público. Si ves con atención un vídeo de ella, puedes comprobar que se ve el público parcialmente reflejado en dicha pantalla.

En algún plano, se ve el borde de la misma y la propia luz del proyector. Se aprecian sobre todo en los planos generales con mucha iluminación (como el que hay a los pocos segundos del inicio).

La animación en sí estaba hecha por ordenador, y según se indicaba en algún medio, el movimiento del personaje fue previamente capturado de una persona real.

Hatsune Miku no es un holograma 3D real 2

Lo que se ve no es un holograma.
Lo gracioso es que con toda la atención centrada en el personaje infográfico y su errónea clasificación como holograma, lo más interesante de la noticia (al menos para mí) pasó desapercibido. Resulta que la voz de Hatsune Miku no es real, es decir, no hay una cantante que ponga la voz al personaje (como sucede en las películas de animación).

Quien «canta» es un software de síntesis de voz llamado Vocaloid.

La voz no es es totalmente sintética, ya que se usan muestras de voz de una actriz de doblaje japonesa llamada Saki Fujita, pero el resto del trabajo (componer palabras, frases, y darles la entonación adecuada) lo hace el software, de forma similar a como funcionan los sintetizadores (instrumentos) modernos.

Miku se ha convertido en una cantante que ya tiene un club de fans, en la página de Facebook y ha puesto en marcha "su" propio sello discográfico.

En tanto, también ha aparecido en varios episodios de populares programas de televisión de anime japonés.

Es más, en marzo de 2010 tres placas de metal grabadas con la imagen de Hatsune Miku fueron colocadas a bordo de nave espacial japonesa Akatsuki y fueron enviadas al espacio después de una petición a nivel nacional con más de 14.000 firmas que así lo exigían.

Hatsune Miku no es la única actriz digital en Japón .....  conoce a Eguchi Aimi

El futuro es hoy. Una famosa actriz japonesa resultó ser en realidad una animación computada creada a basa de diferentes imágenes digitales de otras chicas dando así la posibilidad de que Eguchi Aimi sea teóricamente real.

Hace unos días estaba hablando con una amiga sobre el avance de la tecnología, sobre todo en lo referente a lo digital, luego haber estado viendo algunos vídeos y películas de animación digitalizada. A uno no le deja de sorprender por ejemplo lo reales que son las texturas de las animaciones aunque todavía uno puede diferenciar lo digital de lo real... hasta ahora.

Esto me hizo recordar la película de ciencia ficción S1mOne (Simone), en donde un director de cine se ve obligado a reemplzar a su actríz principal por otra, y al no encontrar nadie que quiera  trabajar con él se basa en un Software de simulación de personas para crear a su actriz  virtual a quien llamaría como el programa en si Sim One (simulación de uno).

Tal es el éxito que tiene dicha creación virtual que fue ganadora de premios como la mejor actriz, pero todo saldría a la luz luego de que las personas reclamaran verla en vivo.

La realidad virtual, la excelente calidad y realismo que hoy podemos ver en los vídeo Juegos y el constante avance de la tecnología hizo que pensara que prontamente ya no serán necesario los actores reales para la creación de películas y entretenimiento audio visual.

Más allá de esta reflexión un tanto "volada", qué tan lejos estamos de S1mOne ?

Pues bien, hasta hace unos días creo que estábamos un tanto lejos ya que, como dije anteriormente, uno podía ver la diferencia entre lo real y lo virtual... hasta que apareció Eguhi Aimi.

Eguhi Aimi

Como no podía ser de otra manera Eguchi Aimi es japonesa, no solo por el nombre en si, sino que los avances tecnológicos siempre suceden en Japón.

Eguchi Aimi es una integrante más de  una banda de pop japonesa llamada AKB48, algo así como las Bandanas argentinas, una creación resultante de un concurso de jóvenes talentos.

Eguhi Aimi. 3
"Eguchi Aimi aparentaba ser un miembro más de una banda de varias jóvenes llamada AKB48, que tiene millones de fans, es famosa, y tiene a cientos de miles de hombres dispuestos a casarse con ella. Sin embargo, la actriz no es real.

Para la gran sorpresa de los japoneses, se reveló que Eguchi Aimi en realidad es un personaje virtual, cuya apariencia es en realidad una mezcla de otras 6 componentes de la banda."
El misterio fue develado , y tal como sucedió en la película que menciono, salió a la luz tras las sospechas de muchos fanáticos y curiosos dado que Eguchi Aimi, era la única integrante que no se presentaba en público.




Aimi solo había aparecido para la edición japonesa de Playboy (aunque usted no lo crea) y en un anuncio de helados de la marca Gilco.

Audismo ¿qué es eso? vivir un mundo más calladito | VCN

 ... Noté que en muchos de ellos se repetía constantemente una palabra: “audismo”, pues para nosotros el mundo esta lleno de sonidos , pero ...


Elefante repite palabras en coreano | VCN

 ... Koshnik, un elefante asiático de Corea del Sur, es capaz de pronunciar palabras en coreano como 'sí', 'hola' y 'siéntate', fácilmente ...


Frases Célebres de Vicente Ferrer ,Misionero jesuita | VCN

 ... La acción es una oración sin palabras , La acción buena contiene todas las filosofías, todas las ideologías, todas las religiones ,La acción ...

Creative Commons Atribución-CompartirIgual 2.5 Unported. (CC BY 3.0 )☺