El Gusano Conquistador

El Gusano Conquistador
Edgar Allan Poe. El poeta maldito, el escritor de lo macabro, el genio de la ciencia y el precursor de las novelas de detectives…

La estela de su leyenda sigue presente en la actualidad gracias a sus obras inmortales, y también, por ese espíritu donde lo trágico se mezclaba con lo romántico perfilando esa figura que siempre nos ha sido tan atractiva.

Puede que tú también seas uno más de sus millones de admiradores, personas que recuerdan que cada 19 de enero se cumple un año más del aniversario de Edgar Allan Poe. 

Lo que es posible que no sepas es que desde que se cumplió el centenario de su muerte en 1949, alguien ha ido dejando año tras año en su tumba, un pequeño y curioso tributo para honrar su memoria: tres rosas y una botella de coñac.
Edgar Allan Poe “Toaster”

La tumba de Edgar Allan Poe se encuentra en Maryland, Baltimore, Es una losa más bien sencilla en la que se halla un cuervo esculpido, ese símbolo que más identifica su obra gracias al famoso poema con el mismo nombre, “The raven“.

Son muchos los testigos que han podido ver año tras año, una figura vestida de negro abriéndose paso en las madrugadas del 19 de enero, su objetivo, dejar tres rosas y una botella de coñac en la tumba del escritor y periodista. 

Hay años en que varios equipos de las televisiones locales aguardan estratégicamente escondidos en el cementerio con el fin de “cazar” a ese personaje, pero nunca han podido dar directamente con él, no hay más testimonios de extrañas fotografías con sombras difusas… pero lo que sí queda claro son esos elegantes regalos que descansan al pie de la tumba de Edgar Allan Poe por las mañanas.

La prensa piensa que no se trata de una sola persona, alguien que desde 1949 tomó la decisión de realizar esta peripecia de tintes románticos, según explican se trata varias personas unidas por un mismo fin y una misma admiración a los que denominan coloquialmente como “Poe Toaster“.

El Gusano Conquistador
Esta lloviendo a cántaros aquí e mi ciudad , el Internet esta lerdo , y me dispongo a leer algo ...no pude evitar la tentación de compartir un pedacito con ustedes.........

 Fragmento El Gusano Conquistador de Poe

¡Mirad! ¡Es noche de fiesta
dentro de estos últimos años desolados!

Una muchedumbre de ángeles alados, ataviados
con velos, y anegados en lágrimas,
está sentada en un teatro, para ver
una comedia de esperanzas y temores,
mientras la orquesta a intervalos suspira
la música de las esferas.


Los mimos, hechos a imagen del dios de las alturas,
musitan y rezongan por lo bajo,
y corren de acá para allá –

Puros muñecos que van y vienen
al mando de vastos, informes seres
que cambian las decoraciones de un lado a otro ....
sacudiendo de sus alas de cóndor el invisible infortunio.

¡Oh, que abigarrado drama! - ¡Ah, estad ciertos
de que no será olvidado!
Con su fantasma perseguido, sin cesar, cada vez más,
por una muchedumbre que no puede pillarlo,
cruzando un círculo que gira siempre
en un mismo sitio.
Y mucho de locura y más de pecado
y horror son alma del argumento.

Pero mirad: entre la música barahúnda
una forma reptante se introduce,
un ser rojo de sangre que viene retorciéndose
de la soledad escénica.
¡Se retuerce! - ¡Se retuerce! – con mortales angustias,
los mimos se toman su pasto,
y los serafines sollozan ante los colmillos de aquella sabandija
empapados en sangraza humana.

¡Desaparecen – desaparecen las luces – desaparecen todas!
Y sobre todas aquellas formas tremulantes
el telón, paño mortuorio,
baja con el ímpetu de una tempestad.
Y los ángeles, todos pálidos, macilentos,
se levantan, se quitan los velos, y afirman
que aquella obra es la tragedia del hombre
y su protagonista el Gusano conquistador.

Edgar Allan Poe


Otros temas interesantes en  Vida cotidia nitica